ENTRE EL CIELO Y EL SUELO. (donde nadie me oye)



Pienso que los gritos más potentes son los del alma, esos que nos parten, nos desgarran, nos ensordecen la propia conciencia y nadie percibe.

Este último mes ha sido difícil para mi en muchos sentidos. Desde el cambio estacional que afecta mi estado anímico, pasando por una serie de acontecimientos que se han encargado de ralentizar el modo en que me enfrento al día a día. Mi batalla interior a sido un caos, un caos desbordante que me ha empujado a caer, revolcarme, quedarme tirada y esperar al momento del levantamiento tal vez más de lo necesario. Es lo que tiene el combate en este lugar, entre el cielo y el suelo, las perspectivas no siempre concuerdan y encajan con la fe. 
La cabeza nos dice, el corazón siente y el espíritu sabe. 

Pese a mi lucha interior sigo en pie, esperando, fiel a la promesa que Él me hizo. Dispuesta a seguir luchando. Hay un momento para todo, para lo bueno y lo no tan bueno, lo importante es no desesperar cuando llegan los malos tiempos. Porque por muy mal que pinten, Dios siempre nos dará un adelanto de lo que nos espera en el cielo y eso nos dará la tregua necesaria para poder erguirnos aquí ahora y levantarnos del suelo.

Nada pasa por casualidad. Y cuando nadie te oye... Dios siempre permanece atento, de eso no me cabe la menor duda. Solo Él tiene la capacidad nata de sentir en nuestro silencio.





Comentarios

  1. Amiga mentó

    Lo que más me gusta de este blog es, donde nadie me oye

    Ronda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alba, las publicaciones que van etiquetadas con: donde nadie me oye, son esos sentimientos que tenemis y que pocas veces nos atrevemos a compartir.

      Momentos en que el malestar interior es tan fuerte, el modo en que nos revelamos, que se convierten en silencios. Y de pronto aparece Jesús que nos dice: yo he pasado por eso. Mírame, fíjate en mi, y avanza... Confia.
      Y cuando pasa la tempestad ahí está mirada serena, confirmando lo dicho, acogiendonos. Y entonces hasta los peores momentos vividos cobran sentido.
      Un abrazo grande amiga. Y animo, que se que tú también estas lidiando tus batallas. Rezo por ti.

      Eliminar
    2. Hola Alba, las publicaciones que van etiquetadas con: donde nadie me oye, son esos sentimientos que tenemis y que pocas veces nos atrevemos a compartir.

      Momentos en que el malestar interior es tan fuerte, el modo en que nos revelamos, que se convierten en silencios. Y de pronto aparece Jesús que nos dice: yo he pasado por eso. Mírame, fíjate en mi, y avanza... Confia.
      Y cuando pasa la tempestad ahí está mirada serena, confirmando lo dicho, acogiendonos. Y entonces hasta los peores momentos vividos cobran sentido.
      Un abrazo grande amiga. Y animo, que se que tú también estas lidiando tus batallas. Rezo por ti.

      Eliminar

Publicar un comentario

Escribe sin miedos.
Deja escrito lo que piensas.Las palabras liberan a las personas.

Entradas más vistas del último mes.

Daisypath Anniversary tickers