NO SUFRIMOS PARA REDIMIRNOS, SI NO PARA RECONOCER LA ALEGRÍA VERDADERA CUANDO LLEGA.(Diario de una madre imperfecta)


     Lo primero que se me ocurre escribir es que soy afortunada por ser mujer. Esta última semana me rompo a cada dos por tres y me deshago en lagrimas. Llorar es en medida poder liberarme para mi de tanto dolor que a veces se me acumula en el alma y me aprisiona. No dejando despegar la nueva mujer que intenta madurar en la fe y revestirse en esa alegría que da el poder encontrarse en Dios.
    Estos días la cruz parece querer aplastarme, y dejarme en el suelo de bruces. Todos en algún momento hemos de enfrentarnos a la cruz y cuanto antes sea eso, mejor para nosotros, más podremos disfrutar luego de llevarla con alegría pasado el periodo de  prueba.
    La primera vez que yo fui consciente del significado de la cruz en mi vida fue decisivo para todo lo que ha venido después aconteciendo a lo largo de los años.
    Siempre fui una niña llena de complejos e inseguridades, con un mundo interior que me engullía, partiendo de eso, comencé a crecer y a forjarme a mi misma. Pasé de ser alguien insegura, a ser una bestial prepotente y de buscar perseguida por aquella curiosidad que me empujaba a querer saberlo todo, a no tener necesidad de buscar nada más. Me hice el centro de todo lo que era mi vida y puesto que conseguía todo lo que me proponía, me bastaba mirarme al espejo y ver aquella mujer que no se doblegaría jamas. Yo fui esa mujer durante parte de mi juventud, alguien que no necesitaba de nada, ni de nadie para ser feliz y encontrar su camino de regreso a casa. Estaba tan engañada entonces, casi tanto como lo sigo ahora cada vez que me dejo llevar por esos instintos y forma de querer entender las cosas.
    Había visto a mi abuela morir envuelta en el sufrimiento y el dolor que provocan ciertas enfermedades que uno no sabe por donde coger. Mi abuela daba gracias a su Dios por todo y a mi me parecía un Dios tan manipulador el suyo. No entendía como un Dios con poder hacia sufrir a lo suyos, a veces, según sea la cruz temporal, tampoco lo consigo, ya  no solo el entender, si no aceptarlo. 
    Mi vida comenzó a ir de culo en todos los aspectos, entonces tenia 16 años y el carácter de una mujer resentida de 30. Era joven, pero había pasado ya por tanto sufrimiento, que ya ni me dolía. Las experiencias vividas dentro de mi seno familiar me hicieron madurar a pasos agigantados, algún día te compartiré alguna y sabrás porque me hice una mujer en dos días y aparque a la jovencita en algún rincón de mi interior donde no quería ni mirarla. Habíamos pasado unos años muy duros en casa y yo había salido victoriosa de todo y que idiota, me sentía poderosa de haber podido con todo aquello yo sola. Hasta ese momento, lo más duro que había vivido había sido los cuatros largos meses que mi abuelo paterno tardó en entregar la vida en un hospital. Estuve con él, tenia quince años recién cumplidos y vi como la gangrena lo consumía y pudría su cuerpo de dentro hacia fuera, solo estábamos mi padre y yo con él, porque mi madre estaba recién paria y con la abuela en casa en una cama metida. Los médicos le aconsejaron a mi madre que no pisara ese ala del hospital y menos si estaba dando pecho a un recién nacido, así que mi padre pasaba las noches y de allí se iba a las siete de la mañana del hospital al trabajo y yo estaba desde esa hora hasta las once de la noche que mi padre llegaba de nuevo a relevarme. Yo me crié en casa con mis abuelos y él lo era todo para mi, mi abuelo, mi padre, mi profesor, mi amigo... Aún no se como sobreviví a verle morir lentamente con todo su cuerpo violado por la putrefacción , ni en los momentos en que agonizó quieto en mis brazos sedado, pedí ayuda a ningún Dios. Aquello fue demasiado para mi y no quería saber nada de ningún Dios si es que existía, porque todo lo que me dijera no serviría para que yo aceptara aquello. Cuando todo pasó apenas un par de meses después lo de la abuela, y yo cada vez me hacia más dura a ella si que no la entendía como coño podía querer tanto a ese Dios y darle tantas gracias ¿porque? ¿Por el dolor, por la enfermedad, por tener aquella vejez de mierda, culmen a toda una vida de sufrimiento y también de mierda? No obstante había algo en ella escandaloso, yo que la conocía como mi madre que era, pues había crecido en su regazo, sabia que  ella era feliz, y que en el fondo aunque a mi no me hiciera ni puñetera gracia, ella no era una redimida. No, ella era feliz, y eso me daba tres patas porque era algo que no me cabía en la cabeza, ni me cabe. Aunque ahora si se lo que es experimentarlo.
