MAESTRO DONDE VIVES? Diario de una madre imperfecta.

VEN Y LO VERAS!

Me respondió sin dudarlo un segundo y sentí que Él no me fallaría. Me decidí y cuando iba dando pasos tras de Él , contemplaba su espalda preguntando donde me llevaria. Habia dado el paso sin pensanlo, con  seguridad, pero un centenar de miedos, de complejos, de inseguridades parecia ir arrastrando a cada paso. Me temblaban las piernas y las dudas me aplastaban. 
Se volvió y me miró, como adivinando mi pensamiento y solo me dijo, en ese lengua silenciosa del alma.
<<No tengas miedo, pase lo que pase yo voy ha estar contigo siempre>>
Y volví a creerlo en ese mismo instante.
Desde entonces no he dejado de caminar detras de sus huellas. No es facil, todo lo contrario, pensaba que con el tiempo y el conomiento que se me daria llegaria el dia en que no me costaria. Pero renunciar a mi cada mañana, sigue siendo igual de dificil. 
Rezar laudes me despierta y me hace como un buen desayuno coger fuerzas para empezar el dia, doy gracias a Dios por la vida, aunque a lo largo del dia en más de un momento desee morirme, pero cuando las doy Él sabe que llevan el sello de nuestra fidelidad y yo tambien lo se y eso es lo que cuenta.
En 37  años le he oido muchas veces hablarme, en ese lenguaje del espiritu inconfundible. Pero verle, verle solo le he visto una vez. 
Tenia 21 años, fue durante una eucaristia, durante la Consagración, me habló, en aquella época mi cabeza no abandonaba la idea del suicidio. Eran dias muy criticos para mi. Me habló y me dijo: 
<<Esta es la unica señal que voy a darte, y ya nunca más dudaras de mi amor>>
No podria encontrar palabras para expresarme. Cuando le tuve en mis manos, convertido en un pequeño trozo de pan, tan Divino, tan poquito en mis manos por amor. Lloré, lloré lloré...No se cuanto tiempo, ni de cuantas maneras, y tampoco me importaba. Esa experiencia no la he vuelto a tener y moriria por volver a sentirlo y verlo de un modo tan claro. Y cada vez que voy a la Eucaristia llevo esa alegria interna de que voy a encontrarme con Él. Que tal vuelva a experimentar aquello, nada puede hacerme negar ese amor que sentí. Él tiene razón en todo lo que dice. 
En los últimos años he dado muchas vueltas de aqui para alla, pero he terminado en mi parroquia de nuevo, donde todo empezó. De ser una adolescente a una madre de familia.
Cada tres semanas me toca hacer el pan azimo para la Eucaristia. Al principio nadie queria el servicio de ostiario. Es un carisma poco agredecido, parecido al de ama casa, que apenas se ve el trabajo. Se votó y salí eleguida con otra hermana. Pensé que me estaban castigando por eso de que soy inscontante. Y encima servir a los demás. Pero custodiar los signos, cuidar de ellos, estar pendiente del uso que se las da, de que esten siendo tratados con la dignidad correspondiente. Al final ha sido un regalo para mi. 
Cuando pensé que tendria que hacer los panes para la Consagración, me pareció el fin del mundo, no me sentia capaz, encima la otra ostaria no puede hacerlos, y debemos repartirnos el trabajo por el bien de los hermanos entre nosotras. Asi que ella se encarga de los purificadores y yo del pan.
Este sabado me tocó de nuevo, queria compartir mi experiencia. 
