Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2016

VOCES.

Imagen
"La sabiduría no es otra cosa que la medida del espíritu, es decir, la que nivela al espíritu para que no se extralimite ni se estreche". San Agustín. 


Esas voces siempre estuvieron en mi cabeza. Desde pequeña. Hubo tiempos en los que pensé que era el producto de un gran mundo interior. Pero cuando se alinean con los acontecimientos y empiezas a comprobar que no siguen pautas de casualidad y que coinciden dando sentido a diferentes manifestaciones y acontecimientos es cuando te das realmente cuenta que eres diferente. Y entonces puede que te pase como a mi. Durante años tuve miedo. Podía presentir a través de ellas los acontecimientos futuros. Pero me sentía tan asustada que hasta mi pre adolescencia no fui capaz de hablar con nadie de ello. Fue a mi abuela a quien se lo confesé por primera vez. Y su modo de escucharme, con tanta normalidad, fue un alivio. Ella decía que era una Gracia, un don que Dios da a algunas personas para tener conciencia de la vida del espíritu. Ento…

QUIEN SIEMBRA RECOGE.

Imagen
"Entre grama y terrón se siembra el buen melón" (Refranero español)

¿Cuántas veces hemos oído o incluso utilizado este dicho de "quien siembra recoge"? Cierto es que para bien o para mal, la relatividad del modo en que la usamos dará como resultado la cosecha. 
En el tema de la fe y la evangelización... Es tremendamente relativo. Desde mi punto de vista, uno siembra, porque se pone al servicio, pero no tiene porque ser quien más tarde coseche. Aún así, cuando evangelizas con tus actos, con tu modo de vida, tienes pequeños adelantos de esas cosechas que tal vez nunca te toque recoger. Pero Dios se encarga de darte esa primicia de degustación de lo que será el resultado final. Ayer tuve la oportunidad de comprobarlo y hoy también. 
Cuando conoces a Dios, verte en Él provoca un cambio en ti. Aunque a veces ni siquiera uno sea consciente, los demás si lo serán.  Lo verán en tus obras. No hay que ser un buen predicador para que la gente se convierta, hay que ser un buen …

AQUEDAH.

Imagen
"AL VERDADERO AMOR NO SE LE CONOCE POR LO QUE EXIGE, SINO POR LO QUE OFRECE".(Jacinto Benavente)

Aún no llevo cuatro días de cuaresma y ya están mis motores a toda potencia. Cada año tengo la misma sensación al empezar. Luego las experiencias van variando y al final siempre hay algo bueno por lo que dar gracias a Dios en el momento del encuentro.
Fue hace una horas cuando en lugar de amanecer, la noche cayó sobre mi con todo el peso de su oscuridad. La decepción tiene un color tan intenso, que no hay matiz que se le resista ni pueda complementar. Cuando crees en las personas haz de estar preparado no solo para convivir con sus mejores cualidades, también con sus demonios. Y esa, es la parte difícil, devolver bien a toda consta. Bendecir aún cuando el otro te este desgarrando la garganta.  Y yo...  No soy capaz de eso, no aún. 
Medito ahora sobre una de esas imágenes de impacto que encontré estos días en Facebook donde se veía un fotograma de la película de la Pasión.  En ell…

MIEDOS INFLUIDOS.

Imagen
"Cualquier cosa que el hombre gane debe pagarla cara, aunque no sea más que con el miedo de perderla". (Friedrich Hebbel).


Tengo miedo. Shhhh...
Y él lo sabe. 
Porque el tío del rabo es especialista en influenciar, en impartir, en influir con sutileza, o con fuerza ruda. Siempre activando nuestros soportes porque sabe donde atacar. Sabe mucho de lo humano, de aquello que el pánico provoca en el hombre y no va a parar.  
- Ay... ...Rufián enemigo de mi felicidad, si te muestras acabará este juego, esta lucha de poderes, y usas tus años de experiencias en mi contra. Pero yo voy a usar algo que tú temes ... La Verdad.
Sabe que es un tiempo de Cuaresma, de propósitos personales, de lucha interior y se refriega las manos esperando el momento. Tiene una inteligencia superior, y los suyos también, y eso les jugó la peor de sus elecciones. No creer que el Ser Superior por Excelencia podía mantener su total Divinidad en un en cuerpo mortal.
Ahora he despertado su ira, le revienta que h…

QUE ME BESE CON BESOS DE SU BOCA... AUNQUE SEA CUARESMA.

Imagen
"El amor es ciego pero los vecinos no"
Cuando nos enamoramos perdemos capacidad critica. He aquí el sentido de este dicho popular que en alguna que otra ocasión habrás escuchado o incluso usado. Estar enamorado se puede científicamente demostrar que es el resultado de una reacción química en nuestro cerebro. 
¿Y que tiene esto que ver con la Cuaresma? Pues verás, vayamos por puntos.  En cuaresma la Iglesia adulta nos invita a un periodo de 40 días de conversión, de reflexión, de preparación a un cambio espiritual. ¿Y puede haber algo más espiritual que una relación de amor? 
Siempre me he preguntado porque los demás enfrentaban la cuaresma como algo triste, penoso, sacrificado... Si a mi, desde que le conocí me ha resultado un tiempo de espera que me descubre mis ganas de ser amada, mi anhelo de sentir los limites de mis capacidades y de las suyas.

Lo tengo claro, la cuaresma para mi es ese tiempo de espera al Novio en que me deshago en un solo verso: "¡QUE ME BESE CON B…

Y PARIÓ LA CABRA...

Imagen
No hay manera de ser una madre perfecta, hay un millón de maneras de ser una buena madre. (Jill Churchill)
No me puedo dejar de preguntar si en doce años que llevo siendo madre, en algún momento lo he sido. Imagino que para saber si eres una buena madre, haz de esperar a que tus hijos sean padres te miren a la cara y digan: "Ahora se lo que hiciste por mi toda mi vida".
Ser madre es el mayor reto al que Dios me ha llamado nunca. Siempre me siento tan pequeña, me pregunto si hay modo de hacerlo mejor. Si ser como yo soy de desastre no tendrá en mis hijos consecuencias. A menudo me asaltan tantos miedos, tantas dudas... que ganas me dan de salir corriendo y no mirar más atrás. Entonces es cuando alcanzo un poco de luz en esta oscuridad para comprender que no soy una mala madre. Quizás un desastre sí, pero soy una buena madre. Aunque me cuesta ser constante, tener paciencia y grite en estéreo...  Estoy ahí, cada día, intentándolo. Luchando contra mis propios miedos, mis inseguri…