CON EL ENEMIGO EN LOS TALONES.



     Me gusta desayunar cuando dejo a mis hijos en el colegio leyendo el correo del día, últimamente también aprovecho para echar un vistazo a periódicos digitales de religión, este vicio ha sido contagiado por un buen amigo. En el fondo se lo agradezco, porque hoy, gracias a las nuevas tecnologías podemos estar informados de todo al instante.
Esta mañana me dejaron un enlace que a mi por mi situación personal me interesa mucho.  La entrevista realizada al siquiatra español,  J. M. Ganoa. Te dejo el enlace por si no la has visto y te interesa hacerlo.


     A pesar de que Cuarto Milenio es un programa algo friki, esta entrevista es bastante fiable, no dejan a un cualquiera asistir a este tipo de congresos. 

     Corren tiempos en que parece estar de moda todo aquello que es gore, que transforma el cuerpo y que lo destruye, desde los tan de moda tatuajes o pircings (lo escribe alguien que está tatuada y que tengo alguna perforación de más en mi piel) pasando por todo lo relacionado con el mundo del esoterismo, conocer aquello que nos es vedado, es la curiosa prioridad de nuestra sociedad. Saber como nos irán las cosas, el futuro... Hablar con nuestros muertos. Pero bueno, no es larga la vida que vivimos aquí como para hacernos tantas preguntas como segundos tiene un día. Que tenemos que esperar a estar muerto para preguntar. Con lo bonita que es la comunicación entre las personas, cuando las frivolidades y tantas posturas mediaticas desaparecen y solo queda el tú a tú.
     Cada vez hay mas sectas satánicas y más gente con el norte perdido que acuden precisamente al último sitio que acudirían si realmente tuvieran conciencia del bien y el mal. Y mientras nosotros, los que podemos sentirnos afortunados de reconocer la diferencia, parecemos estar atados. 
     
     Oiga, que el mal existe y en nuestros días está causando mucha bajas. No debemos temer al mal, nadie, ni nada es superior a Jesucristo y su Madre la Virgen ya ha pisado una vez la cabeza del dragón y como cualquier madre, lo digo con la seguridad de serlo, cogeríamos al mismo diablo por los cuernos si los tiene por nuestros hijos. Pues con ese celo debemos de luchar hoy día por nuestra Iglesia. Unirnos a María y como madre, proteger lo que es nuestro, lo que nos ha sido confiado.  
Ya Jesús nos lo dejó claro: Otros vendrán en mi nombre y os intentaran engañar con señales y prodigios...


     Pero no hemos de temer, el Espíritu Santo nos indicará que hacer en cada momento, el Padre no pierde ni un solo instante a su creación de vista y actuará, no estamos solos. Eso no quiere decir que lo tengamos fácil o que no hayamos de luchar para defender aquí y ahora nuestro Reino.
     
     Como madre, me siento en la obligación de vigilar los cuatro puntos cardinales de mi familia, y mantener mi familia unida en la fe a Jesucristo, en la fe que nos confirma y nos reafirma como una pequeña Iglesia domestica que forma una piedra más en esta la Iglesia de Pedro. La que se cimenta sobre piedras humanas. Fiel al ministerio de Pedro. Fiel al Papa presente y al apostolado de Cristo. Que entran personas malas en ese ministerio, ya Dios se encargará de ellos, pero nuestra familia está junto aL Papa y a sus Obispos. Es importante que nos afiancemos desde nuestro nido familiar. Con nuestros hijos, en nuestros matrimonios, con nuestra familia, la que te haya tocado. Afianzar la unión en el seno familiar y unidos a Cristo y a su Santa Iglesia salir asi al mundo para dar testimonio. Y un testimonio preciso y concreto, nada de paparuchadas. la verdad solo tiene un camino y hay que mostrarselo a los que estan perdidos y darle la oportunidad de que eligan si seguirlo o no. Claro que si no salimos de nosotros hacia y por los demás, nunca daremos esa oportunidad a otros de ser libres. Libres realmente, con la libertad que Dios nos da. No la que da el mundo, que es limitada y al fin siempre exclaviza por algún motivo. Demos, tenemos por el amor que Cristo a derramado por el mundo, la responsabilidad personal de luchar también en esta causa, en esta misión que Jesús nos ha dejado a los que hemos reconocido en su persona al Mesias, al Hijo del Dios vivo, al Hijo de Dios. Tenemos que admitir que existe el mal, mirarlo a la cara y rechazarlo en nombre de Jesucristo. 
Yo solo soy una pobre madre, que digo lo que siento y que puedo equivocarme. Por eso te dejo estas palabras de mi querido Beato Juan Pablo II. es un texto que pertenece a la catequesis sobre los Ángeles y los demonios. 
Catequesis sobre el Credo (5.XII.84 - 7.XII.86) 