Es como estar una tarde en el cielo, como estoy tan mal, pensaba que no podria hacerlo, la ultima vez se me quemaron y ando peor de salud, que ingenua, me dice mi ángel y se rie.
Cuando junto los elementos, el agua, la harina, su pisqita de sal. Estoy rezando, siento al Espiritu de Dios presente. Pienso que no me va ha salir nada, que me saldrá mal. Eso me recuerda a cuando estaba embarazada, a los temores de una primeriza, pienso en Maria, en si tambien ella tendria miedo por lo que tendria que afrontar.
La masa comienza a coger consistencia, no es mas que un pegote ante mis ojos. Y me acuerdo de mucha gente que no creen que Dios pueda existir. Sigo reazando, apretando, amazando, el tunel carpiano comienza a dolerme. Y mi cabeza se traslada a la Pasión. Por amor mi Señor se deja coger, se deja golpear, se deja aplastar en el suelo. Todo eso literalmente, igual que yo voy haciendolo al trozo de masa en mis manos. Y sigo rezando, Señor que tu sacrificio llegue a ser comprendido por toda la humanidad. Le pido por los que esta noche nos juntaremos a comer de este pan alrededor de su mesa. Le pido hulmildad, para hacer mi trabajo como se debe. 
le doy la forma redonda a la masa y vuelvo a pensar en Maria. Se me hace un pellizco en el pecho viendo como el proceso de elaborarión coge forma. ¿Y Maria, cuando veia a Jesús subiendo al Calvario?¿En su pecho, arderia la promesa de Dios embuelta por el dolor de ser una simple mujer viendo a su Hijo dejarse matar? Y sigo rezando, para que el sacrifico de Maria llegue a tantos vientres fecundos que no sean albortados. 
Y corto la masa y pienso en la carne de mi  Amado a jirones herido. Dibujo la cruz, la cruz que tanto cuesta llevar, Señor, ayudanos a llevar a cada uno de los que comamos hoy este pan nuestra cruz.
Al final el pan a quedado bonito, queda meterlo al horno y darle su punto exacto. Al fuego, en ningún momento pienso en el infierno aunque se que existe y que satanas me ronda como un lobo a un rebaño a por la oveja más debilucha que correrá menos. pero siento al Espiritu de Dios tan cercano, que ni satanás con todo su ejercito puede asustarme en ese momento. Me siento a mirar el pan a través de la ventana del horno. Señor, pruebame al crisol, hazme conocedora de todos mis pecados, pienso mientras sigo mirando el pan. pido perdón por todos los que conozco de mi. Pido perdón por los que conozco de la humanidad. Y asi sigo pidiendo a Jesús sea intecesor por todos los hombres y por el perdón de los pecados.
He tenido paz, he tenido salud, he estado en el cielo. pero aún queda lo mejor. Aún queda ver venir a mi Amado, por amor , a convertir su Divinidad de Hijo del Altisimo en las especies. En ese pan que contanto amor amor hemos elaborado antes. Me siento la mujer más amada del mundo, la más querida, la más saciada. Cuando al fin despues de la consagración vuelvo a ver ese mismo pan, ahora convertido en el cuerpo de mi Amado que viene a hacer comunión conmigo. Una alegria infinita me invade, ¿quién soy yo Señor para que alguien como Tú dignese pasar tal proceso de calvario por mis pecados y por mi salvación? ¿Tanto me amas, Señor? Y Él aunque no le he vuelto de ver como aquel dia, me responde:
<<Más que a mi propia vida>>
Y no puedo aguantar la sonrisa, como una chiquilla enamorada intento disimular lo que siento, pero es inutil. Me sale la sonrisa de oreja  a oreja.










