Padre Pío, tú y yo en comunión.

    

      Es un titulo raro para un pots, podría interpretarse de muchas maneras, lo se, pero me cuesta tanto canalizar tantos sentimientos en un pots, más en un breve titulo. La tarde noche del martes pasado hubo en Cáceres una conferencia sobre el Padre Pío, en la cual hubo además de misa, veneración a uno de los mitones que protegieron las manos estigmadas del Santo. Mi amigo Bruce ya me lo comunicó con antelación como suele hacer con muchos acontecimientos que conoce y difunde entre sus amistades. No es que fuera una distancia imposible de flanquear, pero mi situación personal no me lo permitía.  
     Tengo que confesar que hay algo de este Santo que me llega y no se explicar, pienso en él, en sus manos y siento una energía que no sabría definir. Se lo confesé a mi amigo y la impotencia de no poder ir a venerar ese "guante" impregnado con la sangre de un signo tan importante como son los estigmas.  Las palabras de mi amigo fueron: Oye pide al Padre Pío hoy por eso (él conoce algo que me está causando una dura prueba en mis días, le había referido como me sentía y mi miedo a perder el Norte) y todo lo que necesites. Dile que le envías a alguien a venerar su reliquia por que tú no puedes. Él sabrá que soy yo y ademas yo se lo recordaré. Te escuchará. Te lo garantizo. Calma mujer! Esas fueron sus palabras textuales y y me llegaron de un modo especial. Porque era calma lo que necesitaba, en pleno tiempo Pascual, no me encuentro, ando a la deriva revolcada por mi pecado y por mi impotencia frente a él y la alegría del Resucitado no la encuentro entre tanta inquietud. Cuando me llegó el correo de Bruce con el programa de la Divina Misericordia, al leer la actividad del martes me invadieron las frase del Padre Pío, especialmente esta:

Ten por cierto que si a Dios un alma le es grata, más la pondrá a prueba. Por tanto, ¡Coraje! y adelante siempre.

 Y me invadió la tristeza de mirar mi alma tal como yo la veo, pequeña, sucia, impotente, impaciente, inquieta, desesperada. Así que las palabras de mi amigo más me llegaron recordándome esa calma a la que el Padre Pío tanto hincapié hizo en vida.

Guardad en lo más hondo del espíritu las palabras de Nuestro Señor: “A fuerza de paciencia, poseeréis vuestra alma”. 

 Por los golpes reiterados de su martillo, el Artista divino talla las piedras que servirán para construir el Edificio Eterno.

Puede decirse con toda justicia que cada alma destinada a la gloria eterna es una de esas piedras indispensables. Cuando un constructor quiere levantar una casa, debe ante todo limpiar y nivelar el terreno; el Padre celestial procede de igual manera con el alma elegida que, desde toda la eternidad ha sido concebida para el fin que El se propone; por eso tiene que emplear el martillo y el cincel. Esos golpes de cincel son las sombras, los miedos, las tentaciones, las penas, los temores espirituales y también las enfermedades corporales. Dad pues, gracias al Padre celestial por todo lo que impone a vuestra alma. Abandonaos a Él totalmente. Os trata como trató a Jesús en el Calvario.

     ¡Qué error! Lo que el alma toma por abandono es un favor insigne. Es la transacción de lo inteligible a la duración contemplativa, a la que uno no llega sino purificado. - Si el hombre pudiera comprender que su imposibilidad de fijar su imaginación en un punto determinado se debe al retiro de la luz sobrenatural!. Pero pronto una nueva luz anima la meditación y la vuelve eficaz. - Ah, si el alma pudiera saber que Dios, al apartarse, infunde al mismo tiempo una más pura claridad en el intelecto, la claridad que la hace más apta a las cosas divinas, por encima de lo discursivo, en la visión directa, y absolutamente exquisita, delicada, inefable. Se me objetará si esa luz es a tal punto mejor, el alma debería, con sus poderes multiplicados, captar su objeto. Pero no vamos tan rápido. Los que con gusto se alimentan con comidas ordinarias, simularán disgusto cuando le ofrezcáis manjares mas refinados. Igualmente, para apreciar el estado de oración, hay que haber roto todo lazo.- Dios mío! En esta oscuridad veo una irradiación. Recordadlo, el amor de Dios nunca se sacia.

     De pronto pude entender esa energía algo mejor.  El amor de Dios nos toca, nos llama a través de los Santos y del conocimiento que ellos obtuvieron y nos transmitieron, del que siguen transmitiéndonos hoy en comunión a través de signos, de manifestaciones, de acontecimientos y de personas que... A mi me dejan alucinada...Terminan por romper todos mis esquemas, todas esas cábalas que hago y que resultan al fin tan pequeñitas cuando yo he puesto tanto empeño como levantando mi propia Torre de Babel camino del cielo. El amor de Dios se manifiesta  de pronto allí donde jamás lo hubiese imaginado y ... Me hace comprender que entonces todo puede pasar, hasta que yo crea y me convierta y esté a tiempo de hacer algo realmente bueno aquí y ahora en este tiempo que se me brinda.
     Así que sin hacer más conjeturas de como y de porque en una situación como aquella tan rarita para mi entendimiento, me limité ha decirle al Santo que necesitaba su ayuda y que iba a mandar a alguien a venerar su reliquia por mi. Esa tarde a la hora acordada por el programa de celebración, estuve atenta  y alerta. Fueron muchos los pensamientos que me embargaron, le había pedido a Bruce que si podía le hiciera una foto a la reliquia y me la enviase. Esa imagen que vas a recibir será como un sello. Fue uno de esos sentimientos que me embargaban, que me decían que tenia sentido mi sufrimiento, que el dolor que estoy pasando tiene sentido, no solo para mi historia de salvación, sino también que encadena y actúa en favor de otras personas. Ajena a mi voluntad pero no a la Sabiduría de Dios para hacer las cosas y servirse de personas y de acontecimientos.
     Esa madrugada imagino que cuando mi amigo llegó a su casa me envió esa imagen que ya el Santo me había prometido y compartió alguna de sus experiencias de esa tarde. No se si él sería completamente consciente de lo que su acto hacia en ese momento en mi persona y en mi historia de salvación. Pero a mi me estaba ayudando a dar aún más sentido a lo que había escuchado en el silencio de la meditación. Verdaderamente Dios no vive ajeno a la necesidad de sus creaturas. Y tiene especial debilidad por las almas sometidas por el pecado. Que se sirve de lo que a uno le parece las personas más inesperadas a nuestros planes y de los acontecimientos más raros y las situaciones más insólitas para manifestarnos su amor. Ayudándonos a ver y a comprender que no son las cosas tan difíciles como las interpretamos. Sino sencillas e ilimitadas, como Él.
     No se si soy capaz con este post de explicarme y de compartir bien la experiencia vivida. Por eso te aconsejo que te pares en las frases del Padre Pío. Porque desvelan esa Divina Misericordia de amor de Padre que no se conforma con ser Abbá, si no que se hace semejante a la debilidad humana en su Hijo y viene a cogernos de la mano, a darnos calma y a manifestarnos la salvación de nuestras almas porque son una parte de Él.



Entradas más vistas en los últimos 30 días.

OBJETIVO 22 DE JUNIO: El momento perfecto.

#MiércolesMudo 29: Identidad.

#VDLN 38: Alaridos del ser.

#VDLN 36: Mujeres.

Despedidas.

Confianza.

Un escáner en las pupilas.

#VDLN 40: YO "SUEÑO" FLAMENCO.

#VDLN 35: De sangre.

Tres décadas en dos etapas.