Blog personal, donde cuento experiencias de la vida cotidiana en relación con Dios, con la familia y con los amigos. Si te apetece desconectar un ratito y descansar, conectaté a este blog, encontraras muchos amigos de los que seguro aprenderas algo bueno, como estoy aprendiendo yo.

ama

ama
Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todas tus fuerzas. (Dt. 6,4.)

martes, 29 de enero de 2013

NO SUFRIMOS PARA REDIMIRNOS, SI NO PARA RECONOCER LA ALEGRÍA VERDADERA CUANDO LLEGA.(Diario de una madre imperfecta)


     Lo primero que se me ocurre escribir es que soy afortunada por ser mujer. Esta última semana me rompo a cada dos por tres y me deshago en lagrimas. Llorar es en medida poder liberarme para mi de tanto dolor que a veces se me acumula en el alma y me aprisiona. No dejando despegar la nueva mujer que intenta madurar en la fe y revestirse en esa alegría que da el poder encontrarse en Dios.
    Estos días la cruz parece querer aplastarme, y dejarme en el suelo de bruces. Todos en algún momento hemos de enfrentarnos a la cruz y cuanto antes sea eso, mejor para nosotros, más podremos disfrutar luego de llevarla con alegría pasado el periodo de  prueba.
    La primera vez que yo fui consciente del significado de la cruz en mi vida fue decisivo para todo lo que ha venido después aconteciendo a lo largo de los años.
    Siempre fui una niña llena de complejos e inseguridades, con un mundo interior que me engullía, partiendo de eso, comencé a crecer y a forjarme a mi misma. Pasé de ser alguien insegura, a ser una bestial prepotente y de buscar perseguida por aquella curiosidad que me empujaba a querer saberlo todo, a no tener necesidad de buscar nada más. Me hice el centro de todo lo que era mi vida y puesto que conseguía todo lo que me proponía, me bastaba mirarme al espejo y ver aquella mujer que no se doblegaría jamas. Yo fui esa mujer durante parte de mi juventud, alguien que no necesitaba de nada, ni de nadie para ser feliz y encontrar su camino de regreso a casa. Estaba tan engañada entonces, casi tanto como lo sigo ahora cada vez que me dejo llevar por esos instintos y forma de querer entender las cosas.
    Había visto a mi abuela morir envuelta en el sufrimiento y el dolor que provocan ciertas enfermedades que uno no sabe por donde coger. Mi abuela daba gracias a su Dios por todo y a mi me parecía un Dios tan manipulador el suyo. No entendía como un Dios con poder hacia sufrir a lo suyos, a veces, según sea la cruz temporal, tampoco lo consigo, ya  no solo el entender, si no aceptarlo. 
    Mi vida comenzó a ir de culo en todos los aspectos, entonces tenia 16 años y el carácter de una mujer resentida de 30. Era joven, pero había pasado ya por tanto sufrimiento, que ya ni me dolía. Las experiencias vividas dentro de mi seno familiar me hicieron madurar a pasos agigantados, algún día te compartiré alguna y sabrás porque me hice una mujer en dos días y aparque a la jovencita en algún rincón de mi interior donde no quería ni mirarla. Habíamos pasado unos años muy duros en casa y yo había salido victoriosa de todo y que idiota, me sentía poderosa de haber podido con todo aquello yo sola. Hasta ese momento, lo más duro que había vivido había sido los cuatros largos meses que mi abuelo paterno tardó en entregar la vida en un hospital. Estuve con él, tenia quince años recién cumplidos y vi como la gangrena lo consumía y pudría su cuerpo de dentro hacia fuera, solo estábamos mi padre y yo con él, porque mi madre estaba recién paria y con la abuela en casa en una cama metida. Los médicos le aconsejaron a mi madre que no pisara ese ala del hospital y menos si estaba dando pecho a un recién nacido, así que mi padre pasaba las noches y de allí se iba a las siete de la mañana del hospital al trabajo y yo estaba desde esa hora hasta las once de la noche que mi padre llegaba de nuevo a relevarme. Yo me crié en casa con mis abuelos y él lo era todo para mi, mi abuelo, mi padre, mi profesor, mi amigo... Aún no se como sobreviví a verle morir lentamente con todo su cuerpo violado por la putrefacción , ni en los momentos en que agonizó quieto en mis brazos sedado, pedí ayuda a ningún Dios. Aquello fue demasiado para mi y no quería saber nada de ningún Dios si es que existía, porque todo lo que me dijera no serviría para que yo aceptara aquello. Cuando todo pasó apenas un par de meses después lo de la abuela, y yo cada vez me hacia más dura a ella si que no la entendía como coño podía querer tanto a ese Dios y darle tantas gracias ¿porque? ¿Por el dolor, por la enfermedad, por tener aquella vejez de mierda, culmen a toda una vida de sufrimiento y también de mierda? No obstante había algo en ella escandaloso, yo que la conocía como mi madre que era, pues había crecido en su regazo, sabia que  ella era feliz, y que en el fondo aunque a mi no me hiciera ni puñetera gracia, ella no era una redimida. No, ella era feliz, y eso me daba tres patas porque era algo que no me cabía en la cabeza, ni me cabe. Aunque ahora si se lo que es experimentarlo.
