RETAZOS: MÚSICA Y VALORES.

     Escuchaba esta mañana uno de esos cd. de hace ya unos añitos mientras me tomaba mi cafelito tan agustito en el sofá de mi sala de estar. De pronto ruge la "marabunta" y se acabó la paz...
     La primera en saltar al sofá con un triple salto mortal es Lucy. No he visto nunca alguien tan hábil que en un movimiento aterrice en el sofá, agarre por el aire el mando de la tele y aterrice con el canal elegido... Es para verlo, de verdad. de pronto el café se me queda congelado. Y mi canción de Sergio Dalma apagada por  el ritmo desenfrenado de Juan Mangan con la canción de "Angelito sin alas" De pronto sale mi otro angelito de su cuarto cantando la canción y me quedo ya petrificada cuando escucho la letra de la canción. Pero bueno, es que encima se saben hasta la letra. No me parece la más adecuada en absoluto, es más creo que ni siquiera advierten el significa de dicha letra. Le pregunto a Lucy de que conocen la canción, hoy todos tienen ya a esa edad mp3, mp4 y telefonía móvil ¿como controlar lo que escuchan, lo que ven? Le cuento que no me parece una canción adecuada a su edad, para mi sorpresa Lucy me dice que a ella tampoco le gusta porque dice cosas de guarreria la letra y que por eso a ella le gusta más las canciones en ingles, porque así no entiende lo que dice. Pero que todas sus amigas escuchan lo mismo y que les gusta bailar la canción aunque no le guste la letra. Me quedo a cuadros y pienso en el ser que instruye a mi pequeña cuando está a solas en esos momentos que escapa a mi control. 
     Pienso entonces en cuando yo era joven, pese a que entonces eramos más niñas, también eran otros tiempos y lo básico siempre es igual, siempre se repite. Yo era de esas que agitaba la melena a golpe de batería y cantaba letras heavys en un ingles imposible. Era una época de cambios, entonces también las letras de las canciones se llenaban de mensajes incitadores hacia la sexualidad y más de una de mis amigas ya sabia lo que era la píldora del día después a pesar de que no era tan fácil conseguirla como hoy por desgracia lo tienen nuestras hijas. 
Mis padres nunca controlaron la música que yo escuchaba y pese a todo, ese ser que vela siempre por cada uno de nosotros se encargaba de instruirme en silencio valores y gustos que me hicieron ser diferente. Cuando una es madre, se siente en la obligación de controlar todo, de proteger, a veces olvidamos que nuestros hijos viven en el mundo y que Dios ya cuenta con ello y les ha dado la libertad. No se si mi forma de educar es la correcta, yo intento dar a mis hijos la misma educación que recibí y no les prohíbo (siempre dentro de los limites de su edad) el escuchar por ejemplo canciones que están de moda y que todos sus amiguitos escuchan y bailan. Aunque siempre les doy mi opinión y mi punto de vista y les pido el suyo y me quedo más tranquila cuando veo que a menudo somos los mayores los que tenemos peores pensamientos y gastamos más maldad. Despues de todo siempre hay canciones con valores, en todas las generaciones que nos ayudan a identificarnos.
     A mi me gustaban especialmente estas que defendían la vida:




Comentarios

  1. Hola,la verdad es que desde hace unos años la música dejó de ser lo que era. Es cierto que antes también existía una incitación implícita a la sensualidad, pero hoy en día es pura incitación a la sexualidad. Los aritas son diseñados para gustar por el físico y se envuelve todo con pocas ropas, bailes sexuales, vídeos no aptos etc etc. Controlar a los niños lo que oyen y ven es complicado, muy complicado, pero es nuestro deber como pares hacerlo, y para eso debemos comunicarnos con ellos para saber sus gustos y con educación, que vayan tomando las opciones mejores. Muy buenos los temas elegidos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amigo, pues sí, es muy dificil controlar a los hijos en esta revolución de medios y nuevas tecnologías que tenemos. Mientras están al alcance de una se puede controlar, yo lo repaso todo, historial de internert, escucho lo que tiene en el mp3, le repaso todo el movil... eso porque aún es pequeña, pero imagino como será dentro de unos años. Una quiere ser una super mamá y proteger y dirigir a su prole por un camino adecuado. Pero lo que son los hijos luego por mucho empeño que se ponga, solo Dios lo sabe. Pese a todo, a mi me da miedo cuando veo lo descuidado que otros padres tienen a sus hijos en ciertos temas. Los canales de televisión y programas que permiten ver, cuando mi hija me pide a mi lo mismo, sencillamente le digo que aún no tiene edad y si alguna vez se ha puesta muy farruca le he enseñado algo de lo que no es licito a su edad y me ha dado la razón. La naturalidad siempre gana, pero lo malo es que hoy la mayoría de los padres ven natural todo.
      Bueno, nosotros seguiremos como los vigilantes de la playa yo personalmente invoco y pido mucho a los ángeles custodios de mis hijos para que lleguen donde yo como madre no puedo.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Que te puedo decir de la música.
    Toda me gusta, sobre todo lo que diga la letra y que tengan mucho ritmo.
    Gracias!!
    DTB!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay María, porque no he puesto el video de la canción que escuchaban los niños... Si no te quedas a cuadros con la letra como me quede yo :)
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Esto es así de generación en generación,me acuerdo mi padre tambien se asustaba con la música que escuchabamos sus hijos y el nos decía,como Antonio Molina ninguno jajajaj

    Pero ahora en serio Mento,cada día estoy mas convencida que somos mucho peores y mas retorcidos los adultos que la juventud.

    Un cariñoso saludo amiga mia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, a mi mi padre me lo permitió casi todo, menos raparme las sienes como Alaska. Yo llevaba el pelo así como ella y cuando sacó el look con las sienes rapadas, descubrí que había limites en la libertad de la que disfrutaba, sí, mis padres mandaban pese a todo. Fue algo bonito que descubrir.
      Yo también lo creo. Algo estamos haciendo mal cuando la juventud esta tan perdida, no se puede cargar todo a los mayores, pero en algo si que estamos fallando los padres y deberiamos volcarnos en descubrir que y remediarlo.
      un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Escribe sin miedos.
Deja escrito lo que piensas.Las palabras liberan a las personas.

Entradas más vistas del último mes.

Daisypath Anniversary tickers