Blog personal, donde cuento experiencias de la vida cotidiana en relación con Dios, con la familia y con los amigos. Si te apetece desconectar un ratito y descansar, conectaté a este blog, encontraras muchos amigos de los que seguro aprenderas algo bueno, como estoy aprendiendo yo.

ama

ama
Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todas tus fuerzas. (Dt. 6,4.)

sábado, 25 de julio de 2015

EL SITIO DE MI RECREO...

...Y TU HABILIDAD PARA LLEGAR A MI ESCONDITE SECRETO.


El insomnio me arrastra junto a la oscuridad de la noche a ese escondite secreto de mis inquietudes, ese sitio de mi recreo donde nadie puede acercarse caminando por sus propios pies. 

   Un lugar donde siempre me encuentro a solas frente al mundo, al exterior con todas las consecuencias de sus daños colaterales en mi animo y a mi propio mundo interior que a veces es insondable incluso para mi. A ese lugar solo llegan seres espirituales. Nunca he sabido si todos los que se asoman pueden verme, yo veo a algunos... Mantengo la distancia y nunca pregunto, y eso que soy la madre de la curiosidad, pero se que hay "cosas" que es mejor guardarlas en secreto, ser sumisa y esperar que sean reveladas a su debido tiempo. Hay un lenguaje de respeto que marca pautas que no entiendo, yo siempre me escondo tras los consejos de mi ángel y cuando este no se pronuncia al respecto corro al amparo de saber que Él está siempre en linea, vinculado a mi y controlando hasta el último de los resquicios de este lugar donde se arremolina mi espíritu. En este sitio también se deja ver el tentador, ellos tienen una habilidad especial para saber cuando mis niveles están al borde de la explosión y atacan con toda la artillería y ahí me quedó yo... Estacionada en un lugar donde la psique y la metafísica se revuelcan como posesas, llevándome a estados que a otros vencieron, que a mi me ha costado años de depresión, de tratamientos y cada vez con ayuda de la Gracia descubro para mi alegría y sosiego que nada pasa por casualidad y que todo está bien dispuesto en su perfecta Voluntad.  Aún así cuando llega el enfrentamiento interno, me angustia y me revelo, me pregunto porque a mi? ¿Quién soy yo para que me pasen ciertas cosas? Con lo feliz que seria en una vida plana... O no.

   Una vez Él me dijo: "No se trata de ti, si no de mi. Yo quiero que me conozcas ahora". 
     Y juro por mi vida que no cambiaría este sitio de batalla donde a menudo me arrastro vencida, por ninguna vida donde Él no estuviera. No existen guerras sin derrame de sangre. ¿Porque iba a ser diferente esta de la fe?

     Anoche fue una de esas noches en que los acontecimientos me llevaron a enfrentarme al pirocant de mi alma, sabia que llegaría, no hay victorias sin sacrificios y ahora comienzo a comprender porque en el camino de la santidad la oración es la mejor muleta... ¿Como podría enfrentarme al infierno de mis propios deseos y salir sin chamuscarme? En esos momentos soy la mujer más indefensa y frágil que puedo confesar, frente a Él desnuda no hay lugar donde esconderme. Mi propio infierno me somete, reconocerlo me hace hincar las rodillas e implorar lo único que se que es correcto de suplicar.

     Anoche la batalla me dejo tirada por los suelos y digo literal tirada por que acabé con el culo en el suelo desde la cama. Fue como el preámbulo de las horas de lucha que me quedaban hasta que por fin el sueño me rindió sintiéndome la persona más desgraciada y sola. De esos combates en los que no siento ayuda de ningún sitio, yo y mis circunstancias, yo y mis decisiones...

     Ni que decir que cuando me desperté no estaba mucho mejor, encima esas cosas que llamo diosdicencias y que a veces llegan como aliviadoras muletas y otras como si de un golpe de gracia se tratara con la intención de rematarme. El día empezaba nada bien, pero a eso de media mañana llegó el refuerzo.

