Blog personal, donde cuento experiencias de la vida cotidiana en relación con Dios, con la familia y con los amigos. Si te apetece desconectar un ratito y descansar, conectaté a este blog, encontraras muchos amigos de los que seguro aprenderas algo bueno, como estoy aprendiendo yo.

ama

ama
Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todas tus fuerzas. (Dt. 6,4.)

domingo, 30 de junio de 2013

BALANCE DE JUNIO.


No ha sido un mes fácil, ni a ámbito personal, familiar o de fe... 
...Si pudiera lo borraría... o me lo habría saltado de verlo venir... No tengo palabras. Solo vacíos que se convierten en ecos en mi cabeza, que retumban y parecen ampliarse en las paredes de mi corazón y que cuando llegan al alma sencillamente duelen.

Este a sido el mes de mirar a los ojos a la enfermedad, de sostener la mirada con fuerza a la muerte y de cerrar los ojos ante lo asombroso de la vida para grabar ese impulso en mi memoria.

Mi padre enfermó, estuvo a pique de marcharse, Dios pensó dejarlo aquí un poco más para dar guerra. Su infarto cerebral me trajo vuestra unidad en la oración y el sentirme una entre la multitud de los que creemos en la palabra dada por Jesucristo. He llorado y he reído y me he sentido una con vosotros en la oración.

Murió Arcendo...
Aún estoy de duelo aunque nunca llegué a conocerle en vida. Ahora he oído su voz, esa que penetra el alma humana y que utiliza nuestro espíritu para comunicarse sin palabras audibles. Se que está bien, que está donde tiene que estar y que es feliz. Mi egoísmo por su ausencia me hace seguir llorándole.

Nació mi primer sobrino de sangre. Y digo esto porque tengo sobrinos por parte de Pepe, pero mi única hermana fue madre el día 22 y ver a Daniel Jesús, fue ver el rostro de Creador que se manifiesta en el milagro de cada nueva vida.  La sensación fue similar a la de ver a mis propios hijos por primera vez, sangre de mi sangre, heredad de mi Dios.

Mi padre volvió a dar guerra aún sin recuperarse y como dice el refrán en todas las casas cuecen habas, así que en la mía comenzamos a dar capotazos al temporal. Y en mitad del vendaval de emociones vividas mi enfermedad hizo acto de presencia como si de una obra de teatro se tratase y fuera el acto apoteosico de toda la obra...
He caído en picado, ni medicación ni nada...
Los que padecemos enfermedades mentales nunca estamos libres de este tipo de recaídas que nos desarman e hieren en derredor a todos los que nos aman. Te sorprendería saber el número de veces que he pedido morir en esta última semana, que se lo he pedido desde mi más absoluta impotencia a Dios... Cuantas horas sedadas y cuando vuelvo a la conciencia este vacío que me corroe y parece echar raíces en mi alma como si de un mal cáncer se tratara y me roba cada impulso de querer salir de esta situación de vivir sin vivir.
   Me da vergüenza decirlo, la vida es un don inexplicable, algo que por si solo el hombre no puede crear y aún así en tantos momentos la he rechazado estos días. Pero en ninguno Dios se ha sentido defraudado por mi, eso no se ni como me hace sentir, no me ha reprochado, no me ha aleccionado, solo se mantiene a mi lado. Y cuando le digo que no puedo más me muestras sus manos, están traspasadas, hay un vacío en sus palmas tan doloroso como lo que yo siento en estos momentos en mi vida y me dice: lo se, yo tampoco podía con el dolor, pero no me rendí hasta cumplir la voluntad de mi Padre y tú tampoco te rendirás.

Quizás sean difíciles de comprender mis palabras, pero cuando una persona tiene tendencia suicida es muy duro el dolor que provoca la lucha interior por seguir viviendo cuando lo único que una desea es cerrar los ojos y descansar. 
Estos dias el "enemigo" aprovecha y se frota las manos y me intenta aplastar con toda su mala leche. No para de recordarme que quiero rendirme y se mofa de todo ello. No le temo, aunque me repatea que sea tan astuto y que no pierda una para venir a joderme así que desde mi desgana y mi debilidad pido ayuda al Espíritu Santo, a mi ángel de la guarda que me sostiene la mano y me recuerda que está conmigo. Hemos hecho un trato, le he pedido que no permita que me rinda y que si ve que mi cabeza se pierde tanto como para no encontrar el camino a la voluntad, que llame a Miguel por mi. Siempre lo hago cuando la tentación del suicidio vuela sobre mi cabeza. pido a san Miguel Arcángel que me proteja y aparte toda influencia negativa de mi persona.  
No quiero que esto parezca un pots triste o desesperanzado, aunque lo cierto es que estoy bastante jodida. Pero no es más que la lucha por mantener viva la fe que Él ha depositado en mi y yo lo se. Y si lo comparto ahora aquí no es para que te compadezcas, sientas lastima, sufras por que me quieres. No. Es para que veas y comprendas que Dios obra hasta en las personas más miserables y que poder tiene para dar vida no solo a los muertos sino a los que sentimos la muerte en vida.
Lo único que me apetece es meter la cabeza bajo tierra y ojala pudiera quedarme en ello. Pero se que cuando pase este momento Él seguirá a mi lado mostrándome sus palmas traspasadas y su Espíritu vivificara a este mio que tiene hoy más crisis que el propio país. Y cuando te diga que Cristo me ha resucitado tal vez te acuerdes de este pots y entonces si no has experimentado esa resurrección tal vez te ayude a hacerte una idea. 