     Pues apenas había pasado un año de la muerte de mi abuela y mi padre tuvo un accidente con la moto de vuelta de su trabajo. Casi me quedo sin mi padre, si mala fue la operación, peor fue lo que ocurrió luego, había pillado un virus en el quirofano,  y nadie daba con un remedio para sacarlo del coma. Como dice mi amigo Bruce: no hay ateos en las trincheras. Cuando de verdad te enfrentas al limite de tus fuerzas, cuando llegas a ese lugar de ti donde el sufrimiento y el dolor ya no te dan para más, solo tienes dos opciones, o seguir como estaba yo viviendo pero muerta en vida, o mirar a donde no había nadie haber si era verdad que ese Dios existía. Yo pasaba por cargar la cruz entonces como sigo haciendo, pero entonces no tenia conciencia de lo que era eso, y de lo importante que es ver, admitir, poder reconocer que la cruz nos aplasta y que no nos gusta. Que aunque sepamos que nos une a Cristo y que si no morimos antes no podremos resucitar, la verdad es que la cruz no le gusta a nadie. Porque si nos gustara es que seriamos masoquistas y entonces tendríamos que darle la razón a tantos de fuera que no comprenden su significado vivificante y que creen que los católicos somos los que a golpe de martirio, con el coco comido, queremos salvarnos a base de sufrir y flagelarnos.
    Recuerdo el momento que viví en el salón de mi casa como si fuera ayer. Hasta ese momento jamas había llegado a aquel estado de sinceridad por mi parte, jamás me había sentido la persona más impotente, más pequeña y menos cosita que me sentí entonces. Estaba desnuda por dentro, no había nada, ni en mi, ni a mi alrededor. Lloré durante horas sin querer reconocer lo que estaba viviendo, no podía más... Pero había un orgullo absurdo en mi que se negaba a hacer algo que de pronto había surgido como un faro en mitad de toda la noche en que me había convertido. Alguien me estaba diciendo: Pídemelo, ahora , pídeme ahora.
     Y tenia tanto miedo a estar volviéndome loca, a que aquello solo fuera parte de mi debilidad que cuanto más fuerte sentía esa voz en mi interior diciéndome que me arriesgara a romper con mi miedo y que se lo pidiese, más rabia me entraba por dentro, más fuerte gritaba y más desesperada lloraba pero esa voz no se callaba, de verdad que creí que me estaba volviendo loca. Jamás he estado tan fuera de mi como entonces, y cuando ya no pude más me tiré al suelo y gritando dije algo que me salió de lo más profundo de mi, algo que me hizo que todo cambiara. Le dije a esa voz que no podía pedírselo, que no podía arriesgarme a confiar en él, porque si lo hacia y me fallaba, si descubría que era un invento del hombre, que era una mentira, ya no tendría nada a lo que agárrame. Y aquel grito salió de mi, de un lugar que yo no podía reconocer, pero que estaba. Hoy a la luz de la fe puedo decir que esa era la semilla que mi abuela con toda su vida de mierda ofrecida en alabanza y gracias a Dios había ganado y depositado en mi, e incluso cuando yo no era consciente de ello estaba ya germinando en mi interior. Volví a sentirle decir: Pídemelo y le grité que me ayudara desde mi total rendición a la necesidad de creer , contra toda lógica que pasaba por mi cabeza. Solo sentía dolor, frustración y miedo y una necesidad inexplicable de que fuera verdad  y entonces dijo otra cosa: No puedo decirte que será fácil, porque tú no lo harás fácil. Pero yo estaré contigo hasta el día en que me veas junto a mi Padre y nunca más te sentirás sola.
     Han pasado 21 años desde entonces y he tenido difíciles cruces que cargar, pero Él nunca a faltado a su promesa de hacerse sentir a mi lado. Nunca he vuelto a sentir esa desesperación desgarrándome por dentro. Sufro y lloro y también soy feliz. Cuesta arriba o cuesta abajo, si algo voy aprendiendo de su compañía es a ser sincera conmigo misma y a reconocer con su nombre lo  que me pasa en cada momento. Que me jarto, que me cabreo, que no puedo!! Que yo no sirvo para esto, que no, que ni soy buenicita, ni humilde, ni la mitad del tiempo quiero serlo y menos cuando tengo que llevar una cruz que no la quiero cargar ni aunque lleve un cireneo robatizado al lado cargándomela. Y entonces le oigo reír, y tiene una risa preciosa que amansa hasta mi mala beta y le escucho decirme con unas palabras tan amorosas:
     Si ya te lo dije que no seria fácil, si es que no eres fácil 
Y no me hace falta que me diga que está a mi lado, porque no he dejado de sentirlo junto a mi desde entonces.