    Fue una sensación parecida a la risa de mi ángel, ahí estaba yo, lamentándome por las esquinas y de pronto se llenó todo ese silencio, ese mortecino vacío interior con esa habilidad que Sor Rosa en vida tenia para sonreír y llorar a un mismo tiempo y hacerme sentir que sabia cual era el sitio de mi recreo. Podía mirarme en sus ojos y había una conexión entre ambas de saber casi sin necesidad de hablar, volví a sentirla... Volví a sentir esa conexión sin palabras. Sor Valme llegó a visitar a Anita, traía un regalo para mi. Unos pergaminos que habían aparecido entre las pertenencias de Sor Rosa. Unos pergaminos que ella había dibujado a mano de la Milagrosa con los niños del colegio. Antes de las vacaciones de Semana Santa me estuvo hablando de ellos. Me dijo que ya los traería para que los pudiera ver.Me habló de la poesía tan bonita que una niña había compuesto. Pero se fue al Padre sin enseñármelos. Y ahí estaba Sor Valme, poniendo los dos pergaminos hechos a mano por ella en mis manos, míos... Sentí como todas las heridas de mi alma se cerraban al leer el poema escrito. Y vi sus lagrimas y su sonrisa mezcladas allí conmigo, en ese lugar donde a lo largo de la noche me había sentido tan atormentada. Frases dirigidas directa a mi necesidad...Casualidad...No... Acertividad espiritual que no conoce limites, ni siquiera en este momento mortal de la existencia.

     Se que no merezco tantas bendiciones, no por merito propio por eso me siento más agradecida por que siento que Él hizo todos los méritos por mi y los pagó a precio de Sangre. Su Divina Sangre derramada, sellando la alianza que apaga hasta el momento de la muerte todos esos momentos sombríos en el sitio de mi recreo.





lunes, 13 de julio de 2015

ROTURAS. (donde nadie me oye)



Duele, mucho más que el dolor físico, las roturas del alma son desgarros que te dejan sin aliento.

Gritar en el silencio, sin saber que pronunciar. Sin querer ni que se note...
... Sin querer siquiera...

Momentos de soledad que se hacen interminables, a los que no encontrar con que llenar,  o peor aún, no encontrar el empuje para salir de ese estado estático y remontarlo.

He mirado a la cara a la desesperación, y vivo para contarlo. La he visto en el ocaso de su vida,  sola, cansada,  sin querer estar ni aquí ni allí, asustada... Con el único consuelo de un abrazo pagado, a pesar de que también lo habria dado sin precio...

¿Y me pregunto como quedan las paredes del alma cuando el eco de la soledad rebota en ellas...?

Yo le tengo a Él, con su presencia me llena, asienta mi inestabilidad, calma mis heridas, aisla mis roturas... Y ... Aún así duele como el infierno...




domingo, 12 de julio de 2015

POR LA SEÑAL DE LA CRUZ...




...Te mantendrás a salvo.


     Llevo más de una semana queriendo escribir este pots, pero mi falta de tiempo libre y la escasa conexión que tengo en esos momentos, me ha llevado a retrasar este momento. Incluso ahora no se si conseguiré terminarlo antes de que mis deberes de esposa y madre me llamen.

     Ya sabes que yo no creo en la casualidad, no me cansaré nunca de decirlo. Así que lo que se ha montado estos días en el viaje apostólico del Santo Padre Francisco a  Ecuador, bolivia y Paraguay me viene como anillo al dedo. Porque la cruz, será en nuestro tiempo el signo por el cual muchos caerán y muchos otros serán alzados del suelo, pero nadie, ni los más ateos, pasaran indiferente ante ella. "La cruz será siempre motivo de escándalo". La mejor definición que he oído jamás fue la que me dio mi ángel de la guarda: 
     "La cruz por si sola grita. No hay ser creado que frente a ella no sienta en su interior la inquietud de la verdad que encierra."