Estoy relmente "jodia" pero sobreviviré porque tengo la pocas ganas de vivir que me quedan puestas en la esperanza de que Cristo no me abandonará hasta llevarme frente a su Padre. Y no va a ser hasta que yo no cumpla la misión para la que he sido creada aunque ahora ni me apetece saber cual por como me siento de mal.

miércoles, 19 de junio de 2013

LA MAMÁ MÁS LISTA DEL MUNDO.


     Así me sentí el sábado pasado viendo como mi hija mayor, lucy (10 años) me miraba y como ella misma me lo decía y con orgullo se lo repetía a su padre: "Papá, papá, no te lo vas a creer, mamá es la más lista del mundo, tú no sabes lo que acaba de hacer..."

     Bueno si me conoces un poquito sabrás que me considero un desastre como madre y que anhelo muchas veces ser como otras mamas modelos que veo y que distan tanto de lo que yo suelo hacer con mi prole, o al menos me lo parece. El sábado llegue a pensar que tal vez después de todo no lo esté haciendo tan mal y que con el bebé en la barriga te dan también un lote de "superpoderes" que no caducan y que al utilizarlos más tarde con los hijos te convierten en una súper mamá.
     Estábamos en la playa, hora de sacar la tortilla y comenzar a repartir pinchos para los niños. Lucy fue la primera en darse cuenta, ay, tiene como yo un radar interno para ver todo en un plis-plas. Levanto la vista de la tortilla cuando la oigo:
     "Mamá esa niña está perdida"
     La peque pasaba desorientada junto a nosotros justo cuando levanto la mirada y ella cruza la suya con la mía. En ese momento se activa el súper poder y me siento la mejor madre del mundo, como si fuera la única madre sobre la faz de la tierra me mira la niña que comienza a llorar. Me pongo en pie y la cojo de las manos, le seco las lagrimas y le dijo:
     " No llores cariño, verás que pronto encuentro a tu mamá" Se lo cree, su rostro cambia y se relaja, le pregunto en primer lugar si sabe el color de su sombrilla, verde como la nuestra, levanto la vista trae el sol de espalda así que miró en esa dirección, pero no hay sombrillas verdes, ni papás desesperados agitándose por la arena. La llevo al puesto de seguridad, Lucy le da la otra mano y le pregunta su nombre y le dice que no se preocupe que no la vamos a dejar hasta que no llegue su madre.
     Llegamos al puesto me sorprende la juventud del personal y el corazón se me encoge al ver que empiezan con el protocolo, será el correcto pero como madre lo veo poco efectivo para consuelo de una niña pequeña. La peque no se suelta de mi mano y su carita comienza a cambiar. Una chica de seguridad le pregunta su nombre, luego cuantos años tiene y no sabe decirlo. Me agacho y la llamo por su nombre y le digo que me indique con los dedos cuantos años tiene, marca cuatro, está cada vez más asustada y comienza a llorar. La abrazo y le digo que no se preocupe que ya viene su mamá. Le preguntan los apellidos y se encoge de hombros, le pregunto de nuevo su nombre y me lo dice y le insto a seguir diciéndole: " y que más" Y la niña dice sin problemas sus dos apellidos. Intentan llevarla dentro de la garita pero ella no se quiere soltar de mi mano y es cuando advierto a Lucy mirándome con esa cara que hace que te salga una "SM" en oro y brillantina sobre la cabeza levitando. Le sonrío y por detrás de ella veo un revuelo de adultos que vienen hacia el puesto de seguridad con caras desencajadas.
     "¿Es tu mamá?" La niña asiente y es entonces cuando se la entrego del todo a la chica de seguridad y cojo de la mano a mi propia hija y nos retiramos. Aquí ya está hecho el trabajo. De vuelta a nuestra sombrilla Lucy parece un cervatillo nerviosa y saltando a mi lado repitiendo eso de que no se lo puede creer que soy la mamá más lista del mundo. Que como sabia lo que había que hacer y alucinando de que su madre resultase efectiva de ese modo con la peque. Casi reviento el bañador, el trasto de madre ha servido para algo, pienso, mi hija sigue viéndome como si hubiese realizado una cosa extraordinaria y así se la repite por lo menos cuatro veces a Pepe cuando llegamos a nuestra sombrilla.
     No se cuantas veces desde el sábado Lucy va contándole a todo el mundo la gran hazaña, je,je. A veces las mamás nos sentimos inseguras y tememos no saber hacer las cosas bien, después de todo es una carrera que se aprende con la practica y sin una teórica explicita de identidad de cada hijo y de como llevarlos. Pienso que en el fondo, ese súper poder sale cuando tiene que salir y nos hace actuar como ha de ser cuando ha de hacerse.
     Claro que esa idea esta mañana se ha desmoronado por un instante como un castillo de naipes mientras estando en la oficina del INEM, veo a una mamá como le da de beber de una lata de "redbud" (bebida para adultos estimulante por su alto grado de taurina y otros revitalizadores) a un niño que si tenia año y medio era un milagro. Pepe y yo nos miramos y pensé:
1. No existe super poder...
2. Las hay todavía peores trastos que yo...
     Definitivamente creo que para ser una mamá medianamente lista basta leer los prospecto de los  alimentos antes de dárselo a ingerir a los hijos y dejar los heroicismos para acontecimientos contados en el trayecto de la propia vida, que ya el instinto se encarga de sacar a flote.

