CURAME LAS HERIDAS.




Querido Ángel Custodio mío, tú que sabes de todos mis dolores desde la más tierna infancia, cúrame de todas mis heridas, traumas y sinsabores que me ha dejado la vida. Tú bien sabes por todas las situaciones que he pasado, y conoces muy bien cómo está mi alma, conoces sus llagas. Es por eso que te ruego que con el poder de Dios, me ayudes a superar todo lo malo que hay en mí, que sanes mis heridas para correr libre en el camino de Dios, haciendo el bien a todos y sonriendo contento mientras voy camino al Cielo.
Querido Ángel mío, tú, que tienes el poder de Dios para socorrerme en toda necesidad, no sólo espiritual sino también material, te ruego que no me dejes faltar lo necesario para mi subsistencia, para vivir decorosamente esta vida, este exilio de la casa del Padre, y que toda mi familia pueda tener lo necesario para subsistir.
Ángel Custodio que el Señor te ha encomendado a mi custodia, te ruego que me defiendas de todo mal, no sólo espiritual, sino también de accidentes y de todo mal material, porque estoy rodeado de enemigos, que no por ser invisibles no existen, sino que son invisibles y muy malvados.
Un abrazo fuerte, Custodio mío, y juntos siempre en la vida, en la muerte y más allá.



Comentarios

  1. Preciosa petición a la cual me uno.

    Un cariñoso saludo amiga mia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que vivimos un tiempo con muchos frentes abiertos y que ya es momento de pedir ayuda seria a esos amigos custodio que siempre están por la labor de sacarnos de aprietos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Tengo tánta fe en los Ángeles Custodios, Mento, me han ayudado tánto y me ayudan en la vida, sobre todo con los hijos.
    Gracias, guapa.
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo que más admiro de mi ángel es el modo en que me deja ser yo misma, pero sin bajar su guardia y sin corregirme. Me fascina esa obediencia que tiene a Dios. Si yo estuviese toda la vida junto a alguien como él lo está junto a mi, sucumbiria por cariño a más de un chantaje. El me conoce como nadie y nunca se deja, es fiel a lo establecido por Dios y no se sale de su sitio a la hora de custodiarme, correguirme o simplemente estar a mi lado. Admiro su integridad, pero él siempre insiste que toda la admiración ha de ser dirigida al que es digno de ella, al santo de Dios, a Jesucristo, por que por Él somos todos uno en Dios Padre.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. AMEN!!! Que el te de fuerzas y sostenga para que sigas
    viviendo con tanta alegría.Un abrazo.
    Dios os bendiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracías Marian, bendición también para ti y los tuyos, cariño. En mi ángel custodio, encuentro siempre ese amigo fiel con los brazos abiertos. A lo largo de mi vida me ha sostenido muchas veces y se mantiene fiel, obediente a la misión para la que Dios le encomendó, aunque de haber sido yo la que tuviera que cuidar de un melón como yo misma soy, uf... salvado vaya iba a estar la pobre alma que me encomendara. Admiro su paciencia, aunque me dice siempre que admirable es la del Padre. Y eso me gusta de él, tiene devoción divina hacia el Creador. Eso me hace vivir sin miedo a la muerte, deseando poder ver con mis ojos lo que mi alma siente a través de su presencia en mi vida.
      un abrazo guapa.

      Eliminar

Publicar un comentario

Escribe sin miedos.
Deja escrito lo que piensas.Las palabras liberan a las personas.

Entradas más vistas del último mes.

Daisypath Anniversary tickers