Blog personal, donde cuento experiencias de la vida cotidiana en relación con Dios, con la familia y con los amigos. Si te apetece desconectar un ratito y descansar, conectaté a este blog, encontraras muchos amigos de los que seguro aprenderas algo bueno, como estoy aprendiendo yo.

ama

ama
Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todas tus fuerzas. (Dt. 6,4.)

jueves, 3 de septiembre de 2015

¿QUIEN ME ABRAZA A MI?


Creo firmemente que no hay mejor medicina en el mundo que la que nos proporciona un buen abrazo.

Algo que está a la mano de cualquiera y que aún así a menudo es tan difícil de encontrar a alguien que desisteresadamente nos abrace y nos arranque en un breve gesto todos los dolores y tormentos del alma. 

No hay que subestimar nunca el poder de un buen abrazo. Y tampoco ser tacaños, ni a la hora de dar uno, ni si tenemos que pedirlo.

A veces, sobre todo a quienes tenemos un carácter de cara al exterior fuerte, parece como si no se nos tuviera permitido mostrar fragilidad. Cuando terminamos por ser sostén de otros, olvidamos que también a uno le llegan las vacas flacas... Y entonces... Estamos tan acostumbrados a no desfallecer, a mostrar lo mejor y mantener a otros, que ocurre lo inevitable. 

Nuestro mundo interior se desarma y nada nos sostiene, hemos estado tanto tiempo proporcionando abrazos, que ¿quién me abraza a mi? 
¿A quien abrazo yo?
¿A quien cuando mi mundo se desmorona y siento que voy a romperme y a llorar como un crío?

Hay una frase de Pablo Coelho que a mi me gusta mucho.

"El amor más fuerte es aquél que puede mostrar su fragilidad"

Desde pequeña me ha gustado mucho esta frase, porque enseguida pude ver en ella sintetizada y definida el ímpetu de mi corazón. El modo en que siento, en que amo, en que vivo el momento, en lo que soy capaz de lograr cuando amo algo o a alguien. 
Cuando tenemos el control de nuestras emociones, podemos reír y llorar a un mismo tiempo, sin sentir vergüenza por ello, sin que nos importe lo que piensen los demás. Cuando nuestro corazón rebosa sentimiento, late a un ritmo diferente al resto del planeta, como tener un segundero propio marcando un ritmo atípico, diferente. 

La sociedad es linea plana emocional...
Nos enseñan a no mostrar los sentimientos, porque si lo haces serás vulnerable. Si te muestras como eres, serás débil frente a los demás y serás un blanco frente a su egoísmo y su ímpetu por superarte. 

Pues yo me niego a ser como el resto.
Así con todas las palabras.
ME NIEGO.

Y si estoy triste, lloraré. 
Aunque los demás se agobien a mi alrededor o no me entiendan, o les parezcan absurdas mis lagrimas.

Y si estoy cabreada, gritaré, pataleare y si te pones en mi camino seguro que te derrumbaré, si previo aviso, no me dejas vía libre. Yo soy así, visceral, con emociones que me llevan a vivir surfeando las crestas más difíciles de las olas. Y lo mismo me sube la adrenalina cuando estoy arriba, que cuando me revuelcan bajo un remolino de espuma, agua y burbujas de aire que no me sirven para respirar; si no que hacen que el cerebro me de vueltas mientras lucho por no entrar en pánico. Así soy yo.

Nunca te avergüences de los impulsos de tu corazón si son tan fuertes que ni tu mismo te entiendes a veces.  Porque cuando creas que nadie va a entenderte, cuando creas que eres un puñetero bicho raro sobre la faz de la tierra a quien olvidaron catalogar como especie en extinción. Aparecerá Dios en tu vida y te dirá: "Sigue así, eres tal y como te imagine para mi disfrute"

Y sentirás tal liberación, que ni el peso de un centenar de abrazos podrían superarlo. Y si aún después de todo eso necesitaras un abrazo... Joder, mira a los ojos a esa primera persona con que te cruces y sencillamente dile:

"Perdona, necesito un abrazo para sentirme mejor".

Y verás lo que pasa.

Porque el mundo está lleno de actores de segunda que vamos fingiendo un papel ya muy machacado y que cada vez más nos cuesta interpretar. Solo el amor nos salvará, pero el amor no es una teórica, el amor es una practica. Es sentirlo dentro de uno y lanzarlo lo más fuerte y lejos que nos de, para que abarque a todos los que pille en su trayectoria. Y quien sabe si en esa trayectoria hay otros como tú y como yo, deseando ser abrazados o dispuestos a dar un millón de abrazos.


"Todos los días Dios nos da un momento en que es posible cambiar todo lo que nos hace infelices. El instante mágico es el momento en que un sí o un no pueden cambiar toda nuestra existencia".

Esta también es de Coelho y también me gusta mucho ;)




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...