miércoles, 12 de junio de 2013

POSTEAR SIN PALABRAS


¿COMO SE HACE ESO?
Hay momentos en la vida en que uno no encuentra palabras para expresar las cosas que está viviendo, que está sintiendo. 
Hace mucho que este espacio de la blogosfera, mi blog, se convirtió en un diario publico, apenas me fui dando cuanta por el camino, y cuando lo hice me sentí asustada y en cierto modo también liberada. ¿Puede alguien estar tan loco como para abrir las puertas al exterior y no dejar barreras de defensas? yo soy así de temeraria, lo reconozco. Aún no he descubierto el equilibrio emocional, cuando se trata de sentimientos no tengo un punto central donde detenerme, ni la edad me da esa veterania, siento y me dejo llevar hasta los extremos, para bien o para mal. Y así rigo mi vida, así vivos mis días y puedo pasar del más absoluto abandono a mi sufrimiento a resurgir como una posesa por la libertad. 
Muchos de vosotros estos días se habéis puesto en contacto conmigo a través de email y chat privado en las diferentes redes. Os preocupáis al ver que no posteo. Y no se que deciros, que estoy en blanco es mi respuesta, que me pongo frente al portátil a la entrada en blando y no se como empezar, no se que decir, y mira que hay cosas estos días para compartir en un blog católico. Más con esta bendición de Papa que Dios ha dado a su Iglesia y que nos tiene tan ocupados a todos sacudiéndonos el polvo y poniéndonos en acción. Pero cada vez que intento compartir algo la mente se me nubla y solo siento y lo que siento es difícil compartirlo en este medio. ¿Porque? Sencillamente porque en el fondo me da miedo ser juzgada, me da miedo que la gente no lo comprenda. Que los contrarios a la Iglesia vean que un alma inquieta como la mía que sube y baja y parece tan contradictoria, no sea más que una cabeza lunática sometida. Aunque yo se que no es así, tengo en mi vida las suficientes pruebas palpables como para no dudar de la fe recibida ni aún cuando me siento en el suelo derrotada y con la risa sarcástica del enemigo diciéndome: mira eso es lo que vale tu fe, sufre, sufre que eso lo sabes hacer bien. 
Estos días estoy teniendo grandes tentaciones que me llevan a un sufrimiento antes no experimentado y eso que creía que me había forjado a base de sufrir por los acontecimientos que han acontecido desde la niñez en la historia de mi familia. Pero esto es muy distinto, lo que estoy viviendo estos días es una batalla...yo diría que a muerte... aunque suene cinéfilo y puesto que este es mi rincón donde el Señor me inspira a desnudar mi alma de cara a los demás es también el lugar donde estoy teniendo una lucha contra mi propio ego. Curioso, no? Pero cierto. 
Podría venir aquí y escribir una de esas entradas que escribía hace dos años, en las que me complicaba poco y medio quedaba tan bien, pero ahora soy incapaz de hacerlo si de verdad no escribo lo que siento y lo que siento es que no hay mejor forma de dar testimonio de Jesucristo que con la verdad de nuestras podrías experiencias de fe, aunque eso sea en más ocasiones de las que queremos quedar con el culo al aire. Porque no soy tan buena, me cabreo y pataleo y más de uno se echaría las manos a los ojos si leyera mis rebeldías y mis osadías cuando discuto con Dios. 
Sobre todo estos días, estoy muy cabreada y no me sale ser humilde, no me sale sentarme y rezar y pedir paciencia. Me salen gritos desgarradores de impaciencia, de querer que las cosas salgan como yo necesito que sean. Mientras mi padre ha estado tan malito solo podía contener mi malestar y confiar en todos cuantos con vuestra oración estabais trabajando por mi. Porque ni ganas me daban de rezar, ni de pedir el don de la oración para hacerlo, simplemente me he dejado llevar por la fe y he confiado en lo que creo, creía que Jesucristo estaba entre vosotros y a mi lado a través de la oración y así me mantuve y así me mantengo. Estos días Arcen esta...(no sabemos como) muchos estamos a la espera rezando, yo soy incapaz, solo relato y relato y me vuelvo a Dios y como soy consciente de lo poco que sirvo para esto solo le digo que no tenga en cuenta mi forma de hacerlo, sino mi necesidad y su promesa y que ayude a Arcen y su familia.
Soy incapaz de rezar un rosario, soy incapaz de ir a misa, soy incapaz de pedir ayuda a quienes tengo a mi alrededor y se que si no tuviera fe seria incapaz de esperar  que esto pase, porque se que este estado pasará y con la ayuda del Espiritu Santo superaré esta prueba. 
Ahora ya sabes porque no posteo, no se si escribir esto es bueno o malo según para quien pueda leerlo y juzgarme por ello. De pronto a mi ni me importa lo que pueda parecer yo, me quedó solo con una cosa por encima de toda la mierda que me rodea estos dias y me hace sufrir. Se que esto va a pasar y que si sufro o siento esta apatía debe de ser algo bueno en el fondo porque después de todo es lo único que me hace querer seguir adelante. Y quizá hay alguien que se siente en estos momentos como yo y aterriza en este pots, pues a ti te lo digo animo que cuando todo pasa solo Dios queda, buscalé entre tanto desorden mientras Él se deja encontrar. Sin oscuridad la luz sería irreconocible.