     Pues apenas había pasado un año de la muerte de mi abuela y mi padre tuvo un accidente con la moto de vuelta de su trabajo. Casi me quedo sin mi padre, si mala fue la operación, peor fue lo que ocurrió luego, había pillado un virus en el quirofano,  y nadie daba con un remedio para sacarlo del coma. Como dice mi amigo Bruce: no hay ateos en las trincheras. Cuando de verdad te enfrentas al limite de tus fuerzas, cuando llegas a ese lugar de ti donde el sufrimiento y el dolor ya no te dan para más, solo tienes dos opciones, o seguir como estaba yo viviendo pero muerta en vida, o mirar a donde no había nadie haber si era verdad que ese Dios existía. Yo pasaba por cargar la cruz entonces como sigo haciendo, pero entonces no tenia conciencia de lo que era eso, y de lo importante que es ver, admitir, poder reconocer que la cruz nos aplasta y que no nos gusta. Que aunque sepamos que nos une a Cristo y que si no morimos antes no podremos resucitar, la verdad es que la cruz no le gusta a nadie. Porque si nos gustara es que seriamos masoquistas y entonces tendríamos que darle la razón a tantos de fuera que no comprenden su significado vivificante y que creen que los católicos somos los que a golpe de martirio, con el coco comido, queremos salvarnos a base de sufrir y flagelarnos.
    Recuerdo el momento que viví en el salón de mi casa como si fuera ayer. Hasta ese momento jamas había llegado a aquel estado de sinceridad por mi parte, jamás me había sentido la persona más impotente, más pequeña y menos cosita que me sentí entonces. Estaba desnuda por dentro, no había nada, ni en mi, ni a mi alrededor. Lloré durante horas sin querer reconocer lo que estaba viviendo, no podía más... Pero había un orgullo absurdo en mi que se negaba a hacer algo que de pronto había surgido como un faro en mitad de toda la noche en que me había convertido. Alguien me estaba diciendo: Pídemelo, ahora , pídeme ahora.
     Y tenia tanto miedo a estar volviéndome loca, a que aquello solo fuera parte de mi debilidad que cuanto más fuerte sentía esa voz en mi interior diciéndome que me arriesgara a romper con mi miedo y que se lo pidiese, más rabia me entraba por dentro, más fuerte gritaba y más desesperada lloraba pero esa voz no se callaba, de verdad que creí que me estaba volviendo loca. Jamás he estado tan fuera de mi como entonces, y cuando ya no pude más me tiré al suelo y gritando dije algo que me salió de lo más profundo de mi, algo que me hizo que todo cambiara. Le dije a esa voz que no podía pedírselo, que no podía arriesgarme a confiar en él, porque si lo hacia y me fallaba, si descubría que era un invento del hombre, que era una mentira, ya no tendría nada a lo que agárrame. Y aquel grito salió de mi, de un lugar que yo no podía reconocer, pero que estaba. Hoy a la luz de la fe puedo decir que esa era la semilla que mi abuela con toda su vida de mierda ofrecida en alabanza y gracias a Dios había ganado y depositado en mi, e incluso cuando yo no era consciente de ello estaba ya germinando en mi interior. Volví a sentirle decir: Pídemelo y le grité que me ayudara desde mi total rendición a la necesidad de creer , contra toda lógica que pasaba por mi cabeza. Solo sentía dolor, frustración y miedo y una necesidad inexplicable de que fuera verdad  y entonces dijo otra cosa: No puedo decirte que será fácil, porque tú no lo harás fácil. Pero yo estaré contigo hasta el día en que me veas junto a mi Padre y nunca más te sentirás sola.
     Han pasado 21 años desde entonces y he tenido difíciles cruces que cargar, pero Él nunca a faltado a su promesa de hacerse sentir a mi lado. Nunca he vuelto a sentir esa desesperación desgarrándome por dentro. Sufro y lloro y también soy feliz. Cuesta arriba o cuesta abajo, si algo voy aprendiendo de su compañía es a ser sincera conmigo misma y a reconocer con su nombre lo  que me pasa en cada momento. Que me jarto, que me cabreo, que no puedo!! Que yo no sirvo para esto, que no, que ni soy buenicita, ni humilde, ni la mitad del tiempo quiero serlo y menos cuando tengo que llevar una cruz que no la quiero cargar ni aunque lleve un cireneo robatizado al lado cargándomela. Y entonces le oigo reír, y tiene una risa preciosa que amansa hasta mi mala beta y le escucho decirme con unas palabras tan amorosas:
     Si ya te lo dije que no seria fácil, si es que no eres fácil 
Y no me hace falta que me diga que está a mi lado, porque no he dejado de sentirlo junto a mi desde entonces.