      Muchos de ellos, me refiero a los ángeles, creían que el hombre no era digno de tal predilección por su Creador. A lo largo de la historia de la creación, Dios le dio un tiempo para que eligieran, el combate celestial sin un tiempo definido. La cruz, marcó el termino de ese tiempo para ellos. Justo en el instante en que Jesús entregó el Espíritu ya no hubo marcha atrás para ninguno de ellos. Quedaron por la eternidad sometidos a su propia elección, parte de los espíritus celestes se condenaron y la obediencia de un solo humano los sometió a quienes no creyeron en la perfección creadora. Dios, siempre sabe más. mucho más que cualquiera de sus perfectas creaturas, y esa revelación marcó un antes y un después en el destino de cada ser espiritual. La cruz es el símbolo de su realidad presente, para unos es signo redentor, la oportunidad de colaborar en el tiempo de salvación de los que ahora estamos en transito hacia la vida espiritual.  Pero para un gran numero de ángeles la cruz es el signo de su caída sin retorno.  Ni con toda su inteligencia y perfección, pueden anteponerse a esa realidad. No se puede subestimar la perfección del Ser. Que el Creador nos haya dado la Gracia de ser participes en su misma naturaleza, nos permite por nosotros mismos a posicionarnos y esa posición podrá ser cambiada durante "un tiempo", una vez que conocemos la verdad, cada una de nuestras elecciones nos acercaran más al resto de la eternidad. Y del mismo modo que fue revelada la Divinidad del Ser en un Hombre y antes esa revelación no hubo vuelta atrás ya para la redención de los ángeles. También nosotros tenemos un tiempo, no se como es, ni si dura este espacio temporal de vida que conocemos. Mi ángel solo me habla de aprovechar el instante para una continua conversión e insiste en la renuncia a mis propio interés por el común con mis semejantes. 

     Estos días mientras ha salido a la palestra el desafortunado presente de Morales al regalar a Francisco el signo de la hoz y el martillo con un Cristo crucificado... He tenido la gran fortuna de recibir mucha catequesis al respecto. Confieso que me he cabreado también mucho, sobre todo por comentarios que he leído al respecto de opiniones de católicos. Mi ángel no ha parado de decirme que una vez más la cruz es la clave. De un modo u otro, todos los ojos se volverán a miran al que traspasaron. Nadie queda inmune a la indiferencia ante este signo. Porque su vinculo nos toca en el rincón más escondido de nuestro ser, donde se encuentra la esencia del ser, y aunque no seamos consciente de ello una parte reconoce en la Cruz la verdad de un acontecimiento que nos desvela el amor inmensurable del Creador por su creación. Que desvela la verdadera naturaleza del Ser por excelencia. Una realidad que por si sola grita en nuestro interior aunque no tengamos capacidad de entenderla. "Nosotros si" me dice mi ángel. "Esa es tu única ventaja sobre nuestras capacidades". Cuando uno por la Gracia descubre la realidad de Dios en la cruz... Conoce el fin de toda tentación. No importa en que flete nos veamos envueltos, ni el tipo de influencias a las que seamos sugestionados. Jesucristo en la cruz marcó el camino, el modo y con su resurrección nos terminó de proporcionar la solución a nuestro paso. Y "ellos" también lo saben.

     Por eso la cruz es como un repelente. No se trata de un amuleto, no es ningún objeto al que se le pueda atribuir una fuerza sobrenatural, más allá de su significado natural. 

     Pero santiguarse y presignarse puede ser muy útil a lo largo del día para luchar contra las sugestiones de quienes no desean ver como ellos, condenados a agravio de nuestras propias elecciones cuando acabe este periodo que bien podríamos comparar como el de la vida uterina. Puedes estar unido muy íntimamente a otra persona, pero hasta que no llega el momento del alumbramiento y se mira a los ojos, y se toca la realidad que percibimos, no hay un conocimiento total. No se si me explico, a mi me gustó esta comparativa que mi ángel me hizo. Me dijo que ya me conocía entonces cuando estaba en el vientre de mi madre, y que ahora yo le conozco un poco mejor, pero que no será hasta el momento elegido en que yo pueda entender todo como está previsto y creado desde en principio... Y se momento llega, llega el momento del paso a otra vida para todos. Te lo creas o no, nadie escapa a la muerte y esa es la realidad que conocemos y que rompe la cruz. No por si sola, si no porque Jesucristo quiso demostrar en ella que no acaba la vida del ser en el momento de abandonar este cuerpo. Porque somos parte de la naturaleza del Padre y eso nos vincula en su eternidad. La libertad de la que hemos sido dotados nos implica a elegir como queremos vivir esa eternidad, no solo este paso, también el resto. Y seria de gilipollas el tener la oportunidad y dejarla escapar por el simple hecho de no querer quedar decepcionados. ¿Y si Dios no existe? ¿Y si esto es otra milonga humana? ¿Y si no hay nada más? ...

