NOVENA AL ESPÍRITU SANTO. DÍA 3º.



Paz

     Vamos a inclinar en humildad ante el poder y la grandeza del Espíritu Santo. Adoremos a la Santísima Trinidad y démosle gloria hoy al Paráclito, nuestro Abogado.
     Oh Espíritu Santo, por tu poder, Cristo resucitó de entre los muertos para salvarnos a todos. Por tu gracia, los milagros se realizan en nombre de Jesús. Por su amor, estamos protegidos de todo mal. Y así, le pedimos con humildad y el corazón de un mendigo para su don de la paz dentro de nosotros.
      Los santos fueron tentados, atacados y acusados ​​por el diablo, que es el destructor de la paz. Cuando se nos acusa por el diablo, ven en nuestra ayuda como nuestro abogado y nos da la paz que perdura a través de todos los ensayos!
     Amen.
   Ven Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía tu Espíritu y todo será creado. Y Tú renuevas la faz de la tierra.
    Oh, Dios, que por la luz del Espíritu Santo, dio instrucciones a los corazones de los fieles, concédenos que por el mismo Espíritu Santo podemos ser siempre del bien y gozar de su consuelo por medio de Cristo Nuestro Señor,
     Amen.


Comentarios

  1. hola sacramento,gracias por tu recordatorio,te invito a visitar mis blog.
    pensamientosindiscretos.com
    escritoenmiburo.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jose Luis. Me pasaré a visitar tus blogs en cuanto tenga un hueco.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Gracias por acercarnos a la novena al Espíritu Santo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada Alex, rezar juntos es un placer siempre. Es de las mejores cosas de ser católico, sentir la unidad en la oración.
      Un saludo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Escribe sin miedos.
Deja escrito lo que piensas.Las palabras liberan a las personas.

Entradas más vistas del último mes.

Daisypath Anniversary tickers