La sonrisa de mi ángel.

Reims (ángel sonriente)

   Hoy es el día de mi ángel de la guarda y del tuyo. Y de todos esos seres espirituales que sirven a Dios es obediencia custodiando y velando de un mortal. Protegiéndonos incluso cuando nos asalta la muerte antes de tiempo en un accidente o una enfermedad. Están en silencio, hablándonos todo el tiempo aunque no sepamos diferenciar su lenguaje entendible entre nuestros propios pensamientos. Pero están acompañándonos desde que somos hasta que estamos frente al que Es. No hay otra interpretación, al menos así me lo cuenta él y yo lo creo. Porque a lo largo de estos años me ha dado señales como para tener claro que así es.
     
     Esta mañana al despertar felicite al mio, hace unas semanas compartió conmigo su nombre y ha sido algo muy especial entre nosotros, que me ha ayudado a comprender algunas cosas que antes no alcanzaba a entender. pero esa es una experiencia que compartiré en otra entrada porque es largo de contar. Lo que me ha ocurrido hoy si lo voy a compartir. Le felicité mientras me dirigia al baño, hablamos mientras yo hago mis rutinas diarias y es un placer saber que nunca estoy sola, que está siempre cuando le necesito. Así que justo cuando atravesaba la puerta del baño comunicando mi agradecimiento. Me quedé muerta. Me transmitió los primeros momentos de su custodia hacia mi. Algo que me hizo latir el corazón a mil. Porque soy una curiosa nata y quiero saberlo todo y especialmente siempre he tenido curiosidad por el inicio, poder saber algo de mis primeros momentos de vida. Lo que jamas pude imaginar es que podría recordar algo y de un modo tan especial. (Ahora lloro de la emoción) Como he dicho le daba las gracias a Dios a través de él por estar siempre a mi lado cuando sentí su risa y acto seguido me vi como él me veía. No se como explicar esto, pero senti su visión de mi, de células, de un pequeñisimo embrión, de un feto. Sentí un amor infinito, sentí admiración y sentí muchísima curiosidad por saber que había creado Dios y que tarea seria la suya. Y sé que era lo que sentía mientra me acompañaba ya en mi gestación.  Me quedo sin palabras para definir esto, pero quiero contarlo de algún modo para que si tú que lees has sentido esto alguna vez, sepas que no estas loco, que están a nuestro lado desde el mismo momento del ser. 
       
    Le digo emocionada que no es mi día para ser yo quien reciba tal regalo y le siento feliz por mi. Que cosa tan grande esta y me siento aún más dichosa y más agradecida a Dios.

     Pero hay no queda la cosa, tengo un amigo en fb, al que solo conozco de la red social. Comentándole en su muro, resulta que siento la influencia de un ser espiritual para decirle algo al respecto sobre los ángeles de la guarda. El me responde que no lo necesita y ... Madre Santísima... Justo cuando estoy leyendo el comentario suyo oigo del mismo modo que escucho a mi ángel la voz del suyo que me dice que le haga saber que él siempre está a su lado aunque el crea que no lo necesita. Me armo de valor y se lo escribo, aún sabiendo que muchos pensarán que me falta un tornillo. No me importa, poder sentir esto bien merece la pena perder la caja entera.  Gracias a Dios se que no estoy loca y me siento muy agradecía a mi Dios por poder experimentar aquí y ahora un pedacito de la vida espiritual que nos espera y que nos rodea, aunque vivamos ajenos en este paso.
     
     

Comentarios

  1. Sabes, me gusta mucho leer a los Santos Padres de la Iglesia, los de siglos atrás.
    Porque ahora va resultando una pseudociencia sobre Ángeles, todo esto es de la new age, esas corrientes infiltradas para abandonar las buenas prácticas.
    Tendría que explicar mucho, mejor aquí le dejo.
    DTB!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí María, precisamente ese tema lo tengo muy presente porque él me advierte sobre todo de este tema y de las malas influencias que intentan sobre nosotros otros ángeles caídos y rebeldes.
      Precisamente por eso he comentado lo de que necesito contar con tranquilidad lo del nombre. Los ángeles custodios no tienen permiso para revelar su nombre a ningún mortal, ni siquiera a quienes custodian. Si un ángel te revela su nombre es que no es un buen ángel, diferente es que te desvele el significado de su nombre, pero nunca su nombre. No están permitidas ciertas vinculaciones entre ellos y nosotros.
      Algo que la gente desconoce y que con estos movimientos de la Nueva Era las personas están siendo confundidas. Por aportar un poquito de luz, yo comparto lo poco que conozco aunque para eso me vea más de una vez en el punto del candelero.
      un abrazo amiga.

      Eliminar
  2. Es verdad lo que dices Mento, a mi santo Ángel de la Guarda le llamo por un nombre que yo le invente, pero no porque me haya sido revelado, ya que el nombre para los Ángeles es la misión que Dios les ha otorgado, yo solamente por tener una referencia, pero en realidad ese no es su nombre.
    MUCHAS GRACIAS!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Escribe sin miedos.
Deja escrito lo que piensas.Las palabras liberan a las personas.

Entradas más vistas del último mes.

Daisypath Anniversary tickers