martes, 22 de enero de 2013

EN TI TODO ES PERFECTO. (Donde nadie me oye)


Y si las primicias son santas, también la masa; y si la raiz es santa, tambien las ramas.
(Rom.11,16.)



     Que perfecto es todo en ti Señor, cuando dejo de correr y me paro. Cuando con tranquilidad y sosiego en vez de buscar tanto simplemente miro a mi alrededor... 
     Descubro que todo es tan perfecto, hasta tu silencio. Tú callas y yo tan tonta desespero y pataleo sin apenas darme cuenta que estas justito a mi lado, aguantando esa sonrisa de Hombre que me conoce, que sabe cuanto voy a dar de si, más allá de mi propia conciencia de saberme. Que inexplicable  es ese momento, cuando todo se detiene y sin palabras me cuentas todas esas cosas que siempre he querido saber. Y entonces miro a mi alrededor y veo que nada es como hacia un instante. Que la luz le ha dado un nuevo matiz a todo lo que me rodea, incluso aquello que no tenia color. 
     No dejes de amarme, aún cuando yo me deje llevar por mis pasiones y me tambalee sobre las puntas de los pies en el borde del precipicio. Ámame como solo sabes hacerlo, descubriendo cada rincón de mi persona, la belleza que puedo albergar si me dejo amar por ti. Lo perfecta que puedo llegar a ser si me subo a tus zapatos y siento el calor de tus pies que me animan a recorrer senderos que sola nunca exploraría. 
     Por tu manera de amarme, Señor, santificame, transformame, vuelve a dar a mi persona la belleza natural con que me imaginaste antes de salir de tu voluntad y hazme desear con todas mis fuerzas volver a ella.




sábado, 19 de enero de 2013

ACEPTAMOS SEGUIRTE.


Hermanos, poned más empeño todavía en consolidar vuestra vocación y elección. Si hacéis así, nunca jamás tropezaréis; de este modo se os concederá generosamente la entrada en el reino eterno de nuestro Señor y salvador Jesucristo.
(2Pe 1,10-11)


Que nunca dude yo de creer, que eres la mejor elección de Camino que mis pies pueden recorrer aunque mi cabeza y mis sentidos anden por las nubes.


martes, 15 de enero de 2013

DESPERTAR.

