Blog personal, donde cuento experiencias de la vida cotidiana en relación con Dios, con la familia y con los amigos. Si te apetece desconectar un ratito y descansar, conectaté a este blog, encontraras muchos amigos de los que seguro aprenderas algo bueno, como estoy aprendiendo yo.

ama

ama
Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todas tus fuerzas. (Dt. 6,4.)

miércoles, 30 de noviembre de 2011

DIALOGOS.

Se que deberia estar en silencio. El adviento es para eso, para guardar silencio, escucharte, aprender, convertirse. Tú mejor que nadie sabes como soy yo, y no sería la misma sin desesperar, sin protestar, sin andar rodando por el suelo y sin tropezar paso si, paso también.  A veces tengo tanto miedo a cagarla para siempre, despertarme un día y ver que tu amor me falta. ¿Qué sería entonces de mi? ¿Y si este fuera el último adviento de mi vida? Si dentro de un rato llegases a llamar a mi puerta y ya no me diera tiempo de nada más. Jo, que marrón. Solo de pensarlo me entran ganas de meter como el avestruz la cabeza bajo tierra. Claro que eso no serviria de nada. No hay un solo sitio, un lugar donde pudiera escapar de tu mirada.
Ojala pudiera callarme, tener serenidad y simplemente escuchar. Poder esperar sin ir primero a buscar por mi misma y agotar yo las posibilidades. Se que no lo hago bien, encima me da el pataleo, porque quiero cambiar a base de esforzarme, ¿no voy a aprender nunca a relajarme? ¿A dejarte a Ti las riendas de mi vida? 
No pases te lo ruego sin detenerte, corriguemé aunque me duela, aunque no lo entienda y me enfadé. Se que cuando el berinche me pase te encontraré.  No tengas en cuenta mi rebeldia, sujetamé que no me pierda en otra dirección que no sea la que va hacia Ti.

martes, 29 de noviembre de 2011

LA CORONA DE ADVIENTO DE MI PARROQUIA. Diario de una madre imperfecta.

No se si será que yo soy tan rara como la corona que D. Raúl ha colocado este año en la parroquia.O es por que como me gusta tanto innovar, ya estaba un poquito cansada de ver la misma de los últimos años. La verdad es que la que tenemos y se pone cada año es muy bonita, de forja con los candelabros de cadenitas y se pone en una esquina precediendo el altar. Queda bien, pero yo soy de las que piensas que esto es cuestión de renovarse o morir.  Por eso cuando entré el sábado para la Eucaristía y vi junto al busto de María la nueva corona, me alegré. En primer lugar porque la luz se encendería junto a la verdadera protagonista de estas fechas. Porque si quien va a nacer es el Mesías, la salvación esta por llegar desde el Santo e Inmaculado vientre de la Virgen María. Que cosa tan bonita, que pudiendo aparecerse el Creador del modo más apoteósico, decidiera nacer como un igual a nosotros. Ser gestado en el interior de una mujer. No fue concebido como todo mortal, porque la esencia del Espíritu lo gesto inmaculadamente en el vientre de María, pero ese Espíritu de Dios se recubrió de hueso y fibra y tentones y piel y órganos humanos, como tú y como yo. ¿Quién con más poder que tú y yo se abajaría a nuestro nivel, a nuestra naturaleza humana si no un Dios cargado de amor y compasión que ve como su creación va al declive. Otro nos hubiera aleccionado, Dios Padre nos amó mucho más y en su Hijo vino a vivir entre nosotros, a darnos un ejemplo de Santidad, de moral, de forma de vida que nos lleve al conocimiento de la Verdad de su Amor. Del sentido real de la vida, porque ninguno de nosotros ha sido creado para otra cosa que no sea el ser amado por Dios. ¿Cuanto amo yo a los dos hijos de mis entrañas, a los dos hijos que por amor Hemos concebido Pepe y yo? ¿Y si yo amo a mis hijos con locura, y daría mi vida por ellos que soy una egoísta...? No soy capaz de imaginar cuanto debe de amarme a mi Dios. Intento imaginar la capacidad de amar de Dios Padre, en relación a lo que conozco de como amo yo como madre y de como ama Jesucristo que da su vida a golpe de cruz por mi, y soy incapaz de razonar el amor del Creador. Que vio Digna a María entre las de mi sexo para ser la merecedora de llevar dentro de si y alumbrar a Jesucristo, al Enmanuel, al Dios con nosotros para la salvación de todas las generaciones.
Así que cuando vi allí la corona junto a María dije: Hay, sí, hay es donde deben encenderse las luces de la corona. Junto a María, que me recuerde que si no tengo la actitud humilde de María, jamás será adviento en mi corazón. Pero este año además la corona era distinta. Sobre un trípode de palo se sostiene un leño, un trozo de tronco. Mi cura dice que es una corona muy fea, como somos nosotros, porque nos representa a nosotros que somos duros como un leño. Pues para mi tendría que haber puesto una viga de hierro pensé al oírle durante la homilía explicar el motivo de que este año lucia así la corona. Sobre este lecho hay tres tinajas de barros. El barro ya sabéis que significa lo que deberíamos de ser, como arcillas en manos de Dios, que fácil seria nuestra vida. que feliz seria yo si realmente me dejará modelar, si aceptara dócilmente la voluntad de Dios en mi vida. ¿Acaso me quiere alguien más que Él? ¿Acaso puede alguien conseguir para mi vida mayor bien que el que Él puede ofrecerme si me dejo hacer? Pero incomprensiblemente una decide ser un palo antes que arcilla, que extraño ¿verdad? Pero la mayoría somos así de ceporros, yo la primera y la que más. En estas tinajas van depositadas las velas, cada una de ellas con su color. Este primer domingo encendimos la verde, simbolizando la esperanza y las tres correspondientes se encenderán en los sucesivos tres domingos de adviento que restan. El cirio pascual tras la corona nos recuerda encendido done debemos mirar, quien es el portador de la luz en la tierra. Podemos al verlo encendido recordar las palabras de Jesús. "Yo soy la luz del mundo y el que me siga no caminará en las tinieblas".
El trípode de madera de la corona de adviento va adornado en la parte baja con una montaña de ropajes de colores vivos y bonitos, colocados en forma estrateguica para que tengan armonía entre si y complementen el conjunto. A mi personalmente me gusta la linea, y cuando te explican el sentido, aún más.  Representan todas esas tonterías que siempre tenemos encima y con las cuales nos adornamos. Cada uno sabe las cosas que nos ponemos y a las cuales nos agarramos para creernos o aparentar de cara a los demás, cosas que en fondo ni somos, ni nos da la felicidad que es peor.
Así es este año mi corona de Adviento y aunque la tapan un poco Pepe y los niños, espero que con lo que se ve en la foto, os hagáis un poco a la idea. 
¿Y la de tu parroquia como es?

