SER SANTOS HOY.

Ayer veía una ENTRADA en el blog de mi amigo Nip que me dio que pensar sobre el tema de la santidad. 
la entrada era este cartel:

HOY

        Le comentaba a mi amigo en su blog que me daba 
 miedo este cartel.
  
     Y hoy me sigue dando miedo. Sencillamente porque si lo miro y se lo aplico a mi experiencia de vida en lo que tiene que ver con mi disposición a servir al Señor, me quedo muerta.
Hoy si yo estoy dispuesta, el Señor también lo está para ayudarme a dar el cambio.

Pero...¿qué pasa si mi acomodamiento, si mi pereza, si mi falta de disposición me hace dejarlo para mañana? ¿Y si mañana cuando vaya a decirle al Señor: Aquí estoy Señor...Él no pudiera?

¿Cuantas veces como madre, aún queriendo el bien para mis hijos, han llegado alguna vez a mi y yo no he podido atenderlos? ¿Cuantas he tenido que decirle a mis hijos: ahora no puedo, pero te ayudo en cuanto pueda?

     Sí, Dios es ese Padre Misericordioso que siempre está pendiente de nuestro crecimiento y de que nos salvemos. Pero si no estamos dispuestos, si nos falta prontitud, quizás lleguemos tarde a buscar su ayuda, a buscar su consejo, a buscar esa mano de protección que nos guia por el camino del bien.
Y que oportunidad tan buena puedo perder entonces hoy de continuar o iniciar una conducta santa.

Los sant@s tienen en común tod@s la dedicación, la continuidad de sus vidas y la total disposición a la voluntad de Dios. Cuando Dios quería, no cuando a ell@s les pareció el momento apropiado.

     Creo que en este día podemos, puedo, tener muy en cuenta esto a la hora de ver en el instante el momento propio para dejar de ser un simple mortal y aspirar a la vida de la santidad aquí en la tierra. Por que para algo mi Padre me está diciendo: Ahora puedo. Y ese poder lo comparte conmigo gustoso.



  • Sed santos como el Padre celestial es santo. Jesucristo (Mt. 5,48)
  • Esta es la voluntad de Dios: vuestra santificación. San Pablo (1 Tes 4,3; Ef 1,4)
  • Los que enseñen a otros la santidad brillarán como estrellas por toda la eternidad. Profeta Daniel
  • ¡Quiero ser santo! Santo Domingo Savio
  • La santidad consiste en estar siempre alegres. San Juan Bosco
  • La aventura de la santidad comienza con un «sí» a Dios. Juan Pablo II
  • Los santos no son personas que nunca han cometido errores o pecados, sino quienes se arrepienten y se reconcilian. Benedicto XVI
  • Todo cristiano debe ser un verdadero cristiano, un perfecto cristiano. ¿Y cómo se llama la vida perfecta de un cristiano? Se llama “santidad”. Por ello, todo cristiano debe ser santo. Pablo VI
  • La santidad se encuentra en el camino que nos abre cada uno de nuestros días, en que se ofrecen a nosotros, con atractivo desigual, los deberes de nuestra vida cotidiana. San Francisco de Sales
  • Siento el deseo, la necesidad de hacerme santo; nunca me hubiera imaginado yo que pudiese llegar a serlo con tanta facilidad; pero ahora que he visto que se puede lograrlo estando alegre, quiero absolutamente hacerme santo. Santo Domingo Savio
  • Un gran deseo de ser santo, es el primer peldaño para llegar a serlo; y al deseo se ha de unir una firme resolución. San Alfonso María de Ligorio
  • Quiero ser santa, pero no a medias, sino completamente. Santa Teresita del Niño Jesús
  • La santidad es accesible a todos y es“el camino mejor de todos que hay que recorrer. Don Pascual Chávez, sdb
  • El secreto de la santidad consiste en no cansarnos nunca de estar empezando siempre. P. Rey
  • El verdadero ideal cristiano no es ser feliz, sino ser santo. A.W. Tozer
  • En lugar de desanimarme, me he dicho a mí misma: Dios no puede inspirar deseos irrealizables; por lo tanto, a pesar de mi pequeñez, puedo aspirar a la santidad. Santa Teresita de Lisieux
  • La ciencia de los santos es la voluntad de Dios. Kiko Argüeyo
  • La marca de un santo no es la perfección, sino la consagración. Un santo no es un hombre sin faltas, es un hombre que se ha dado sin reservas a Dios. W. T. Richardson
  • Nosotros hacemos consistir la santidad en estar siempre alegres. Santo Domingo Savio
  • La santidad consiste en la disposición del corazón. Santa Teresa de Lisieux
  • La santidad es muy sencilla, dejarse confiada y amorosamente en brazos de Dios, queriendo y haciendo lo que creemos que Él quiere. Madre Maravillas de Jesús
  • Los santos fueron santos, porque quisieron, con inmenso querer, ser fieles. Madre Maravillas de Jesús
  • La santidad no es un privilegio para algunos, sino una obligación para todos, "para usted y para mí".Santa Madre Teresa de Calcuta
  • No eres más santo porque te alaben, ni más vil porque te desprecien. Tomás de Kempis
  • Nunca es demasiado tarde para empezar a hacerse santos. Padre Raniero Cantalamessa, ofm cap 
  • Solo hay una desgracia: no ser santo. Léon Bloy
  • Un santo triste es un triste santo. San Francisco de Sales