¿Y si lo hubiera?
¿Y si al llegar el momento en que ya no puedes elegir volver atrás descubres que si exista todo aquello que nunca quisiste probar? 

     Recuerdo la primera vez que probé el salmorejo, tenia más de veinte años y viviendo en el sur de Andalucia eso es inimaginable, pero cierto. Cuando lo probé ...Me arrepentí de la cantidad de años que había empujado a mi abuela y a mi madre a freírme patatas porque me negaba a comer el salmorejo.  Fue una sensación de: vaya, que imbécil he sido, todo este tiempo comiendo patatas fritas cuando esto me encanta y encima es mucho mejor. Y agradecer enormemente la continua insistencia de mi madre que conociéndome , incluso mejor que yo, nunca desistió de insistir en que probara un poco cada vez que lo hacia.  La salvación es algo muy parecido. Ahora estas en la ignorancia y una milésima de segundo después de cara a la brutal realidad viéndola con su óptica real.

     La persistencia es una aliada en este transito. Voy descubriendo que cuanto más me amparo bajo la protección de la cruz, lo que se que significa, menos fuerte son los ataques a mi ser, los externos y los internos. Suelo llevar una siempre encima, la del rosario me acompaña siempre en el bolsillo y desde que la marco en mi cuerpo descubro sus efectos beneficiosos en este combate.

     Marcar la cruz es un modo de confesar la fe que he recibido, y ellos que son el enemigo lo saben. Por eso es efectiva como escudo antes las sugestiones. Por que fue Jesús el primero en marcar la cruz con su cuerpo y creo el vinculo de la alianza eterna entre la tierra y el cielo. Entre el hombre mortal y el ser espiritual que habita en nuestro cuerpo. 

     Cuando estos días escuchaba tantas cosas al respecto de la cruz que le habían regalado al Papa, que si una ofensa comunista, que si tenia que haberla rechazado, que si unos a favor, que si otros en contra, si patatim-patatam... Yo lo único que podía ver por encima de todo es que se estaba hablando de la cruz. Que Jesucristo estaba allí una vez más, en los medios de comunicación expuesto, con el pecho traspasado, abriendo los brazos, ofreciéndonos el abrazo amoroso y eterno del Padre. Pidiendo con su divina sangre el perdón de mis pecados y lavando con su humillación la suciedad que habita en mi... La suciedad de un martillo, de una hoz, de un fusil, de tantas matanzas, de tantas aberraciones a la creación, de tantas veces que se mira a otro lado ante la injusticia, la necesidad del otro...

... + ...
Por tu divina sangre derramada en la cruz, sella mi pensamiento. Que ninguna enfluencia me aparte de tu conocimiento.

... + ...
Por tu divina sangre derramada en la cruz, sella mi boca. Que mis palabras no hieran a nadie, que sean como tu Palabra en mi vida.

... + ... 
Por tu divina sangre derramada en la cruz, sella si corazón que sea dueña de mis pasiones.

... + ... 
Por tu divina sangre derramada, sella el trabajo de mis manos, que no me canse de trabajar por tu causa en este tiempo.





jueves, 9 de julio de 2015

¿Y TU PORQUE LO HACES? (diario de una madre imperfecta)




     Estos días que los medios se nos llenan con noticias de atentados, de ejecuciones masivas y de un despropósito de no valorar el derecho y la dignidad de la vida... Tengo que confesar que anímicamente me siento en muy baja forma. Aunque aún sigo creyendo en esa parte de bien que habita en nosotros y que puede resurgir entre tantos caos.