domingo, 27 de noviembre de 2011

PRIMER DOMINGO DE ADVIENTO EN LA PARROQUIA DEL AVE MARIA.

    
 Si anoche celebrar el primer domingo de Adviento con las comunidades neocatecumenales fue enriquecedor para mi, esta mañana en la misa de doce, la de los niños, ha sido como tocar con ambas manos el cielo. Comienza para el cristiano el verdadero año. Es una nueva oportunidad de conversión que ninguno debiéramos desaprovechar, sería una lastima perder otra. 
   En casa hoy el Señor no ha permitido comenzar este Adviento juntos. Pepe vino el viernes a recoger alguna ropa. Anoche se quedó con los niños en casa, pero esta mañana hemos asistido los cuatros a misa de  doce. Junto a la Iglesia de Cristo, hemos encendido en nuestros corazones la vela verde, el color de la esperanza, en estos tiempos de crisis la esperanza nos brindará a todos la fuerza necesaria para luchar contra la adversidad y ser capaces de esperar. Por que no es solo necesidad y sufrimiento lo que debe acontecer en la vida, aunque hay rachas dificiles como la que atraviesa social y economicamente mi país. Como decía D.Antero que ahora se encuentra en Roma: un cristiano triste, no es más que un triste cristiano. Y ante las adversidades ¿que mejor que mantener prendida la luz de la esperanza?
   A pesar de que el Adviento es un tiempo de espera y preparación en el cual el silencio y la oración nos ayudará y enriquecerá, en mi parroquia hoy la fiesta junto a Jesucristo consagrado ha sido la mejor forma de empezar este nuevo año litúrgico. Dios ha bendecido mi parroquia con un sacerdote joven, D. Raúl, no digo joven solo por su edad, si no también por su espíritu y su entusiasmo. Da vida a la celebración con el carisma que Dios le ha regalado y que él no duda en compartir. Yo hacia años que no me divertía y disfrutaba tanto en una Eucaristía de niños.  Y a juzgar por las caras de la mayoría, se que no he sido la única. D. Raúl no depara en coger la guitarra y participar cantando, los niñ@s participan activamente de la celebración. A mi personalmente me parece algo fundamental, el dejar a los niñ@s participar y disfrutar porque sin duda para todos debería de ser la fiesta más importante ir a hacer comunión con Dios que se hace hombre en la persona de su Hijo Jesucristo y que no conformandose con eso, se queda con nosotros, para unirse más íntimamente a la naturaleza humana, a cada uno de nosotros una y otra vez cada vez que comulgamos y le tomamos consagrado ya en el pan y el vino. ¿Pueden a lo largo de nuestra vida invitarnos a una fiesta más importante que a esta? 
Nuestra corona de adviento este año es muy especial y diferente a la que se ha colocado otros años y D. Raúl se la explicado a los peques. Además de su sentido y de lo que representa, también les ha explicado lo curioso del diseño que luce este año, aunque eso os lo contaré en otra entrada esta semana. Porque es una catequesis preciosa.
La frase de Adviento de este año está sin completar y durante la homilía al tiempo que se explicaba las lecturas proclamadas, los niñ@s participaban gracias a las preguntas que D. Raúl, micro en mano y con una de las catequistas haciendo una pequeña actuación han interactuado y concluido con la ayuda de los niñ@s  la frase del muro del altar precedida por El Crucificado.
"Esperamos con ilusión
el nacimiento de Cristo
preparándonos en silencio"
Luego la celebración ha continuado, D. Raúl ha recordado a los niños quien les ayudan en la iglesia a prepararse y cuando los niñ@s han respondido que sus catequistas, ha hecho a estos subir a los escalones de altar y le hemos dado un aplauso. Uno literal, para que la trupe de pequeñajos no se desmadre y hay que ver lo bien que se compenetran, ja,ja. Es gratificante sentir esa alegría en la casa de Dios. Y ese clima de bienestar que se forma entre niñ@s y adultos , entre catequistas, monaguillos, el sacerdote, el diacono y por supuesto Jesucristo que se hace presente en medio de todos. Se puede palpar Al espíritu Santo dando vueltas sobre nuestras cabezas, deseando encontrar un corazón preparado para acampar en el y anidar dentro. Yo me sentía tan feliz allí con mi marido y mis hijos, miraba sus caras y no necesitaba preguntar para darme cuenta de que eran tan felices como yo.
Ver a Jesucristo elevado en medio de tanta alegría, me ha llenado de esperanza. Realmente en ese momento le he sentido susurrarme de nuevo que no era casualidad el que hoy estuviera allí con mi familia. Y me ha animado una vez más a no tener miedo, a ser valiente. A estar alerta, mirar a mi alrededor. Me ha dicho: "Mira las caritas de estos pequeños, así quiero verte, como están ellos ahora, alegres y sin preocupaciones, que yo me encargaré de todo" Y me entró una bulla terrible por ir a recibirlo, quería hacer comunión con Él, parecía que la cola no avanzaba y mientras me aproximaba cantando, le pedía que no me soltase de la mano, que no me deje perder esa prontitud y que pueda llevarla a otros aspectos de mi vida.
El Padre Nuestro también lo cantamos y medio lo bailamos balanceandonos de lado a lado cogidos todos los asistentes de las manos. Hoy especialmente he deseado tener realmente viva la esperanza de que eso pueda suceder que podamos darnos la mano en todos los aspectos y que se rompan los individualismos que nos separan. Dios nos permita vivir a todos un Adviento diferente este año, que realmente encontremos disposición y el momento de velad en silencio, que este Adviento sirva para la conversión de cada uno de nosotros y la de muchos en comunión con el Mesías que gesta María en su vientre. Ese Dios tan cercano que he podido experimentar en la celebración de hoy, ese Dios-con-nosotros que tiene el poder de encender nuestro corazón y convertirlo en antorcha de amor que de luz a otros.