¿Cuál es tu frase?


La mía hoy es: Aqui estoy ahora Señor, para hacer tu voluntad, ayúdame a querer estar siempre en este estado de confianza y seguridad en tu palabra.

Este pots ha sido copiado del blog: QUIERO SER SANTO. (cuyo enlace puedes ver aquí)


Comentarios

  1. Pues yo creo que no hay que tener miedo, Él puede hoy, mañana y siempre.
    Feliz día de Todos los Santos, Mento.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no se yo Militos, a mi si me preocupa la "nocche oscura" a la que todos los Santos han tenido que hacer frente. Donde Dios permite que no le veamos y que probemos la lucha de frente con el demonio y las debilidades de nuestra propia naturaleza terrenal. a mi personalmente me preocupa eso, pero me conforta saber que todos los que en su vida han optado por la santidad nunca quedaron desvalidos ni desilucionados de haber elegido ese camino.
      Pero sí, me preocupa gritar a Dios en mi angustia y no sentirle, por que ya he pasado por ello y se que sin Él no podría. Por eso tengo que ser responsable y sobre todo estar presta a aprovechar el momento siempre en favor de la fe que Dios a depositado en mi y me ha permitido descubrir. Eso es lo que me da miedo, que soy libre de elegir si quiero o no seguir. No se si me he sabido explicar. Y que frente a esa noche oscura que Dios permite que experimente nuestra alma, yo me confunda y crea realmente que Dios no está. No se si he sabido explicarme.
      Un abrazo grandote Mili y feliz día de todos los Santos. Que ellos nos sostengan en esta batalla contra las concupiscencias :)

      Eliminar
  2. A mí me parece que llegado un punto, un punto que Dios pone por su misericordia en nuestras vidas, ya no hay no, son todos si ¿Verdad? Según mi pequeñita experiencia, muchas cosas, como el Rosario, ahora se me quedan para mañana. Bueno y más, mucho más... pero en medio de mis debilidades me siento agarrada por su Corazón Misericordioso... No sé, creo que me siento amada por Dios por ser pobre, débil, pecadora y por eso mismo, nada ni nadie me separará de Él, ni yo misma, no por mí, sino por su amor ¿Me expliqué? Así es nuestro Buen Dios. =) Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que te explicaste. Yo al menos te entiendo, igual que entiendo a Militos y por supuesto comparto lo que decís. Nada puede separarnos del amor de Dios. ya lo decia Francisco en la misa por el sufragio de los cardenales y obispos que habian fallecido a lo largo del año. decia francisco: «Incluso los poderes demoníacos hostiles al hombre, dejan impotentes frente a la íntima unión de amor entre Jesús y los que lo acogen con fe. Esta realidad del amor fiel que Dios tiene para cada uno de nosotros nos ayuda a afrontar con serenidad y fortaleza el camino de todos los días, que a veces es también lento y cansador. Sólo el pecado del hombre puede interrumpir este vínculo, pero incluso en este caso, Dios siempre buscará al hombre para restaurar con él una unión que perdura también después de la muerte. Aún más, una unión que en el encuentro definitivo con el Padre llega a su culmen. Esta certeza le da a la vida terrena un nuevo y pleno significado y nos abre a la esperanza para la vida más allá de la muerte»
      Nada puede separarnos de ese amor de Dios, pero nuestra libertad está siempre presente. Es esa libertad lo que a mi personalmente me preocupa, es una gran responsabilidad que a veces temo no saber llevar.
      Un abrazo amiga.

      Eliminar
  3. "Un Santo triste es un triste Santo". Me gusta mucho. :)

    Un cariñoso saludo amiga mía ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, es lo que siempre le escuchaba decir a D. Antero. A mi me encanta esa frase y además me levanta el animo ;)
      Un abrazo guapa.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Amén de lo dicho María, que nos salve el Señor por su infinita Misericordia :)
      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Escribe sin miedos.
Deja escrito lo que piensas.Las palabras liberan a las personas.

Entradas más vistas del último mes.

Daisypath Anniversary tickers