     Conociendo el valor de la vida y (cuando has estado tan cerca de perderla la óptica es diferente) viendo a mis hijos crecer, en una etapa de su vida de tantos descubrimientos... Se me retuerce el espíritu dentro al pensar en otros niños que por geografía, simplemente por un termino geográfico, viven de un modo tan diferente a los míos. Sufriendo necesidades, padeciendo guerras y perdiendo la vida siendo simples daños colaterales del egoísmo y la imposición de los "adultos". Pensar en que esa realidad pueda alcanzar a mis hijos... Me hace tener que controlar mi parte más visceral y agresiva, no solo moriría por mis hijos... También seria capaz de matar... Matar... Sí. Aún sabiendo que no soy yo quien para quitar la vida a nadie, aún conociendo al Único merecedor de ella... 

     En tiempos de guerra, que fácil es convertir a un asesino en héroe o viceversa... Personalmente creo que la lengua es el arma más mortífera de todos los tiempos. Me repugna escuchar ciertas cosas. Personas que se atreven a juzgar a otros, ha opinar de temas que desgraciadamente desconocen por no decir que no tienen ni puta idea. Que fácil es hablar de defensa, de justicia, de valores, de ética, de soluciones... Desde nuestro rinconcito seguro de tertulias, o desde un lugar como este, tras el pc en el cómodo salón de casa.  Y hablar de héroes y villanos que se juegan la vida cada día o las quitan. 

     Después del atentado en Susa donde  el soldado del Califato Abu Yahya Al-Qayrawani atacó el Hotel Imperial dejando 38 muertos tras su paso, en casa el tema ha salido al tapete como imagino que en muchos otros hogares.  Según en que casa se debata el tema el "tío" este será un soldado asesino o un soldado heroico. El equilibrio estaría en que nadie tuviera que usar e imponer la fuerza, en que no hubiese necesidad de derramar sangre... Pero la Paz, nunca podrá llegar a ser asentada en nuestro mundo, sencillamente porque vivimos en el tiempo de la ira, de la discordia, de la soberbia del ser, donde todos seremos probados y tenemos que determinar en que lado posicionarnos. Aunque muchos intenten nadar y cuidar sus ropas, la realidad nos lleva siempre a tener que lidiar con elegir, determinar y perseverar si no queremos ser arrastrados por la corriente de la globalización del: no se puede hacer ya nada. Aún cuando la Paz no sea viable en un plano cercano, hay que ponernos a su servicio por mantenerla y llevarla al mayor número de personas posibles.

      En mi casa somos cuatro en familia, y cuatros puntos diferentes a la hora de valorar un mismo acontecimiento. Por ejemplo este que refiero del asesinato a sangre fría de 38 turistas que descansaban en la playa. Para Pepe un asesino al que derribar, para mi hija un loco que no tiene derecho a hacer eso, para mi hijo un objetivo en la vida... Para mi...Una incógnita... Yo no soy soldado, no se que inculcan en la vida militar, no se que inculcan en la mente de un soldado para que pueda llegar a disparar sobre un semejante. Yo no tengo capacidad para juzgar eso. 
     Y no es que no me parezca un asesino este caso en concreto, porque ha matado en un acto terrorista, aún así era un soldado instruido en conciencia para eso, hacia su trabajo aunque no por una causa, ni un modo que a mi me parezca apropiable. Y fue lo que le opine al respecto a mi marido, ajusticiar nos convierte también en asesinos. A mi hija, le di la razón, nadie es quien para arrebatar la vida a otro semejante y aproveché la respuesta para los dos, ya que mi hijo quiere ser militar y enseguida dijo: por eso yo quiero ser soldado, para acabar con esa clase de gente.  La legitima defensa está permitida. Pero no puede el hombre tomársela para ajusticiar. Sin embargo existe una élite, no exenta de sus propios pecados como individuos, pero si autorizados para combatir a quienes no están por respetar el orden social y una convivencia en paz, o lo más aproximado a ella. Pienso que para formar parte de las fuerzas del orden hay que formarse, hay que vivir en ello y ser capaz de renunciar a muchas otras cosas personales en favor de un ideal de convivencia para el prójimo.
     