Feliz Adviento te deseo con el mejor de mis sentimientos. Que este primer tiempo litúrgico engendré dentro de ti y de mi un Niño que no sea abortado. Que Dios Padre con su Santo Espíritu nos ilumine y podamos  dar a la luz.  Que nuestro testimonio pueda hacer reinar en el mundo a Jesucristo como lo que es: El Rey del universo y el Dios con nosotros.

sábado, 26 de noviembre de 2011

COMIENZA LA CARRERA PARA ALCANZAR A JESÚS ¿ESTAS PREPARADO?





PREGÓN DE ADVIENTO.

SUEÑO DE UN MUNDO NUEVO (Martin Luther King)

Sueño que llegará un día
en que los hombres se elevarán por encima de sí mismos,
y comprenderán que están hechos para vivir juntos, en hermandad.
Todavía sueño en aquella mañana de Navidad,
que llegará el día en que todos los negros de este país,
todas las personas de color del mundo
serán juzgadas por el contenido de su personalidad
y no por el color de la piel;
que cada hombre respetará la dignidad
y el valor de la personalidad humana.
Todavía sueño hoy
que en todos los ministerios y ayuntamientos
serán elegidas las personas que obren con justicia y misericordia,
siguiendo los pasos de Dios.
Todavía sueño hoy
que la guerra se acabará...
Llegado este día,
nos será revelada la gloria del señor
y la contemplaremos todos unidos.
Todavía sueño que con esta fe
seremos capaces de transformar los límites de la desesperación.
Con esta fe podremos anticipar el día de paz en la tierra
y de nuena voluntad para todas las personas.
Será un día glorioso:
los luceros del alba cantarán unidos
y los hijos de Dios exultarán de alegría.


FUENTE: BLOG PEQUES Y PECAS.

GESTAREMOS CON MARIA AL SALVADOR?

Mañana nos llega el Adviento. 
Un año más el tiempo liturgico nos concede la oportunidad de tener un espacio dentro del calendario de prepararnos, de saber estar atentos, de eliminar de nuestras vidas aquello que nos impide llevar a buen fin nuestra gestación.  Al igual que Maria en su momento gestó en su vientre al Hijo del Altisimo.  Tú y yo hoy tenemos la responsabilidad de gestar en nuestro corazón a un nuevo cristiano. Alguien que cuando pase este tiempo necesario de gestación, salga al mundo a dar testimonio de la Verdad.
Gracias Maria, por ser una mujer valiente en una época dificil, porque no albortaste al Mesias y nos distes a todos la oportunidad de unirnos al Creador.
Gracias Madre de Dios.
Gracias Madre mia.

viernes, 25 de noviembre de 2011

CON UNA NOTA DE COLOR.

     No se si te pasa como a mi, cuanto más agobiada ando, más ganas me entran de que alguien me salga por peteneras con algo que me arranque una sonrisa, a ser posible una carcajada. 
Desde que Pepe no está los ánimos los tengo un poco en volanderos. Intento que no se note, sobre todo por los que tengo a mi alrededor.
Me voy acostumbrando, los dos primeros días fueron los más malos, si te digo lo que me pasa hoy seguro que no me entiendes, je,je. Pepe viene esta noche, los niños aun no lo saben, se van a llevar la sorpresa. Tienen que llevarse más ropas y han decidido venir este fin de semana y ya hasta casi navidad. Y yo casi preferiría que no viniera. 
Ahora es cuando tú me dices: - Pero bueno niña ¿tú qué es lo que quieres?
`Po ni lo sé´.
Claro que tengo ganas de tenerle en casa, pero si pienso en lo que ha llorado Lucia a principio de semana y lo mal que lo llevamos los dos o tres primeros días, puf...Casi preferiría que la cosa siguiera al ritmo que va ahora.
En fin, supongo que también a esto nos acostumbraremos las mujeres de esta casa. Iván lo lleva mejor, no se si por ser hombre, el tiene muy marcado lo que le dijo su papá: -Ahora tu eres el hombre de la casa y tienes que cuidar de mamá y la hermana.
Ja,ja,ja ... Creo que por eso se ha puesto el pobre malo...jajaja. ( Ya está mejor).
El caso es que ando un poco barruntona de animo, así que he decidido hoy poner de entrada un email que hace tiempo le enviaron a Lucía para que publicara en su blog. (Creo que también fue Bruce, pero no estoy segura) A mi me gusta por que es muy colorido, también por su mensaje, aunque más por despertarme esa parte alocadilla que se me anima y me levanta de los pensamientos pesados.
Hoy lo comparto contigo, por si acaso también a ti en este día te hace falta un zamarreón  y que te arranquen una sonrisa. Tenemos que estar alegres y despiertos que tenemos el Adviento a la vuelta de la esquina. Je,je.


























jueves, 24 de noviembre de 2011

NUNCA HAGAS A LOS DEMAS LO QUE NO TE GUSTARIA QUE TE HICIERAN A TI.

