Blog personal, donde cuento experiencias de la vida cotidiana en relación con Dios, con la familia y con los amigos. Si te apetece desconectar un ratito y descansar, conectaté a este blog, encontraras muchos amigos de los que seguro aprenderas algo bueno, como estoy aprendiendo yo.

ama

ama
Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todas tus fuerzas. (Dt. 6,4.)

miércoles, 23 de abril de 2014

EL ÉXTASIS DE TUS DESEOS:

Cuando aquellos a quienes amamos nos piden algo,
les damos las gracias por pedírnoslo.

Si tú deseases, Señor, pedirnos una única cosa
en toda nuestra vida,
nos dejarías asombrados,
y el haber cumplido una sola vez tu voluntad
sería el gran acontecimiento de nuestro destino.

Pero como cada día, cada hora, cada minuto,
pones en nuestras manos tal honor,
lo encontramos tan natural que estamos hastiados,
que estamos cansados...

Y sin embargo,
si entendiésemos hasta qué punto es tu misterio impensable,
nos quedaríamos estupefactos
al poder conocer esas chispas de tu voluntad
que son nuestros minúsculos deberes.

Nos deslumbraría el conocer,
en esta inmensa tiniebla que nos cubre,
las innumerables,
las precisas
las personales,
luces de tus deseos.

El día que lo entendiésemos, iríamos por la vida
como una especie de profetas,
como videntes de tus pequeñas providencias,
como agentes de tus intervenciones.

Nada sería mediocre,
pues todo sería deseado por ti.

Nada sería demasiado agobiante,
pues todo tendría su raíz en ti.

Nada sería triste,
pues todo sería querido por ti.

Nada sería tedioso,
pues todo sería amor por ti.

Todos estamos predestinados al éxtasis,
todos llamados a salir de nuestras pobres maquinaciones
para resurgir hora tras hora en tu plan.

Nunca somos pobres rechazados,
sino bienaventurados llamados,
llamados a saber lo que te gusta hacer,
llamados a saber lo que esperas en cada instante de nosotros:
personas que necesitas un poco,
personas cuyos gestos echarías de menos
si nos negásemos a hacerlos.

El pantalón para zurcir,
el email que hay que escribir,
el niño que es preciso levantar,
la pareja a la que hay que alegrar,
la puerta que hay que abrir,
la llamada a la que hay que responder,
el dolor de cabeza que hay que soportar...:
otros tantos trampolines para el éxtasis,
otros tantos puentes para pasar
desde nuestra pobre y mala voluntad
a la serena rivera de tu deseo.
http://caritas-sevilla.blogspot.com.es/2014/02/el-extasis-de-tus-deseos.html

viernes, 18 de abril de 2014

PROCESIONES LAICAS.

BODAS, BAUTIZOS, COMUNIONES... Y AHORA TAMBIÉN PROCESIONES.


Definitivamente este mundo esta del revés, o como tantas veces he oído decir a mi ángel de la guarda esto es una guerra literal y si eres consciente de ella, solo te queda enfundarte las armas y perseverar.


Pese a ser de Sevilla y tener el sentir cofrade cercano, no soy muy cofrade.  No voy a negar que admiro el trabajo de los imagineros. Que me revuelve e alma el olor del incienso en las calles y  el sonido de una marcha sonando en el ambiente. Que cuando veo los pasos pasar, me emociono y soy incapaz de contener las lagrimas imaginándome a mi Señor afrontando ese momento que representan. 

 Aún así soy reacia a tanto fanatismo que por desgracia también va incluido en los lotes de nuestra Semana Grande. Tanto ateo disfrazado, católicos de pacotilla o simplemente ignorantes de la Verdad. Terminamos entre todos haciendo un mero teatro. En ocasiones sin saberlo, dando la victoria al demonio que nos hace  pequeñas guerras a cada uno. A los que levantamos el escudo contra él y también a quienes ajenos a la derrota, son vencidos por el enemigo aún sin tener ni un ápice de conocimiento.