     En casa llamó la atención dentro de la noticia el hombre que perdió la vida protegiendo con su cuerpo a su esposa. Es curioso el modo en que valoramos nuestra propia vida sobre la de los demás. Mi hija dijo que solo haría eso por su hermano, y me llenó de orgullo saber que algo estoy haciendo bien en la vida en esto de educar valores en mi prole. Que mis hijos se críen sin rivalidad y se quieran es muy importante para mi. 
     Lo de Pepe fue una herida esperada en pleno corazón. Se que mi marido me quiere, no me cabe duda. Dijo que él su vida literal solo la da por sus dos hijos, me dolió, pero al menos agradezco su honestidad, la verdad ante todo. Me basta con eso y saber que yo si la daría por ellos. No es lo mismo decir que darías la vida por alguien, que verte en la similitud de cumplirlo. Y eso no significa que se quiera menos, es que somos diferentes y tenemos diferentes capacidades de "heroicidad". Seria como decir que yo soy mejor madre que otras porque elegí parir a mis hijos a dolor sin epidural para saber que se siente, por ser una madre con conocimiento de causa en el dolor físico. Pero eso no me hace ser mejor madre, simplemente fue mi elección. Por eso valoro tanto a quienes eligen libremente cuidar de otros en las diferentes profesiones. 

     En estos tiempos de alertas en que el terrorismo islámico, desgraciadamente  se ha convertido en una actualidad palpable y cada vez más cercana. Me consuela y alivia saber que hay quienes han elegido con su vida cuidar la de otros, entre los que cuenta la mía y la de los míos. Esa misma noche tuve la oportunidad de cruzar unas frases con un amigo que es militar, quería hacer muchas preguntas, porque mi espíritu es inquieto y curioso y me gusta conocer que hay dentro de las personas, alimentarme de sus experiencias, de sus valores que son un extra de sabiduría que anotar  a mis propias experiencias. No fui capaz de preguntar todo lo que me inquietaba por miedo a no saber explicarme y que pudiera dar una impresión de curiosidad morbosa. 
     Solo le pregunté porque lo hacia y su respuesta me desarmó. "Por vocación". Lo primero que pensé fue en una vocación profesional, para una persona educada en valores y disciplinada, es lo lógico, una profesión a medida. Pero cuando leí su argumento, descubrí una vocación que puede ir más allá. Esa vocación que se convierte en un servicio, en la seguridad interior que da el saber que se puede llegar a vivir en condiciones de paz, sin iras, sin rencores al prójimo y estar dispuesto si llega a poner su vida como fianza. No se lo dije entonces porque me quedé bloqueada cuando le leí: daría mi vida por ti ahora mismo...y feliz. Porque me recordó al Único Hombre que ya la había dado y también lo que me respondió cuando le pregunté. Tenia las ganas de luchar perdidas, Él me dijo que conocía mi estado que por eso llevó su sacrificio hasta el extremo, para que la empatía me llegara. Para que no dudase de que el paso por este mundo son estados que transitan y que pueden ser superados siempre, aunque no sin sacrificios. Supe entonces que morir no me aliviaría el dolor. Que había algo más que este momento mortal donde mi cuerpo me limita y entendí porque Él eligió entregar su vida a dolor por mi, rompió todas las cadenas con su sacrificio, abrió a través de sus heridas  para mi el camino del conocimiento. Ese conocimiento que en mayor o menor medida se manifiesta en cada uno de nosotros para que seamos capaces de dar, si llega el momento, la vida por los demás. No solo porque sepamos que es nuestro deber, lo más importante es que podemos hacerlo con alegría, ser felices porque sabemos que servimos al Bien. Cada persona tiene un don natural dentro de si con que Dios nos bendice al momento de ser creados. Pero ese don no puede ser disfrutado para si, requiere una donación a los demás para que crezca y fructifique y pueda ser usado en todo su potencial con que Dios lo diseñó en su infinita sabiduría. Cuando ese don no se usa a favor del bien, es fácil que caiga en degradación la dignidad del ser, de la vida y que nuestro mundo se transforme en un caos donde imperan leyes y doctrinas que nos llevaran a la continua lucha por el poder.




domingo, 5 de julio de 2015

DECISIONES... DIRECCIONES...Y AMIGOS DE CAMINO...