Comentarios

  1. Mento te ofrezco mis oraciones,aunque muy humildes pero oraciones.
    Quiera Dios que salgas pronto de este trance.
    DTB!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María, ya voy mejor, en cuanto mi cuerpo se va adaptando a la bajada de la medicación, todo va cambiando y con ayuda de Dios vamos "palante"
      Un beso guapa, y animo y fuerza con lo que me referiste anoche. Yo también rezo por ti.
      DTB :)

      Eliminar
    2. Si es que a mi desvelarme no me hace nada bien.
      Gracias!!

      Eliminar
  2. Te dejo un cariñoso saludo miga mia.´
    Voy a rezar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que importante es eso Belén, en los tiempos difíciles que vivimos de tanto sufrimiento que hay e torno a nosotros, rezar es lo mejor que podemos hacer por lo demás. Pedir ayuda al Único que tiene poder para cambiar la historia del hombre.
      un beso guapa. Ha ver si luego coincidimos por la red ;)

      Eliminar
  3. Como muy bien dices la cruz no solo no nos gusta sino que se nos impone o nos las imponen, lo contrario sería masoquismo como bien dices.
    Pero como tambien concluyes : No será fácil. (nadie se lo ponemos facil). Pero yo estaré contigo hasta el día en que me veas junto a mi Padre y nunca más te sentirás sola.(Este es el kit de la cuestión)
    Con esa claridad con que ves y vives todas estas cosas, el Señor te dice : "No estás lejos del reino de Dios".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi noes fácil, pero no me cabe la menor duda de que si no lo es es porque no me dejo. No tengo miedo a nada de lo que pueda acontecer mi vida, porque me he roto tantas veces que se que por muy pesada que la cruz se vuelva, Él me recompondrá en cuanto yo me deje.
      Tengo miedo de mi, de mi libertad, de conocer el bien y decidirme decantarme por el mal. Por que eso es algo que solo yo hago. Él está conmigo y eso en la batalla me sostiene aunque sea una cobarde. Pero tengo tanto miedo a veces a cagarla, a equivocarme y por una de mis absurdas pataletas perder oportunidades que tal vez no se vuelvan a presentar. Y ya no solo por mi, sino porque soy consciente de que soy un instrumento en manos de quien Dios se sirve para llegar a otros. Pienso en que seria de mi si quienes tuvieron un día la gracias de anunciarme el Kerigma, de pasarme la fe, hubieran sido como yo de cerrados de mollera y hubiesen perdido la oportunidad de presentarme a Jesucristo. No,el camino de la santidad no es nada fácil, en ningún momento creo yo que lo sea aúnque sin duda la recompea de poder vivir sintiendo a Dios dentro de uno ganar cada vez más espacio, bien merece la pena todo esfuerzo y sacrificio por parte de uno.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Buenos días Mento. Mira que no te dice que 'lo sentirás junto a Él', así que si un día no 'sientes' que está cerca será porque lo está más que nunca... solo que quiere mostrar al enemigo, siempre escéptico, que tú te mantienes fiel en el amor y te fías de Él. Los sentimientos van y vienen, Él permanece con su Iglesia, con cada piedra viva, como el Pastor del Salmo querida ovejuela. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si supieras Nip lo mucho que he meditado ese mismo concepto que me resalta. sobre todo en esos momentos que todos sabemos cuales son y que no le sentimos más que por su silencio. Es entonces cuando queremos imponer nuestra necesidad de que este y se deje sentir a nuestra manera. Pero en verdad no es eso lo que Él ha prometido, no es un pelele por amor. Él no se deja hacer, ama y está como ha de estar y punto y nosotros descubrirlo. Él promete estar y así lo hace, todo lo demás son cosas que van aconteciendo para nuestra conversión dependiendo de la historia personal de cada uno.
      Gracias por participar y ayudarme a sacar a flote cosas tan importantes :)
      un abrazo amigo.