Ya es hora que despertéis del sueño. La noche va pasando, el día está encima; desnudémonos, pues, de las obras de las tinieblas y vistámonos de las armas de la luz. Andemos como en pleno día, con dignidad.
(Rm 13, 11b. 12-13a)


Himno: AL CANTO DE LOS GALLOS.
Al canto de los gallos
viene la aurora;
los temores se alejan
como las sombras.
¡Dios, Padre nuestro,
en tu nombre dormimos
y amanecemos!

Como luz nos visitas,
Rey de los hombres,
como amor que vigila
siempre de noche;
cuando el que duerme
bajo el signo del sueño
prueba la muerte.

Del sueño del pecado
nos resucitas,
y es señal de tu gracia
la luz amiga.
¡Dios que nos velas!,
tú nos sacas por gracia
de las tinieblas.

Gloria al Padre y al Hijo,
gloria al Espíritu,
al que es paz, luz y vida,
al Uno y Trino;
gloria a su nombre
y al misterio divino
que nos lo esconde. Amén.

Desde que Arcen ingreso con esto de la operación, por el cariño que le tengo como muchos de vostr@s, se me hace muy cuesta arriba entrar en los blogs. Esta mañana rezando laudes el Señor me ha dado un samarreón bueno. 
Despierta!!
 Me ha gritado:
¿No ves que si vosotros no estáis alerta, no arrancáis cuando llega el momento de hacerlo Yo no tengo quien anuncie mi llegada?
Me quedo a cuadros...
...No se que contestar...

Señor ayúdame a abrir los ojos, a despertar cuando asome el día, a no taparme la cabeza con mi manta de excusas y tener prontitud a la hora de anunciar lo mucho que me quieres y la paciencia que estás teniendo conmigo.


sábado, 12 de enero de 2013

UN LUGAR INSÓLITO.


"La colina de las Cruces."


     Ayer desde facebook mi amiga y hermana MARIA DEL RAYO. me enviaba el vídeo que podéis ver al final de la entrada. Yo no conocía nada de este lugar. Me puse a ver el video con mis cascos y la música y el recorrido me llevó a rincones de mi alma interior donde para mi sorpresa me encontré con sentimientos que me desarmaron. 

Sentía el dolor, el mio, el de muchos hermanos en la fe que conozco y tantos, tantos...que solo la fe siente. Oía dentro de mi susurros, como plegarias y oraciones que se confundían unas con otras, formando un continuo ir y venir como olas suaves que azotan la costa. Durante todo el vídeo estuve sintiendo ese sonido mezclado con la música ambiental y una especie de paz, de alegría interna de acercamiento a mi propia cruz y a poder dar gracias a Dios por el sufrimiento que me causa porque sin él no podría nunca pararme y mirar a mi alrededor buscando ese auxilio que solo me llega y me reconforta y me arma cuando estoy en la presencia de Jesucristo.

     Fueron tantos sentimientos que cuando terminó el vídeo le pedí a María por un comentario que me dijese que lugar era ese. Pero como soy tan impaciente y México no vive al mismo ritmo horario de España, me puse a buscar en la red. Encontré varios enlaces los cuales te dejo a continuación.
   No me sorprendió entonces nada de lo que había sentido paseando por ese caminito virtual del vídeo.
No voy a decirte nada de este magnifico lugar, nada, quizá ya lo conoces o tal vez no. Pero si puedes vivir una experiencia como la que viví yo ayer, no me atrevo a tirártela por tierra. espero que así sea.

Feliz fin de semana y recuerda que hoy tenemos rosario bloguero.

Estamos con ARCENDO en la oración. Y si alguno sabéis algo de él por favor ruego que me lo digáis.


hill of crosses , lithuania  4



Algunos enlaces sobre la COLINA DE LAS CRUCES:

La Colina de las Cruces en Lituania

jueves, 10 de enero de 2013

NO TODO VALE.