Anteayer tuve la oportunidad de recordar a Sor Rosa. Fue por varios motivos, el primero que Anita y yo después de varios meses recibimos la visita de otra hermana. Sor Valme vino a visitar a Ana, se va a hacer cargo de los enfermos y ancianos que visitaba Sor Rosa. Fue duro, al abrir la puerta y ver el habito... Sor Valme es más corpulenta de lo que era Sor Rosa, aunque comparten esa dulzura en el rostro que al mirarlas a la cara puedes verte como en un reflejo que te devuelve ese estado de animo más apaciguado y sereno, una paz que pocas veces alcanzo a encontrar entre tantas carreras a lo largo del día. Verla allí en el portal, fue como sentir la risa de mi ángel, un prometedor oasis en que descansar y recuperar fuerzas.

Estuvo una media hora de visita, e hizo mucho bien no solo a Anita que se la veía feliz porque además Sor Valme es amiga de juventud de Ana. También a mi me hizo mucho bien. Cuando se marchaba me dijo que estaba muy contenta de haberme conocido al fin, que Sor Rosa me quería mucho y me admiraba y que siempre llegaba al colegio contando cosas de mi. Que les hablaba  de mis historias a las hermanas... Me desarmó su revelación... Y lloré...

Yo si que la admiraba a ella, por su ternura, su saber estar y llegar al interior de quien tenia enfrente, por sus emociones que no dudaba en dejar aflorar cuando contaba o escuchaba algo... Caminamos poco tiempo juntas, pero me marcó para bien para el resto del camino.



Me dijo una vez ante una de mis inquietudes: En el fondo sabes cual es el único camino viable para recorrer, pero tienes mil maneras de hacerlo. 



Cuanta razón es sus consejos.  Hay diferentes direcciones que se abren frente a nosotros. Podemos elegir cual seguir, la maleta que llevar, el modo de recorrer el camino y con quien. Pero cuando se trata de hacer el camino de nuestra vida sabemos que la elección correcta está marcada a fuego en nuestro interior más allá de convencionalismos, éticas o doctrinas. La Sabiduría Divina sabe gritar fuerte en nuestro silencio interior.

Cuando despedí a Sor Valme comenzó a sonar mi móvil. Diosdicencias, no podían venir a recogerme al trabajo y el bus urbano, ese cacharro del infierno hermético y sin aire acondicionado solo me deja a mitad del camino de casa. Cuando acaba la zona urbanizada he de ir andando por los caminos de las afueras, en lo que la gente llama campo. Dos y media de la tarde, 48º te temperatura, ni una puñetera sombra, media hora de camino por delante... Sin abanico, gorra y con chanclas baratas que me pelan los pies ...  Esto iba a ser ir a dar un paseito turístico por el infierno...

Volví a pensar en los consejos de Sor Rosa, uno de ellos que no tenia porque rezar el rosario de una vez seguido. Casi podía ver en mi recuerdo su mano sujetando las ave marías, metí la mía en los bolsillos de mi jean y solo había dos cosas, tres, el móvil, el bono bus y el rosario. No había rezado esa mañana aún el rosario, así que era el momento. O me enfrentaba al reto maldiciendo todo el trayecto de camino a pie, o rezaba.

Para mi sorpresa pasó algo excepcional. El viernes tocan los dolorosos, pensé que cargada con la compra y el bolso no llegaba ni a ser una mala parodia, pero podía valer. No voy a cambiar el peso de hombro, no voy a protestar , voy a ofrecer este trayecto y voy a meditar en el Tuyo hacia el monte Calvario. Comencé a rezar justo después de hacer esta foto, la hice para enviarla como un chiste a mi amiga. Pero lo que pasó fue ... no sé como expresarlo.

