Daisypath Anniversary tickers

BALANCE DE JUNIO.


No ha sido un mes fácil, ni a ámbito personal, familiar o de fe... 
...Si pudiera lo borraría... o me lo habría saltado de verlo venir... No tengo palabras. Solo vacíos que se convierten en ecos en mi cabeza, que retumban y parecen ampliarse en las paredes de mi corazón y que cuando llegan al alma sencillamente duelen.

Este a sido el mes de mirar a los ojos a la enfermedad, de sostener la mirada con fuerza a la muerte y de cerrar los ojos ante lo asombroso de la vida para grabar ese impulso en mi memoria.

Mi padre enfermó, estuvo a pique de marcharse, Dios pensó dejarlo aquí un poco más para dar guerra. Su infarto cerebral me trajo vuestra unidad en la oración y el sentirme una entre la multitud de los que creemos en la palabra dada por Jesucristo. He llorado y he reído y me he sentido una con vosotros en la oración.

Murió Arcendo...
Aún estoy de duelo aunque nunca llegué a conocerle en vida. Ahora he oído su voz, esa que penetra el alma humana y que utiliza nuestro espíritu para comunicarse sin palabras audibles. Se que está bien, que está donde tiene que estar y que es feliz. Mi egoísmo por su ausencia me hace seguir llorándole.

Nació mi primer sobrino de sangre. Y digo esto porque tengo sobrinos por parte de Pepe, pero mi única hermana fue madre el día 22 y ver a Daniel Jesús, fue ver el rostro de Creador que se manifiesta en el milagro de cada nueva vida.  La sensación fue similar a la de ver a mis propios hijos por primera vez, sangre de mi sangre, heredad de mi Dios.

Mi padre volvió a dar guerra aún sin recuperarse y como dice el refrán en todas las casas cuecen habas, así que en la mía comenzamos a dar capotazos al temporal. Y en mitad del vendaval de emociones vividas mi enfermedad hizo acto de presencia como si de una obra de teatro se tratase y fuera el acto apoteosico de toda la obra...
He caído en picado, ni medicación ni nada...
Los que padecemos enfermedades mentales nunca estamos libres de este tipo de recaídas que nos desarman e hieren en derredor a todos los que nos aman. Te sorprendería saber el número de veces que he pedido morir en esta última semana, que se lo he pedido desde mi más absoluta impotencia a Dios... Cuantas horas sedadas y cuando vuelvo a la conciencia este vacío que me corroe y parece echar raíces en mi alma como si de un mal cáncer se tratara y me roba cada impulso de querer salir de esta situación de vivir sin vivir.
   Me da vergüenza decirlo, la vida es un don inexplicable, algo que por si solo el hombre no puede crear y aún así en tantos momentos la he rechazado estos días. Pero en ninguno Dios se ha sentido defraudado por mi, eso no se ni como me hace sentir, no me ha reprochado, no me ha aleccionado, solo se mantiene a mi lado. Y cuando le digo que no puedo más me muestras sus manos, están traspasadas, hay un vacío en sus palmas tan doloroso como lo que yo siento en estos momentos en mi vida y me dice: lo se, yo tampoco podía con el dolor, pero no me rendí hasta cumplir la voluntad de mi Padre y tú tampoco te rendirás.