2. Esta 'caída', que presenta la forma de rechazo de Dios con el consiguiente estado de 'condena', consiste en la libre elección hecha por aquellos espíritus creados, los cuales radical y irrevocablemente han rechazado a Dios y su reino, usurpando sus derechos soberanos y tratando de trastornarla economía de la salvación y el ordenamiento mismo de toda la creación.Un reflejo de esta actitud se encuentra en las palabras del tentador a los progenitores: 'Seréis como Dios' o 'como dioses' (Cfr. Gen 3, 5). Así el espíritu maligno trata de transplantar en el hombre la actitud de rivalidad, de insubordinación a Dios y su oposición a Dios que ha venido a convertirse en la motivación de toda su existencia.

Comentarios

  1. ¡HOOOOOOOOOOOOOLA!
    Hay un refrán que dice: "más sabe el viejo por diablo, que por diablo" Esto me hace pensar en cuales son las estrategias que tiene, siempre las mismas, igual que en el principio "Conoce el bien y el mal" y Oooooh!!! siempre nos quedamos en el mal.
    Las tentaciones en lugar de dominarnos, deberían ser para mejorar, pero bueno también estamos en esto estamos ante un misterio.
    DtB!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay que gracia María aqui también es conocido el refrán ese de que más sabe el diablo por viejo que por diablo. Yo de pequeñaja pensaba mucho en que queria decir eso, y es que me crie entre viejos, con mis abuelos a los que adoraba. Y mi abuela solia repetir ese refrán muchas veces. Así que yo pensaba ya de pequeña que eso seria cierto y que solo cuando fuera igual de vieja que mis abuelos seria tan sabia como ellos y como el diablo. Cosas de crios, pero resulta que a lo largo de mi vida, estoy teniendo la oportunidad de comprobar que no estaba tan equivocada en mi pensamiento. De pronto un dia descubres que has sido creada por amor y conoces al Amor en la persona de Jesucristo. La fe nos es regalada como un pequeño don a cuidar y del que sacar con su madurez todos los esquejes posibles para compartir y hay esta el diablo. Algunos no le ven, pero el tio se da las trazas de que siempre bailemos a su son, claro, sabe más de Dios que nosotros mismos y su trabajo es preciso, que no avancemos en ese conocimiento. Pero existen otros tan antiguos como él, los ángeles que conocen igual de bien a Dios. Y si sabemos reconocer sus mensajes, contaremos con unos aliados perfectos para esta prueba de conversión aqui en la tierra. Cuanto mayor me hago menos miedo tengo del diablo, no importa que me enferme o que no me deje levantar cabeza, al fin ahora ya comienzo también a saber que Dios es la meta y eso me da una baza de seguridad en este duelo. Soy de Dios y voy hacia Él. Aún cuando ni yo misma encuentre el modo, está la Iglesia que me lleva y me da a Jesucristo, está la Iglesia que me da el Espiritu Santo de Dios, está el ministerio de Cristo que tiene poder sobretodo espiritu inmundo y estan los Santos, personas que como nosotros lucharon su batalla y la ganaron. Estan los hermanos, como tú, tú eres mi hermana en Cristo y luchas por mi con tu oración, como yo lucho por ti con la mia. Saber todas esas cosas me hace sentirme fuerte frente a mi enemigo aunque sepa que soy insignificante para él, Dios que habita en mi por amor y no en él es lo que me da valor para mirarle de frente y decirle: jodete porque esa experiencia en mi vida, esto no me lo quitaras jamás. Dios me ha preferido a mi insignificante, cargada de defectos, torpe, desagradecida, pero su amor en la persona de su HIjo abastece todas mis carencias y pecados. Me pega a Él de un modo, que nada puede romper ya esta comunión.