martes, 4 de junio de 2013

Redes sociales y cadenas de oración.


Hace una semana a mi padre le dió un infarto cerebral con su consecutivo derrame. Hoy gracias a Dios y a la intervención de tantos hermanos en la fe que han orado y oran junto a mi familia, mi padre aunque no está fuera de peligro si está estabilizado.
Dicen q cuando uno se ve en las últimas se agarra a un clavo ardiendo. Yo en cambio en cuanto me vi al comienzo de la situación llamé a uno de vosotros y le pedí q corriera la voz. Entrecortadas las palabras por el llanto no se si eran entendibles. Pero él enseguida me dijo: tranquilizate. Es para q recemos, no? Y desde ese mismo instante ya comencé a sentir en mi el efecto de la unidad.
La oración es ese "clavo" efectivo e impedecedero que nos fija a la cruz y nos sostiene y nos salva. Y cuando se ora en común unión unos con  otros sus efectos son devastadores pero en bendición.
Hay muchas personas que aún recela de este tipo de dar testimonio de la fe en los blogs, redes sociales y lo q concierne a todo esto de los nuevos medios. Yo puedo dar testimonio de que Jesucristo está también aqui en este continente digital uniendonos y dandonos la oportunidad de compartirlo en cualquier rincón al q llegue la conecxión.
Estos dias de prueba para mi familia tan duros han sido sobre llevados gracias al alivio espiritual q hemos sentido llegar de tantos puntos del planeta donde cada uno de vosotros intercediais con vuestra oración por nuestra causa. Jesucristo sabia lo que hacia cuando nos invitó a la unidad de la oración.
Yo no tengo palabras de gratitud para agradecer todo y a cuantos me habeis ayudado. Solo deciros que cuando necesites de mi aqui estaré para unirme contigo a tu oración.
Como dijo nuestro querido Juan Pablo II: No tengais miedo de abrir de par en par las puertas a Cristo. Hoy mi consejo apoyado en la experiencia vivida es que no tengas miedo de compartir tu cruz con los hermanos aqui en internet, porque también aqui Jesucristo acude alli donde dos o más se reunen en su nombre.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...