AMIGO.


Aveces pasamos por este camino como mendigos. Buscando un poco de amor, mendigando allí donde creemos que podemos encontrarlo. Nuestra vida está llena de personas, amigos, familia, esa persona que crees que puede estar siempre y en quien apoyarte. Nuestra pareja, nuestros hijos, los padres...
Pero nada es eterno, el amor humano se acaba. 
Sea como sea la historia que vivimos, la verdad es siempre la misma. Vivimos rodeados y a un mismo tiempo solos, porque en un momento dado lo que es, ya no es y viceversa. 
Amamos y somos amados y del mismo modo que llega ese sentimiento, sale sin más un día de tu vida y no vuelve. Sin culpables, sin motivo, estamos de paso, solo de paso. Aún así nos aferramos a la alforja y la llenamos, tanto, que se rompe y se vacía sola.
Solo hay un Amigo en este camino que te garantiza estar a tu lado hasta el final. Parar cuando no sigas y aligerar el paso si corres. Incluso cargar contigo si en un tramo así lo necesitas. 
Amigo, que te espera y te perdona, que te acepta y te levanta, que cuando te cansas de ser mendigo en el mundo te recibe y te convierte en rey o reina del suyo.


Comentarios

  1. Mento, no es que te contradiga.
    Ciertamente, es muy cierto lo que dices del Gran Amigo, insustituible que es el Amigo Divino.
    Pero también existen las mediaciones, sino Dios nos hubiese hecho ermitaños, los demás seres humanos que nos rodean nos ayudan a llevar la cruz, no nos la quitan, pero nos aligeran la carga, son esos Cirineos que aparecen en el camino, son la Veronica, que descubre que detrás de una máscara de sufrimiento y dolor hay un ser humano.
    Me hace pensar tu entrada en muchas cosas.
    Unidas en oración.
    DTB!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María te doy toda la razón. Ya sabes lo que te he contado por el correo, eso me tiene un poco afectada, pero no te preocupes. Sé perfectamente que Jesucristo es quien me cura el alma, pero ya llevo mucho andado con esta enfermedad y se que quien me cura el estado emocional cuando ya se descontrola es el siquiatra y la medicación. Dosis arribas, dosis abajo, cuando uno pierde el miedo a decir publicamente y reconocer que es un enfermo mental sin que te de cosa que piensen de ti que estas zumbada o como una cabra, es más fácil llevar la enfermedad. Porque ya no la vez como un gran problema, si no como algo que se trata del modo adecuado y ya está. Gracias María, para mi es importante saber que te preocupas por esta parte que muy pocas personas entienden. Pero ya me conozco, hoy se lo decia a Pepe por teléfono también, que no se preocupase que si en un par de días más no me pongo mejor, voy a que me suban la medicación un poco y en unas semanas, lista para seguir batallando.
      Un abrazo grandote.

      Eliminar
  2. Mento: a estas alturas ya habrá llegado Pepe y seguro que tu ánimo estará tan en alza como la prima esa que tanto nos agobia. Venga niña, que además tienes tantos amigos que te apoyan que ya los quisiera yo para mis horas bajas. Cuenta tsmbién conmigo y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay la prima Mili! Con lo que yo quiero a las mias y esta prima que saboria nos "ha salio a tos" jajajaja.
      Mi Pepe no viene este fin de semana, lo hace cada quince días. Ya hoy los niños y yo comenzamos a contar cuanta atrás.
      Pero este fin de semana estoy como tú, con la casa llena de pequeñajos. tengo las amiguitas de Lucy que se han quedado y algún amiguito de Iván de la calle que se acopla por ratos y esto es una bendición del cielo tanto chiquillo junto. Su alegria, su espontaniedad, Los niños tienen la gracia de Dios en su ser y vaya como la contagian. Y lo dice una que siempre dice que no le gustan los niños, jajaja, pero estar con ellos es resucitar a la vida.
      Un abrazo Mili.

      Eliminar

Publicar un comentario

Escribe sin miedos.
Deja escrito lo que piensas.Las palabras liberan a las personas.

Entradas más vistas del último mes.

Daisypath Anniversary tickers