NI TRUCO, NI TRATO.



"La lógica, dado el mal uso que de ella se hace, vale más para estabilizar y perpetuar los errores cimentados sobre el terreno de las ideas vulgares, que para conducir al descubrimiento de la verdad" (Sir Francis Bacon).



Que nadie te engañe con paradigmas inciertos.
La vida misma nos pone en el lugar y en el momento en que la Verdad por si misma grita tan fuerte en tu pabellón auditivo, que debes ser sordo de nacimiento para no escucharla; y aún así... Existe el milagro que devuelve al sordo de nacimiento la capacidad auditiva. 

Tener miedo está permitido. 
Sucumbir a él, no.

El demonio hace tratos, porque no entiende de sacrificios, porque no tiene la capacidad de amar del ser Creador. Él, solo es creatura, y en la lógica existencial de su propia naturaleza se apoya a la hora de la conquista, de la tentación, en su incansable modo de hacernos la guerra se manifiesta el mayor de sus puntos débiles.  A él lo llaman el padre de la mentira, pero padre, ni es, ni tiene la capacidad de serlo, ni jamás entenderá lo que significa. Y por esa fisura, siempre le venceremos nosotros pese a estar en condiciones inferiores de sabiduría. 

Una vez mi ángel de la guarda me dijo.
"Creo que te amo. Pero yo se que esto no es amor. Es deber. 
Mi deber de protegerte y custodiar mientras estés en minoría de condiciones de sabiduría frente al enemigo. 
Estar a tu lado y cumplir mi misión, hace que yo también crezca y en mi libertad está no sucumbir al error de lo que conozco como la Verdad y de lo que es mi misión. 
Vosotros los hombres si podéis amar. Habéis sido creados con esa capacidad reproductiva, esa Gracia, de poder dar vida como Él. Participes de su propia Naturaleza creadora. En vuestra esencia existe ese conocimiento de experiencia que ademas de haceros libres, os hace comprender por la misma naturaleza en si de creación, lo que es el Amor". 

Conversaciones como esa, a mi me ayudan a no sucumbir al pánico, aunque tenga miedo, cuando las situaciones me pueden y veo al enemigo como una mole de destrucción que no titubea frente a mi. Yo sé entonces, que por muy dura que sea la batalla, el último que seguirá en pie seré yo... Porque mi Padre me ha creado para la vida como un individuo en proporciones iguales a su Creador. Y soy madre y se como daré la vida en cada circunstancia por los míos si así fuera requerida. Por esa simple lógica, , que cualquier peligro que me aceche a mi como hija y me derribe, en el último momento llegará mi Padre a imponerse y sacarme ocupando mi lugar. Eso es lo que hacen los padres por los hijos. Esa es la verdad. Incluso para los que son un desastre o malos padres, en algún momento son consciente de ello, de lo malo que son en su cometido... Y eso, solo está al alcance del ser humano, no al del ser espiritual. 
Tenlo en cuenta en tus batallas, te servirá.

No hemos sido creados para ser marionetas de las circunstancias y saltar a través del aro. En este universo infinito, donde los dioses, las fuerzas, las religiones, ect... nos llevan a un politeísmo del "buenísmo" aceptado. Has de saber que ante todos eres un individuo, creado sin apéndice, sin dependencia, en total libertad. Así que todo lo que te/nos esclaviza está en la elección y en el modo que hemos optado por afrontar las situaciones que  vivimos.

Yo que siempre vivo en un continuo pataleo, perdiendo serenidad, dejándome ganar en muchas ocasiones la batalla. Arrodillándome ante quien no lo merece y sabiendo que la solución ya está en mi porque somos Su heredad, y en cada ser creado ya por si hemos heredado de ante mano... Te digo ahora que no está permitido sucumbir al miedo. Está permitido llorar, patalear y cagarte en to´lo que se menea, pero cuando acabes de retorcerte en tu miseria levántate y sigue caminando. Y el aro... que se lo meta la lógica y las circunstancias y hasta el mismo diablo por donde le quepa. No somos perritos de una camada por muy alto que sea el pedigree en ella. No hay ingeniería genética que mida la esencia del alma. Así que no seamos gilipollas y vivamos, independiente a los acontecimientos que nos aborden como lo que somos. "Yo Soy el que Soy" y cuando sabes quien eres, no tienes necesidad de justificación.

Esta mañana me llegaba el email de un buen amigo que en estos momentos no lo está pasando bien en su labor de padre. 
Cuando a un hijo le aflora una enfermedad (él y su familia están en ese momento previo de pruebas) de no saber que va a pasar, de sentirte a la deriva de las circunstancias que se nos escapan del control porque no podemos modelar a nuestro modo de desear que fuesen. Es en ese momento cuando el mal no entiende de honor, y aprovechando nuestra debilidad nos golpea con toda su mala baba, arrojándonos mil filosofías del mundo conocido que nos arrastraran al caos. 

Es entonces cuando si buscamos en nuestro interior las respuestas. 
Le Encontraremos. 
Porque Dios no entiende de trucos, ni de tratos. Él se Sabe y su Palabra solo tiene una interpretación. 

El demonio que no sabe de Amor, que no sabe de proteger aquello que ama. Nos lleva al raciocinio de las emociones. A pensar en posibilidades. Y en cada pensamiento nos influye a creer que hay que pagar un precio para merecer algo que ya poseemos, porque somos.
El Amor no se razona. Es y se És. 

Aprovecho este lugar desde el que me asomo y te veo, como un pórtico de tu alma a la mía. Para pedirte que dediques un poquito de tu tiempo a esta causa de mi amigo. Que reces por él y su familia para que los acontecimientos sean propicios y si acaso no lo fuesen, encuentren en esta experiencia que viven la Verdad de su existencia y el Amor que se mantiene intacto en ella.

Aquí no vale el pienso luego existo... Existo porque Soy... lo que pensemos, eso, viene de añadidura al gran milagro de estar vivos y transcurrir junto al tiempo. 




Comentarios

Entradas más vistas del último mes.

Daisypath Anniversary tickers