Daisypath Anniversary tickers

LA MEJOR PROFESIÓN.


     Hablaba por teléfono hoy con un amigo y le contaba lo de Jaime. Este amigo aún no tiene hijos, está volcado en su carrera y su mujer también. Mi hija estaba escuchando, no me gusta que lo haga, pero es un poco alcahueta, que le voy a hacer?
Yo a su edad tenia también una curiosidad por saber cosas de las personas. No se si eso se hereda, pero mi Lucy me recuerda a mi de pequeña, tiene una sensibilidad para captar las cosas diferente. Aunque yo era una niña más introvertida y ella es una charlatana nata. Tiene más seguridad en si y es mucho más decidida que yo a su edad para tomar decisiones propias. No se si eso es bueno o malo cuando se es tan pequeña. A veces tengo miedo de no saber educarla en condiciones. O de confundirla en la búsqueda de su propia identidad.
     Siempre desde que entró en el cole y pese a que aún es pequeña le intento inculcar lo importante que es estudiar y aprender muchas cosas, todas las que pueda. Lo importante que es estar preparado, culturizarse. Y me pongo como ejemplo, siempre le digo que si yo hubiese estudiado cuando tenia edad para ello, ahora tal vez tendría otra posición social que darles. Hoy cuando colgué el teléfono me dijo: Mamá yo no te entiendo, a mi me dices una cosa y a (...) le dices otra.  Menudo lío pensé. Y es que realmente si te paras a pensar es difícil de asimilar incluso por una ¿como se lo explicas a una niña de nueve años?
Le había estado hablando a mi amigo del tiempo tan fantástico que estaban perdiendo para ser padres y que después de todo con uno solo que trabajase podría mantener en su oficio perfectamente una familia ¿para que más?  Sin embargo ciertamente no todos tenemos las mismas metas, ni los mismos intereses. Yo siempre fui una persona muy ambiciosa en el sentido de ser, tener no tanto, nunca me cuajó el ahorro ni con las pesetas, ni con los euros. Gracias al modo en que me educaron mis padres, no he sido esclava del dinero nunca, al menos no tanto como otros. Hay una frase que para mi lo define todo, claro que es tan cursi, que si te quedas en la mera retorica de lo escrito, no llegues al alma de la frase, dice: Se puede vivir sin dinero, más no sin amor, sin contacto, sin poder verte en el otro. Yo siempre creí esto, incluso cuando la economía nos iba tan mal que me tambaleaba los cimientos. Cuando me quedé embarazada de mi segundo hijo, tenia una estabilidad económica buena, un momento profesional bueno y me sentía bien haciendo mi trabajo. Sabia que si tenia un segundo hijo, ademas de jugármela con la salud, que ya era arriesgado, perdería todo mi trabajo y me había costado llegar,pero... que es el amor entre un hombre y una mujer si no se materializa pudiendo en los hijos, es egoísmo. Y yo amaba demasiado a Pepe como para dejar nuestra relación frenada, no ser participes con Dios de una nueva vida. Y no todos los matrimonios llegan a entender que de todos los proyectos que se pueden hacer juntos, con la persona a la que amas, el mayor, el más importante, el que te hará vivir experiencias inimaginables es el de ser padres. Le decía esto a mi amigo y mi hija me preguntó que si me arrepentía de ser madre. Me quedé un poco pillada, no estaba del todo controlando y ella siguió hablando con su retahíla. Diciendo que como a mi no se me dan muy bien los niños y que como siempre digo que no tengo paciencia, que a lo mejor me hubiera gustado ser otra cosa.  Madre mía, a veces donde menos lo espera una, salta una liebre.  Le explique que de joven podría haber dicho que si, porque mis pensamientos eran otros y había muchas cosas de mi que ni conocía. Ahora no cambiaría mi profesión de madre por nada en el mundo. Mi hija me soltó un: Sí clarooo, ahora dices eso porque como ya nos tienes, que vas ha hacer, nos vas a tirar a la basura. Le dije que aquello me parecía una buena opción por si algún día cambiaba de opinión, le también le dije que ella y su hermano eran niños afortunados, porque hay mamás que si los tiran a la basura . Y menos mal que el timbre del telefonillo me salvó, ya me ha salvado en más de una ocasión como si del timbre de un combate de boxeo se tratase. Era su amiga de enfrente que venían a jugar. 
     Ella se fue a jugar, yo me quedé pensando en lo que habíamos hablado. Ciertamente hoy en día muchos de los problemas familiares y sociales que vivimos se debe precisamente a ello. A que la mujer ha dejado de ser generosa. Bueno, yo no es que sea un pozo de generosidad, pero he sido más mía en otra etapa de mi vida y me doy cuenta de que si la mujer en lugar de querer ser como el hombre, o incluso más que el hombre. Se limitase a ser lo que por naturaleza es, las sociedades no irían en declive de valores. Ser madre, por Dios, ser madre es la profesión más dura del mundo. Quieres superarte a ti misma, ten un hijo y ya verás. No hay otra empresa en el mundo que requiera de más experiencias, de más subcategorias que dominar, como la de ser madre de familia. Pero ay, que mal se paga económicamente, esto es como el voluntariado, solo los locos y los apasionados por la vida se apuntan a cosas  que se hacen sin expectativas personales de progreso. 
Ser madre es cada día una aventura, aún haciendo las mismas repetitivas tareas de todos los días. Pero cuando una madre está en casa ocupándose de los suyos, una magia surge en esa familia. Y se nota hasta desde fuera. Esa familia no es igual que las otras, cuando una mujer atiende a sus hijos sin delegar en otros ese trabajo, surge esa magia y esos niños no se comportan como los otros niños. Aquí, en esta carrera de ser madre, nunca llegas a licenciarte ni te haces la foto bonita de orlas. Pero tienes una preciosa puerta de nevera llena de premios, que seguro más de uno ni te hubieses ganado sin el amor de los tuyos. Tienes un cajón lleno de dibujos, de poemas, de collares y pulseras de reciclaje y de flores de un montón de materiales. Y no, no hay merito, ni profesión, ni sueldo en el mundo que pueda igualar eso.

