RETAZOS DE MIS RECUERDOS, DE AQUELLO QUE VIVÍ.

Hoy no me apetece mucho escribir, no me encuentro muy bien físicamente, pero se que debo ser fiel a este blog por las personas que venís a compartir vuestro tiempo conmigo. Como bien dije el domingo pasado, dedicaré este a recordar cosas de mi pasado que me gustaban y me hacían feliz. De pequeña había una canción que me encantaba: Una estrella en mi jardín de Mari Trini. Recuerdo que mi madre me decía: te vas a cargar el radio cassette. Porque claro antes todo se iba en bobinar y rebobinar. Que tiempos. De pronto la cinta se quedaba pillada y la liaba con el dedo a toda prisa antes de que me pillaran a mi. Pero claro, luego se escuchaban los saltos en la canción. Bendita inocencia de niños.


Escuchando ahora de nuevo la canción en el vídeo. Me preguntaba que era lo que encontraba yo a tan corta edad en una canción de amor como esta. Y es que ya lo he dicho en alguna ocasión, que desde muy temprana edad yo ya me sentía que me faltaba algo. Que nadie a mi alrededor me hacia sentir lleno ese huequecito en mi corazón, que yo siempre sentía vacío.

Aunque claro, aquello tal vez se podía deber a las series infantiles de mi época.


Eran personajes que nos enseñaban buenas conductas. Como la traviesa Heidi y el bueno de Pedro.
Ese fue mi primer juguete un Pedro de goma y trapo que aún conservo en la estantería de mi dormitorio. El pobre esta todo apulgarado y le falta un pie. Pero no quiero deshacerme de él. Pese a que Pepe siempre me esta haciendo la guerra para que tire esa porquería así le llama él. Y entonces yo entorno los ojos y le digo: ¿A Pedro? ¿A ver si te atreves?

El domingo pasado hablando con una amiga que vino a visitarme me dijo: Yo no soy psiquiatra, pero estoy segura de donde te viene a ti esto. Y es que me han vuelto a cambiar el tratamiento y estoy fatal hasta que me acostumbre al cambio. Ella restando importancia para que me animase me dijo: Marco, Marco tiene la culpa. Tu madre no debió dejarte ver esa serie. Estoy segura que Marco te traumatizó de pequeña.
Nos reímos un rato. Pero ahora pensándolo bien, no me extrañaría. 
Seguro que mas de alguno que ahora ronda los cuarenta, también soltó su lagrimita. No es de extrañar que seamos la generación de los deprimidos. Jajajaja.


Comentarios

  1. También a mi me gustaba mucho esa canción.
    Un abrazo y Feliz día de Pentecostés.

    ResponderEliminar
  2. Ufff!!
    Y dices al principio que no te apetece escribir mucho. Felicidades por no dejarte vencer.
    Preciosos vídeos y anécdotas.
    Te agregue a un grupo en facebook, si decides te puedes salir de ahí.
    Feliz Pentécostes!!
    Dios te ama!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Escribe sin miedos.
Deja escrito lo que piensas. Las palabras liberan a las personas.

Entradas más vistas en los últimos 30 días.

HEMBRA DOMINANTE & MANADAS.

La anécdota del día.

Retazos de madre.

#VDLN 5: ALARIDOS DEL SER.

#Miércoles Mudo 4: Contrapuntos.

#Miércoles Mudo 3: Antes del Atardecer.

VEN A CONOCER MI NUEVO BLOG (Clik en la imagen)