S.O.S.



Por tanto, he aquí, la seduciré, la llevaré al desierto, y le hablaré al corazón. (Os. 2, 14)


Es curioso Señor como la esclava no entiende el mensaje. 
Cuando es tanto el dolor que lleva oprimiendo el corazón de esta.

El desierto es tan árido, no podré soportarlo. no puedo, no soy tan fuerte y estoy tan sola aquí dentro, tan incapaz de gritar efectivamente, que a veces desearía morir y no tener que vivir en este estado.
Duele.
Duele tanto que solo en Ti encuentro mi lugar, solo en Ti puedo apoyar mi frente y descansar. Solo en Ti encuentro el aliento de esperanza y comprensión, no me dejes caer cuando cegada por la desesperación grite a esos falsos profetas. Tú no mires mi embotamiento Señor, quédate conmigo, no porque yo sea digna de ti. No porque yo te merezca. Quedaté conmigo Amor de mi alma y no me dejes caer cuando otros así lo hagan. Por tu Santidad, por tu Amor Misericordioso quedate con esta pobre criatura y acompañame en mi noche oscura, no me dejes caer, no me dejes caer... y si caigo... Por tu Corazón Inmaculado, no pases frente a mi sin detenerte.


Comentarios

Entradas más vistas del último mes.

Daisypath Anniversary tickers