Daisypath Anniversary tickers

JASNA GÓRA: Su icono de María.

 
El tesoro más precioso de Jasna Góra es el Icono de la Virgen. Lo que hizo que en breve tiempo Jasna Góra se convirtiera en el santuario más famoso del país que ya contaba en aquél momento con numerosos lugares de culto mariano, no fue la fuerza de la tradición que atribuye al Evangelista Lucas el hecho de ser autor del cuadro, ni tan siquiera que fuera el santuario preferido por la realeza que desde siempre quisieron Jasna Góra. Lo que hizo famoso este lugar fue la presencia milagrosa de la imagen que desde siempre ha hamado a los peregrinos de loda Polonia y del mundo entero, como lo demuestran los numerosísimos exvoto (regalos) que peregrinos de toda edad y condición entregan a su Señora.

El cuadro de la Virgen es el corazón del santuario de Jasna Góra y la fuerza que llama a muchedumbres de peregrinos. En efecto. Este Santuario no se ha construido enseguida después de una aparición de la Virgen tal y como suele ocurrir en los grandes santuarios marianos. Sin el cuadro de la Virgen, Jasna Góra no sería más que un complejo de edificios, memorias y obras de arte, ciertamente bellas y preciosas, pero privadas de vitalidad. El centro, la luz que ilumina el Santuario y desde el Santuario de Jasna Góra es la imagen, el Icono de la Virgen María. 

El cuadro de la Virgen pertenece al tipo de iconos denominados Odigitria (esta palabra de origen griego significa "Aquella que indica y guía a través del camino). Pintado sobre una tabla de madera de las siguientes dimensiones: 122,2 cm, 82,2 cm y 3,5 cm, el cuadro representa el busto de la Virgen con Jesús en brazos. La cara de la Virgen domina el cuadro con el efecto de que quien lo mira se encuentra inmerso en la mirada de María: mira a María que le mira. También la cara del Niño mira al peregrino pero no su mirada que resulta fija. Las dos caras tienen una expresión seria y pensante lo que da a todo el cuadro un tono emotivo. La mejilla derecha de la Virgen está marcada por dos rasguños paralelos y por un tercero que atraviesa a los otros dos. Su cuello presenta otros seis arañazos, dos de los cuales son visibles y cuatro apenas se perciben.

Jesús está vestido con una túnica escarlata y descansa sobre el brazo izquierdo de la Madre que hace como de trono para que se pueda sentar. La mano izquierda del Niño sostiene el libro y la derecha está elevada en signo de bendición. Sobre su pecho descansa la mano de la Virgen que señala al Niño y parece querer decirnos: “Fijaros en mi Hijo Jesús, Él es el Hijo de Dios”. El vestido y el manto de la Virgen están adornados con la flor de lis, símbolo de la familia real de Hungría. Contrasta la luminosidad de sus vestidos con los colores oscuros de sus rostros. En la frente de María hay representada una estrella de seis puntas. Ambos, la Virgen y Jesús tienen aureolas doradas.



Comentarios

  1. Gracias Mento,había oido hablar de este Santuario y de sus monjes paulinos.
    Muy detallada la descripción del Icono de Maria.

    Un cariñoso saludo en el Señor,amiga mia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La descripción no es mia Belén, es de la pagina web de donde copie el icono que para mi gusto es precios. Y ahora me doy cuenta de que no he puesto el enlace.
      En el camino neocatecumenal hay un canto a esta Virgen que a mi me gusta mucho.
      Un beso amiga.

      Eliminar

Publicar un comentario

Escribe sin miedos.
Deja escrito lo que piensas.Las palabras liberan a las personas.

Entradas populares