Daisypath Anniversary tickers

OCTAVO DIA DE LA NOVENA A LA VIRGEN DE LA SONRISA.



NOVENA A LA VIRGEN DE LA SONRISA
día VIII.


 TODOS LOS DÍAS



(Se toma conciencia de la presencia de Dios, ante quien siempre estamos,

en quien somos y por quien vivimos,

haciendo con calma y fe la señal de la cruz)


“En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén”



Oración inicial para todos los días
Virgen de la sonrisa, Madre de la alegría.
Vengo a ponerme delante de tus ojos buenos.
Necesito esa luz de tus ojos serenos y esa esperanza de tu rostro amable.
Te doy gracias María, porque estás a mi lado en todos los momentos.
Cuando sufro, tengo tu alivio. Cuando estoy feliz, compartes mi gozo. Vengo a buscar tu ayuda de Madre para mí y para todos mis seres queridos.

(Pedir con humildad y confianza la gracia que se quiere obtener)

Te pido que hagas nacer en nosotros a Jesús.
Así podremos vivir con alegría,
y saldremos adelante
en medio de las dificultades de la vida.
Danos fortaleza, paciencia, valentía,
y mucha esperanza para seguir caminando.
Madre de la alegría, derrama tu consuelo
en todos los que están tristes y cansados,
deprimidos y desalentados.
Que la hermosura de tu rostro,
lleno de fuerza y de ternura,
nos llene a todos de confianza,
porque comprendes lo que nos pasa
y somos valiosos para tu corazón materno.
Amén.

 OCTAVO DÍA

Lectura bíblica:
 
“Se celebraban unas bodas en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. Jesús también fue invitado con sus discípulos. Y como faltaba vino, la madre de Jesús le dijo: ‘No tienen vino'. Jesús le respondió: ‘Mujer, ¿qué tenemos que ver nosotros? Mi hora no ha llegado todavía'. Pero su madre dijo a los sirvientes: ‘Hagan todo lo que él les diga'...” (Juan 2, 1-5)

Reflexión:
Ya sabemos cómo terminó la historia, esa fiesta que simboliza la historia de la humanidad y la de cada uno de nosotros no se aguó… La hora de Jesús ha llegado, si invitamos al Hijo y a su madre para que participen de nuestra vida haremos de ella una continua fiesta en donde el vino de la alegría y de la fraternidad nunca faltarán. Acudiendo a la Virgen de la Sonrisa encontramos el consuelo necesario para superar todas las circunstancias penosas que ponen en peligro la fiesta de la vida.

Comentarios

  1. Aquí vengo a seguir la Novena amiga Mento, algo que me ayuda mucho. Rezar me sirve, me anima, me hace encontrarme conmigo y verme por dentro a través de Él. Como cada viernes de Cuaresma, he estado en el Vía Crucis de mi Parroquia, y he venido muy emocionado. Cada vez me doy más cuenta de lo que el Señor dio por nosotros, la vida de su Hijo. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi más sentida enhorabuena Pepe. Eres uno de los afortunados que lo están descubriendo con tiempo. Yo cuando me veo tan imperfecta e in merecedora, me alegro de estar dandome cuenta de cuanto ha echo por mi Él ahora que tal vez puede que me quede tiempo. Es una pena cuantos viven en este mundo ajenos al amor de Dios y de su madre.
      Un abrazo amigo y al grupito tan estupendo que formais la Tertulia.

      Eliminar
  2. Améeeeeeeeeeeeeeeennnn!!
    Gracias.
    DTB!!

    ResponderEliminar
  3. AMEN

    Un cariñoso saludo amiga mia.

    ResponderEliminar
  4. Hoy día de la Madre, de forma muy especial. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro grandote para ti gran hombre.

      Eliminar
  5. Gracias Mento. Te va la fiesta, te va la vida (era un anuncio publicitario de nuestra infancia...je, je. Pero me hace acordarme de tí). Gracias por compartir esta Novena con todos nosostros. Me tienes enganchada a tu blog..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je,je, que gracia me haces Wells. Mira yo de más joven era muy "huergista" como se dice por aqui. No faltaba al trabajo nunca, pero más de una vez cuando trabajaba en el campo tenia que parar el coche en la linde del campo, quitarme los tacones de salir y ponerme las botas de goma y a correr para pillar a la cuadrilla, vestida y todo de salir. Mi manijero se ponia a mi lado y me cantaba eso de: Ron, ron,ron la botella de ron... Era un bichito de marchosa. Pero en quien más marcha he encontrado siempre ha sido en Jesucristo. Siempre ha estado a mi lado, engancharse a Él si que es engancharse a una fiesta amiga mia, a la fiesta de la vida. Por eso ahora cuando paso momentos malos Él que sigue conmigo me recuerda los buenos que hemos vivido y lo mucho que nos queda por bailar. Constantemente me invita a bailar por encima de mi males.
      Besitos guapa.

      Eliminar

Publicar un comentario

Escribe sin miedos.
Deja escrito lo que piensas.Las palabras liberan a las personas.

Entradas populares