NOVENA DE ADVIENTO.

   Día 1    


Y le dijó el ángel: "Deja de temer, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás y darás a luz un Hijo, al que pondrás por nombre Jesús. Será grande y llamado Hijo del Altísimo; el Señor le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob por los siglos, y su reino no tendrá fin". Dijo entonces María: "He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra". Y el ángel la dejó. (Lc 1, 30-33,38)

Meditación.
La creación, incluídos nosotros mismos, forma parte de un plan general del Creador. Pero, nuestros primeros padres fueron tentados por el diablo y desobedecieron a Dios. Por esta razón perdieron para ellos y para toda la posteridad la vida de la gracia y santidad. Este es el estado de pecado original en que todos nacemos. Las puertas del cielo fueron cerradas a la humanidad como resultado del pecado original.
Por eso, fue necesaria la Redención que llevó a cabo Jesús, quitando el pecado del mundo (Jn 1, 29). Solamente por Cristo puede el hombre pecador llegar a ser hombre celestial como Dios lo había dispuesto (1 Cor 15, 45-49). 
Adviento es el tiempo para avivar nuestra esperanza de la revelación como hijo de Dios (Rom 8, 19). Es esperar la venida de Cristo por gracia en Navidad y su venida final cuando se cumpla el plan de Dios para todos los revestidos en Cristo por la fe y el Bautismo.
Dios nos da a conocer su plan por medio de los Profetas, y en Adviento la Iglesia nos repite sus palabras. Los grandes precursores fueron Isaías y Juan Bautista, a los cuales se añade otros como Baruc, Jeremías, Sofonías y Miqueas, hasta que llega Jesús en quien se cumplen todas las promesas que Dios había hecho.
Desde el día de la Anunciación, María, mejor que nadie en le mundo, tuvo la dicha de conocer la plena verdad de que es Dios quien viene al mundo. Meditando en el misterio de Cristo, "el Hijo del Altísimo", comenzamos a entender que Él nos incorporó a Sí mismo al hacerse hombre y que volverá de nuevo dándonos la salvación para establecer su Reino eterno.
Desde el día de la Anunciación, María, mejor que nadie en le mundo, tuvo la dicha de conocer la plena verdad de que es Dios quien viene al mundo. Meditando en el misterio de Cristo, "el Hijo del Altísimo", comenzamos a entender que Él nos incorporó a Sí mismo al hacerse hombre y que volverá de nuevo dándonos la salvación para establecer su Reino eterno.
Durante el Adviento, nuestra súplica ha de ser siempre: "Ven, Señor Jesús" (Ap 22, 20). Debemos rechazar "la maldad y las codicias mundanas" y vivir "en este mundo como seres responsables, justos y que sirven a Dios. Pues esperamos  el día feliz en que se manifestará con su Gloria nuestro magnífico Dios y Salvador Cristo Jesús" (Ti 2, 12-13).

FUENTE

Comentarios

  1. Enseñame Maria a confiar en el Creador, a no tener miedo al instante. A vivir con la esperanza puesta en el Redentor.

    ResponderEliminar
  2. Nosotros le decimos posadas o posaditas, que consiste en rezar el rosario, cantar la letanía y luego los versos de posada.
    Estos son los veros que se cantan.

    1. En el nombre del cielo,
    os pido posada,
    pues no puede andar
    mi esposa amada.

    2. Venimos rendidos
    desde Nazaret;
    yo soy carpintero
    de nombre José.

    3. Posada te pide,
    amado casero,
    por solo una noche,
    la Reina del Cielo.

    4. Mi esposa es María,
    es Reina del Cielo
    y Madre va a ser
    del Divino Verbo.

    5. Dios pague Señores,
    su gran caridad
    y los colme el cielo
    de felicidad.

    Adentro

    1. Aquí no es mesón
    sigan adelante
    yo no puedo abrir
    no sea algún tunante.

    2. No me importa el nombre
    déjenme dormir
    pues ya les he dicho
    que no voy a abrir.

    3. Pues si es una reina
    quien lo solicita
    ¿cómo es que de noche
    anda tan solita?

    4. ¿Eres tú, José?
    ¿ Tu esposa es María?
    Entren peregrinos,
    no los conocía.

    5. Dichosa la casa
    que alberga este día
    a la Virgen Pura
    la hermosa María.

    Todos
    (mientras se abren las puertas)

    Entren Santos Peregrinos,
    reciban este rincón,
    aunque es pobre la morada, la morada,
    os la doy de corazón.

    Muchos saludos Mento!!

    ResponderEliminar
  3. Maria que bonito, me quedo con la piel erizada amiga. Voy a copiarlas para el blog infantil.
    un beso guapa.

    ResponderEliminar
  4. Un vídeo con la melodía de las posaditas.
    http://youtu.be/-0Yz379-tJs

    ResponderEliminar
  5. Gracias me has leido el pensamiento.Jajajaja.

    ResponderEliminar
  6. Mento,llego un día tarde pero me uno a la novena.
    Un cariñoso saludo y una vez mas juntas en oración.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Escribe sin miedos.
Deja escrito lo que piensas.Las palabras liberan a las personas.

Entradas más vistas del último mes.

Daisypath Anniversary tickers