      Eliminar
  5. "Pero yo estaré contigo hasta el día en que me veas junto a mi Padre y nunca más te sentirás sola..." Esto es delas cosas más bonitas que se han oído, ¿verdad?
    Hay que vivir esa experiencia para comprenderlo. Me alegro mucho por ti.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, a veces se tiene reparo al decir estas cosas. Más si las compartes en tus círculos más cercano donde todo el mundo te tiene calada y saben la mala persona que puedes llegar a ser. Lo imperfecta y lo poco que en una se dan las virtudes que se supone que acompañan a quienes siguen a Cristo. Incluso a un ateo le es fácil entender que exista un Dios en personas como la Madre Teresa de Calcuta. Pero en una pobre pecadora llena de defectos. Yo por culpa de los míos me he llevado muchos años callando, me sentía indigna de manifestar algo así, hablar de cosas que no puedo cumplir. Un día en cambio durante una eucaristía lo vi muy claro. Y desde entonces no he vuelto a callarme. Siempre lo digo, no alardeo de falsa humildad, yo no soy humilde, simplemente soy sincera cuando digo que lo bueno de mi persona es la parte de Dios que habita en mi y todo lo demás soy yo con mis defectos y mis miserias. Y es curioso porque la gente lo llega a entender y aún más comprendo el poder que tiene Dios para hacer perfectas las cosas aún cuando una lo ha puesto todo patas arriba.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. El camino es largo y difícil, pero El es nuestro costalero. Lo que importa es seguir andando, aunque sea a la pata coja.
    Besitos, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :)
      Aunque sea nadando en nuestro llanto Mili, anda que cuando solo nos quede la voluntad de seguirlo y ya las fuerzas no no den para más Él pondrá quien nos lleve.
      Estos días te tengo en mi pensamiento constante y en mi oración a ti, a tu hermana y a su hija. Besitos cariño y agarraos fuerte a Él. Mira que el demonio es ahora cuando va a golpearos fuerte para intentar quitaros la fe que con tanto amor él a pagado para ganarla en nuestro favor. No se lo permitas, se más astuta que el propio dolor y lucha por tu hermana que te necesita y te va a necesitar mucho Mili.
      Estoy con vosotras en la oración y la eucaristía.
      Un abrazote.

      Eliminar
    2. Muchas gracias, Mento, yo no quiero pecar de presunción, pero si la fe no se me ha ido, ni siquiera tambaleado, por gracia divina, sin mérito alguno, con todo lo que he tenido que vivir, creo (Señor auméntame la fe)no temo que eso ocurra ahora, En mi hermana temo más,aunque espero con la confianza en Dios y la oración, que con su momento de rebeldía luego vueva a agarrase a ella porque no hay NADA MÁS.
      Gracias por tus oraciones, querida amiga, son recíprocas.

      Eliminar
  7. Soy consciente de que no ha debido ser fácil compartir tanta intimidad en la forma que los has hecho. Abrir un corazón de par en par de esa forma, hace que los que consideras amigos, se sientan honrados de serlo.Yo me quedo sin palabras, solo la certeza de que poniéndolo en la patena, todo estará en manos de Dios. Solo El, y solo El, puede dar la luz y el consuelo de verdad. Me uno a los demás en mi deseo de que esa claridad sea la que te de esperanza. Recuerda que la verdadera felicidad, la tenemos prometida allí arriba.
    Un beso fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre con la cabeza mirando hacia el cielo y por el rabillo del ojo al suelo para ver las zancadillas que nos pone el "malo".
      Contarlo no es lo difícil Angelo, porque me siento tan querida por Él que me sale entre ruego y alabanza. Lo malo es que luego me falta humildad para encajar las criticas, para gastar paciencia, para perdonar, para aceptar que no llego ni a la media...Pero esa es la batalla a lidiar aquí, allí, sí :D, allí nos espera simplemente la vida.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Uf Mento cuanta Vida nos abres hoy...y cuanta Gracia y Cruz Unidas....me dejas sin palabras hermana. El Caminar es duro a veces y cuando te quedas en ti y nis ves Nada es tremendo lo que sientes...pero la Gracia de verte siempre con El a tu lado me llena de Esperanza...a mi me ha " Talado" muchas veces...y siempre me hace llegar a lo mismo: Sin Mi no puedes hacer Nada....asi que Mi nada junto a Su Todo es mi vida entera. Aparece el orgullo como mi "salvador" y lo mando a hacer Gargaras....y ahi lo dejo haciendo gargarismos...El me dice Lo mejor está por llegar Hija...y eso lo guardo en mi Corazón sabiendo que El lo hace y Rapido!!!