Al principio sentí los pies ardiendo y mi cabeza por el intenso sol y el pelo corto y agradecí el agua que llevaba en la compra. Me mojé y bebí bastante y empecé a andar a la vez que rezaba. Entre en un estado raro de comunión en la propia oración. Dejé de sentir calor, agobio, o que se yo, simplemente podía soportarlo al envolverme en esa comunicación con Él. Al terminar el quinto misterio para mi sorpresa estaba frente a la cancela de mi casa, apenas habían pasado quince minutos, había ido caminando muy aprisa sin darme cuenta. En las condiciones ambientales que estaba hubiese necesitado el doble o triple de tiempo.

Volví a pensar en Sor Rosa en lo que comentaba al respecto de sentirse transportada cuando rezaba el rosario... Y supe entonces a que podía haber querido referirse. Verdaderamente hay mil maneras de hacer un mismo camino y una sola que desbancará al resto proporcionándonos degustar la Vida Eterna en un instante.




viernes, 3 de julio de 2015

HOMOFOBIA O RELIFOBIA?


En que quedamos?



     Estos días atrás los colectivos de homosexuales de todo el mundo se manifestaban por la calles de las ciudades donde pueden ejercer su libertad a la elección sexual y a reivindicar esa condición. Y a mi como ciudadana de un pueblo demócrata, me gusta saber que cada cual en la libertad de su elección tienen las mismas posibilidades de ejercer sus derechos civiles, de que se les otorguen y se cumplan, del mismo modo que puedan manifestar o reivindicar su condición o simplemente darla a conocer. 

     Pero lo que se vio el dia del desfile del orgullo gay en Madrid... Eso no hay por donde cogerlo. Tengo amigos, familiares homosexuales y no veo su modo de entender la sexualidad,  en estas manifestaciones. La sexualidad no lo es todo en una persona, ni homosexual, ni heterosexual, solo es una elección pequeña de un conjunto de muchas cosas que forman quienes somos dentro de un individuo.

Entiendo que un homosexual defienda la elección de estar atraído sexualmente por alguien de su mismo sexo, del modo en que yo me siento atraída por alguien del sexo contrario. Una cosa es querer que te respeten tal y como tú decides ser y otra muy diferente es que intentes imponer quien eres utilizando la degradación a otros. 

¿Verdaderamente hay necesidad de una clerofobia ?
O como he podido leer en algunos foros de homosexualidad relifobia...

¿Es necesario degradar, insultar y llegar a manifestarse de este modo que puede verse en las imágenes para reivindicar algo propio?

Para mi esto no define la homosexualidad, para mi es sinónimo de ignorancia. Falta de tacto a la hora de hacer una reivindicación de respeto. No podemos pedir respeto cuando estos son los medios que usamos para definir lo que pensamos nosotros de los demás.  

Acaso no pensaron estas personas en el daño que le causan no solo a otro colectivo, el católico, si no a tantos miles de homosexuales católicos que viven su sexualidad unidos a la Iglesia. Poco favor le hacen, ni a ellos, ni a ellos mismos. 

Si tiras una piedra a un tejado, no esperes debajo, porque caerá rodando de nuevo y si estás parado mirando te dará con la inercia de vuelta según la fuerza con que la hayas lanzado.

Yo no soy quien para juzgar a nadie, por sus elecciones. Tengo bastante con pensar en las mías propias, en si me equivoco y en si tendré que dar cuenta de algunas que otras. Dios me respeta ahora en mis elecciones y yo me limito a intentar no cagarla en sobremanera.

Que pena me da ver estas cosas, cuando Jesucristo sigue entregando la vida cada día en tantos hermanos en países contrarios a la fe.  Tantos hermanos decapitados por una causa común, por una frase que dijo Él antes de entregar el Espiritu: "PADRE, PERDÓNALOS PORQUE NO SABEN LO QUE HACEN."

Y así siguen muchos... Sin saber lo que hacen.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...