LOS VIRUS QUE NOS ACECHAN.


Como la paciencia no se encuentra entre mis pocas virtudes, en esto de la enfermedad con asiduidad pierdo los nervios.  Es como ser la protagonista de una mala serie que no hay quien la vea. 
-Por Dios!!- me digo a mi misma- Esto no hay por donde cogerlo!!.

Desde que conozco a Jesucristo tengo claro que cada enfermedad que acontece en mi vida es permitida para que yo gane esta batalla por la fe. Pero...Cuesta tanto...Tanto. Apenas salgo de una me meto en otra y otra más. Eso sin contar cuando a mis propias dolencias se unen las de mi familia más cercana. 
Lo único bueno es que ya le veo venir, a ese de la mala baba que aprovecha cada embestida para sembrar el desanimo y la duda. Tampoco se le puede echar en cara, es su misión, sencillamente es para lo que Dios les permite estar cerca de su creación.

Y es curioso, porque el tío se lo monta de p...madre. Ya no solo con los virus que atañen al organismo, no, es que desde que en la web hay quienes intentamos dar testimonio del amor de Dios. Este no para como el mejor de los troyanos de atacar también nuestra salud virtual.

Seguro que a ti también te ha pasado alguna vez. Dejando a un lado lo físico, que como se ve en el montaje de la imagen que he puesto arriba resulta que los virus si los vemos a la luz del microscopio son hasta bonitos. Pero su efecto tiene tela marinera y si no pregúntame, que desde que empezó el año he pasado ya por cuatro tipos que me tienen sometida y apenas suelto uno pillo otro. Esta último de gripe tiene hasta al invencible Pepe en cama. 

Y si a eso le añadimos los de Internet... Apaga y nos vamos. 
Muchas veces ya me río al ver lo mucho que se asemeja con mi salud la de mi pc. Sobre todo por que el noventa por cien de mi actividad en Internet la dedico a esto, a mis blog, a mis perfiles sociales desde donde intento dar testimonio de mi fe y en responder y escuchar a personas que me escriben al correo contándome sus cosas la mayoría también sobre la fe. 

Y rara es la semana que no se me infecta de algún virus, que no tengo algún problema en alguno de mis blogs o que puedo entrar con facilidad en mis perfiles y no me cierran o ponen en cuarentena alguno.  ¿A que a ti también te pasa? Seguro que sí y más cuanto más tiempo de estar conectad@ lo dediques a evangelizar. 

La enfermedad física me recluyó en casa durante un periodo de varios años en mi vida y llegó el Señor a través de Internet a mi vida para demostrarme que cuando uno tiene ganas de trabajar con y por Él, no hay obstáculos. Y eso mismo me recuerda mi ángel cada vez que un virus informático me bloquea o tengo algún desperfecto que acaba con mi poca paciencia. Lo de google cuando te dicen que incumples su politica ya es el colmo, porque reclamas y te sueltan el tocho que ni el Quijote de Cervantes, pero sin explicar nada. Si ademas entiendes tan poco como yo de informatica, el coctel es de infarto. Pero bueno...Imagino que como en la salud física esto no es más que otro modo de ir aprendiendo y santificándose poquito a poco y sobre todo NUNCA TIRAR LA TOALLA.
Tengo mi trabajo en mi parroquia aparcado unos días con lo de la operación de mi padre y este último virus con el cual llevo dos días ya sin poder salir de casa. Tengo el Internet llegándome la señal como si con un cuenta gotas se tratara. Mi portátil inactivo por un troyano, y google me ha inactivado las publicaciones de Blogueros con el Papa en su pagina en g+. Cada vez que intento trabajar un millón de virus acechantes se descargan sobre una, pero como no hay mal que cien años duré...
...Aquí estaré yo preparada para cuando vea el momento oportuno de defenderme y contraatacar. Porque tú sigues ahí, tras esta pantalla hay personas que esperan una palabra de amigo y yo en nombre de Jesucristo estoy dispuesta a escucharte y si puedo incluso a dártela y lo mismo en mi parroquia, en la calle y en este universo virtual que nuestro fin sea siempre dar testimonio del amor de Cristo.



"Vuestra enfermedad es una prueba dolorosa y singular, pero ante el misterio de Dios, que ha asumido nuestra carne mortal, adquiere su sentido y se convierte en un don y ocasión de santificación. Cuando el sufrimiento y el malestar se hagan más intensos, piensen que Cristo los está asociando a su cruz porque quiere decir a través de ustedes una palabra de amor a cuantos han perdido el sendero de la vida y, cerrados en el propio egoísmo vacío, viven en el pecado y en la lejanía de Dios".
Papa hoy Emerito Benedicto XVI. 13 Dic. 09  Hospicio Fundación Roma.


Comentarios

  1. Mento, que te mejores pronto.
    Tu padre y el pc también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María, mi padre evoluciona muy bien , gracias a Dios y a cuantos oráis por su recuperación :)
      Mi pc... necesita un sustituto. Creo que voy a tener que rezar a ver si algún alma caritativa jubila alguno y me lo regala. El presupuesto familiar no da para comprar uno.
      Y yo...jeje,. yo es que ya estoy tan acostumbrada que...jajajaja...
      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Escribe sin miedos.
Deja escrito lo que piensas.Las palabras liberan a las personas.

Entradas más vistas del último mes.

Daisypath Anniversary tickers