Supongo que es una locura poner este video en un blog. Pero si no lo hago no voy a poder dormir.  Eso es lo que tiene estar tocada de la cabeza, una tiende siempre a la locura. 
Mi socio me ha enviado un video hoy de denuncia, de esos que pasamos en la red de correo en correo. Yo soy incapaz de pasarlo, de verdad que no puedo, es vomitable, es incomprensible.
-No soy ninguna ilusa socio.
El mundo solo puede cambiarse por una locura, ¿Era un iluso Jesucristo?
Esto son temas delicados, pero solo los locos que arriesgan hacen que el mundo se mueva hacia algo mejor.
Si alguien le encuentra sentido a este video que me lo explique, porque yo desde luego no se lo encuentro.


video

martes, 22 de noviembre de 2011

...MÁS QUE MIL PALABRAS.

Dicen que una imagen vale más que mil palabras, eso dice el dicho. Pues yo os traigo hoy seis. No exactamente imágenes sino vídeos. La JMJ resuena fuerte en mi interior, como un super ansiolitico tomado que en una sola dosis, tiene los efectos indefinidos de tranquilizarme y darme ánimos. Nada de lo que hoy tomo, tiene efectos tan inmediatos y efectivos y lo siento por los que estudian y han estudiado para que la medicina sea tan buena en nuestros días. Pero el Dador de la vida sigue siendo el mejor medicamento para este cuerpo mortal.
Asistir este año con mi marido a la JMJ ha sido lo mejor del año con diferencia y de lo mejorcito en los últimos.
Cuando en los corrillos de amigos o conocidos salen los temas de conversación de las generaciones hay una frase mía que suele dejar patidifuso a más de uno. Yo siempre digo que soy de la generación de los jóvenes del Papa. Y es que así es como me siento.  Este verano tuve la oportunidad de sentirme tan joven como realmente me siento por dentro y sobre todo de vivir los días de peregrinación, de encuentro y de convivencia, como eso, como una joven.
Hoy que me siento un poco aplastada por la circunstancias que vivo, mientras la novedad del momento me pesa y me cuesta adaptar el paso. Prefiero detenerme que ir contracorriente. Me paro, respiro y siento.
Y lo que siento es esto. Podría transmitirlo en palabras, claro que si, pero necesitaria 30 entradas y de las largas y extensas. Porque pese al sufrimiento que se ha de experimentar, mas abundantes son las gracias recibidas, Jesucristo es todo lo contrario a un tacaño. Y no escatima a la hora de darse.
El innombrable anda aqui rondandome como un puñetero buitre carroñero. Yo tengo parte de culpa, no voy a negarlo. Por andar como una pobrecilla llorando por los rincones en vez de tener la actitud digna de una que a sido comprada para la eterna felicidad a precio de sangre de un Dios.
Y este Dios me ha dado muchas pruebas como para que yo tenga frente a la vida otra actitud. Y espero ir consiguiendo ese cambio con el cual jamás podré devolver ni una parte de todo lo que ya he recibido y lo que aún he de recibir.
Los que tenéis experiencias de Jesucristo viendo el orden de los vídeos, entenderéis perfectamente como me siento.
Y al `pesao´este que me ronda, que siga perdiendo tiempo.
Porque yo se que Dios está conmigo y en su compañía ¿a quién temeré? A nadie.

lunes, 21 de noviembre de 2011

LO QUE NO TE MATA TE HACE MÁS FUERTE. Diario de una madre imperfecta.


No se cuantas veces en los últimos nueve meses me he repetido esta frase. Cuando uno sufre depresiones con intentos suicidas, te levantas y te acuestas con la misma idea en la cabeza y la vida se vuelve una lucha continua por ser más fuerte que esa idea que no deja de martillear en tu cabeza. ¿Cuantas veces me he repetido esta frase? Puf...
Apenas me encuentro un poco mejor y tengo que enfrentarme sola a esto. Mañana me quejaré y si hace falta lloraré de nuevo a duo con mi hija, después de todo, ¿quién dijo que llorar sea malo? Y encima no cuesta dinero.
Hoy me quedo con la bendición que se reconocer de la mano de mi Padre. Que aún no ha permitido que siendo una familia de clase obrera baja y cuando la mayoria de las familias de nuestro nivel ya pasan penurrias, a mi hombre le llega el trabajo a casa. Es una bendición para el dia de hoy que seria de ingratitud no reconocer, mañana ya Dios dirá. Pero hoy tengo que dar gracias por ello.
También dar gracias por las personas que el Señor a puesto en este año a mi alrededor, que traen a mi vida cada dia un soplo del Espiritu a compartir conmigo. Y tú que lo lees eres parte de ell@s.
Quiero terminar el dia con un chiste que ha conseguido hoy lo impensable, que del llanto pasase a la risa y de la risa, a partirme en carcajadas.
Y es que tengo un socio que en verdad yo no se si le sale de potra o es que realmente sabe lo que dice. Pero siempre consigue arrancarme una carcajada, tal vez por que los dos tenemos el mismo humor negro.

EL MARIDO ESTABA EN ESTADO DE COMA. SALIÓ Y ENTRÓ DE ESE ESTADO POR MESES Y, AÚN ASÍ, SU MUJER PERMANECIÓ A SU LADO TODOS LOS DÍAS.

UN DÍA QUE ÉL DESPIERTA, LE PIDE A SU MUJER QUE SE ACERQUE Y CON LÁGRIMAS EN LOS OJOS, LE DICE:

- ¡SABES QUÉ!. SIEMPRE HAS ESTADO A MI LADO EN CADA MOMENTO MALO. CUANDO FUI DESPEDIDO DEL TRABAJO, ME DISTE ÁNIMO, CUANDO MI NEGOCIO QUEBRÓ, ESTUVISTE AHÍ, CUANDO ME TIROTEARON, ESTUVISTE A MI LADO, CUANDO PERDIMOS LA CASA, TE QUEDASTE AQUÍ MISMO, CUANDO MI SALUD EMPEZÓ A DECAER, ESTABAS AHÍ MISMO, A MI LADO... ¿SABES QUÉ...?