Quizás sean difíciles de comprender mis palabras, pero cuando una persona tiene tendencia suicida es muy duro el dolor que provoca la lucha interior por seguir viviendo cuando lo único que una desea es cerrar los ojos y descansar. 
Estos dias el "enemigo" aprovecha y se frota las manos y me intenta aplastar con toda su mala leche. No para de recordarme que quiero rendirme y se mofa de todo ello. No le temo, aunque me repatea que sea tan astuto y que no pierda una para venir a joderme así que desde mi desgana y mi debilidad pido ayuda al Espíritu Santo, a mi ángel de la guarda que me sostiene la mano y me recuerda que está conmigo. Hemos hecho un trato, le he pedido que no permita que me rinda y que si ve que mi cabeza se pierde tanto como para no encontrar el camino a la voluntad, que llame a Miguel por mi. Siempre lo hago cuando la tentación del suicidio vuela sobre mi cabeza. pido a san Miguel Arcángel que me proteja y aparte toda influencia negativa de mi persona.  
No quiero que esto parezca un pots triste o desesperanzado, aunque lo cierto es que estoy bastante jodida. Pero no es más que la lucha por mantener viva la fe que Él ha depositado en mi y yo lo se. Y si lo comparto ahora aquí no es para que te compadezcas, sientas lastima, sufras por que me quieres. No. Es para que veas y comprendas que Dios obra hasta en las personas más miserables y que poder tiene para dar vida no solo a los muertos sino a los que sentimos la muerte en vida.
Lo único que me apetece es meter la cabeza bajo tierra y ojala pudiera quedarme en ello. Pero se que cuando pase este momento Él seguirá a mi lado mostrándome sus palmas traspasadas y su Espíritu vivificara a este mio que tiene hoy más crisis que el propio país. Y cuando te diga que Cristo me ha resucitado tal vez te acuerdes de este pots y entonces si no has experimentado esa resurrección tal vez te ayude a hacerte una idea. 

Estoy relmente "jodia" pero sobreviviré porque tengo la pocas ganas de vivir que me quedan puestas en la esperanza de que Cristo no me abandonará hasta llevarme frente a su Padre. Y no va a ser hasta que yo no cumpla la misión para la que he sido creada aunque ahora ni me apetece saber cual por como me siento de mal.

Comentarios

  1. Pienso en ti y rezo por ti y por todos nosotros. Bendiciones. Paz y bien. A Jesús por María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmelo, así estamos todos unidos en la oración y en la misma esperanza.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. He leído tu entrada.
    La mejor manera que tengo para ayudarte es rezando por ti, es la mejor medicina, verdad?
    Cuidate y ánimo.
    Un abrazo en Xto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda Mar. Yo lo estoy descubriendo ahora y es una sensación tan difícil de explicar la sentirte unida por la oración a tantos hermanos todos con la fe puesta en la promesa de Cristo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Solo Dios es quien sostiene en las duras pruebas.
    Unidas en oración, Mento.
    Gracias por compartir.
    DTB!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí María, nada, nada escapa a la voluntad de Dios aunque a veces nos cueste tanto comprender. :)
      Gracias a ti, ya sabes que para mi no es fácil compartir estas cosas tan personales, pero se que es una manera de ponerme al servicio del Señor y que puede ayudar a otros que se encuentran en situaciones similares.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Animo Mento...nadie nos dijo que la vida era fácil y el querer exigirnos demasiado, mina nuestro cuerpo y alma, haz lo que puedas y lo demás déjalo en manos de Dios. Mis oraciones por tu pronta salud y un abrazo con cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanta razón, mi recaída ha sido un poco parte de eso, el poner la maquinaria a todo gas. Con lo fácil que seria solo dejarse llevar por lo que el Señor nos va indicando con sus señales.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Querida Mento, te comprendo más de lo que te imaginas, la enfermedad mental de mi hija nos mantiene siempre en vilo, cada minuto del día es contado y pesado en una balanza en la que no sabemos cuando se irá hacia un lado o el otro. La palabra que llega con facilidad es la de "cansancio" y te entiendo tanto. No te tengo lástima, ni te considero vencida. Simplemente me uno más a ti y contigo a Dios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabia lo de tu hija, ya os tengo en mis intenciones cuando hablé con el Señor. Mucho animo amiga, yo se lo que es estar al otro lado de donde estas tú y sufro mucho cuando veo a Pepe venirse abajo. Cuando las depresiones se vuelven crónicas y un día te levantas con ansiedad a los diez minutos caes en picado y viceversa. Y los dias se combierten en años...Eso acaba con la resistencia de todos los que conviven con el enfermo, a mi me pasa y me hace sentirme aún peor. No culpable, porque se que no tengo la culpa de estar así, pero es muy duro verles sufrir y más aún cuando la gente opina(quizá con su mejor intención) y te dicen eso de que es que no pones de tu parte, que tienes que salir más y que todo el mundo se cura, que eso es cosa de la cabeza y de pensar en negativo... Que sabran los que no lo están pasando o los que solo han vivido una depresión estacional o un periodo de estres sicologico...En fin amiga, mucho animo, estamos unidas en la oración. Yo llevo unos dias con un tratamiento nuevo que me ha ayudado a no tener taquicardias y no estar agresiva, pero me tiene en un continuo estado de vertigo y nausas, espero pronto ir superando los efectos secundarios y que no me retiren las pastillas, dios quiera me vengan bien por lo menos una temporadita.
      Dale besitos a tu hija de mi parte y dile que en la distacia me solidarizo con ella en tantos momentos que no puede explicaros a los demás pero que yo comprendo y que desde ahora pienso en ella y le recordaré a San Miguel que la ayude en esos momentos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Mento ¿cómo podemos vernos y hablar? Me refiero usando la nueva tecnología y claro que no sea público

