PROFESIÓN DE FE.




Un día en que Jesús oraba a solas y sus discípulos estaban con él, les preguntó: "¿Quién dice la gente que soy yo?". Ellos le respondieron: "Unos dicen que eres Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, alguno de los antiguos profetas que ha resucitado". "Pero ustedes, les preguntó, ¿quién dicen que soy yo?". Pedro, tomando la palabra, respondió: "Tú eres el Mesías de Dios". Y él les ordenó terminantemente que no lo dijeran a nadie. "El Hijo del hombre, les dijo, debe sufrir mucho, ser rechazado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, ser condenado a muerte y resucitar al tercer día". 
(LC 8,18-22)

¿Cuál es mi experiencia de Cristo?

«Hoy es habitual considerar a Jesús como uno de los grandes fundadores de una religión en el mundo, a los que se les ha concedido una profunda experiencia de Dios. [...] Así, la palabra “experiencia” hace referencia, por un lado, a un contacto real con lo divino, pero al mismo tiempo comporta la limitación del sujeto que la recibe. Cada sujeto humano puede captar sólo un fragmento determinado de la realidad perceptible, y que además necesita después ser interpretado. Con esta opinión, uno puede sin duda amar a Jesús, convertirlo incluso en guía de su vida. Pero la "experiencia de Dios" vivida por Jesús a la que nos aficionamos de este modo se queda al final en algo relativo, que debe ser completado con los fragmentos percibidos por otros grandes. Por tanto, a fin de cuentas, el criterio sigue siendo el hombre mismo, cada individuo: cada uno decide lo que acepta de las distintas "experiencias", lo que le ayuda o lo que le resulta extraño. En esto no se da un compromiso definitivo.
 Benedicto XVI, Jesús de Nazaret, primera parte, p. 118.

Leí esta reflexión de Benedicto y me ha dado mucho que pensar, bastante, creo que en pleno escopetazo del año de la fe, más que salir a toda leche corriendo haciendo delante (que también es importante) También es momento de reflexión interior, de sincerarse con el Espíritu Santo y dejarse hacer. La masa solo sube si la dejamos fermentar su debido tiempo, ni mucho, ni poco. Creo que la transmisión de la fe recibida es algo así. Nadie puede decir: Tu eres el Cristo, tú eres el Hijo de Dios sin que la fe recibida lo revele. Pero una vez reconocido esto, lo siguiente es el anuncio.

Comentarios

  1. Mento, en más de una ocasión has comentado que tienes algunas carencias de conocimientos (todos las tenemos, por cierto), y señalas con admiración los saberes de los demás. Yo creo, sin embargo, que te nutres de la Fuente del verdadero saber, y que posees bastante más hondura que la mayor parte de los "expertos" que nos atontan por la radio y la televisión. He dicho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me siento alagada por este comentario, más viniendo de ti. ¿Sabes? Cuando veo a personas como tú con tanta cultura, con blogs tan estupendos como el tuyo muchas veces me pregunto ¿que pinto yo con el mio en todo esto? Aún me sigo haciendo la pregunta, pero me basta saber que soy instrumento en manos de Dios y que aunque sea contando mis cuatro cosillas de algún modo Dios sabe utilizarlas para que ayude a otros.
      Gracias Rafael, luego me paso por tu blog para ver si Teruel existe y ver como han recibido a Crispín y al Dragón Agamenón por aquella tierra. ;)
      Un beso.

      Eliminar
  2. Como siempre mento, tus evangelizadoras entradas nos llegan al corazón y nos acercan a Dios. ¡Gracias! Feliz año de la Fe amiga. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pepe, solo comparto aquello que me urge en mi momento más cercano y puntual. Me alegra que de algún modo también sirva a otros.
      Feliz comienzo del año de la fe, quiera Dios que a lo largo de este año se siembre mucho para cosecha de Dios.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. La invitación que tengo del fragmento del texto que subiste, es a que tenga una espiritualidad propia es decir personal, mía.

    Durante mucho tiempo me costo el anuncio de Dios, sobre todo porque me relacionaba con personas muy "intelectuales" con mucha preparación académica, la que no se deja convencer con nada de lo que le digas. En ese tiempo me venía mucho a la memoria San Francisco de Asís y ahora pienso lo mismo. El ANUNCIO ES SOBRE TODO CON EL BUEN TESTIMONIO DE UNA VIDA COHERENTE CON LA ENSEÑANZA DE JESUCRISTO. Esto lo pienso mucho para mi, porque con mi vida puedo desacreditar todo lo que digo con la boca.
    Gracias Mento!!
    DTB!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maria por compartir, que importante es esto que dices de que se puede desacreditar con la vida lo que se dice con la boca. Cuanta razón tienes y cuanto debemos de reparar en ello para no dar ocasión de tropiezo a los demos ni al anuncio del evangelio.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Anoche entre y apenas tuve tiempo para dejarte un comentario,no me acostumbro a tus ausencias,lo siento pero soy así de egoista.

    Un cariñoso saludo amiga mia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso no es ser egoista, eso es que me quieres e intuyes que ando un poco rara si no escribo. Yo también siento no estar a tope para escribir, es oportunidades que se pierden para anunciar que Jesucristo está esperandonos. Puede que sea yo la egoista que me refugio en mi malestar y no utilizo los medios que se me dan para trabajar en el anuncio. Me acabas de dar una buena sacudida amiga.
      Decirte que estoy bien, que me han cambiado otra pastilla y que los efectos secundarios me tienen un poco atolondrada, suelo llevar mal estos cambios y no terminan con dar con algo que me venga bien a largo plazo. Sera unos dias y ya comenzaré de nuevo a dar guerra, je,je, como suelo decir a los que me preguntan por mi estado de salud: Bicho malo nunca muere.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. ¡Que gran párrafo, querida pelito verde! A mi también me ha tocado. La experiencia de Jesús, su presencia real en nosotros, es cuando hacemos de nuestra vida.. un espejo de la suya. Aceptando y ofreciendo como EL hizo en la cruz todo lo que nos vaya cayendo. Igual que Rafael creo que eres cada vez más sabia, tu alma va creciendo día a día... y no puedo más que agradecer a DIOS que así sea porque gracias a tus palabras, me llega su presencia cada vez más. ABRAZOTES.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, bueno, ahora parezco una sandia, ruborizada, jajaja.
      Pues nada como un par de halagos para que a una se le vayan todos los males, je,je, y si vienen de dos hombres a los que admiro...Ya apaga y vamonos. Leyendo los comentarios que me habeis dejado pensaba en lo que hace poco decian los catequistas de mi comunidad: lo importante de ser parte de una comunidad, de un grupo de activamente sigue a Jesucristo. y cuanta razón tienen, incluso aqui en la red donde todo puede resultar tan virtual, se siente esa unión que da la comunidad. Yo digo que sois mi comunidad de blogueros y sí, se siente el Espiritu de Dios fluir y circular de un blog a otro, uniendo y creando Iglesia tambien en este inmenso mundo que es internet. Cuantas gracias he de dar a Dios por ser parte de vosotros y viceversa, cuantas...
      Un abrazo muy fuertote y sanador.

      Eliminar

Publicar un comentario

Escribe sin miedos.
Deja escrito lo que piensas.Las palabras liberan a las personas.

Entradas más vistas del último mes.

Daisypath Anniversary tickers