- ¿QUÉ, QUERIDO?, PREGUNTÓ ELLA SONRIENDO, A MEDIDA QUE SU CORAZÓN SE LLENABA DE TERNURA...
 
- PA MÍ... QUE TÚ ME TRAES MALA SUERTE!!

domingo, 20 de noviembre de 2011

COMO HUERFANA DE MADRE. Diario de una madre imperfecta.

Fuente de imagen: Mar (ir enlace)

Aún no te has ido y el frio se pega ya a mis sábanas 
congelándome el pensamiento y hasta las mismas entrañas.
Tengo miedo a que llegue el alba, abrir de nuevo los ojos 
y comprobar que tú ya me faltas.
En susurros hoy me besas, por favor no digas nada.
Podrás marcharte mañana, sin presenciar mis lagrimas.
By Mento.


FIESTA DE CRISTO REY.

Último domingo del tiempo ordinario
Es la más reciente de las grandes solemnidades de Cristo. Celebrada por vez primera en 1926, ha entrado ya en el corazón del pueblo, se ha hecho familiar a las almas. El objeto que en ella se celebra es la realeza de Cristo, cuyo carácter precisan y concretan los textos litúrgicos del día.
Jesucristo es rey naturalmente, porque es Dios, porque en el comienzo del mundo «su soplo era llevado sobre las aguas», porque en el último día de la creación dijo con el Padre y el Espíritu Santo: «Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza.» Tiene sobre todas las cosas, por lo menos, el mismo poder que el alfarero sobre la vasija que acaba de fabricar. Pero es rey también en cuanto hombre, por su sacratísima humanidad unida al Verbo divino; rey en el orden espiritual y en el orden temporal; y éste es el principal aspecto que la liturgia propone a nuestra consideración. Ante todo, Cristo tiene una eminencia, una dignidad, que le constituye al frente de los hombres, que le hace «el primogénito de los muertos», el primero entre muchos hermanos, la cumbre más alta de todos los seres que componen el universo. Si una criatura es tanto más noble cuanto más se acerca a Dios, la grandeza de la humanidad de Cristo es la más alta que se puede imaginar. No hay orden de la naturaleza ni orden de la gracia que pueda comparársele. La unión de Jesús con Dios es una comunión íntima, vital, sustancial; y de esa unión, que la teología llama hipostática, nace la preeminencia soberana de Cristo hombre sobre todo el orden natural y sobrenatural. «Su poder es un poder eterno, que nadie le quitará, y su remo jamás será destruido... Dominará de mar a mar y desde el río hasta las extremidades de la tierra.» Así canta la liturgia esa grandeza. Y en Los Nombres de Cristo leemos estas bellas palabras: Él es aquel Señor que, como dice San Juan, trae broslado en su vestidura y en su muslo, Rey de los reyes y Señor de los señores. Él es el que tiene colgada de tres dedos la redondez de la tierra; el cual dispone las causas, mueve los cielos, muda los tiempos, altera los elementos, reparte las aguas, produce los vientos, engendra las cosas, influye en los planetas, y, como Rey y Señor universal, da de comer a todas las criaturas. Y lo que es más, este reino y señorío no es por sucesión, ni por elección, ni por herencia, sino por naturaleza.»


A la altura de la dignidad está la inteligencia. Exigimos de un gobernante que sepa a dónde va y a dónde lleva a los que gobierna. Aquí un gran consuelo para los discípulos de Jesucristo. La ciencia de su Rey, iluminada por divinos reverberos, comprende cuanto puede interesar a la criatura: el ritmo del orden creado, las leyes que rigen el universo, los acontecimientos providenciales de la Historia, que a nosotros se nos antojan ciegos y sin sentido; la gravitación misteriosa de las sociedades y de las civilizaciones, las órbitas invisibles del mundo de las almas, y los anhelos más recónditos de las voluntades humanas. «Plugo a Dios—dice San Pablo en la epístola de la Misa—que toda plenitud residiese en Él»; plenitud de divinidad y de gracia primeramente, pero también plenitud de ciencia y de verdad. Conoce, sobre todo, y esto es lo que más nos interesa, la madeja enmarañada de nuestro ser: nuestros desalientos, nuestras generosidades, nuestras infidelidades; todo el abismo hondo y oscuro de nuestra conciencia y de nuestra subconsciencia, cuyas regiones apenas hemos explorado nosotros mismos, por temor, por descuido, o porque, ávidos de recoger las impresiones externas, nos aburre la contemplación del panorama interno. Cristo, en cambio, le conoce palmo a palmo; sabe lo que somos y a dónde vamos; tiene el conocimiento perfecto de nuestro último fin, la posesión de Dios en la visión beatífica, después de las luchas, los descalabros y las victorias de nuestra existencia terrestre. Unido Dios personalmente desde el primer instante de su concepción, la esencia divina es para Él un espejo donde se reflejan todas las cosas; su inteligencia queda bañada en los esplendores de la eterna luz; la Trinidad Santa se revela a Él, y en su claridad descubre los misericordiosos designios de Dios sobre los hombres, los caminos misteriosos de su retorno a Dios y el lugar que cada uno de ellos ocupa en el plan de la bondad divina.
Solemnidad de Cristo Rey
«Luego ¿tú eres rey?», preguntaba Pilato a Jesús en el más solemne interrogatorio que han visto los siglos. Y Jesús respondió: «Sí, lo soy... Pero mi reino no es de este mundo; si mi reino fuese de este mundo, mis vasallos lucharían para que no fuese entregado a los judíos.» Cristo renunciaba a intervenir en el gobierno temporal de los pueblos. Tiene un poder real, una autoridad omnímoda sobre todos los pueblos de la tierra y sobre todos sus gobernantes. Es el Rey de los reyes y el Señor de los señores. Hubiera podido dictarles sus leyes y sancionar su gobierno. Mas no vino para eso a este mundo; no vino para exigir tributos, para juzgar a los hombres, para dirimir sus diferencias políticas; vino para salvarlos. El suyo es un poder de bondad, de amor, de misericordia. Es «un rey lleno de mansedumbre», «un principe pacificador», cuya influencia bienhechora se derrama sobre los individuos y las sociedades que por la fe reconocen su supremacía.
Esa mansedumbre de corazón es, según Fray Luis, una de las cosas «que engrandecen las excelencias y alabanzas de un rey, como el mismo Cristo de Sí lo testifica diciendo: Aprended de Mí, que soy manso y humilde de corazón. Isaías canta de Él: No será bullicioso ni apagará una estopa que humee, ni una caña quebrantada la quebrará, siempre vemos altivez y severidad y soberbia en los príncipes, juzgamos que la humildad y llaneza es virtud de los pobres, y no miramos que la misma naturaleza divina, que es emperatriz sobre todo, con ser infinitamente alta, es llana infinitamente. Eso mismo que nosotros despreciando hollamos, los prados y el campo, la divina majestad no se desdeña de irlo pintando con hierbas y flores; por donde con voces llenas de alabanza y de admiración le dice David: ¿Quién es como nuestro Dios, que mora en las alturas y mira con cuidado hasta las más humildes bajezas y Él mismo juntamente está en el Cielo y en la tierra?»


