Blog personal, donde cuento experiencias de la vida cotidiana en relación con Dios, con la familia y con los amigos. Si te apetece desconectar un ratito y descansar, conectaté a este blog, encontraras muchos amigos de los que seguro aprenderas algo bueno, como estoy aprendiendo yo.

ama

ama
Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todas tus fuerzas. (Dt. 6,4.)

sábado, 14 de septiembre de 2013

Estoy, aunque no lo parezca

Hace ya más de un mes que estoy sin conexión a Internet en casa. La zona donde vivo tiene poca cobertura. Y ya he probado varias compañías que no me solucionan el problema.
El Internet del móvil me va super lento y tampoco me defiendo con él bien como para llevar mi actividad en la red. Estoy deseando poder incorporarme de nuevo a mi ritmo de siempre. Es curioso antes de que este acontecimiento me dejará sin conexión pasé unos días en que ne sentí algo saturada y me llegué incluso a cuestionar cerrar este blog para atender otros espacios de la red. Curioso, porque esta experiencia me está ayundado a ver que este modo de servir al evangelio es tan necesario en mi vida y por mi parte como otros que realizó en mi día a día.
No se si seré capaz de publicar esta entrada,  así que si al final lo consigo quiero recordarte algunas cosas.
Una que seguramente a ti también te estoy echando de menos estos días. Que no cierro el kiosco, que aunque parezca cerrado estoy aquí detrás. Preparada como el atleta de velocidad que ansía el pistoletazo de salida. Que el Señor se está encargando de mostrarme que el tiempo no es cosa de mi dominio, como tampoco lo son cosas que hago a diario y que creo tener dominio sobre ellas. Que la disposición es parte fundamental en esto de ser discípulo.  Y que si antes no nos vemos por aquí, señal que el técnico me habrá  por fin dado señal, que nos vemos el primer finde de Octubre en Valladolid en el III Encuentro de Blogueros con el Papa. Estoy acojonadita y temo que al llegar el momento no sea capaz de decir nada.  Pero si Dios así lo quiere allí estaré yo. Ya sabes que soy un trasto,  pero tenemos a Dios en Jesucristo desviviendose de amor por nosotros. Creo que eso es mucho más que todos mis pecados, mis miedos o cualquier limitación de esas que parecen insalvables.
Nos vemos pronto, mientras te llevo conmigo a la Eucaristía  :)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...