Daisypath Anniversary tickers

Momentos de...



¿Por qué?

Sé que no es la pregunta correcta. Pero a veces es tanto el dolor que te golpea que... No sabes ni que decir.

No importa que a mi edad tenga una familia ejemplar que muchos quisieran para si. Que tenga amigos que me quieren, personas que me admiran y un carisma respetado entre mis conocidos. Me sigo sintiendo sola, tremendamente sola.

Ni siquiera importa que Él me acompañe a cada paso. O que permita que el dialogo con mi ángel de la guarda fluya y yo pueda percibirlo, aún así me siento como siempre. Sola.

Y entonces sucede, Él permite que te encuentres en el lugar correcto y que las cosas sucedan. Con la abuela que trabajo ahora la situación es diferente, ella tiene hijos que la quieren y se preocupan de que esté bien atendida. Pero el declive de la naturaleza humana llega para todos en la misma medida. 

Ayer viví unos momentos especiales con mi nueva niña mayor. Le han puesto hace unos días un marca-pasos con 88 años y se defiende como un gatito panza arriba. Aún así, a esa altura de la vida es difícil hasta para los que no se rinden y luchan. 

Y en esos momentos de cruda realidad, cuando una enfrenta el sufrimiento propio junto al ajeno y puedes mirarlos de frente, a veces pasa que te sientes tremendamente pequeñita e insignificante y las preguntas surgen impulsadas por la desesperación. 

Yo preguntando en un ataque de impotencia a Dios ¿por qué? ¿Por qué yo? ¿Por qué a mi? ¿Por qué si no puedo con mi propia vida me empuja a estar en momentos de debilidad de otras personas donde no me siento a la altura?

Y entonces oigo como suspira, y siento su sonrisa sobre mi. Me encuentro sentada en el sillón del acompañante de la sala de hospital, la abuelita después de estar bastante alterada, se ha quedado tranquila agarrando mi mano. Estoy en una situación incomoda, por lo que me duele hasta el alma y mi propio cuerpo, no me encuentro bien de salud. Hace unos días tuve un accidente y estoy jodia físicamente. Encima con la garganta echa una puta mierda, porque al tener las defensas bajas soy la tentación de los virus y me he colado en su reino. Pues eso, estoy ahí, bien jodia con mis pataletas en plena acción, casi soportando las lagrimas, estoy a puntito de desbordar. Y entonces le oigo. 

"La verdadera soledad es de ese color"
Miro la mano que sostengo, o la que me está sosteniendo a mi, todo depende de perspectivas. Como siempre. Y Él sigue hablando a mi corazón.

"Nadie como yo sabe lo que es sentirse solo. Sufrí esos colores en todo mi cuerpo, y en todas sus tonalidades. Créeme que se como te sientes, y puedo hacer que te sientas mejor. Pero no ahora, mi modo de liberarte del peso del engaño es mostrándote la realidad"

En mi desesperación le digo que yo tampoco puedo y que lo único que deseo es que todo acabe. Y Él me dice que también pasó por esa fase como el más común de los hijos de Eva. Y me dice:

"No puedo evitar que sufras y que combatas con tus manos esta guerra. Lo importante es que no dudes que Yo estoy contigo, incluso cuando no puedes sentirme. Que comprendo tu debilidad, tu rebeldia y hasta tu pecado y aún así te quiero por encima de mi propia vida, la humana y la divina y estoy dispuesto a sacrificarme por ti cada vez que tú me necesites".

Y entonces, después de escuchar esas cosas que solo Él me dice y que mi ser más intimo recibe sabiendo que no hay dualidad en ninguna de sus palabras pronunciadas. Solo puedo apretar esa mano, mientras la miro, apreciando la diversidad de tonalidades que la sangre adquiere bajo la piel y en cada uno de sus matices verlo a Él. Victorioso ante la dificultad del mundo y eso, me hace sentir fuerza interior para bloquear esa puta soledad del alma que como un mal cancer quiere dejarme fuera de juego.



Comentarios

  1. Quien no sienta esa soledad que describes que levante la mano...
    Te quiero mucho ����

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, lo que pasa es que algunas como yo somos muy rimbombantes explicándonos. Te quiero Campanilla y tranquila, salgo de todas, ya lo sabes, solo son bajones emocionales y por suerte estacionales. Pasan ;)

      Eliminar

Publicar un comentario

Escribe sin miedos.
Deja escrito lo que piensas.Las palabras liberan a las personas.

Entradas populares