Blog personal, donde cuento experiencias de la vida cotidiana en relación con Dios, con la familia y con los amigos. Si te apetece desconectar un ratito y descansar, conectaté a este blog, encontraras muchos amigos de los que seguro aprenderas algo bueno, como estoy aprendiendo yo.

ama

ama
Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todas tus fuerzas. (Dt. 6,4.)

viernes, 29 de mayo de 2015

Amaneceres


Hay personas que pasan por nuestra vida con la brevedad de un amanecer, pero que graban a fuego en las retinas de nuestra alma los colores insólitos de ese instante, convirtiéndose en eterno al recordarles.

Llevo más de un mes intentando escribir este pots y siempre me pueden las emociones. Esta es la única imagen que tengo de ella y un millón de sentimientos en el corazón grabados. Sor Rosa murió a principios de Abril. Tuvo un infarto, varias semana en la uci y luego se marchó.

Me parece increíble como hay personas que nos marcan para bien y para siempre con tan poco, con pasar por nuestras vidas apenas. Tengo cuarenta años, Sor Rosa apenas ha estado un año en mi vida, con una media de veinte minutos cada ocho o diez días. Y ha sembrado tanto en tan poco espacio de tiempo, que no me cabe duda de que solo la seguridad de saberse en Él y la alegría que Jesucristo transmite al relacionarse con uno, puede ahondar tanto en otras personas cuando compartimos nuestras experiencias y nuestro tiempo, aunque sea muy poco.

Me pueden los sentimientos...
...Aunque se donde está...

martes, 26 de mayo de 2015

OUIJA, CHARLIS Y MUCHA IGNORANCIA.


Cuando era una cría ya se jugaba en los grupitos a estos juegos. No importaba si te daba un miedo de cojones, delante del resto del grupo tenias que jugar para no ser menos. Confieso que a mi me daba bastante, me refiero al miedo, y por eso nunca jugué. Fui siempre alguien con demasiada personalidad como para saltar por el precipicio aunque el resto del grupo lo hiciera antes. 

Y también era diferente, aunque no hablaba de ello. De joven lo pasé mal, no entendía porque me pasaban a mi ciertas cosas, que eran tan fuera de lo normal, acontecimientos que nunca me atrevía a compartir con nadie por no parecer aún más rarita. Soñaba cosas que sucedían posteriormente, podía sentir como se sentían las personas a mi alrededor sin que lo manifestaran y cuando comenzaron las palabras sin voz y ciertas manifestaciones de lo que a mi me parecía el más allá, pasé del miedo, a pensar que estaba como un cencerro. Pero nadie con brotes psicóticos puede acertar repetidamente la casualidad. Sencillamente porque lo casual no puede repetirse. Vi horas antes el accidente de mi padre y cuando sonó el teléfono mi madre y yo ya estábamos arregladas para salir pitando al hospital. Una etapa de mi vida estuvo muy sometida a estas cosas, manifestaciones que se repetían y sentirme enfundada en una vestimenta que no iba con la moda, no sabia por donde iba a terminar aquello y cada vez era más la influencia que sentía. Entonces no sabia porque me pasaban a mi ciertas cosas, fue la Gracia lo que me ha ayudado a entender luego mucho de lo que me pasó. De pronto una manifestación del Espíritu Santo ilumina un acontecimiento y es como correr una cortina y ver una sala escondida tras ella. Han merecido la pena todos los acontecimientos que viví, y la experiencia que vino en ellos porque hoy me ayudan a dar buenos consejos a personas que pasan por algo parecido. 

Ni me planteo ya porque ciertas cosas del estado del alma solo son perceptibles en este estado a unos pocos, ni porque yo, sin ser nadie especial soy una de ellas. El caso es que el tiempo solo Dios lo posee, nosotros pasamos por él. Y en un estado y otro de la unión del cuerpo y el espíritu, la libertad del ser que todos poseemos nos hace elegir quienes somos, y que hacemos y cada elección tiene sus consecuencias, aquí y en el más allá. Y llamó más allá a ese estado del alma en que ya el cuerpo no lo limita y del que tan poco sabemos, apenas lo que los místicos nos transmiten y algunos seres espirituales nos influencias.

Y es aquí donde entra la cuestión a la que quiero llegar con el titulo de este pots. Las influencias a las que podemos ser sometidos por nuestra ignorancia y por la fuerza de un ser espiritual que nos aventajaran siempre en sabiduría. 

Hoy mi hija venia del colegio contando que en clase van  a grabar un vídeo para un trabajo, y que en él van a jugar a la ouija.  Como son temas que en casa se hablan y que mis hijos están informados, ella sin duda no va a participar, ya que sabe a que se puede exponer. Por lo visto en clase todos se han reído de ella. Y la han ridiculizado. Es normal porque tras estos juegos la gente piensa que no hay nada más allá que el morbo de superar miedos y mucha película de la típica americanada de terror. Pero las consecuencias pueden ser terribles, porque la libertad del ser nos hace actuar aquí y allá. Y no sabemos con quien se puede o no conseguir contactar. Hablar de esto imagino que es como intentar explicar a un ciego de nacimiento como son los colores. Si nunca has visto, ni has experimentado algo, es mucho más complicado que entienda lo complejo del tema solo por la experiencia que uno le comparta. La ignorancia sobre estos temas espirituales es la ventaja que muchos espíritus aprovechan para influenciar a los que estamos de este lado.