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuanto me ponga un poquito mejor quedamos en un hangout y hablamos. Tengo que programar la webcam y ahora estoy como un poquito fuera de servicio con los efectos secundarios de mi tratamiento.
      Ya quedamos por email ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Un fuerte abrazo Mento. Aunque estés jodida "Él da fuerza al que está cansado, aumenta el vigor del débil... y los que esperan en el Señor renovarán sus fuerzas, levantarán el vuelo como las águilas, correrán y no se cansarán,caminarán y no se fatigarán" Isaías 40.
    Cuando una tiene tantas emociones intensas en poco tiempo, el corazón parece que va a estallar. Yo pongo todo mi dolor y mi alegría en sus manos, como tú. gracias por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, imagino que sin su intervención seria imposible soportar a veces tantas situaciones que nos empujan al sufrimiento. Y digo imagino porque creo que incluso quienes no tienen conciencia de esto ya cuentan con ella aunque le den otros nombres. Sin Dios, sin saber que mi fin es estar en su presencia para amarle y sentirme amada, yo no podría seguir viviendo en muchísimas ocasiones.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Anónimo12:40

    Me dejas sin palabras Mento...

    Mi cariño y mi humilde oración contigo,amiga mía.

    Belén.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Campanilla... tus palabras siempre son acertadas para alentarme y consolarme hasta cuando no te salen ;)
      Sobreviviré a esto, jeje, bicho malo nunca muere y en cuanto se me pase el colocón ya estaré dando guerra de nuevo ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Lo sabia querida Mento. Te he visto tan cayada...tu otro post anterior, los vídeos subidos...
    No puedo decirte nada, solo que voy a rezar mucho por ti, y que te quiero.
    ¡MUCHO ANIMO TE NECESITAMOS!!!Un abrazo muy grande!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Marian, esa empatía...
      Sí cuando no hablo y escucho música estoy intentando respirar...Intentando evadirme y no queriendo ser humilde para admitir que no puedo...
      Gracias amiga, no nos conocemos pero te siento muy cerquita.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Querida Mento, claro que no te vas a rendir aunque lo estés pasando tan mal. Yo también me lo imaginaba al no verte. Pero tú eres más fuerte que la enfermedad, contigo ha dado en duro esa enfermedad. Porque le tienes a Él que dio su vida por ti y ahora va a estar contigo dándote todo el valor. Y saldrás con fuerza redoblada. Yo también rezaré para que cuanto antes estés dando guerra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo le digo al "enemigo" cuando le siento reir sobre mi dolor y cuando estoy tan mal que aprovecha para recordarme cada uno de mis pecados, solo le digo que yo no me rindo pese a ellos. Y que ante todo no dejaré de esperar en la palabr dada por Jesucristo. Él está conmigo y aunque yo a veces no lo sienta lo que he experimentado antes me hace tener esa seguridad de saber que está y eso hace que no me rinda nunca ante la peor de las tentaciones. Saber que Él está conmigo hasta el fin y como mi ángel de la guarda un día me dijo que en Dios no hay fin...eso me hace tener aún más esperanzas.
      Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Escribe sin miedos.
Deja escrito lo que piensas.Las palabras liberan a las personas.

Entradas populares