El fin primordial de ese reino divino es guiar al hombre hasta el paraíso de la inocencia, protegerle contra sus enemigos espirituales, iluminarle en su camino hacia Dios, ponerle en posesión de sus eternos destinos. Es un imperio con ambiciones universales de conquista sobre el imperio del mal, que tiraniza las almas. La victoria de la luz sobre el mundo de las tinieblas, de la verdad sobre el error, de la pureza sobre la corrupción, es la condición de este reino; reino esencialmente militante, agresivo, conquistador, cuyas empresas belicosas no cesarán nunca, mientras los hombres continúen expuestos a los ataques de sus enemigos, el dolor y la muerte, la corrupción y el pecado.
Inaugurada en la Cruz, la lucha continúa a través de los siglos; y todo el triunfo se consigue siempre por medio de la Cruz. La Cruz es el trono, la espada y el cetro de Jesús. Su victoria es una obra de inmolación y de sacrificio; el camino del Calvario es un camino real, como le llaman los místicos; es un camino real, porque en la altura nace el reino eterno de Cristo sobre los elegidos. Cristo sigue recorriéndole a través de los siglos, dejando en él un riego fecundo de llanto y de sangre, hasta que, cumplidos los designios del Padre, Cristo, vencedor, le presente su conquista y ejerza para siempre su dominio soberano, en la eterna paz, sobre todas las cosas restauradas en un Cielo nuevo y una tierra nueva, mientras en torno suyo resuena el himno eucarístico de los bienaventurados: «Digno es el Cordero que fue inmolado de recibir el poder y la divinidad y la sabiduría y el honor y la fortaleza y la bendición. A Él la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.»

viernes, 18 de noviembre de 2011

AVEMARIA, MADRE DEL ADVIENTO.




A la Virgen María la honramos sobre todo por ser la Madre de Dios (Theotókos). Así la canta la liturgia, que contempla variados aspectos de lo que es María, pero todos en torno a su misión de ser Madre de Dios. La Madre, unida en cuerpo y en espíritu a Cristo, no podía dejar de estar presente en los sucesivos misterios de su Hijo. Y Ella siempre nos remite a Cristo, nos enseña a amarle y nos hace desear imitarle con amor. No es una santa más del santoral, sino la “puerta” para adentrarnos en el misterio de la persona de Jesucristo, el Salvador. 

Ahora que nos preparamos para recibir a Cristo en la Navidad y ofrecerlo a los demás, nos fijamos en la Virgen María porque Ella debe ser en todo nuestro modelo. En Ella, concebida sin pecado original y preparada por el Padre desde toda la eternidad, nacida como judía, hija de Israel, pero Madre de todos los discípulos de su Hijo, que los llama de entre todos los pueblos, se concentran todas las esperanzas de la humanidad. Ella es la mujer sencilla y obediente, mujer del silencio y de la escucha atenta a la Palabra. Mujer fuerte, que se fía absolutamente de Dios. Mujer llena de la gracia del Señor. Mujer ornada de amor, de belleza y de pureza. Mujer pobre y humilde. Mujer de fe, feliz porque ha creído. Mujer sierva del Señor. Mujer del sí generoso, siempre dispuesta para la obra de Dios. 

Probablemente la oración más bella que se dirige a la Virgen María en cualquier lugar del mundo es el “Ave María”. Como dice el Cardenal Angelo Comastri, el Ave María es la oración más antigua que le dirigimos a la Virgen María (“L’angelo mi disse. Autobiografia di Maria”, 2007). Empieza en la casa de Nazaret en Galilea, de los labios del arcángel S. Gabriel, y continúa en la casa de Ein-Karem, en Judea, de los labios de Isabel. Y después pasa a los labios de la Iglesia de todos los tiempos y de todas las latitudes, en todos los momentos de la vida. ¿Quién podría contar todas las personas que han rezado a María con estas sencillas y magníficas palabras? Hoy eres tú, este Adviento somos nosotros... Amemos mucho esta bella oración del Ave María, que hemos aprendido de pequeños, y hagámosla conocer a quienes nos rodean. Recémosla cada día, con sencillez y humildad, con corazón de hijos. Y recémosla, con espíritu agradecido y contemplativo, sobre todo en este tiempo mariano del Adviento, preparando la Navidad. 
José Luis Turiel 
Mons. Joan Enric Vives Sicilia, 
Obispo de Urgell 


jueves, 17 de noviembre de 2011

UNA HISTORIA MÁS.


