EXCUSAS Y PECADOS CAPITALES.Capitulo 5º.



           IRA.

La ira es el único pecado que no necesariamente se relaciona con el egoísmo y el interés personal.Aunque unido a este, puede terminar por destruir al hombre.
 Del latin: Ira.
La ira es en consecuencia una necesidad de venganza, de desorden, un sentimiento contrario a la razón, y por consiguiente la ira es pecado.
Es pecado cuando se desea  o se impone el castigo al que no lo merece, o si se le desea mayor al merecido, cuando no se observar el orden legítimo, cuando no se busca la justicia y la corrección del culpable. Hay también pecado en la aplicación de la venganza, aunque esta sea legítima, cuando uno se deja dominar por ciertos sentimientos violentos e incotrolados de  pasión.  La ira pasa a convertirse en un pecado bastante grave, porque al dejarnos dominar por ella, anulamos otros valores humanos como es la caridad y el amor al projimo. Son hijos de la Ira: el maquiavelismo, el clamor, la indignación, la contumelia, la blasfemia y la riña”.

 La ira por lo tanto  es el uso de una fuerza directa o verbal que traspasa los límites de la legitima restitución de un bien ofendido. La violencia, entendida como el uso de la fuerza, si es desmedida, es claramente una anulación del otro. Por tanto la ira puede convertirse en un pecado mayor si va acompañada del egoismo o de la imposición al yo por la sorerbia.

Comentarios

Entradas más vistas del último mes.

Daisypath Anniversary tickers