Daisypath Anniversary tickers

FIN DE SEMANA PARA LA POSTERIDAD.

      Uf! Ha sido un fin de semana intenso en todos los sentidos. Tenia mis temores a no encontrarme bien físicamente. El viernes cuando comenzamos a llevar la comida al salón donde almorzaríamos con la familia y l@s amiguit@s de Lucy, me comencé a sentir mal y temí no estar a la altura. El Señor me cuidó como nadie.

     He disfrutado como una enana de la 1ª Comunión de mi primogénita.


     Fue como revivir mi propia 1ª Comunión.  Un momento tan difícil de poder explicar. En casa todos hemos vivido estos días previos con una actitud de alegría hacia este acontecimiento importante de nuestra familia. Pepe desde la distancia en su trabajo. Mi hermana a la que sus problemas personales no han podido empañarle la ilusión, pese a que ella se considera agnóstica. Mis padres, incluso Iván a vivido estos días de cara al Sacramento. Esa alegría la he vivido y nadie puede ya quitarmela. Lucia tenia mucho interés por recibir a Jesús.  Eso como madre me ha suplido y llenado más que cualquier otra cosa. Merece la pena educar a los hijos en la fe. Merece la pena apuntar a los hijos en el colegio a clases de religión. Merece la pena llevarlos a catequesis, mantenerlos cerca de la Iglesia. Porque son ellos, los niños, quienes mejor entienden el mensaje de la salvación.  Mi hija me ha dado una lección grande. Su padre y yo, dentro de nuestras limitaciones económicas, hemos tirado como se dice la casa por la ventana por hacerle un día bonito de recordar.  Hemos celebrado el ágape en un salón,  yo el viernes noche cerraba los ojos y solo veía tortillas, de tantas que tuve que hacer. Pero todo a merecido la pena, el gasto extra, no es comparable a lo que celebrábamos.  Y mi hija lo ha comprendido y  eso no está comparado con nada.
     Como todo niño se ilusionó luego con los regalos y con la animación que le contratamos. Pero el modo activo en que participo en la ceremonia, a mi como su madre que la conozco mejor que nadie, me llenó de satisfacción. Porque pude ver que ya Jesús le estaba hablando a su corazón y que ella sabia quien le hablaba. 


     Cuando todo acabó ya en casa, curiosamente lo primero que me contaba mientras me enseñaba los regalos recibidos era lo que había sentido al recibir a Jesús. Que sabia que eso, no se podía regalar, y que era un regalo que sólo el Padre de Jesús que es Dios podia regalarselo.  Creí que me moría de felicidad. Todo lo demás fuera de ese instante para mi dejó de tener sentido. 
     Y pido a Dios que proteja a mi hija y que nunca, nunca nada ni nadie, pueda borrar ese recuerdo y esa ilusión que tiene por seguir conociendo. Que nada me la frene, porque yo puedo hacerle una fiesta bonita, puedo indicarle cual es el camino, la fe se la regala Dios y con ella una vida ilimitada de felicidad.



Comentarios

  1. Respuestas
    1. Gracias Eva, ha sido un modo de experimentar a Jesús especial. Que importante es recibir los Sacramentos, aún cuando es a través de los tuyos. Todos los que teneis hijos y habeis pasado por esto sabeis de que hablo,verdád amiga?
      UN abrazo.

      Eliminar
  2. Que alegría Mento: Muchas Felicidades para toda la familia, ya me los imagino acercándose como familia a la comunión. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MariAuxi, ha sido muy especial. yo pensaba que por mi enfermedad lo iba a pasar mal, que iba a estar con mucha ansiedad, pero todo lo contrario. Era tan por encima el sentimiento que nos envolvia por el Sacramento, que no me di cuenta del lio de celebración y gente hasta que estuvimos en el ágape de despues. Que también gracias a Dios salió muy bien y sobre todo que los peques se lo pasaron bomba.
      Un abrazo amiga.

      Eliminar
  3. Enhorabuena de todo corazón, Mento.
    Entiendo tu felicidad, estas cosas del alma no se igualan con nada. Cómo me alegro de vuestra alegría, que Dios guarde a tu hijita tan especial para Él. No creas que todos los niños entienden de ese modo la Primera llegada de Jesús a su alma. Lucy es un tesoro que Dios ha puesto en tus manos porque confía en tí.