      Eliminar
  2. ¡¡Gracias!!

    Te escribo mas tarde,un cariñoso saludo amiga mia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda tontorrona ;)
      Que te quede claro que PARA DIOS ERES IMPORTANTE Y PARA MI TAMBIÉN!!
      QUE TE QUIERO!!

      Eliminar
  3. Hola Mento, esta entrada me ha reforzado el sentido de mantener a la familia unida. Tengo que aprender mucho de ti, en esto. No se como lo haces para apagnarte con todo...Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te aseguro Wells que soy tanto desastre como madre que como esposa. Me cuesta mucho tener que pensar por más personas, contar con mi marido y ser dos en uno, cuando yo siempre he echo lo que me ha dado la gana y nadie ha mandado en mi. he sido independiente desde muy joven y ahora me cuesta la continuidad que da el ser madre. La obediencia a mi marido, el amar a mi familia cuando me roba mi tiempo y mi independencia, todo se me hace cuesta arriba y muy grande. Pero se que no me he equivocado y que elegí bien cuando el Señor me descubrió mi vocación hacia el matrimonio. Si yo puedo mantener una familia con lo inconstante que soy es porque Jesucristo es el centro de esta familia. y cuando me canso y me entran mis neuras le digo que Él lo sabe todo y que si cree que yo puedo hacer esto bien es porque podré. Yo siempre tuve vocación misionera, desde pequeña me llamaba, pero ahora se que la misión más importante es la de ser madre de familia en esta sociedad donde el individualismo lo quiere acaparar todo. Tenemos que defender con celo la familia, en ella Dios se da a la humanidad. La vida nace de dos, hombre y mujer y crece en la proteción de una familia, los bebés de hoy, son los Cristos de mañana. Los hijos de Dios que serán llamados por su Padre Celestial a cumplir también su misión. Quizá incluso la de dar la vida literalmente como la dió Cristo. Y nosotros somos los custodios aqui y ahora de ese gran tesoro de Dios que es la Vida. Asi anda el demonio, negro perdio intentando por todos los medios engañarnos para que seamos mujeres independientes, inculcandonos modelos que no se parecen a este de ser madre y dar la vida por los hijos. Nos hace creer que eso es anticuado, que una mujer tiene que ser otra cosa para ser una triunfadora en la vida. Pues yo vengo ahora de la acogida de los niños que han echo la comunión este año por parte de la comunidad neocatecumenal de mi parroquia. Y te aseguro amiga, que no me he sentido más triunfadora en la vida que cuando he visto a mi hija tomando a Jesús. Ser madre es el mayor exito al que podria haber aspirado en esta y mil vidas que viviera. Porque he contribuido con mi pequeñez a dar vida.No importa como seamos de buenas madres, de regular o como yo de dedsastre. Dios es perfecto y nos ha elegido para esto, asi que animo Wells, hemos sida llamadas para el pael mejor de la obra y tenemos que defenderlo para que nadie nos lo quite.
      Un beso amiga.

      Eliminar
  4. Me alegro de serte útil. Tú lo eres para mí.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Tú ya sabes Quien nos une, contra Él, ni nuestros pecados, ni nuestros caracteres. Doy gracias a Dios porque te ha puesto en mi camino, y porque se que esto solo es el principio. El secreto está en persevar y mantenernos unidos en la Iglesia y por ella. Esa es nuestra misión. Unirnos al Santo Padre y defender lo que es nuestro.
    Besitos guapo, me alegro de verte de vuelta.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Escribe sin miedos.
Deja escrito lo que piensas.Las palabras liberan a las personas.

Entradas más vistas del último mes.

Daisypath Anniversary tickers