...MÁS QUE MIL PALABRAS.

Dicen que una imagen vale más que mil palabras, eso dice el dicho. Pues yo os traigo hoy seis. No exactamente imágenes sino vídeos. La JMJ resuena fuerte en mi interior, como un super ansiolitico tomado que en una sola dosis, tiene los efectos indefinidos de tranquilizarme y darme ánimos. Nada de lo que hoy tomo, tiene efectos tan inmediatos y efectivos y lo siento por los que estudian y han estudiado para que la medicina sea tan buena en nuestros días. Pero el Dador de la vida sigue siendo el mejor medicamento para este cuerpo mortal.
Asistir este año con mi marido a la JMJ ha sido lo mejor del año con diferencia y de lo mejorcito en los últimos.
Cuando en los corrillos de amigos o conocidos salen los temas de conversación de las generaciones hay una frase mía que suele dejar patidifuso a más de uno. Yo siempre digo que soy de la generación de los jóvenes del Papa. Y es que así es como me siento.  Este verano tuve la oportunidad de sentirme tan joven como realmente me siento por dentro y sobre todo de vivir los días de peregrinación, de encuentro y de convivencia, como eso, como una joven.
Hoy que me siento un poco aplastada por la circunstancias que vivo, mientras la novedad del momento me pesa y me cuesta adaptar el paso. Prefiero detenerme que ir contracorriente. Me paro, respiro y siento.
Y lo que siento es esto. Podría transmitirlo en palabras, claro que si, pero necesitaria 30 entradas y de las largas y extensas. Porque pese al sufrimiento que se ha de experimentar, mas abundantes son las gracias recibidas, Jesucristo es todo lo contrario a un tacaño. Y no escatima a la hora de darse.
El innombrable anda aqui rondandome como un puñetero buitre carroñero. Yo tengo parte de culpa, no voy a negarlo. Por andar como una pobrecilla llorando por los rincones en vez de tener la actitud digna de una que a sido comprada para la eterna felicidad a precio de sangre de un Dios.
Y este Dios me ha dado muchas pruebas como para que yo tenga frente a la vida otra actitud. Y espero ir consiguiendo ese cambio con el cual jamás podré devolver ni una parte de todo lo que ya he recibido y lo que aún he de recibir.
Los que tenéis experiencias de Jesucristo viendo el orden de los vídeos, entenderéis perfectamente como me siento.
Y al `pesao´este que me ronda, que siga perdiendo tiempo.
Porque yo se que Dios está conmigo y en su compañía ¿a quién temeré? A nadie.

Comentarios

  1. Que padre!!! Me hubiera encantado estar ahí, pero con estos videos puedo vivir parte de las emociones que se vivieron.

    Gracias por compartir

    ResponderEliminar
  2. Gracias por refrescarnos la memoria con los videos y como dice el himno Firmes en la Fé.
    Espero que tu pequeño este mejor,un cariñoso saludo amiga.

    ResponderEliminar
  3. Buenos días Mento. Lo mejor de la JMJ es la siembra, tenemos todo el otoño-invierno para arraigar y crecer: los frutos serán abundantes.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Fue inolvidable. Pero no olvides tampoco tú, que esos momentos de siembra, también lo fueron para cada uno de nosotros. Dentro esta creciendo algo grande, algo que a veces ha de regarse con lágrimas, pero que está ahí, latiendo y debe fructificar cuando DIOS quiera. Y eso que está ahí, dentro, en cada uno... es el AMOR que DIOS te tiene. Ante eso..., igual que en Cuatro Vientos, no hay tempestad posible, DIOS domina todos los elementos. Con Nuestro Padre cerca de nosotros, el enemigo queda desactivado...
    ABRAZOS.

    ResponderEliminar
  5. Hola Silvia, la verdad es que alli vivimos una experiencia buena en cuatro vientos. Para mi fue especial por mi situación personal. pero lo mejor es lo que te traes para casa. La experiencia vivida que ya nadie te puede quitar y que puedes compartir.
    Belén Iván está con la gripe, hoy lo he llevado al medico y bueno con el antibiotico espero que responda algo mejor, también anda con la garganta `pilla´. Me he bautizado con él malo y con la salida de Pepe de un tirón, je,je. Ahora ya miedo?
    Hey Nip, sin duda, eso mismo hablabamos a la vuelta de Madrid que ibamos dos matrimonios en el mismo vehiculo, lo que nos llevabamos en semillas para germinar.Tanto para bien propio como para bien común al repartir.
    Hay Arcen, lo siento como si un embrión gestando se tratase, los sintomas son inconfundibles. Si no fuera por que lo siento, no encontraria tambien estas ganas de vivir y tirar `palante´.
    Un fuerte abrazo para cada uno.

    ResponderEliminar
  6. Fueron dias inolvidables!!!! y el fruto sigue creciendo.un abrazo Mento.

    ResponderEliminar
  7. Pues si Lah, anoche me di cuenta de que es algo que crece dentro de uno. Estaba super mal, pero fue recordar lo vivido alli y la alegria comenzó a apagar tanto sufrimiento interno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Leer tus entradas es un verdadero gustazo. El ejemplo que nos das, es admirable. A mí me encanta. Ha sido una bendición de Dios que entraras en la blogosfera y compartir contigo.
    Laus Deo

    ResponderEliminar
  9. Gracias Angelo, aunque te aseguro que la mejor parte me la llevo yo con todos vosotr@s. Para mi si que es una bendición el estar conociendoos y alimentarme el espiritu de lo que compartiis.
    Un bezaso.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Escribe sin miedos.
Deja escrito lo que piensas.Las palabras liberan a las personas.

Entradas más vistas del último mes.

Daisypath Anniversary tickers