Comentarios

  1. ¡¡¡Genial entrada!!!

    Un cariñoso saludo amiga mia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A que tengo razón Belén? Jajajaja...

      Eliminar
  2. Buenos días Mento. Es muy importante dejar claro a los hijos; que son amados, deseados y que cualquier esfuerzo y sacrificio han valido la pena para mantener una familia UNIDA por el amor mutuo en ambas direcciones padre-hijo y también hijo-padre con mucha paciencia y comprensión. Y que cada uno tiene respuestas personalizadas para su propia especie y que no valen los genéricos.Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nip, tu comentario me llega de modo muy especial. En mis embarazos, como los dos han sido complicados y de reposo, leia muchos libros sobre métodos de educar a los hijos. Libros de sicologia infantil, bueno, esos que creo que todos los que en un momento deciden ser padres leen. Luego en la practica es otra cosa diferente, muy diferente. Y ciertamente lo mejor es como tu dices, no valen los genericos, nisiquiera el modo en que educas a los hermanos funciona igual en uno y otros. Asi que un dia aparqué todas esas teóricas y me decidí a ser la madre novata eterna. Me encanta dormir apretujá con mis hijos en la cama, el colecho como se llama en America. Mis hijos duermen juntos, a veces hemos dormido los cuatros en la cama más apretaos que las sardinas enlatás. Pero y lo bien que ellos están. Yo recuerdo todavia cuando dormia con mis padres, me vienen sus aromas, el olorcillo a madre tan peculiar, me encantaba dormir cuando iba a casa de mi abuela con ella. ¡Como privar a mis hijos de que tengan esos recuerdos! Mis hijos van a casa de mis padres y se acuestan con los abuelos, hay quien dice que los viejos pegan enfermedades a los niños, cuentos. Mis hijos son sanos y fuertes y se sienten queridos sin llegar al punto de ser mimados. Y bueno, quizá mi Lucy es así de segura precisamente por eso.
      Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  3. ¡Ni lo dudes! la mejor profesión del mundo, la peor pagada (en dinero), pero la más satisfactoría a la larga, es... ¡LA TUYA!. Benditas madres, sin vosotras, nada sería, NADA.
    BESOTES.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay amigo mio, yo siempre tendré este complejo de madre novata, mis hijos tendrán 40 tacos y yo me sentiré igual. Me queda muy grande el papel, veo a otras madres y me digo que así me gustaria ser a mi. pero luego nada de lo que quiero hacer,termina saliendome. Veo a las demás como unas supermamás y yo, aquí como puedo capeando el temporal. Siempre con la duda de saber si lo estoy haciendo bien. Ser madre es una responsabilidad demasiado grande. De lo que haces con los hijos cuando son pequeños, depende mucho lo que seran luego de mayores y viendo en lo que gran parte de la juventud es...Dios, me tiemblan las piernas. Pero bueno, no hay otra que hacerlo lo mejor que una puede.
      Besitos guapo.

      Eliminar
  4. ¡¡¡¡¡¡ERES UNA SUPER MAMÁ!!!!!!
    Así te percibo yo.
    SL2!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJA!! Tú es que me quieres mucho María, ay si supieses que trasto soy de verdad. Pero cuando Dios me ha elegido para esto, pienso que Él si sabe lo que hace. porque yo de no haberme casado nunca me hubiese planteado lo de ser madre.
      besitos corazón.

      Eliminar
  5. Estoy contigo, tienes la mejor profesión del mundo, sin punto de comparación.
    ¡¡¡Enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je,je, gracias, aunque no se si soy una buena empleada...
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Lo malo de esta profesión es que no sabes si lo has hecho bien hasta que te jubilas y ves que tus hijos hacen con los suyos lo mismito que tú cuando dudabas si lo hacias bien o mal, jajaja... y te dicen: cada vez me parezco más a tí.
    Así que niña, paciencia que aún te queda mucho para graduarte.
    Todo es cuestión de amor y dolor y sobre todo que Dios está de tu lado.

    Besitos, ya desde Madrid

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Mili que dificil, con lo imopaciente que soy... no me lo pones nada facil,je,je. Aunque se que es cierto todo esto que me escribes y que aemas me lo dices desde la experiencia y el amor. Yo me doy cuenta aunque soy novata, porque hago con mis enanos lo mismo que recuerdo que hacian conmigo a esa edad, supongo que es eso a lo que te refieres.
      Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Escribe sin miedos.
Deja escrito lo que piensas.Las palabras liberan a las personas.

Entradas populares