Daisypath Anniversary tickers

HOMOFOBIA O RELIFOBIA?


En que quedamos?



     Estos días atrás los colectivos de homosexuales de todo el mundo se manifestaban por la calles de las ciudades donde pueden ejercer su libertad a la elección sexual y a reivindicar esa condición. Y a mi como ciudadana de un pueblo demócrata, me gusta saber que cada cual en la libertad de su elección tienen las mismas posibilidades de ejercer sus derechos civiles, de que se les otorguen y se cumplan, del mismo modo que puedan manifestar o reivindicar su condición o simplemente darla a conocer. 

     Pero lo que se vio el dia del desfile del orgullo gay en Madrid... Eso no hay por donde cogerlo. Tengo amigos, familiares homosexuales y no veo su modo de entender la sexualidad,  en estas manifestaciones. La sexualidad no lo es todo en una persona, ni homosexual, ni heterosexual, solo es una elección pequeña de un conjunto de muchas cosas que forman quienes somos dentro de un individuo.

Entiendo que un homosexual defienda la elección de estar atraído sexualmente por alguien de su mismo sexo, del modo en que yo me siento atraída por alguien del sexo contrario. Una cosa es querer que te respeten tal y como tú decides ser y otra muy diferente es que intentes imponer quien eres utilizando la degradación a otros. 

¿Verdaderamente hay necesidad de una clerofobia ?
O como he podido leer en algunos foros de homosexualidad relifobia...

¿Es necesario degradar, insultar y llegar a manifestarse de este modo que puede verse en las imágenes para reivindicar algo propio?

Para mi esto no define la homosexualidad, para mi es sinónimo de ignorancia. Falta de tacto a la hora de hacer una reivindicación de respeto. No podemos pedir respeto cuando estos son los medios que usamos para definir lo que pensamos nosotros de los demás.  

Acaso no pensaron estas personas en el daño que le causan no solo a otro colectivo, el católico, si no a tantos miles de homosexuales católicos que viven su sexualidad unidos a la Iglesia. Poco favor le hacen, ni a ellos, ni a ellos mismos. 

Si tiras una piedra a un tejado, no esperes debajo, porque caerá rodando de nuevo y si estás parado mirando te dará con la inercia de vuelta según la fuerza con que la hayas lanzado.

Yo no soy quien para juzgar a nadie, por sus elecciones. Tengo bastante con pensar en las mías propias, en si me equivoco y en si tendré que dar cuenta de algunas que otras. Dios me respeta ahora en mis elecciones y yo me limito a intentar no cagarla en sobremanera.

Que pena me da ver estas cosas, cuando Jesucristo sigue entregando la vida cada día en tantos hermanos en países contrarios a la fe.  Tantos hermanos decapitados por una causa común, por una frase que dijo Él antes de entregar el Espiritu: "PADRE, PERDÓNALOS PORQUE NO SABEN LO QUE HACEN."

Y así siguen muchos... Sin saber lo que hacen.


Comentarios

Entradas populares