De 13 a 16 van 3.



Faltan tres días para mi 43 cumpleaños y hoy hace nueve meses que murió mi madre. Estos días la tristeza se me dispara y cobra vida propia en mi pensamiento.
Me hace preguntas crueles. Tales como si coinciden fechas con mi gestación de aquellos días. Puede ser.

Cuatro décadas después mi madre me vuelve a dar a luz.
Es mi primer año sin ella y estos nueve meses han sido a cada cual que van llegando más difícil de aceptar. Se me fue en el peor de los momentos. Cuando más vulnerable me siento y peor estoy de salud.

Esta vez no daré ni un paso más atrás cuando el sufrimiento me intente aplicar una técnica de K.O.
Se acabó el tiempo de preparación. Voy a salir al mundo y voy a gritar a pleno pulmón.
Todos tenemos una Lady Laura a la que añoramos en noches frías de Enero.

Nadie estará allí para nosotros, ni siquiera una madre rolliza para reconfortarnos con sus pechos. O sí, puede que sí... Claridad de la muerte, tu leche rebosa en mis labios como un seno de lactancia maltratado, al hartazgo de las noches y los llantos. 
A lo lejos, en el interior de un regazo, la redondeada esperanza, el latido apremiante de un corazón a través de la acuosa placenta. Llega, y nadie puede consolarnos del terrible dolor de nacer.  (c) Raúl Rodríguez.


Yo lo tengo decidido, 3 días más y el parto será definitivo.



Entradas más vistas en los últimos 30 días.

La anécdota del día.

Entre el honor y el valor... me quedo contigo.

Siete.

OBJETIVO 22 DE JUNIO: ¿Qué demonios me pasa?

Transparencias.

OBJETIVO 22 DE JUNIO: Al lío...

VEN A CONOCER MI NUEVO BLOG (Clik en la imagen)