Blog personal, donde cuento experiencias de la vida cotidiana en relación con Dios, con la familia y con los amigos. Si te apetece desconectar un ratito y descansar, conectaté a este blog, encontraras muchos amigos de los que seguro aprenderas algo bueno, como estoy aprendiendo yo.

ama

ama
Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todas tus fuerzas. (Dt. 6,4.)

sábado, 25 de octubre de 2014

TRINIDAD, MISTERIO AL ALCANCE DE UN NIÑO.


Esta semana en la visita semanal de Sor Rosa a Ana. Hablamos del Dogma de la Trinidad.
De lo difícil que puede llegar a ser para uno mismo querer calcular, este misterio y descifrarlo minuciosamente. Podríamos pasarnos esta vida entera haciendo hipótesis, queriendo descubrir al Dios Mismo en sus Tres Personas y terminaríamos como al principio. 

No hay modo, repito, no hay modo. De descubrir este Dogma por muy inteligente que sea el hombre, por mucho que estudie teología o mil ciencias más. 
No cabe la posibilidad de entender este Misterio sin la Gracia. 

Somos una parte de Dios, unidos a cada una de sus Tres Personas. Unidos al vinculo de la creación al Padre, al vinculo del Amor eterno aquí en la tierra y en los Cielos en Jesucristo y unidos al vinculo del Espíritu Santo que habita en nosotros haciéndonos participes de tal dogma. Esto se puede explicar de muchas maneras y analizar durante toda nuestra existencia. Pero basta un simple segundo de Revelación por parte de Dios para que uno entienda, comprenda y ya no dude más al descubrir que Dios manifiesta su esencia a quien quiere. Haciendo entender, lo mismo, en un solo instante, a una persona sin estudios que a otros que han pasado su vida entre libros y escrituras formándose. 

No obstante que importante es fiarse de nuestros mayores. Aquellos que dedican sus vidas al estudio de la doctrina de la fe para transmitirla.

Nos contó Sor Rosa que un día impartiendo su clase de religión a chicos en el colegio. Estaban dando este Dogma y ella intentaba del modo más sencillo explicar este misterio.  Contando con los obstáculos y la dificultad que los chicos tendrían para entender ya que nuestro cerebro pone con su entendimiento acostumbrado a creer solo aquello que puede procesar.
Terminó la clase diciendo que hay que pedir que Dios no de su Gracia para poder descubrir el gran secreto que encierra este Dogma. (Ella cuenta divertida lo que ocurrió entonces con una alumna espontanea, pero luego ya a solas analizaba lo sencillo que resulta cuando uno busca a Dios con la confianza de un niño.) Dice que una chica levantó la mano y le dijo:

- Sor Rosa, yo lo que no entiendo es donde está ese misterio. A mi me parece una cosa muy sencilla de entender. La Trinidad es como esto (y se levanta la trenza en la que lleva recogido el cabello) mi trenza tiene tres partes iguales y es una sola. Pues Dios es así.

Y verdaderamente es eso, un Todo en Tres que se complementan.

Oremos y pidamos la Gracia de descubrir a Dios mismo que busca al hombre queriendo darse a conocer. Pidamos la confianza de un niño que descubre antes la esencia que el resultado.


lunes, 13 de octubre de 2014

EL JUEGO DEL ESCONDITE ¿Jugamos?


Los dones que reparte Dios a través del Espíritu Santo son embriagadores. 

Así me siento hoy, embriagada y alegre por el efecto que produce en mi propio espíritu el haber compartido esos dones en fraternidad con mis herman@s bloguer@s en este IV Encuentro de blogueros con el Papa. 

Gracias sean dadas a Dios que permite esta lluvia de Gracia sobre nosotros.



Muchas han sido las anécdotas dentro de los momentos que hemos vivido en fraternidad en este IV Encuentro de blogueros con el Papa. Cada uno aportando lo que Dios nos ha regalado, los dones que nos hacen ser parte fundamental de este Cuerpo en la Iglesia que Instituyó nuestro Señor y a la que todos estamos siendo llamados para una misión particular. Todos contamos. Los que saben mucho y los que "andamos más perdidos que el barco del arroz".  Los que aún no han dejado de crecer y los que ya nos paramos, como decida mi abuela: siempre hay un roto para un descosido. Encajamos como piezas particulares, únicas en este bonito lienzo de collage que Dios a creado. Y en la Iglesia, dentro de esta familia todos contamos, hasta quienes podamos ser motivo de tropiezo. Lo único necesario es aceptar jugar a este juego de amor al que Dios nos ha invitado a jugar. Pudo crearnos perfectos, igualitos, para su deleite y disfrutar de su creación. Pero solo un Padre de tal índole de generosidad nos ha creado únicos, libres y nos ha dado la Gracia de poder elegir si queremos jugar a este juego aquí y ahora. 
Respetando a cada uno. 
Saber esto me hace sentirme más afortunada, más agradecida por mi vida y por la oportunidad de poder elegir ahora si quiero jugar a este juego.

En la homilia que nos ofreció Mons. Rafael Zornoza en la Catedral de Cádiz, Y a la que asistimos los participantes del IV Encuentro de Bloqueros con el Papa, clausurando nuestro encuentro anual. Compartió una reflexión de alguien importante que yo como soy tan mala para quedarme con referencias y nombres, y tan inculta que apenas llego a reconocer dichas referencias, me quedé solo con la esencia de la reflexión. 

Un niño que cree que está jugando y se esconde detrás de una puerta esperando ser encontrado. Empieza a contar y se cansa de esperar a la espera de que alguien le descubra. Después de horas se cansa y sale y descubre que está solo, que nadie juega con él.