Como se que no todos los que pasáis por este blog sois aficionados a las redes sociales, pues me ha parecido oportuno traeros lo último que acabo de leer allí en una publicación. 
Me parece un acto muy noble y que dice mucho sobre como hemos de comportarnos si queremos dar testimonio de la Verdad.


Se ha hablado muy poco. En el cross de la localidad navarra de 

Burlada, sucedió un hecho el pasado domingo 2 de diciembre que

 nos ayuda a seguir creyendo en los valores del deporte.

El atleta keniano, Abel Mutai, medalla de oro de los 3.000 

obstáculos hace cuatro meses en Londres, estaba a punto de ganar 

la prueba cuando, al entrar en una pista donde estaba la meta se 

creyó que ya había llegado , aflojó totalmente el paso y, relajado, 

comenzó a saludar al público creyendo vencedor. Lo que le venía 

detrás, Iván Fernández Anaya, al ver que se equivocaba y se paraba 

una decena de metros antes de la pancarta, no quiso aprovechar la 

ocasión para acelerar y ganar. Se quedó a su espalda, y gesticulando

 para que la entendiera y casi empujándolo, llevó al keniano hasta la 

meta, dejándolo pasar por delante.

Iván Fernández Anaya, un corredor vitoriano de 24 años que está 

considerado un atleta con mucho futuro (campeón de España de 

5.000 metros en categoría promesas hace dos años) afirmó al 

terminar la prueba: "Aunque me hubieran dicho que ganando tenía 

plaza en la selección española para el Europeo, no me habría 

aprovechado. Creo que es mejor lo que he hecho que si hubiera 

ganado. Y esto es muy importante, porque hoy en día, tal como 

están las cosas en todos los ambientes , en el fútbol, en la sociedad,

 en la política, donde parece que todo vale, un gesto de honradez va

 muy bien ".


Lo decía al principio: desgraciadamente, se ha hablado muy poco 

de este gesto. Y es una lástima. En mi opinión, estaría bien 

explicarlo a los niños, para que no piensen que el deporte es

 únicamente lo que ven por la tele: patadas violentas a raudales,

 declaraciones de pijos, dedos en los ojos de los contrarios ...



miércoles, 9 de enero de 2013

ORACIÓN PARA SONREIR.


Señor, renueva mi espíritu y dibuja en mi rostro sonrisas de gozo por la riqueza de tu bendición.

Que mis ojos sonrían diariamente por el cuidado y compañerismo de mi familia y de mi comunidad.

Que mi corazón sonría diariamente por las alegrías y dolores que compartimos.

Que mi boca sonría diariamente con la alegría y regocijo de tus trabajos.

Que mi rostro dé testimonio diariamente de la alegría que tú me brindas.

Gracias por este regalo de mi sonrisa, Señor.

Amén.

Madre Teresa de Calcuta

lunes, 7 de enero de 2013

ORACIÓN POR LOS ENFERMOS (Padre Emiliano Tardif)




Ora conmigo en la unidad del Espíritu Santo por todos los que hoy enfermos necesitan de nuestras oraciones y especialmente por los nuestros. Y por los que desde sus blog tanto nos están dando.
Arcendo estamos contigo.



Jesús. Señor Jesús.
Creemos que estás vivo y resucitado. Creemos que estás realmente presente
en el Santísimo Sacramento del Altar y en cada uno de nosotros.
Te alabamos y te adoramos. Te damos gracias Señor, por venir hasta nosotros
como pan vivo bajado del Cielo. Tú eres la plenitud de la vida.
Tú eres la resurrección y la vida.
Tú eres, Señor la salud de los enfermos.
Hoy te queremos presentar a todos los enfermos que están aquí, porque para
ti no hay distancia ni en el tiempo ni en el espacio.
Tú eres el eterno presente y tu lo conoces.
Ahora, Señor, te pedimos que tengas compasión de ellos. Visítalos a través
de tu Evangelio proclamado en la Santa Biblia, para que todos reconozcan
que tu estás vivo en tu Iglesia de hoy; y que se renueve su fe y su
confianza en ti. Te lo suplicamos Jesús.
Ten compasión de los que sufren en su cuerpo, de los que sufren en su
corazón y de los que sufren en su alma que están orando y viendo los
testimonios de lo que Tú estás haciendo por tu Espíritu Renovador en el
mundo entero. Ten compasión de ellos, Señor.
Desde ahora te pedimos. Bendícelos a todos y haz que muchos vuelvan a
encontrar la salud, que su fe crezca y se vayan abriendo a las maravillas
de tu amor, para que también ellos sean testigos de tu poder y de tu
compasión.
 