Bodas, comuniones... cada vez el absurdo es más grande. Celebraciones plagiando nuestras propias celebraciones pero quitando el sacramento de ella. ¿Qué sentido tienen entonces? Yo o soy más torpe que nadie, o que se yo... Porque te aseguro que a mi que siempre me ha gustado más una fiesta que a un tonto un carrito,  no me entra en la cabeza este tipo de celebraciones tan absurdas a mi entendimiento.

La palma se la lleva lo de las procesiones laicas. 
Te aseguro que no tenia conocimiento de esto hasta hoy que lo acabo de ver en el telediario. 
Madre mía!!! pensé que no me había enterado bien, pero coño, si que me estaba enterando. Estaban sacando una procesión de un Cristo y de una Virgen de un bar. Si antes me había estado escandalizando un poco con lo de las hermandades en mi tierra, pues no soy partidaria de ciertas manifestaciones que acompañan al mundillo cofrade que más se me asemejan a fanatismos que a devoción. Cuando vi esta otra noticia, se me cayeron los palos del sombrajo como decimos por aquí.
Una hermandad laica, sin institución eclesial, al margen de la Iglesia. Que sacan unas imágenes que no son personajes famosos de sus pueblos, como también se dan los casos. Pero estas no, estas que te cuento y cuya imágenes están en la cabecera de esta entrada, son representaciones de Jesucristo y de su Madre. Que las sacan de un bar, tiene cojones el asunto. Y encima una ciudad entera se vuelca en ello. Y lo ven normal.
Eso es lo peor de todo desde mi punto de vista, que lo ven normal.

Para mi es un sacrilegio. 
Ganas me dan de romperme las vestiduras y clamar justicia al cielo pero literal, te lo aseguro. Explota en mi algo dentro al ver semejante ofensa que no me reconozco, un dolor, una vergüenza de ser mortal como ellos. Mirar a mi Padre y gritarle, yo no soy como ellos, yo no soy así. 
También siento rabia, una rabia por dentro que ganas me dan de matarlos. Entonces pienso en Pedro desenfundando su espada. Pienso en Jesús frente a los mercaderes en el templo, pienso tantas cosas... No se si es normal la rabia que siento. Pido entonces perdón a Dios por mi forma de ser, porque no soy capaz de perdonar ciertas ofensas, y pido perdón para ellos que tal vez, como también dice mi ángel a veces: los hay que ni siquiera pecan con semejantes actos porque no son conscientes como tú del pecado que con ello cometen.


viernes, 4 de abril de 2014

No hay hermosura...QUE ATRAIGA LAS MIRADAS.

FRENTE A CIERTAS IMÁGENES, LO MÁS SENCILLO ES MIRAR HACIA OTRO LADO.


Eso es lo que nos encontramos en los círculos sociales en que nos movemos. 
Comentarios como: "Pobrecitos"
"Que penan me dan, yo es que no puedo con estas imágenes".
Los hay que critican a los políticos o las autoridades competentes y culpan a estas de que se den estos casos. Se impera la solución a las mafias que engañan, que en muchos casos someten a estas personas a vivir estas situaciones. En fin, la solución parece una quimera imposible de solucionar. Imposible? Cuando se quiere, pocas cosas son imposibles.

Se que las fronteras han de estar cubiertas, que no se puede permitir la entrada ilegal, ni el trafico de personas de un lado a otro. No seré yo quien diga lo contrario. La ley es para cumplirla. Pero yo me debo a una ley superior, y es ante Ella ante quien me enfrento cada día y con la cual intento medir lo que ocurre en mi entorno más cercano y también un poco más allá como es este caso.

Decía mi hija Lucy (10 años), mientras almorzábamos el otro día y veíamos las noticias en la tele de uno de los últimos asaltos a la valla de Melilla.

-Mamá, siempre pasa igual. Los más pobres son los que peor lo pasan. Yo no se porque no hacen más dinero y lo reparten para quienes no tienes. Si el dinero lo hace una maquina, pues que hagan más. Que les den a esas personas y así se quedarían en sus casas y no tendrían que pasar cosas así tan malas.

Y sí, quitando lo de la inocencia de la maquina que hace los billetes (no era cuestión de explicar lo de las economías de los países) El argumento era muy posible. Que fácil seria, entre todos.  Poniendo de nuestra parte, cada uno, repartir equitativamente y que muchas injusticias desaparecieran.

