LLEGÓ SEPTIEMBRE...(Diario de una madre imperfecta.)

...Subieron los precios.


     Esta tarde venia el canal de noticias 24 horas. Una de las noticias era esta. La ya tan repetitiva y poco deseada por la mayoría del pueblo del aumento del IVA.

     Y llegamos al 21%.

     Mi hija Lucy (9 años) de pronto veo como levanta la cabeza del dibujo que colorea de las Monster High. Hago como que no me doy cuenta y la vigilo por el rabillo del ojo. Esta embobada mirando la noticia. En esos momentos salen unas imágenes de "la fabrica del dinero". Esas imágenes que todos en alguna ocasión al ver nos hemos dicho con irónico sarcasmo: ¿Donde venderán esas maquinas? La noticia termina y pasa a otra. Lucy no mira ya la pantalla, pero tampoco ha retornado a su tarea de colorear, sigo mirándola, está con ese ceño fruncido que tanto conozco.
     - ¿Nena que piensas? Le pregunto.
     Me mira con cara de mosqueo, ya se lo que va a decir, porque se parece mucho a mi a su edad y obviamente porque soy su madre y la conozco.
     - Mamá, lo que yo te digo siempre, ofu, es que en "tos laos" está todo el mundo hablando de la dichosa crisis. Que lió, yo lo que no entiendo mamá. Verás, es que yo no se porque pasan estas cosas. Mamá tú sabes, que la gente ya no tiene dinero ni para comer, ni para pagar las cosas y eso es muy injusto, vamos, yo, yo si vienen a echarme de mi casa, es que cojo un cuchillo y a ver quien entra por ...  Ella sigue con su retahíla de niña de 9 años indignada porque escucha muchas cosas de la crisis y las procesa con su cabeza de niña de 9 años. Yo en mi cabeza revivo lo sucedido con mi padre hace unos días que cuento en los comentarios de la entrada de hace dos. 

     De pronto dice: CON LO FÁCIL QUE SERIA QUITAR LA CRISIS. La miro como si realmente fuese a darme la solución y continua.
     - Mamá, ¿tú nos has visto esas maquinas que han salido, porque yo veo que hacen mucho dinero. Lo que yo digo es que los que mandan tenían que comprar más maquinas de esas y hacer más dinero (pone énfasis en las últimas palabras) mucho dinero y repartirlo , pero repartirlo bien mamá y así ya no habría pobres en el mundo, todos seriamos iguales, podríamos pagar casas y comida. 
    
   Intento imaginarme ese mundo de igualdades, de pequeña lo veía con tanta facilidad como seguro lo ve ahora mi hija, pero me es imposible. De pronto en mi cabeza veo mi futuro más próximo. Mi Pepe por fin vuelve a casa mañana, terminación de contrato, posiblemente no le vuelvan a llamar por el mismo tema que conté en esa entrada del enlace anterior. La alegría de tener mi guerrero de nuevo en casa, se empaña al pensar que no tiene cotización suficiente y que tendrá que reanudar de nuevo la ayuda familiar que está a pique de consumar. 
       Mi hija sigue dando soluciones al mundo hasta que me pide mi opinión. 

     Podría haberle explicado que eso no es posible, hablarle de la deuda externa o que por ejemplo en España hoy existen  dos 21%, el de la subida de los impuestos y el 21% de las hogares de familia que viven bajo el umbral de la pobreza.

     No, no lo hago, me limito a decirle que eso seria lo mejor que podría pasar a la crisis, como si se tratara de la vecina de al lado. Y le añado algo que no le gusta que le diga, porque es tan curiosa como su puñetera madre. 
     - Cariño cuando seas mayor entenderás cosas del mundo de los mayores que ahora no deben de preocuparte. Mientras has de tu mundo y con los que te rodean ese tan bonito y generoso que puedes ver. 

     - Bueno, pues vale, pero yo si creo que el mundo puede cambiar, lo que pasa es que los mayores no queréis cambiarlo.