Dios es así, Omnipotente y sencillo de entender como el juego de un niño. Mientras escuchaba, imaginaba a Dios escondido tras esa puerta preciosa que es Cristo, tan humano, tan cercano, tan fácil el juego para descubrirlo que me siento orgullosa de no haber sido tan estúpida como para no jugar. Que divertido es, resulta adema, mirar a mi alrededor y ver a cuantos a invitado a jugar. Algunos juegan a mi lado este juego, tan dispares somos que miro a este o aquel y se que si Dios no nos invita a jugar con Él nunca habríamos compartido en nuestro entorno social nada. Pero que alegría me da al jugar a su lado a Descubrir a Dios en nuestros pequeños mundos personales y en el mundo infinito del Creador su Esencia misma. Me encanta, que afortunada me siento, tanto, que me dan ganas de saltar pese al cansancio y gritar de alegría, cantar que maravilloso es poder compartir algo así con mis hermanos. Pues pese a nuestras diferencias, descubro que lo más importante que nos une es la esencia misma del Dios que habita en cada uno de sus hijos. 

Incluso en aquellos que no están jugando a este juego. Que han decidido jugar a otros juegos diferentes  y anda más allá entretenidos con aquellos que han decidido identificarse y hacer su propio grupo o juego. Y hasta de esos que andan aislados, solos, en la búsqueda de saber que quieren, de identificarse para poder elegir su ubicación. Y de todos sin excepción, Dios está escondidillo ahí, tan cercano, que me hace gracia su "ironía" Por que es tan fácil verlo que igual hasta uno de estos que no se han apuntado a jugar lo descubren antes. Que me gusta esa forma de ser de mi Padre. 
Ayyyy... A veces me canso de jugar, entonces me siento un poquito, descanso viendo como otros juegan y es también divertido y generoso el juego y al instante ya no quiero descansar más y vuelvo a la carga. Me encanta formar parte de todo esto. 

Gracias Dios por darme aquí y ahora la oportunidad de disfrutar del Reino venidero. Ya Tú sabias que me habría dado mucha rabia perderme todo esto y estos años de oportunidades. Me encanta poder ser participe de este juego, en este momento,este tiempo del ser y jugar Contigo y mis hermanos.

jueves, 2 de octubre de 2014

La sonrisa de mi ángel.

Reims (ángel sonriente)

   Hoy es el día de mi ángel de la guarda y del tuyo. Y de todos esos seres espirituales que sirven a Dios es obediencia custodiando y velando de un mortal. Protegiéndonos incluso cuando nos asalta la muerte antes de tiempo en un accidente o una enfermedad. Están en silencio, hablándonos todo el tiempo aunque no sepamos diferenciar su lenguaje entendible entre nuestros propios pensamientos. Pero están acompañándonos desde que somos hasta que estamos frente al que Es. No hay otra interpretación, al menos así me lo cuenta él y yo lo creo. Porque a lo largo de estos años me ha dado señales como para tener claro que así es.
     
     Esta mañana al despertar felicite al mio, hace unas semanas compartió conmigo su nombre y ha sido algo muy especial entre nosotros, que me ha ayudado a comprender algunas cosas que antes no alcanzaba a entender. pero esa es una experiencia que compartiré en otra entrada porque es largo de contar. Lo que me ha ocurrido hoy si lo voy a compartir. Le felicité mientras me dirigia al baño, hablamos mientras yo hago mis rutinas diarias y es un placer saber que nunca estoy sola, que está siempre cuando le necesito. Así que justo cuando atravesaba la puerta del baño comunicando mi agradecimiento. Me quedé muerta. Me transmitió los primeros momentos de su custodia hacia mi. Algo que me hizo latir el corazón a mil. Porque soy una curiosa nata y quiero saberlo todo y especialmente siempre he tenido curiosidad por el inicio, poder saber algo de mis primeros momentos de vida. Lo que jamas pude imaginar es que podría recordar algo y de un modo tan especial. (Ahora lloro de la emoción) Como he dicho le daba las gracias a Dios a través de él por estar siempre a mi lado cuando sentí su risa y acto seguido me vi como él me veía. No se como explicar esto, pero senti su visión de mi, de células, de un pequeñisimo embrión, de un feto. Sentí un amor infinito, sentí admiración y sentí muchísima curiosidad por saber que había creado Dios y que tarea seria la suya. Y sé que era lo que sentía mientra me acompañaba ya en mi gestación.  Me quedo sin palabras para definir esto, pero quiero contarlo de algún modo para que si tú que lees has sentido esto alguna vez, sepas que no estas loco, que están a nuestro lado desde el mismo momento del ser. 
       
    Le digo emocionada que no es mi día para ser yo quien reciba tal regalo y le siento feliz por mi. Que cosa tan grande esta y me siento aún más dichosa y más agradecida a Dios.

     Pero hay no queda la cosa, tengo un amigo en fb, al que solo conozco de la red social. Comentándole en su muro, resulta que siento la influencia de un ser espiritual para decirle algo al respecto sobre los ángeles de la guarda. El me responde que no lo necesita y ... Madre Santísima... Justo cuando estoy leyendo el comentario suyo oigo del mismo modo que escucho a mi ángel la voz del suyo que me dice que le haga saber que él siempre está a su lado aunque el crea que no lo necesita. Me armo de valor y se lo escribo, aún sabiendo que muchos pensarán que me falta un tornillo. No me importa, poder sentir esto bien merece la pena perder la caja entera.  Gracias a Dios se que no estoy loca y me siento muy agradecía a mi Dios por poder experimentar aquí y ahora un pedacito de la vida espiritual que nos espera y que nos rodea, aunque vivamos ajenos en este paso.
     
     
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...