    Somos privilegiadas porque El elige lo inutil Mento para dar Gloria al Padre que sin dudarlo está siempre esperandonos....tenemos unos dias aqui para hacer su Voluntad y cuando lo cumplamos derechitas con El al Cielo..lo sabes no? pues pasito a pasito detras de El sin perderlo de vista. La Madre nos guia como Nadie! un beso enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que importante es esto que dices de que te ha talado. Por mi experiencia en jardineria (todo aprendido de mi viejo) a veces cuando un árbol enferma, o pilla un aplaga imposible de salvar, la única solución es cortarlo. Pero para Talarlo desde abajo, hay que tener conocimientos y unas manos a prueba de gracia. Saber diferenciar las corrientes, taponarlas, evitar el sangrado total de la savia y dejarlo reposar por un tiempo indefinido y esperar a ver si es capaz de reacionar y comenzar a revivir en un nuevo brote que apenas ya tiene que ver con el árbol que era antes. Yo muchas veces me he planteado la conversión así mientras trabajo con mi padre. Además de maruja de los peroles y manitas arregla todo en plan "Manolo". Lo mismo te talo, que te injerto, que domino mucho en lo que a siembra y cosecha se trata, para lo que más me ha servido todo esto en el fondo amiga ha sido para compararlo y aplicarlo a mi propia naturaleza que regresa y se nutre en Dios la fuente de la que hemos salido y sin ella, todas las pataletas que demos es "pa ná"
      Y que bien hace cuando sabes que una persona ha pasado o pasa por lo mismo y que eres un caso aislado, si no que Dios ama al hombre en general y está dando la vida por todos y cada uno de nosotros.
      Un beso guapa.

      Eliminar
  9. mi querida Mento siempre es difícil lidiar con los problemas pero nuestro señor jamas nos abandona, aunque para poder levantarnos primero debemos caernos ten la seguridad de que siempre va a estar a tu lado cuidándote y dándote la fortaleza que necesites te mando un fuerte abrazo y muchas gracias por tus mensajes en mi blog pero tuve un problema familiar y no podía revisar mis mensajes feliz año para ti y toda tu hermosa familia
    mil bendiciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, se que si no estas es por fuerza mayor. Espero y deseo que todo se haya solucionado. Como dices: Él siempre está a nuestro lado ayudándonos.
      Un beso guapa.

      Eliminar
  10. Que bonito Mento! Que intimo! Como me gustaria comprenderme a mi misma como tu te comprendes y poder transmitir ese testimonio del Buen Amigo a los demas! Ahi esta, nos sostiene Gracias por recordarnoslo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je,je, Wells... aishs chica...
      A mi no me entiende ni Dios. Está es una frase que se utiliza mucho por aquí abajo para definir a alguien complicado o una situación difícil de comprender o aceptar.
      Yo no lo veo así, soy un remolino de sentimientos confusos, de controversias y a veces hasta he llegado a pensar que me falta un par de hervores y que no tengo la cabeza bien acorde a la edad que tengo.No sabes lo dificil que soy y lo mal que llevo eso de comprenderme y aceptarme ya ni te cuento.
      Creo que por eso el Señor tiene tanta predilección por mi y se desvive en amores, porque si no fuera por Él y el modo que me reconstruye cada día...No quiero ni imaginarme como sería entonces, je,je.
      Un abrazo amiga.

      Eliminar
  11. Gracias, por este hermoso compartir, eso es vida, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je,je, aunque a veces la lleve una a empujones y otras tenga que ir casi a gatas arrastrandome, jajaja. Pero sí, es vida, claro que sí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. gracias mento pero mi papa falleció el mes pasado y si ya se soluciono después de una muy dolorosa agonía pero ya esta en el camino de encontrarse con Dios
    un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Escribe sin miedos.
Deja escrito lo que piensas.Las palabras liberan a las personas.

Entradas más vistas del último mes.

Daisypath Anniversary tickers