-Hay vallas con peores cuchillas que esas que ves en la tele- le decía a mi hija mientras veíamos lo que las cuchillas habían hecho en las extremidades de muchos- Las vallas que ponemos a nuestros corazones con cuchillas de valores absurdos que nos impiden salir de nosotros mismos e impiden que los demás lleguen a nosotros. Esa es la principal valla que tenemos que quitar Lucy, la de nuestro corazón. Cuando veas algo que no te parece justo, nunca mires hacia otro lado. Enfréntate con ello y no dejes que nadie levante obstáculos en tu forma de creer en los demás y de luchar por el bien. Se sufre tal vez más, pero la paz que Dios te va a dar bien merece la pena por complicarse la vida y apostar por ayudar a quien necesite de ti.

Esta mañana temprano veía en el canal 24 horas mientras me tomaba el café este último asalto a la valla de Melilla. Otras caras, mismas historias, imágenes parecidas. Comentarios, propuestas, conflictos sociales, políticos, ect... Y en ese bloque de información veía el vídeo de como bajaban al hombre que está en la foto superior de esta entrada. Su compañero lo sostenía arriba y lo había enganchando por los vaqueros a la valla para que se sostuviera. mientras veía al guardia civil de mi país ayudando a bajarlo y como lo sostenían entre todos para que no cayera al vacío. No podía dejar de ver otra imagen muy parecida, la de mi Amado muerto, bajándole de la cruz. Dos hombre en lo alto, uno muerto, otro herido y con el conocimiento perdido, descendiendo a los infiernos, cada uno al suyo propio. Y María estaba allí abajo, guardando su dolor, posiblemente sin comprender su realidad, pero estoy convencida que no apartó la vista de su Hijo herido y muerto.
No, no podemos mirar hacia otro lado. Puede que no tengamos poder para personalmente cambiar la historia de los demás ni conflictos de una índole que no se solucionan en dos días. Pero no podemos dejarnos llevar por el desanimo y ser como el resto.

Mira estos pies... perfectamente pueden ser los de Jesús.


Y está en nosotros no mirar hacia otro, si no actuar en la medida que nos corresponde a luchar contra las injusticias y por el bien común.

"Lo que hacéis a uno de estos más pequeños de mis hermanos, es a mí a quien lo hacéis".
 Mt. 25, 31-46

Le decía también a mi hija que nunca se escandalizara del dolor, ni del sufrimiento que produce en uno el ver la pobreza humana. Por el contrario, que contara con el amor de Dios que conoce e intente siempre ponerlo como un marcador sobre todo aquello que es triste y doloroso. Es nuestro deber llevar esperanza siempre, hasta en las situaciones más desesperantes.





Nos permita a todos el Espíritu Santo reconocer en el escándalo de la cruz y el sufrimiento presente, la Resurrección cercana y próxima.

¡ Ven, Espíritu Santo y renueva la faz de esta tierra!

external image 186descendimiento%20de%20la%20cruz.jpg
EL DESCENDIMIENTO DE RUBENS

miércoles, 2 de abril de 2014

UNA DISCULPA.


No se si es necesario, para mi sí.
Casi 20 días sin actualizar y pasar por aquí. Y se que tú si entras, pasas de vez en cuando a ver si he publicado y esa constancia tuya merece una disculpa por mi falta de compromiso. Ser bloguero no es una obligación, es más como una afición, ser bloguero católico es otra cosa... Es un voluntariado más donde el compromiso debe tener un escalón importante bien definido y donde quienes se acercan a uno deben de sentir seguridad. Si no ¿qué merito tendría esto? ¿A quién estaríamos anunciando? ¿A Jesucristo, al César...a nosotros mismos?

Lo siento, lamento no saber encontrar un momento en mi caótico estado para servirte, para decirte simplemente: oye que sigo aquí. Que yo estoy bien, que me pregunto cada día si tú también lo estarás y le pido al Padre por ti. Que te tengo en mis oraciones, que te llevo conmigo frente al Sagrario, a la Eucaristía y que pese a que soy un desastre y me falta compromiso y constancia si me necesitas estoy aquí para escucharte.