Esta es la historia de una chica que ya joven se creyó  el ombligo del mundo. Porque fue capaz de superar muchos complejos, de superar miedos y de ser capaz en todo momento de mostrarse al mundo como era. Decidió quitarse la protección de la careta y salir sin maquillajes, pero en esta sociedad cuando uno no aparenta y simplemente es, todas las bofetadas te las dan en el mismo sitio. Y lo peor es, que las que más duelen, te las das tu mismo sin darte cuenta.
Primero fue Él quien se dejó encontrar. Y yo tonta de mi crei que habia encontrado a Dios, ingenua.
Me pasé toda mi adolescencia sintiendome indigna de su amor. Sentia que me llamaba, que me decia : ven sigueme. Y yo siempre ponia escusa. Otra bofetada, Él solo me estaba amando, no me pedia nada, solo me acompañaba por el camino que yo libremente queria ir. Y cada vez que yo metia la pata y me la pegaba, Él estaba para consolarme y para empujarme hacia adelante. Yo me sentia infeliz temia no estar a la altura, y Él nunca llevó ningún metro para medirme. Como si de un embrión en su vientre se tratara Él me llevaba.
En mi lucha por encontrar la felicidad, busque incansable un hombre que me amara, que descubriera la mujer que era más allá de aquello en lo que me habia convertido. Lo tenia todo,buen tipo,carisma entre mis conocidos, coche, trabajo, dinero, independencia, todo lo que una chica podia desear con esa edad lo tenia yo. Pero no encontraba al hombre que yo necesitaba, fracasaba en todas las relaciones. Le pedia a Dios que me diera una explicación y la tenia en plenas narices. Era Jesucristo ese hombre. Estaba a mi lado, junto a mi, dentro de mi, en los rincones más reconditos de mi ser, penetrando y haciendose un hueco en mi corazón para que yo lo amará solo a Él. Por encima de todo incluso de mi, solo a Él como Él ya me amaba. Estaba junto a mi, donandose, pero yo no le veia, siendo lo que yo realmente andaba buscando. Hay madre, me creia yo que era lista, valiente mentecata. Caprichosa, prepotente, seguí buscando y Él viendo que yo iba a tardar en tener remedio, se apiadó de mi y puso en mi camino un buen hombre.
Pude elegir libremente y pude elegirle a Él y mi vida entonces hubiese sido un continuo clima de felicidad. Yo para mi amado y mi amado para mi.
No puedo quejarme porque Jesucristo en su infinito amor por mi, puso a Pepe en mi camino. Él que me conoce como nadie, que soy rebelde por naturaleza y que jamás me someto a nada ni a nadie, puso en mi camino un hombre sensato, que valora mi amor por él por encima de mis locuras y mi caracter indomable. Sé que otro hombre no aguantaria a mi lado, dejandome mandar, quedando siempre en un segundo plano y sobre todo en estos últimos nueve meses, cuidando de mi, soportando mi enfermedad, mi malos momentos, y teniendo que llevar el peso él solo de todo sin estar acostumbrado. Para mi no es facil reconocer esto. Menos publicamente, pero es la verdad. Elegimos libremente que camino tomar. Y tenemos que ser responsables del que tomamos. Porque si como yo la cagas tantas veces, tal vez un dia el camino de rectificar no esté cuando des la vuelta.                                                                                                                                           
   Hace tres años cuando ya la crisis economica comenzó a dar señales de vida. Mi familia y yo viviamos una época buena. Ambos conyuges teniamos puestos fijos en nuestra propia ciudad y la vida nos sonreia, yo estaba sana y todo era color de rosa. Entonces un dia mi ángel de la guarda me dijo que tenia que decirme algo. Y vaya si me lo dijo. Me dijo que mi misión primera era la de ser madre y que mis hijos me necesitaban en casa. Y yo dije que no, asi de claro, de nuevo tenia al Señor delante de las narices con un mensaje clarisimo y yo tan caprichosa, no queria escuchar. sabia que era verdad, pero aquella renuncia no salia de mi. Tenia miedo a quedarme en casa, a no trabajar.¿Yo sin trabajar? No me veia. Algo he aprendido en estos años y es que si dificil es combatir con el innombrable dia tras dia. Lo realmente dificil es querer hacerlo con Dios. Porque con ese si que no hay tu tia. Mi pensamiento retorcido no quiso ceder. Aún cuando yo sabia que la familia era primero que nada. Y entonces el Señor que por amar como ama no es un tonto enamorado. Hizo que Pepe entrara en el camino conmigo y yo sabia que aquello, seria el fin de mi resistencia. No se que le dijo Dios al corazón de Pepe. Pero en dos dias Pepe me salió con el tema de que uno de los dos tenia que dejar de trabajar por el bien de la familia y que los niños debian de criarse con sus padres y no con los abuelos y tenia toda la razón. Pero no era yo la que me iba a quedar en casa, vamos, seguro. Y Dios comenzó a probarme seriamente en aquel momento. Comencé a peorar de mi cuadro sicotico y empezé a medicarme. Pero sin dejar de trabajar, buena soy yo para un cara a cara. Cada dia estaba peor, ya no podia llevar el trabajo, la casa, los niños, mi salud y encima a Pepe dale que te pego con que me quedará en casa. Eso sin contar la tabarra que me daba mi ángel de la guarda, que a ese si que no lo callaba nadie. Un dia Pepe se puso tan serio que me dijo que si yo no lo hacia lo haria él. Que se lo decia algo dentro y yo pedia con todas mis fuerzas que ese algo no fuera Alguien y encima el mismo. Pero era. Y no tardó un mes de venirse de su puesto de trabajo. Todo el mundo pensó que estaba loco por renunciar a lo que renunció, incluso yo(cuanto lamento haberlo creido asi). Porque yo que me creia tan capaz de todo, a la hora de la verdad, no fui capaz de renunciar a mi libertad por los mios, pero Pepe si. 
Por amor a mi, me dejó igual que Dios, seguir siendo una niña caprichosa y que siquiera trabajando hasta caerme del burro por mi propio peso.
  Antes de caer mala, me llevé dos años y medio trabajando y siendo yo quien llevaba el sueldo a casa. Pepe se encargó de los niños, de la casa y de no saber hacer nada se convirtió en el amo de casa ideal. Mis hijos han disfrutado de su padre como pocos niños por cuestión de trabajo pueden disfrutar de sus papás. Y yo dia a dia, viendo todo lo que me perdia de mi hijos por trabajar, he ido aprendiendo. También la enfermedad se ha encargado de enseñarme. Porque cada vez he ido a peor, callada, intentando como un guerrero herido ser el último en quedar en pie. Más esta guerrera tenia un contrincante demasiado fuerte. Cuando te has dejado amar por una vez por Jesucristo, ya no puedes escapar de esa sed que te consume. Que te hace anhelar ser lo que no puedes, y no estar agusto con lo que antes eras. 
Mi ángel me dijo que ahora me tocaba ser alecionada, para que comprendiera lo que era la voluntad de Dios, aquello me sono a puro chino, pero no tardó en arrastrarme. Tuve una crisis de ansiedad en el trabajo y los siguientes nueve meses los he pasado entre tratamientos y cambios como en una mala pesadilla.
De ser la invatible  e pasado a ser la invalida. De cuidar a que me cuiden. Y estoy pagando con creces las consecuencias de ser libre y elegir con libertad mi destino, me equivoque. Y Jesucristo ha estado esperando todo este tiempo a mi lado, hasta que hace unos dias lo he reconocido. No es facil, no para mi reconocer que he estado equivocada. Pero mejor ahora que al final de mi vida. Porque miro mi lampara vacia y se que aún me queda un poco de tiempo para llenarla antes de que el novio llegue. Y por ello estoy agradecida al Señor. Por abrirme los ojos en este momento y no dejarme ciega otros 37 años más.
Mi Pepe, como me gusta a mi decir. Se va a Malaga el lunes a trabajar de momento de tres a cuatro meses y aunque no está muy lejos, al trabajar los fines de semana incluidos, posiblemente solo venga en Navidad. No voy a decir más que soy una mujer rota, llevo once años a su vera y no es facil. lucía lleva llorando desde ayer desconsoladamente. Desde aqui os pediria y agradeceria que pasarais por su blog y me la animaseis. Es muy madura, pero solo tiene 8 años y como su madre es una Wendy de papá. Iván, aún está intentando negar lo que ya comienza a entender, el llanto llegará cuando el lunes sea yo quien los recoja del cole y al llegar a casa ya no esté aqui su padre. Que Dios me coja a mi `confesá´con los dos llorandome.
Pepe me ha mirado a los ojos y me ha dicho: Gordita, puedo quedarme, ya saldremos para adelante, algo más saldrá. Ya verás, pero como tú estás asi de salud...
Mi ángel casi me ha gritado en el oido que ni se me ocurriera. Y Yo he asentido.
Se que esta es la voluntad de Dios. El modo en que nos encauza hacia lo que de verdad necesitamos y somos tan necios que ni aún poniendonoslo en las narices lo vemos.
No me quejaré, no lloraré (bueno, por lo menos delante de nadie) Y asumiré mi vocación como debo. Ahora me toca a mi disfrutar de mis hijos y a Pepe un poco de libertad. No voy a asustarme por como me encuentro de salud porque se que en cuanto Pepe no esté a mi lado para cuidarme, el Señor me sanará como muestra de su fidelidad al pacto que hizo conmigo cuando me prometió que si lo aceptaba como mi Dios, nunca me dejaria caer en la muerte. Y en la muerte casi estoy.                                                                                                                                      
Fuente de las fotografias: autor D. Joan.