Comentarios

  1. El pan es una maravilla pero lo mejor es tu oración mientras lo elaborabas, tu experiencia, tu Fe, tu amor. Muchas gracias por darnos tanto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Fran solo he intentado compartir lo que vivo. Lo que para mi fue al principio una carga por el servicio constante(cosa que no soy)pero que ahora es para mi una bendición por que disfruto como un pequeñajo de feria.
    Un abrazo Fran.

    ResponderEliminar
  3. No se puede poner mas amor Mento,mi felicitación y enhorabuena por tan Santa labor.

    Gracias por compartirla con todos nosotros,un cariñoso saludo amiga.

    ResponderEliminar
  4. Si Belén, no se puede poner más amor, pero por parte de Jesucristo, yo solo intento hacer lo que tengo que hacer, mi trabajo. Y es maravilloso, el modo en que el Amor lo transforma todo. A mi por lo menos me está transformando en otra persona.
    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  5. Hace poco leí que san Wenceslao hacía personalmente el pan que se iba a usar para la Eucaristía porque -decía- "es trabajo de reyes".
    Me quedé con la copla y ahora, al leer lo que usted ha escrito, lo entiendo mejor. Un alma mezquina amasaría el pan con maldiciones en vez de hacerlo con oraciones. Y no sería lo mismo. Tomo nota. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  6. Tu oración es perfecta Mento! si vieras cómo m salia el pan a mi...mi horno no iba bien...ahora es mi hija ostiariay lo lleva muy bien.
    Me gusta entrar aqui porque siempre me voy contenta...un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Javier, en verdad todo lo bueno lo pone el Señor. Yo solo mi tiempo, y hasta eso corre de su parte. Al principio yo no queria ese carga, porque para mi era eso una carga. Tenia que ser constante cada sabado que me tocara y encima obedecer a los catequistas. No queria aceptar que me mandasen los catequista, pensaba que nisiquiera eran el cura. Primera equivocación. Obedecer a los catequistas me ha echo ver la verdad, como Dios pone a personas normales que sacrifican su tiempo y sus vidas, para que otros como yo reciban la Vida del conocimiento de Cristo. Por hay empezó todo, por obedecer. Luego comprendí que el Señor no solo era darme capacidad de ser obediente, si no tambien constante. Que era el quien me daba habilidad para tener paciencia y hacer el pan. Que me habia permitido tener un horno en casa para poder servir a un uso mayor que al de mi sola familia, todo desde que acepte mi carga, se fue trasformando para mi bien delante de mis ojos. Dios me ha enseñadode Él y de mi y la mayor beneficiada al final he sido yo. Se que tengo muchas cosas que aprender aún, pero me siento tan bien, de ir aprendiendo que queria compartirlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hay Lah que afortunadas hemos sido entonces las dos. Yo ya habrás leido, era demasiado orgullosa para este carisma, no lo entendia. Como nadie salia voluntario le dije a Pepe con ironia: Cariño sal tú si al final eres siempre el tonto que recoge la asamblea. Pensé que salir eleguida yo habia sido un castigo por mi arrogancia, menudo muerto. Pero aunque no queria obedecer, acepté pensando que haria tan mal mi trabajo que tendrian que poner a otro. Fijaté hasta donde llegaba mi orgullo. Pero el Señor me dió en dos dias la vuelta como si fuera una tortilla en manos de un esperto cocinero. Fue hacer el pan la primera vez, en casa de una hermana Isabel que me enseñó. Y cuando lo hice en mi casa toda asustada, Él me trató con tanta paciencia, tanto cariño, tanta delicadeza. le sentia a mi lado trabajando aquella masa, me conquistó y ya no he vuelto a ver el carisma igual. Incluso me está enseñando a tener paciencia con los demás hermanos y no ir como una apisonadora llevandomelos por delante con mi mala leche a la primera de cambio. No me veia para este trabajo, pero en verdad era la más necesitada de él, porque me estoy curando de mi prepotencia cegadora.
    Y a ti, que te voy a decir Lah de lo que se disfruta. Mis hijos se ponen de pie a mi lado y algunas veces rezamos juntos mientras yo lo elaboro o les voy contando cosas del Jesus, es algo que no se puede explicar. Cuando ya he terminado y saco los panes y los pongo a enfriar. Entonces vuelvo a ponerme esta vez con ellos y hacen sus respectivos panecillos ellos. Yo les preparo la masa y ellos se hartan de jugar en la cocina. luego cuando me llaman se lo pongo al horno. Curiosamente siempre terminan por imitar al pan azimo de la eucaristia. Y para mi verlos jugar de esa manera, tambien es una bendición. Se ponen a rezar, cantan canciones de la misa de niños. Se rien, Lucia riñe a su hermano y le dice que eso es muy importante y no se puede reir, bueno es... se lo conté a mi catequista y me dijo que los dejará disfrutar y yo le respondí:Claro, porque tu no sabes como me ponen la cocina,ja,ja,ja.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. A mi me ha encantado. Ojalá en todas nuestras acciones supiéramos obrar como tú lo has hecho.
    Muchas gracias por compartir algo tan íntimo.
    Oye.... La receta del pan me interesa. Pleaseeeee.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. O.k, te la enviaré. Lo mejor de todo cuando compartes es como ese dicho que dice: quien reparte se lleva la mejor parte. Esto es una tonteria, pero cuando tengo a Jesucristo en mis manos en la Eucaristia despues ya de la consagración y esperando que todo el mundo tenga su porción de Gloria en las manos. Miro a mi Amado y le digo: Mi amor, todos te compartimos ahora en igual medida, pero con migo has sido complice toda la tarde. No se explicarme, pero siento que de ser una egoista y no querer dar mi tiempo a la labor he pasado ha ser una afortunada a la que la el Señor comienza a mimar y ronear desde mucho antes de que comieze ese dia la eucaristia. Yo ese dia siempre me llevo la mejor parte.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola Mento!
    Que hermosa entrada.
    Me alegra conocer a una persona muy espiritual, como lo eres tú.
    A mi me falta mucho, desde purificar pensamientos, acciones, deseos, aficiones, gustos, distracciones e intenciones, y además de luchar con todas mis fuerzas para convertirme realmente al Señor y hacer solo su Divina Voluntad y no la mía.