    Un montón de besos para Lucy y un gran abrazo para tí con mi cariño y amistad.

    CÓMO EESTÁN DE GUAPÍSIMOS TUS DOS ANGELITOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Mili chocho, como me acordé ayer de ti, madre mia, cuantas veces has vivido tu este momento tan bonito de madre. Que bendición los hijos Mili. Y que verdád tan grande que son de Dios y al van.Y nosotros como primeros educadores tenemos que hacerlo bien y llevarles a su Origen. Ayer cuando mi hija me sorprendió a mi y a más de uno por su participación en la celebración porque levantaba la mano a todo lo que el cura decia, por mi cabeza solo pasaba una cita del evangelio: dejad que los niños se acerquen a mi, y supe que es una necesidad primaria como vestirlos alimentarlos y darle educación.
      Un abrazo muy fuerte.

      Eliminar
  4. hola !!! Dulce Mento ♥ Paz y Bien * Gracias por compartir hermanita y felicidades a Lucy !!!

    Y viste Mento ??? sos una valiente !!!! estoy feliz por vos, por tu niña, por todo !!!

    Te re quiero mucho y adelante de la mano del Señor !! Amèn

    un abrazote de corazòn a corazòn *

    Paz y Bien *

    ♥ ♥ ♥ *

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay July amiga, que dia tan especial, primero en torno a la mesa del altar donde el mejor alimento nos esperaba a todos, a Lucy por primera vez. Y luego con la familia y los amiguit@s de lucy, compartiendo lo mejor que podiamos ofrecer. Esta experiencia nos ha enriquecido mucho como familia.
      Un abrazo guapisima.

      Eliminar
  5. ¡¡¡Que guapos!!!

    Dios los bendiga y no sabes la alegría que me das,leyéndote Mento :D

    Un cariñoso saludo amiga mia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Belén "miarma".Me acorde mucho de ti, que me hubiese gustado que viviesemos mas cerquita. Estuve bien de salud y pude sentir lo que hace la oración de los hermanos en mi propio cuerpo. No me dio ninguna crisis y aunque ayer si tuve que medicarme más. El sábado fue un dis para el Señor y la familia que ya estoy deseando poder repetir con Iván.
      un bezaso amiga.

      Eliminar
  6. ¡Que guapos son! ¡están preciosos! No quiero ni pensar los sentimientos vividos tanto por los padres como la protagonista. Actualmente estas cosas, me ponen los pelos de punta. ¡¡¡¡ Jesús que viene al alma de nuestros hijos por primera vez!!!
    ¡Qué regalo del cielo! ¡Qué predilección de Dios! Me alegro con vosotros. Un abrazo fuerte fuerte a la gran beneficiada. ¡Os quiero!

    ResponderEliminar
  7. Angelo os tuve presente a muchos de vosotr@s. Ha sido una sensación inexplicable participar en este Sacramento tan importante como madre de la catecumena que recibe a Jesucristo. Cada vez que pienso en los momentos vividos me emociono. Y es que no es lo mismo vivirlo cuando uno no sabe que es a cuando tienes conciencia que el mismo Dios que ha creado, que te ha dado tu vida, la de tu prole, se te da en la persona de Jesucristo y se da a quien te ha dado...ufffff...realmente somos únicos para Dios, cada uno de nosotros y dejo de escribir que la emoción me nubla la vista.
    Lo sé y el sentimiento es reciproco.

    ResponderEliminar
  8. Mi felicitación desde el corazón para toda la familia pero sobre todo como no puede ser de otra manera para Lucy, que ya conoce la dicha de sentir como Jesús llega a su corazón.
    Preciosos tus hijos Mento.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Visi, y que realmente la niña lo sintió, me lleno de felicidad. Al otro dia yo estaba echa polvo de haber a base de pastillas aguantado el tipo, y la niña se levantó el domingo temprano para que la llevase a misa, queria comulgar otra vez. Y es que en mitad de la celebración, D.Raúl que es un crack del espiritu Santo en nuestra parroquia para los niños; pidió que levantase la mano quien se comprometia publicamente a seguir asistiendo los domingos a la misa de niños. Mi hija no se lo pensó y levantó la mano, y claro como no, yo tuve que levantarla también, ¿quién si no iba a llevarla? Y el domingo bien temprano ya estaba recordandomelo, aunque fue mi madre quien viendo el colocón que yo tenia, fue con ella y mi hermana(la atea) de chofer,je,je.
      Mi lucy iba preciosa, llevaba el traje de mi hermana que hace doce años que hizo la comunión, pero estaba a la última y con lo que nos ahorramos quiso la niña que le celebraramos el ágape con los primos y los amigos. Ha sido un dia sin duda para toda la posteridad, para recordar en momentos dificiles y recibir una dosis de fuerza.
      Un bezaso amiga.