En esta sociedad en que nos movemos, es más fácil, más cómodo, excusarnos que disculparnos.

Cuando soy consciente de las cosas en que me equivoco o en aquellas que sencillamente, como esta, dejo de hacer simplemente por que no se organizarme. Veo como el ritmo de este mundo, de lo que nos imponen socialmente con audaz sutileza en nuestro día a día nos contamina y nos hace ser como el resto. Es necesario pararse, yo lo necesito a menudo. Pararme. Ser consciente de que a pesar de que vivo en sociedad no he de dejar que me absorban sus conductas. Entonces le oigo a Él en mi interior con esa frase que ya pronunció en su día cuando también Él se movía por este mundo relacionándose con la sociedad que imperaba en aquella época. " Mi reino no es de este mundo" (Juan 18, 36) Y para serte sincera, en ese momento lo veo tan claro. Que el mio tampoco es de este mundo y en orden veo pasar por mi cabeza todas esas cosas que hago diariamente influenciada por los verdaderos reyes de este mundo que como en una pelicula de ficción son los que dominan desde el lado oscuro. Pero estos por desgracia son muy reales y pese a que se camuflan muy bien en este tiempo presente, en cosas tan sencillas que cuando somos concientes nos quedamos a cuadros o con la boca abierta, lo cierto, es que terminamos por tomar sus conductas como nuestras y caer una y otra vez. No obstante esto no quiere decir que su ventaja sobre nosotros les pronostique la victoria, Jesucristo ya a firmado con su Divina sangre el final de esta historia en que todos nos movemos. Pero está en nosotros no dejarnos llevar mientras pasamos por este mundo, al menos, no si somos conscientes. Pedir perdón cuesta, reconocer frente a los demás nuestras debilidades también. Pero no nos hace eso inferiores como intentan hacernos creer, no, nos ayuda a ser más humanos y a un mismo tiempo manifiesta la divinidad de un Dios cercano al hombre que habita a través del Espíritu Santo en nosotros.

Podría excusarme en que últimamente tengo muchas salidas de casa por mi voluntariado. Que dedico mucho tiempo entre buscar trabajo, formarme, y servir en mi labor como catequista y voluntaria de Caritas. Que los quehaceres de mi vocación de esposa y madre ocupan el otro 50%, pero mentiría y se quedarían solo en eso, en escusas. Por que cuando llego a casa me tira más el sofá, el despejar mi cabeza y descansar que en el seguir. El desconectar también es necesario, no estoy diciendo lo contrario, somos humanos y a veces es necesario tomarnos nuestro tiempo para recuperar fuerzas. Pero estoy hablando del plano espiritual, y no me imagino a Jesucristo en medio de la Pasión haciendo un descanso cuando ya humanamente no podía más. Hace poco me planteaba mi ángel una cosa que quiero compartir contigo.  Me decía que el Cirineo, para Jesús era la providencia estacional a su problema, la que el Padre sabía que era la justa y necesaria para Jesús. Me invitaba a meditar en aquellas providencias estacionales que podía reconocer en mi vida.  Me ponía como ejemplo lo fácil que habría sido para Dios Padre interrumpir la pasión de su Hijo y darle descanso, aliviarle un poco el camino de la cruz. Me señalaba que podía haber interrumpido con una corte de ellos o incluso con una demostración de los signos de la naturaleza como en el momento de su muerte... Pero en bien de los demás hijos que vendrían detrás entre los que nos encontramos, Jesús no se tomó su tiempo para descansar, ya lo había tomado en el desierto antes de coger el toro por los cuernos y lanzarse a la vida publica. Cuando se trate de imitar a Jesús cada esfuerzo por nuestra parte contará para consolidar el compromiso con la fe recibida y así poder servir a los demás.

Por eso mismo hoy te pido perdón, por dejarme llevar por el ritmo de mis días y aparcar mi tiempo dedicado a ti desde este lugar de la blogosfera donde la tecnología nos ayuda a hacer misión evangelizadora y a servirnos unos a otros.






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...