Día 1º JMJ. Diario de una madre imperfecta.


Al final Pepe y yo acudimos a la jornada solos sin los niños. Los matrimonios que un principio iban con los suyos se quedaban atrás y esto unido a la lamentable salud de la que disponía yo en los últimos días, nos hizo a mi marido y a mi optar por dejar a los peques en casa con los abuelos.
Cuando en la madrugada del jueves al viernes llegamos a la puerta del Ave María, nuestra parroquia, no podía creerlo. Eramos una representación minoritaria de las cuatro comunidades neocatecumenales que hay en la parroquia. 
Tres de nuestras chicas, habían salido con los hermanos de las comunidades de Los Palacios y uno iba solo en su coche por motivos laborales. El resto de la juventud este año quitando a los que estaban de monitores en el campamento con el grupo del Cristo joven de la parroquia, los demás no sabíamos que les había pasado. 
Bueno pues allí estábamos preparados para salir. De la primera comunidad Encarni, una mujer viuda que lleva bastantes años caminando. De la segunda Demesio y su esposa, un matrimonio ya algo madurito, Nelsón y Cecilia, poco mayor que yo y argentinos, aunque llevan 20 años en España. Migue y Magdalena el matrimonio más joven. Victoria una hermana minusválida con su super carrito de batería en el que más de una vez deseé poder subirme, Bea, la fiel ayudante de Victoria, muy maja, profesora. Isabel, la mas madurita del grupo. Luego de la tercera mi Pepe y yo y de la cuarta  Tina, ella es una mujer muy reservada habla poco y se relaciona también poco.  Pero eramos nosotros los elegidos para la gran aventura de la JMJ.
HA! y me falta Curro el único niño-joven que venia el grupo hijo de Nelsón y Cecilia.
Cuando me quedé a solas con Pepe enseguida le comenté sobre que le parecía el grupo que íbamos y él coincidió conmigo. Era el grupo más raro en que Dios nos había podido poner, porque si de por si ya en mi propia comunidad nos juntamos gente diferente, en este mini grupo era la repera.
Resulta curioso como el Señor sabe a quien ir juntando en esto de la conversión.
Nos paramos pasando Córdoba a desayunar y aprovechamos para rezar los laudes a la sombra en el aparcamiento. Es algo emocionante dar de ese modo testimonio, la gente se queda sorprendida, se paran a ver que es lo que estamos haciendo. Nadie que pasa ignora nuestro grupo. Me di cuenta que un matrimonio que llegó en su coche, se quedaron medio escondidos observando y escuchándonos y que no pasaron para el bar hasta que no terminamos. Algunos se reían al mirarnos y otros se paraban un momento con cara de asombro, pero como he dicho, para nadie eramos invisibles. Cantamos los salmos con la guitarra y la mañana, que para mi ya empezaba ha ser un poco cuesta arriba porque ya me dolían mogollón las piernas, se llenó de luz. 
En aquel aparcamiento tras rezar los laudes dejé la tristeza que arrastraba desde que salimos de casa. Era la primera vez que nos separábamos de los niños y me sentía muy mal, pero allí, Dios me dijo que los niños estaban bien y que había acertado al dejarlo con los abuelos. Me pregunto si acaso yo sabría cuidarlos mejor que Él mismo y me sentí hasta ridícula. todos mis miedos y mis angustian se esfumaron y por fin comencé a disfrutar de la peregrinación.
Continuará...

Comentarios

  1. Sois geniales... que DIOS os bendiga. Seguro que tarde o temprano... encontraremos un momento para conocernos en persona y darnos un fuerte abrazo. A ver si DIOS pone los medios y nosotros los aprovechamos. UN FUERTE ABRAZO EN CRISTO JESUS.

    ResponderEliminar
  2. Tooooodo este relato lo leo con la "piel de gallina" Mento, si vieras lo que pense en ti...! el dia de cuatro vientos...y todos los demás dias.
    El carisma del Camino Neocatecumenal es algo muy profundo y milagroso, es un brazo muy potente en la Iglesia. estoy contentisima de leerte...aqui volvere cuando sigas contandonos tu experiencia, porque me plantas a tu lado en el momento! QDTB. un abrazo muy requetefuerte, y te digo como Arcendo que algun dia nos conoceremos cara a cara!

    ResponderEliminar
  3. ....Y TUS FLORES LO DICEN TODO!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Yo si no fuera por la economia, de verdad que iba a visitaros uno por uno Arcendo.
    Sabes Lah? Habia puesto un fondo muy bonito de cuatros, pero al verlo, no manifestaba como me siento. las magaritas son de mis flores favoritas, asi que...
    Me acordé de ti Lah, muchisimo el dia del encuentro de kiko. Apunté tu numero mal y me dio una rabia porque me salia un señor y le llamé dos veces una preguntando por Lah, la otra por tu nombre, el señor no me respondió la segunda vez muy bien y mi Pepe se partia de la risa del mosqueo que yo tenia.
    Chicos aquello a sido fantastico, ya seguiré contando, yo es que disfruto los pequeños detalles y este viaje ha estado cargado de ellos. pero yo he sacado muy pocas fotos, bueno, saqué muchas pero los efectos secundarios de las pastillas me hacen temblar y rara es la foto que no me salia borrosa. Asi que tengo que esperar que mis hermanos de comunidad me envien algunas. ya os seguiré contando.
    Besitos para los dos.

    ResponderEliminar
  5. Los caminos de Dios son siempre perfectos, verdad? A veces nos cuesta trabajo confiar, pero al final vemos que Dios sabe mejor y siempre nos bendice!! Me alegro mucho de que hayas podido ir a la JMJ!! Quería decirte que pensé en tí en el encuentro porque conocí a una pareja que tiene una niña (creo de 9 años) que escribe en el blog de sus papás y les hablé de tu hija. Date una vuelta y contáctalos, son gente maravillosa, sus nombres son David y María y su sitio es http://www.aquiennosiremos.org/
    Ya me platicarás cómo te fue!!! Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Mento me alegra que hayas podido ir.
    Gracias por compartir
    DTB!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Escribe sin miedos.
Deja escrito lo que piensas.Las palabras liberan a las personas.

Entradas más vistas del último mes.

Daisypath Anniversary tickers