Te lo pedimos Jesús, por el poder de tus santas llagas, por tu santa cruz y
por tu preciosa sangre.
Sánalos Señor. Sánalos en su cuerpo, Sánalos en su corazón, Sánalos en su
Alma.
Dales vida y vida en abundancia. Te lo pedimos por intersección de María
Santísima, tu Madre, la Virgen de los Dolores, la que estaba presente, de
pie, cerca de la cruz.
La que fue la primera en contemplar tus santas llagas y que nos distes por
madre. Tú nos has revelado que ya has tomado sobre ti todas nuestras
dolencias y por tu santas llagas hemos sido curados.
Hoy, Señor, te presentamos en fe todos los enfermos que nos han pedido
oración y te pedimos que los alivies en su enfermedad y que les des la
salud.
Te pedimos por la gloria del Padre del Cielo, que sanes a los enfermos que
van a leer este libro.
Haz que crezcan en la fe, en la esperanza, y que reciban la salud para la
gloria de tu Nombre.
Para que tu Reino siga extendiéndose más y más en los corazones, a través
de los signos y prodigios de tu amor.
Todo esto te lo pedimos Jesús, porque tú eres Jesús. Tú eres el buen pastor
y todos somos ovejas de tu rebaño. Estamos tan seguros de tu amor, que aún
antes de conocer el resultado de nuestra oración, en fe te decimos Jesús
por lo que tu vas hacer en cada uno de ellos.
Gracias por los enfermos que tu estás sanando ahora, que tu estás visitando
con tu misericordia.
Que lo cubras de tu sangre divina, y que a través de este mensaje tu
corazón de buen pastor hable a los corazones de tantos enfermos que van a
leerlo.
¡Gloria y alabanza a ti, Señor. ¡
Amén

sábado, 5 de enero de 2013

CON LA FE E ILUSIÓN DE UN NIÑO.




Si eres de esos que pese a los tiempos que 

corren aún crees que las cosas pueden 

cambiar a mejor, ALÉGRATE!!




Tenemos un DIOS SALVADOR con la ilusión 

de un niño que todo lo cambia con un 

pensamiento. No tengas miedo de creer, de 

esperar  de soñar y de desear en grande,

 déjate llevar por el Niño. Hoy los Reyes del 

mundo se ponen a los pies de ese Niño y 

cualquier cosa puede pasar, vívelo sin miedo.



miércoles, 2 de enero de 2013

LAS ÚLTIMAS CARCAJADAS DEL 2012.

Hoguera de la leña ardiendo y brillantes ascuas Foto de archivo - 14555318

No fue un buen año en mi vida, aunque no puedo quejarme, lo he vivido junto a los míos y eso es más de lo que tenia cuando lo empecé.