     Y menuda bofetada que recibo sin manos, pues mientras ella me decía eso de cambiar el mundo. Yo pensaba en que ya no cobro nada y aún no me encuentro bien de salud para arrancar y buscar trabajo... 
     ...Y pensaba en como afrontar no este mes de septiembre, pero si el siguiente con 400€ ...
     ...Y también pensaba en que comienza el colegio y que el año pasado partió durante el curso unas gafas... 
     ...Y de pronto me encontré pensando en cuanta razón tenia una niña de nueve años al decir que las cosas no cambian porque los mayores no queremos...
      ...Y terminé desolada pensando, intentando averiguar en que etapa de mi vida deje de ser y pensar como mi hija y comencé a pensar solo en mi misma y en mi circulo más privado...
     
OLVIDABA RECORDAR QUE HOY TENEMOS EL ROSARIO BLOGUERO, JE,JE. menos mal que los niños me preguntan siempre lo de si es sábado para el rosario BLOGUERO, si no, no caeria en recordarlo.
 (que trasto soy, recordar lo que a mi se me olvida)

Comentarios

  1. Mento,hace tiempo que dejé de ver las noticias y leer la prensa...así que tengo mas tiempo para rezar...
    Te lo recomiendo,es un desestresante infalible.

    Un cariñoso saludo amiga mia y sigo rezando por ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto contigo lo de tener más tiempo para rezar, cuando desconectas de cosas que en verdad no son tan útiles o solo son para disfrute personal. A mi por ejemplo me encanta hacer diseños de bisutería, no dejaba que nadie tocara mi material y las herramientas. Hasta que comprendí los momentos de felicidad que me provocaba ver a mis hijos inventando los suyos. Y en vez de gritarle o regañar, se los di. Ahora ellos hacen sus diseños sentados a mi lado y yo aprovecho entre explicación y un poco de ayuda, para escribir como ahora.
      Las noticias me gusta verlas con los niños, aunque Pepe no es partidario de que las vean porque cree que ver matanzas de guerra, hambruna, ect. No es bueno para ellos, yo difiero, quiero que sepan que el mundo no es simplemente el que ellos viven y que en un momento del futuro eso es lo que tendrán que enfrentar. Claro que a cada noticia he de darle una explicación a su edad y crearles conciencia, no traumatizar. Y también es un momento especial poder rezar con ellos por las cosas que pasan en el mundo y por nuestros amigos.
      Un abrazote guapisima.

      Eliminar
  2. Las lecciones de los niños. ¡Es verdad!: -"lo que pasa es que los mayores no queréis cambiarlo"..., ¿a ver si lo cierto es que cuando VOLVAMOS A SER COMO NIÑOS, EMPEZAREMOS A ENTENDERLO TODO.
    Me encantó tu entrada, como siempre, sencilla, clara, divertida, directa y llena de esa frescura natural que nunca te falta. jajaja. BESAZOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se que seria de mi brother si no tuviese a mis hijos. Seguramente mucho más egoísta y mía. Ellos mantienen viva la niña que llevo dentro aún y que cree que si realmente los mayores quisiéramos con unión lo conseguimos todo.
      Besazos y un abrazote sanador.

      Eliminar
  3. La verdad es que los niños ponen los puntos sobre las íes. La crisis se nota cada día más y la económica va muy unida a la crisis moral. Si logramos cambiar esta última, es posible que mejore la primera.
    Un abrazo Mento!

    ResponderEliminar
  4. Por eso mismo yo nunca le cortare a mi hija las alas de creer que las cosas pueden cambiarse empezando por uno mismo, ojala llegue como poco a mi edad creyéndolo. Puede que las personas como yo seamos unas ingenuas e idealistas, pero ni nos conformamos, ni miramos hacia otro sitio.
    Un abrazo Elige.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Escribe sin miedos.
Deja escrito lo que piensas.Las palabras liberan a las personas.

Entradas más vistas del último mes.

Daisypath Anniversary tickers