NUEVOS VIENTOS.


Observo un rato, la acuarela, me gusta.
Puedo sentir el silencio que llega, se contagia. Claro que yo no soy de esas que  rezan en postura. No sabria estar quieta ni muerta. Me siento sola,y el silencio me transporta, mi Amado calla y no contesta, pero se que está conmigo. No puedo verlo, no oigo que me diga nada. Pero algo dentro de mi lo siente. puedo respirar, a un ritmo normal que tanto hecho en falta a lo largo del dia. Eso no lo hacen los ansioliticos, eso solo lo consigue en un instante Él cuando yo desconecto de mi y solo quiero ser Él. Siento de verdad si alguien al leer esto se escandaliza, pero ahora no tengo miedo de decirlo. Quiero ser una en Él, con Él y en Él. Ya no me importan otras metas fuera de esa. He tenido mi tiempo, he sido caprichosa, he vivido a mi manera, y Él ha sido paciente y ahora, no me importa decirlo aunque se que no soy perfecta y que mañana será corrillo de comentarios y juicios entre los que me conocen. Quiero hacerlo bien, de verdad que quiero hacerlo.
Estoy dispuesta Señor, lo estoy, si esto es lo que tu quieres bajaré, pero no me sueltes de la mano que ya sabes que no soy tan valiente. No te diré que es lo que me hubiese gustado más que esto, porque se que podrias hacerlo de otra manera, pero lo acepto.  Lo mejor que tengo de mi, lo que soy, a tu voluntad.
Estoy aqui, muerta de miedo, no voy a negarlo, pero estoy dispuesta, como nunca antes. Hoy más que nunca, firmes en la fe.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...