La mejor mamá del mundo.


Tengo a veces deseo de ser nuevamente un chiquillo, 
y en la hora que estoy afligido volverte a oír. 
De pedir que me abraces y lleves de vuelta a casa, 
que me cuentes un cuento bonito y me hagas dormir. 
(Lady Laura_ Roberto Carlos)


     Yo tenía la mejor madre del mundo. Este es el tercer día de las madres que paso sin ella, huérfana, en la más brutal de mis necesidades. Jamás creí que necesitaría tanto a mi madre y que la echaría tanto de menos, porque siempre he sido muy "zaboría" para los afectos (no pongas caras es la verdad). La felicidad que me aporta también ser madre, en días como este se queda eclipsada por el dolor y la falta de la mía, que aún me supera. 

     El jueves pasaron dos cosas, una que mi Lucy, que en ciertas cosas no puede ser más clavadita a su puñetera madre... tan impaciente, me dio su regalo: una taza que reivindica que es digna hija de su madre y (.) jejeje... y dos subrayadores de marca de esos que yo nunca compraría por su precio. Y que según ella, dice que son la solución a mi problema, porque yo no he visto más subrayador que llevo comprado en los chinos desde septiembre. Y dos, que un rato después de mi regalo, me llamó mi hermana que tenía una emergencia y debía mandarme los niños para que los tuviera hasta el día hoy. Lo primero que pensé es que no iba a pasar huérfana otro domingo primero de mayo y que ese era mi segundo regalo. 

     Anoche, pasadas las doce me dormí con la benjamina de mis sobrinas, de ocho meses contra mi pecho y con mi sobrina primogénita cogida de la mano como también hacía cuando su mamá era pequeña y compartiamos cuarto. Mi Carolina me dijo: "tita no me quiero dormir", le pregunté porqué y me respondió: "Porque y si me duermo y tengo una pesadilla mala qué pasa". Le dije: "Si tienes una pesadilla mala yo te despertaré" y se me quedó mirando en la penumbra con sus ojitos brillantes iluminados por la luz que entraba al dormitorio desde el salón. "Tita y si no me despierto qué pasa" Le sonreí y le dije: "Duérmete que si no te despiertas entraré en tu pesadilla y a todos los malos que estén les voy a patear el culo" Dio una carcajada, me estiró la mano y se la agarré con la mía instintiva. Me dijo: "No me sueltes la mano tita hasta que no me duerma". "Vale, duerme tranquila cariño, no te la voy a soltar en toda la noche".

     Por muy tierna que parezca la escena ya te digo que yo no tengo paciencia ni pa' pegar un sello con los niños. De hecho, ni me gustan, es la verdad. Pero yo les gusto a todos, no sé qué coño verán en mi. Y tampoco entiendo como mi hermana confía en mí para dejarme a los suyos encargados. Porque lo digo muy en serio, soy un desastre de madre. La mía no me pasó esos genes y ese talento innato de madre que poseía. Quién sí que lo ha heredado es mi "orejas" mi Marichu. Sé que hay quien piensa que está como un puto cencerro por tener cuatro hijos (el mayor cumplirá seis años en junio) sin tener una situación familiar estable, un buen trabajo y en fin... teniendo poco más que mierda en las tripas como solemos decir aquí en el Sur y muchas horas de currelo en su costillar para sacarlos adelante. La sociedad actual no está preparada para tener hijos, hemos dejado a un lado esa faceta de la mujer. Tenemos lo que nos hemos buscado, letras que pagar, carreras sin metas a ningún destino y agobios por millares que nos roban la paz... y acaso un chucho... o un gato, que abandonamos cuando nos hartamos. Mi hermana tiene todo eso... y además cuatro hermosos hijos. Y cuando ves la sonrisa de la pequeña Sacramento (Mentito que la llamo yo cuando no me escucha su mamá) te das cuenta que los hoyuelos en las mejillas y la curvatura de las comisuras de su boca tienen un poder tan indescifrable y poderoso que te hacen sentir la persona más fuerte y afortunada del planeta. Las mamás de familias numerosas deben ser todas una locas del cencerro, pero no me cabe duda que son las mamás más felices de este puñetero mundo lleno de egoísmo. 



     Nena, gracias por confiarme a tus hijos conociendo mis carencias. Gracias por compartir conmigo lo más grande que tienes y lo más valioso. Gracias por tu impresionante ramo de flores, tan exclusivo, único e insuperable que ninguna otra madre del mundo puede tenerlo más que yo. Eres el amor de mi vida y lo sabes. Y lo que siento por ti no lo siento por más nadie. Gracias por mantener el coraje de mamá imperecedero, por la integridad y la lucha que cada día tienes, por ser el motor que me empuja a arrancar cuando no lo deseo y el ejemplo siempre vivo de la mujer que me dio la vida. Porque eres la mejor madre del mundo. ¿Te enteras? Leelo bien. Tú eres la mejor madre del mundo. Que nadie te haga dudar jamás de ello, ni las opiniones de los demás, ni las circunstancias, ni la vida que a veces dimite de ser aliada y nos pone zancadillas unas tras otras. Tú puedes con todo. Eres la hembra dominante, eres la madre perfecta. Eres el orgullo de tu hermana mayor y quien cada día me inspira con su fortaleza y su ejemplo a mejorar mi propia maternidad. 



Safe Creative #1904240743767




Entradas más vistas en los últimos 30 días.

OBJETIVO 22 DE JUNIO: El momento perfecto.

#VDLN 35: De sangre.

#VDLN 36: Mujeres.

#VDLN 34: La Diosa del Pop... y las dancing Queens.

The Twilight Zone: The Lonely.

Confianza.

Un día cualquiera.

Donde el instinto te lleve...