Y LIBRAME DEL MAL.



    Cuando era más joven, tuve una conversación con quien por entonces era mi confesor. Me dijo que no sabia lo que pedía, entonces yo tenia una gran tribulación y pedía siempre a Dios que me diera don de discernimiento. En verdad ha sido siempre algo que me ha inquietado, el conocimiento de la verdad. Ser capaz de discernir entre el bien y el mal. Y sí, por aquel entonces esa necesidad mía era en mayor parte fruto de mi prepotencia, fue una etapa en que ya vivía sola, en que pensaba que no necesitaba ya a nadie para avanzar, quería a toda consta ir hacia delante y necesita ese discernimiento para no cagarla en sobremanera. 
      Impulsos de juventud. 
    D,. Ángel me dijo que si era bendecida con ese carisma la vida se me iba a poner muy cuesta arriba, lo dijo en serio aunque intentó darle un tono animado y me dijo que mejor me buscara otro para pedirme que no me complicara tanto la vida. Siempre recuerdo esa conversación que tuvimos. Porque luego con los años y mi cabezoneria de seguir pidiendo lo no aconsejable... Comenzó a suceder...

     No fue como si me cayera un rayo encima, pero sucedió. De pronto la cosa fue cambiando y vaya tela. Tenia razón, en lugar de sentirme con mayor seguridad, todo comenzó a complicarse. Comencé a sentirme siempre en la encrucijada de elegir. Sí, saberte libre es una pasada, hay una libertad interior que cuando la experimentas, bien merece todo lo que tenga que venir más tarde... Pero no es un camino de rosas, bajo los pétalos están también los tallos y sus espinas. Conocer la verdad implica elegirla y a veces es tan contraria a la personalidad de uno mismo que... Menudo follón... Tenia razón  no es lo mismo elegir lo que no esta bien sin conocimiento de causa, que con él. 

     Y año tras año ahí vengo, de lucha en lucha, perseverando. Viendo venir lo que otros tardan más en ver llegar y luchando contra mi propia naturaleza en favor de mi ser, de la esencia que soy. Manteniendo mi espíritu tras la linea que separa el bien del mal. 
     Y tras la tentación, la tribulación , el desenlace de elegir (es entonces cuando me hubiese gustado haber sido creada en serie, jeje, sin libertad y con un programa ya pre instalado) Ahora entiendo a que se refería D. Angel. Así que ahora ya no pido en mis oraciones eso, jeje, ahora simplemente pido a Dios don de fortaleza para perseverar en mis elecciones, para no llevar mis pies demasiado cerca del precipicio porque soy tan cabra loca que si me asomo...Seguro soy incapaz de contener las ganas de saltar... En fin, que con discernimiento conseguido o no, cuando uno conoce la verdad ya no hay marcha atrás, la verdad lo desnuda todo, hasta los secretos más íntimos del alma por lo que ahora cuando rezo la frase que más repito es: 
Señor líbrame del mal, ayúdame a mantenerme en este lado, a ser dueña de mis pasiones. 
No me dejes caer en la tentación.




Comentarios

Entradas más vistas del último mes.

Daisypath Anniversary tickers