Daisypath Anniversary tickers

NO PUEDO CONFIAR EN LA JUSTICIA ESPAÑOLA.

Me uno al abuelo del Marta del castillo en el anuncio que ha echo después de recibir la sentencia sobre el juicio de Marta del castillo.
NO PODRE VOLVER A CREER EN LA JUSTICIA ESPAÑOLA.


     Yo no entiendo de leyes, en verdad no entiendo de casi nada. Aquí en mi cabeza no me cabe, no, que puedan dejar sueltos a los asesinos de Marta y que solo Carcaño sea culpable y le condenen a 20 años. ¿Y esos, en cuantos lo dejaran, cinco...? ¡QUE VERGÜENZA!  
Una intentando educar a los hijos en el amor al prójimo, en creer en que el bien existe, pero de pronto te topas con un caso como este y te quedas congelada. ¿Donde está en esta historia el bien?  ¿Como se imponen las leyes en este país donde si me caes mal voy te mato, te entierro donde no den con tu cuerpo y santas pascuas? Y están de nuevo en la calle, donde un asesino puede topar con tus hijos o con los mios. ¿Y entonces, quien los va a protejer? Bien sabe Dios que no soy yo partidaria del ojo por ojo, pero después de ver como se han reído del juez en el juicio, de la chulearía, de la actitud, de los aires de prepotencia, de la maldad de su frialdad y de como lo han planeado todo conociendo las leyes para salir impunes... Dios mio, no, lo siento, pero yo hoy no perdono. Ojala fuera como tu Madre. Quisiera tener la capacidad de perdón , de amor de María. De verdad que quisiera. Pero la rabia me hace pedir justicia, otra justicia, no la que le han dado a Marta. Yo no pido la pena de muerte tampoco, pero no esta justicia española. Hoy me avergüenzo de mi nacionalidad y del modo en que se hacen las cosas en este país.  
     Lo único que me consuela es saber que aunque el cuerpo de Marta no ha aparecido ella está con el Padre. Y que sus asesinos tendrán que verse la cara un ida frente a frente con ella y con Aquel que realmente es justo. Y no seré yo tampoco la que pida justicia a Dios para ellos.
     Pido perdón por mi actitud como cristiana, hay personas que piensan que los católicos somos santitos, pues no, somos pecadores como los que más, que gracias a Dios reconocemos nuestros pecados he intentamos corregirlos. Pero yo hoy no puedo corregir este. No puedo, Señor, no puedo, siento rabia y desprecio hacia unas leyes que deberían ampararme y proteguernos.



Este es el (ENLACE) del tercer día de la novena por Bely.
Seguimos juntos en oración esperando el milagro.


Comentarios

Entradas populares