Daisypath Anniversary tickers

TESTIGOS DE CRISTO.



El pasado día 22 de Junio, la Hna.María Maya recibió el premio Winner “Gloria de Gujarat” como reconocimiento por haber ofrecido toda su vida al servicio de la humanidad.
La Hermana ha sido un canal de amor y compasión con todas las personas que se han cruzado en su vida.
Estudió Enfermería en la Facultad de Medicina de Barcelona pero las virtudes del amor y la compasión, junto con la religiosidad, se encontraban en ella desde que era muy pequeña.

Así, a la edad de 19 años ofreció su vida a Jesús para servir a la humanidad. Era el año 1954 cuando decidió unirse a la Congregación de Hermanas de la Caridad de Santa Ana.

Hasta 1964 trabajó en España y después, se fue a India. A pesar de la cultura y un idioma diferente, comenzó su misión en Gujarat.
En 1966 comenzó una nueva andadura en Baroda. Poco a poco, esta misión floreció y se convirtió en el Hospital Nuestra Señora del Pilar, con equipos de última generación.
En 1969 la Hermana María fue trasladada a Mokhsan donde cuidaba a los enfermos y ayudaba a los pobres de cerca de las aldeas.
En 1974 volvió a Nadiad. Ahí comenzó a servir a la mayoría de los más pobres y necesitados de la sociedad india. 
 
Una mañana al abrir la puerta del dispensario encontró un bebé recién nacido acostado en la puerta. Alguien había abandonado al niño. El cuidado y la enfermería se inició y fue la solución para atender a esos niños abandonados.

En 1980 Matruchaya abrió sus puertas y se convirtió en un árbol gigante que da cobijo a muchos niños.
Ocho años después, la Hermana María envió una solicitud para tratar de conseguir el reconocimiento de orfanato. En 1996 lo consiguió con mucha alegría pese a que fue con una condición: no recibiría ninguna ayuda del Gobierno. Durante ese periodo, la justicia social también dio el reconocimiento a la adopción de niños en el país.
El orfanato admite los niños entregados de madres solteras, huérfanos e indigentes. Todos ellos reciben el mejor tratamiento médico posible.

A la edad de 64 años enfermó de repente y entró en coma durante 3 días. Pero Dios tenía el mejor plan: consiguió que despertara. Así, comenzó a trabajar de nuevo. Ahora tiene 77 años y a pesar de su estado de salud, ha empezado a adaptar las aulas para los pobres, las viudas y las mujeres necesitadas con el fin de ayudar económica y socialmente.
En el ocaso de su vida, ella sigue siendo fuerte para servir a los oprimidos de la sociedad.

Y es que la Hermana María es una persona llena de amor y compasión. Los niños de Matruchaya han experimentado su amor maternal, cuidado y afecto. La llaman “Mamá María”.
Ella ha rehabilitado a muchos niños y a sus familias y ha tocado tantos corazones y tantas vidas que no se pueden contar.
 
FUENTE: http://www.padrinos.org


Comentarios

  1. Buenos días Mento. ¡Bien por Mamá María! Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Buenos días Nip, estoy contigo en esa exclamación. Para que se sepa que no solo son madres las que como yo tenemos la gran fortuna de ser participes de la creación de la vida. La maternidad es un instinto tan primitivo que traemos las hembras de fabrica, uno tan primitivo que nos regaló el Creador que cuando lo descubres, surge por si solo como lo que es: un don de Dios para compartir y dar amor.
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  3. Dios nos quiere a todos por igual, pero hay almas que están verdaderamente enamoradas de Cristo.
    Un besito y muy feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a esas almas muchas otras vamos siendo salvadas. Yo doy gracias a Dios cuando conozco a personas así y su desprendimiento natural me muestras al Dios que vive con nosotros.
      Feliz semana Capuchinos, cuidadito con estas calores de nuestra tierra,je,je un besote.

      Eliminar
  4. Que hermosa y generosa entrega. ¡Gracias Mento!
    Un abrazo a todos los tuyos.
    Dios os bendiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igualmente Marian, bendición amiga.
      Pienso que estas son las historias que bien merecen la pena publicar.

      Eliminar
  5. Que hermosa entrada y que bonito testimonio.
    Pero yo me siento triste.
    SL2!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Escribe sin miedos.
Deja escrito lo que piensas.Las palabras liberan a las personas.

Entradas populares