      Eliminar
  9. Enhorabuena Mento!, y felicidades a tí, a tu hija y a toda la familia. Y qué bonita la anécdota del domingo... En estas ocasiones siempre notamos las 'caricias' de Dios. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elige no sabes cuanta alegria amiga. Nunca mi imaginación fue tal como para igualar lo que vivi el domingo. Cuantas bendiciones de parte del Señor para mi familia y para mi que como madre viví un momento tan especial. Recordaba el dia que me fue regalada Lucy al nacer, el dia que la llevamos a bautizar y ahora sentia ese momento en que el Señor venia a hacer comunión con ella y recordaba el cantar de los cantares. Se que desde ahora me la cortejará y hablará a su corazón de niña cada vez más se alejaará de mi para hacercarse a quien realmente le ha dado la vida. Pido a Dios con todas mis fuerzas que ese lazo de comunión que se selló el domingo sea cada vez más fuerte y no sea el mundo quien me la cautive.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. ¡¡¡Mis niñas, muchas felicidades!!!!.....Qué Dios os bendiga todos los días de vuestra vida. Mi primogénito hizo en el 2010 su Primera Comunión y fue realmente increible. Un abrazo fuerte, fuerte....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Paloma amiga, escuchas a las mamás preocupadas por las comuniones y deseando salir del paso como si de un mal parto se tratara. Y yo ya estoy deseando verme en otra con mi pequeño Iván. No me ha importado el esfuerzo economico que hemos echo Pepe y yo, bien lo ha merecido el Sacramento que celebraba nuestra hija. Y estaba pese a mi enfermedad serena y disfrutando en todo momento. Y la ceremonia la tengo grabada en mi cabeza como en un disco duro que puedo revivir y me estremezco de la emoción. Tú ya sabes de lo que hablo.
      un abrazo fuerte.

      Eliminar
  11. ¡FELICIDADES A LUCY Y A TI!
    Es el mejor regalo que nos dio Dios: a su Hijo muy Amado.
    Que esta dicha y alegría perdure eternamente.
    Y que este momento de felicidad, supla todos los de desdicha.
    ¡FELICIDADES!
    QUE EL SEÑOR TE BENDIGA A TI Y A TODA TU FAMILIA.
    Estas en mis humildes oraciones.
    Gracias!!
    SL2!1

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María experiencias como esta que hemos vivido son esas que Dios nos regala para hacer frente a esos momentos de prueba. Solo esta experienciaa te hace poder decir sin miedo que Cristo Jesús es el Señor. Yo no tengo palabras para agradecer a Dios lo que he vivido al verle venir a mi hija y hacer comunión con ella. Ojala y Dios lo permita esto no sea más que el principio de una bonita historia de amor.
      Un abrazo fuerte, fuerte.

      Eliminar
    2. Se de lo que hablas, para mi fue un encuentro muy fuerte con Cristo, los dos años de catequesis y luego "ese día". Además mi hijo sigue perseverando, gracias a Dios y es una gozada verle tan centrado en un mundo tan del revés.
      Yo estaba embarazada de mi pequeñín, que a los pocos meses fue al cielo, pero claro yo entonces no sabía nada...sólo que no podía soportar tanta felicidad en mi cuerpo. El 2010 es un año con demasiados recuerdos.... Un fuerte abrazo.

      Eliminar
    3. Gracias por compartir un trozito de tu vida aqui en mi blog conmigo. Esto es como la perla escondida. Tesoros que el Señor nos regala cuando compartimos nuestras experiencias de su amor.
      Un abrazo muy, muy fuerte guapa.

      Eliminar

Publicar un comentario

Escribe sin miedos.
Deja escrito lo que piensas.Las palabras liberan a las personas.

Entradas populares