    Me alegra que en ti, solamente se respira Jesús.
    Gracias por el bello testimonio que nos brindas.
    ¡Cuanto tengo que aprender de ti!
    Saludos en Jesús y María.

    ResponderEliminar
  12. Ojala Maria, solo respirase por y para Jesús. Pero la verdad es otra . El tiempo que no me dejo amar por Él estoy luchando contra Él. Se que es absurdo, por que ya me ha ganado la batalla. Pero cada dia tengo que levantarme luchando por hacer lo que se que tengo que hacer, lo que es su voluntad, pero pocas veces lo consigo. Siempre termino por cagarla y hacer lo que me sale por mi misma.
    A veces siento miedo de que por culpa de mi soberbia y mi prepotencia termine por estropear el proyecto que Dios tiene para mi. pero cuando Él me recoge echa pedazos y me trata como nadie, se que esto consiste en una lucha diaria contra mi propio yo. Y tengo su garantia de que no me va a dejar sola nunca, nadie puede robarme esa garantia dada, nadie. Por eso sigo adelante, porque Él no me abandona, aunque yo reniege tantas veces.
    No soy ningún ángel, nisiquiera se si llegaré a alcanzar la conversión en esta vida, lo unico que se es que tengo cada dia que coger mi cruz y seguir hacia delnate. No pensar en lo mal que he podido hacerlo, si no en el bien que aún se puede hacer y con más o menos ganas, ponerme en funcionamiento,siempre hacia delante.
    Creo que es lo que vamos haciendo todos, algunos con más conocimientos que otro de lo que el E.Santo puede hacer en nosotros. pero todos luchando por lo mismo, por el anuncio del evangelio.
    Maria, todos somos igual en esto de dar a Cristo a conocer.
    Un beso guapa, y un abrazo fuerte, fuerte.

    ResponderEliminar
  13. Nada te puedo decir,lo que has escrito es revelador, tú lo has conocido pronto, está siempre a tu lado, apóyate con constancia en Él y un poco en los hermanos.
    Un beso con mi cariño


    Por cierto, me he vuelto loca buscando donde comentar, jaja...

    ResponderEliminar
  14. Militos tus palabras de cariño me alientan en mi inconstancia, eso me falla a la hora de mantenerme tras los pasos de Maestro.
    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué hermosa meditación Mento!! Eres una persona muy sencible al Espíritu!! Admiro tu ejemplo, gracias!! Y ese pan, te quedó hermosísimo!!! Si te animas a publicar la receta y todo, avísame, me gustará compartirla en Familia Católica : )
    Todavía sigo pidiendo por tí Mento, ánimo!!
    Por cierto, ya viste la invitación para la Fiesta de Enlaces? Me encantaría que pudiera animarte a ser la anfitriona de una de las fiestas. Chécalo: http://familiacatolica-org.blogspot.com/2011/10/te-invito-participar-en-un-calendario.html
    Bendiciones!!!

    ResponderEliminar
  16. Gracias Xhonane. Por todo. Se que muchos rezais por mi, tú entre ellos, si no, no se que seria de mi. Noto el efecto de la oración. Participaré aunque necesito ayuda para saber como enlazarme a los blog. No se hacerlo. Prepararé esa entrada con la receta, es facil, solo hay que tener ganas de disfrutar un ratito de la compañia del Señor en la cocina de casa que de eso tú sabes muchisiiiiimo más que yo, ja,ja.
    Un beso guapa, nos vemos en la fiesta de los enlaces.

    ResponderEliminar
  17. Saludos Mento. Bellas reflexiones. Y gracias por compartir...

    ResponderEliminar
  18. Juan Carlos, tú también haces muy buena labor desde tu blog.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. ¡Gracias por ayudar en este proyecto!! ¿Cuál fiesta quieres que te asigne? También te contesté en mi blog preguntandote si tenias cuenta de skype para conectarnos y poder explicarte cómo hacer los enlaces. un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Me gustaria la de los ángeles si aún no la ha cogido nadie.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Escribe sin miedos.
Deja escrito lo que piensas.Las palabras liberan a las personas.

Entradas más vistas del último mes.

Daisypath Anniversary tickers