     En casa de mis padres como cada noche vieja, familiares y los de siempre nos reunimos a cenar y a tomar las uvas. Cuando todos se sentaron alrededor de la cena aproveché el momento para coger el mejor sillón y sentarme junto a la chimenea. Después de todo la gastroenteritis no iba a dejarme cenar. Así que mientras la marabunta aniquilaba los manjares de la mesa yo me perdí en un lugar de mi cabeza y mi mundo interior con una de las imágenes que más me gusta, la de la lumbre. Mira que me gusta a mi una candela, quizá por esa raiz gitana que aunque muy mestizada me llega  del gran Josemaría, padre de mi abuela paterna. Para mi es un placer inexplicable contemplar el fuego y ver las llamas danzar, como decimos por acá abajo: me gusta más que a un tonto un carrito. Aunque lo del pobre tonto y el carrito no tengo ni puñetera idea de donde viene.
     Comencé a analizar lo que habían sido los últimos meses en casa sin Pepe y estos últimos días de tenerle en casa y de pronto saltaron mis pensamientos a la noche vieja anterior. Lo mal que se lo hice pasar a él y a todos con mi intento de suicidio. Recordarlo fue como caer de boca dentro de la chimenea, me quemaban los ojos y la garganta. Me dije a mi misma que eso ya era parte del pasado y que lo importante era que había conseguido pasar el resto del año defendiéndome como una jabata y sin volver a intentarlo. Eso es darle con un canto en los dientes al demonio. Pero ni aún con ese conocimiento conseguí salir de mi tristeza, entonces sucedió. Hay una persona en mi vida que tiene el don de arrancarme una sonrisa y hasta de hacer que me parta de la risa en el momento más triste y nefasto si es preciso, ese es mi viejo. Yo no se que tiene mi padre, pero me basta estar a su lado, comentamos una de nuestras paridas, recordamos alguna anecdota,  hace una de sus objeciones a algo y a mi ya se me desencaja la mandíbula de la risa. Por Dios, no se quien despertará en mi sementaje libertad cuando el me falte. Todo mi cerebro se descongestiona y hasta mi espíritu después de desarmarme con él a carcajadas. 
     Yo estaba de espaldas a todo los demás asistentes del salón y de cara a la chimenea, pero los héroes tienen ese poder de rayos x en los ojos que ven hasta los traspuesto. Así que de pronto me habla y me dice: gordita no te lo pierdas que voy a contar lo que me ha pasado esta mañana con mi Iván. 
     Para quien no lo sepa Iván es mi hijo pequeño de seis años. Pues hay va la aventura de abuelo y nieto que hace que casi me de un infarto de la risa a mi y a toda criatura viviente que se encontraba presente.

  Estaba mi viejo en mitad de su huerta haciendo una de esas cien mil cosas que siempre tiene que hacer en mitad del campo y mi hijo con su amiguito jugando en el camino de entrada de mi finca. Una señora que va vendiendo por la calle ambulante ve a mi padre a través de la valla que da a la calle y llama a mi hijo que es quien está junto a la cancela. Mi hijo sale corriendo junto a mi padre y le va diciendo a voces mientras llega a su altura:
   
     -¡ Abuelo, abuelo...
Que hay una mujer en la puerta que dice ¿qué si quieres un mojón?!
     
A lo que mi padre suelta la soleta en el suelo y se vuelve a mirar mientras le grita sin pensar en lo que dice al niño:
     - ¡¿Como? Corre y le dices a la mujer que el mojón "pa" ella!
     Mi hijo se da la vuelta a medio camino y se pone a gritarle a la mujer diciéndole con la mano que no.

     - ¡Que dice mi abuelo que no, que el mojón "pa" ti!

     Pobre mujer, si a mi me coje fuera tendiendo o haciendo algo me da algo. Contaba mi padre que la mujer enseguida comenzó a gritarle.

     - ¡Oiga caballero que no es un mojón, que voy vendiendo morcones, ¿qué si quiere un morcón?!

     Pues esta son las cosas que a mi padre le pasan a patadas, vamos que si se llega a dedicar al mundillo de los cómicos se hace de oro. Mi madre que salió a comprar el morcón dice que no sabía donde meterse de la vergüenza que pasó con la señora. A mi en cambio me toca salir y me parto con ella de la risa seguro, después de disculparme. Por eso con mi viejo yo me lo paso de muerte, con él de cualquier situación sacas algo divertido y tiene ese carisma alegre del hombre andaluz por excelencia que se ríe hasta de su sombra.
Después de reírnos con esta anécdota vino ese repertorio de ellas que ya conocemos toda la familia y amigos pero que cada vez que las cuenta nos hace rompernos de risa. Y que en cada reunión le pedimos que cuente porque no hay nada mejor que compartir con quienes quieres que esas risas sanas

.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...