Mi hija hoy me preguntaba: Mamá y si algún espíritu que no sea bueno se queda en la clase, aunque yo no haya jugado me puede pasar algo?  

Yo nunca he estudiado parapsicología, ni sabría contestar si se puede o no quedar aquí o allí un ser espiritual como otros estudiados se atreven a afirman. Yo solo se de lo que experimento. Se el daño fisco que ocasionan y el psicológico y se que Dios nos ha dado un ángel custodio, en parte, para contrarrestar estos ataques. Y que cuando varios espíritus se ceban con una persona la oración y la invocación al Espíritu Santo, a los ángeles custodios y a los Santos es fundamental junto a los sacramentos. Al menos yo he encontrado en ello el modo de combatir muchas influencias. Así que le dije a mi hija con toda normalidad: Tú si lo hacen en horas lectivas te sales de clase y le dices al maestro que me llame si no te deja salir del aula. Y por lo demás, no te preocupes porque solo tienes que pedirle a tu ángel de la guarda que te proteja en ese momento. Hay muchos ángeles y espíritus buenos que nos cuidan y solo tienes que pedirle a Dios que les permita que te cuiden.

Me da pena la cantidad de peligros que acechan a nuestros hijos y que los padres no podemos controlar. Sobre todo estos que llegan en todas las generaciones como modas y que entran en nuestras casas, en nuestros colegios, a los cuales no se da importancia y que por desgracia termina con jóvenes depresivos, violentos, inseguros, suicidas...

Recuerdo ese dicho de las abuelas que dice: A los difuntos hay que dejarlos en paz. 
Y que poco caso hacemos siempre a la voz de la experiencia.




viernes, 22 de mayo de 2015

YO TENGO UN SUEÑO

Yo tengo un sueño...
Palabras de Martin Luther King que forman parte de la vida de nuestras sociedades. Ojalá muchos sueños pudieran hacerse realidad. Desgracidamente algunos sólo quedan en eso, en sueños, en ideales, en utopías imposibles mientras no seamos capaces de mirar al otro tal como si lo hicieramos en un espejo.
Yo hoy también he tenido un sueño...
... He soñado que los políticos de mi país y los que gobiernan las naciones se transformaban.
Que su trabajo se convertía en un bien común.  Que la política, sin distinción de color, ni emblema resurgía en una sola bandera: la del voluntariado.
Hoy he soñado que los políticos de mi país, abandonaban sus suntuosos sueldos, levantaban el culo de los bullidos sillones de cuero y salían de la seguridad que da ver la vida desde una posición más elevada social y económicamente al resto de los ciudadanos.
Fuera de las paredes que dan cobijo a una pequeña oficina de Cáritas Parroquial,  ese sueño se convierte en pesadilla. Al ver las noticias, los mítines, y lo sucias que están las calles con la propaganda electoral. Y digo sucias porque literalmente hay pasquines por el suelo y carteles ensuciando el paisaje urbano.
Mientras los políticos vivan en sus mundos de yupis... Otros tendremos que seguir soñando y lidiando con la realidad. Afortunadamente todavía Dios no ha perdido la fe en su creación y sigue sembrando en los corazones la piedad, la  caridad y celo por la verdadera justicia.

miércoles, 20 de mayo de 2015

ENTRE EL CIELO Y EL SUELO. (donde nadie me oye)



Pienso que los gritos más potentes son los del alma, esos que nos parten, nos desgarran, nos ensordecen la propia conciencia y nadie percibe.

Este último mes ha sido difícil para mi en muchos sentidos. Desde el cambio estacional que afecta mi estado anímico, pasando por una serie de acontecimientos que se han encargado de ralentizar el modo en que me enfrento al día a día. Mi batalla interior a sido un caos, un caos desbordante que me ha empujado a caer, revolcarme, quedarme tirada y esperar al momento del levantamiento tal vez más de lo necesario. Es lo que tiene el combate en este lugar, entre el cielo y el suelo, las perspectivas no siempre concuerdan y encajan con la fe. 
La cabeza nos dice, el corazón siente y el espíritu sabe. 

Pese a mi lucha interior sigo en pie, esperando, fiel a la promesa que Él me hizo. Dispuesta a seguir luchando. Hay un momento para todo, para lo bueno y lo no tan bueno, lo importante es no desesperar cuando llegan los malos tiempos. Porque por muy mal que pinten, Dios siempre nos dará un adelanto de lo que nos espera en el cielo y eso nos dará la tregua necesaria para poder erguirnos aquí ahora y levantarnos del suelo.

Nada pasa por casualidad. Y cuando nadie te oye... Dios siempre permanece atento, de eso no me cabe la menor duda. Solo Él tiene la capacidad nata de sentir en nuestro silencio.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...