Entradas

Mostrando entradas de junio, 2014

CREADA, NO INVENTADA.

Imagen
Esta mañana mientras seguía por televisión la audencia de Francisco, he tenido una bonita experiencia. La oportunidad de sentirme Iglesia. De sentirme parte de este cuerpo de Cristo que camina unido en una misma dirección, buscando descubrir el rostro del Padre.
     Una de las frases de la catequesis de Francisco me llego muy honda, curiosamente luego la recordaba en la misa de doce el sacerdote en su homilía. Decía Francisco que aún después de tantos años recordaba perfectamente el rostro de su primera catequista. El corazón me dio un brinco. A mi me pasa lo mismo. Recuerdo con especial cariño a Chari, aquella muchacha que venia a los salones de la Parroquia del Rocio a prepararnos para hacer la comunión. Recuerdo que en mi época, las catequesis eran un poco serias y aburridas, nos obligaban a aprendernos el catecismo de memoria y recuerdo que a mi no me gustaba eso. Recuerdo que me daba mucha pereza estudiar para el cole y también para catequesis. Y también recuerdo como Char…

Gritos en los silencios. (Diario de una madre imperfecta.)

Imagen
Hay gritos en los silencios que pueden llegar a nuestra alma y traspasarla.  Es la soledad de la vejez uno de esos gritos lo suficiente fuerte como para dejar sordo el sonido del egoísmo en nuestro corazón y romper nuestras corazas.
No lo entiendo, no comprendo como la estupidez humana puede llegar a tal nivel que nos vuelve memos a una realidad que está ahí, frente a nuestras narices. Caminamos en la misma dirección, no importa si nuestra alma siempre tiene la misma edad, en el lote llevamos incluido este cuerpo mortal que envejece y con los años, quienes llegan, de nuevo vuelven a ser como niños.  Ay... (suspiro) Si hoy en mi país la media es de 1´2 hijos por familia, ¿cuantas familias están preparadas para tener niños mayores? De estos que ya no pasean, que necesitan la compañía constante en el hogar, la paciencia del Santo Job para afrontar el horario de un calendario sin fecha de caducidad.

Son nuestras raíces, internet se quedaría sin recursos frente a la experiencia de vida qu…

TIEMPOS DE CARIDAD.

Imagen
Habiéndose aparecido Jesús a sus discípulos, después de comer, dijo a Simón Pedro: "Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que estos?". El le respondió: "Sí, Señor, tú sabes que te quiero". Jesús le dijo: "Apacienta mis corderos".
Así comienza el evangelio de hoy y mientras lo escuchaba esta mañana por 13tv, desde mi trabajo junto a la señora mayor que cuido, el corazón se me encogía y comprimía en un puño, como si de pronto fuera a dejar de latir. Estos días, no paro de preguntar al Señor que quiere de mi con este nueva etapa que se abre en mi camino. Hacía tiempo que deseaba poder trabajar, en lo que fuera, algo que nos ayude en casa a vivir dignamente y tenga a mis hijos cubiertos al menos en las necesidades básicas para su buen crecimiento. Como siempre Él se manifiesta en el momento correcto y me trajo ese trabajo que ya compartí contigo en la entrada anterior.  No es algo para tirar cohetes, un sueldo regular, sin seguro, pero que garantiza cada mes que tr…