Daisypath Anniversary tickers

NO CAMBIE. Diario de una madre imperfecta.

Al escribir la frase que abre el titulo de pronto me he acordado de esa canción que cantaba Támara, luego fue Yumara o Ámbar  o algo así.  hay Dios mio, no se quien me manda a mi escribir lo que se me pasa por la cabeza, al final pensarás que estoy de verdad de remate. Y es que vengo de responder a los comentarios que han dejado los hermanos blogueros en el último post. 
Corazón de flores
Mi corazón es tan contradictorio y alocado como hace 20 años. Y siempre digo lo primero que estoy pensando. En la entrada anterior recordaba un poco cuando era pequeña y asistía a catequesis de comunión. Lo diferentes que eramos los niños de aquella generación a esta.
Yo siempre fui demasiado reservada para la cantidad de cosas que bullían por mi cabeza.
Me gustaba mirar a mi alrededor el mundo como detrás de un cristal invisible con el que yo enfocaba todo aquello con lo que iba encontrándome. Ya fuera bueno o malo. Me sintiese asustada o tremendamente fuerte, mis paso siempre era hacia delante. Resultaba rarita por mis cambios brusco de humor y mis contra dicciones. Cuando uno habla todo lo que le pasa por la cabeza sin miedo a que los demás no entiendan, suele pasar eso. En esos aspectos yo no he cambiado. Dejé de ser la chica retraída para ser la chica no me callo porque no me parece justo. Y no me he callado hasta hoy, aunque ya estoy cuajadita. No, no Cambie en eso.
Me gusta disfrutar de pequeñas cosas, una es el agua. Cuando niños nuestros padres no podían sacarnos del mar o en mi caso la piscina. El reloj se quedaba sin horas y se me quemaban las mejillas,los dedos arrugaditos de tanto tiempo en remojo y me gustaba estar abajo, sentir esa presión
que me recordaba algo, un sentimiento escondido en un rincón profundo de mi conciencia y al que no tenia capacidad de llegar pero si de experimentar.No, en eso tampoco cambie.
A pesar de que este no es mi mejor verano por la salud. paso mucho rato en remojo con mis hijos jugando en la piscina y cuando salen a jugar con los amiguitos. Aprovecho para bañarme sola y entrar en trance. Me gusta sumergirme, escuchar bajo el agua, imaginar como seria mi primera conciencia en el útero materno, moviendo me en un liquido y sintiendo por primera vez. Soy buena flotando, podría pasar horas sobre el agua, son los mejores momentos del día. Me cruzo los brazos bajo la nuca y cruzo los pies. Y así puedo estar hasta ...que mis responsabilidades de madre me requieren. Con los oídos bajo el agua, escucho mi corazón y me es más fácil entrar en fase de relajación. Miro el cielo, la copa de los arboles, pienso en cuanto a creado Dios. De noche me gusta más, a oscuras, solo veo las estrellas a lo lejos y me pregunto como puede Dios estar tan lejos y yo sentirlo tan cerca...
perseidas120893py
¿Tendrá algo que ver esa frase que dice Jesús a sus discípulos?
<<Dejad que los niños se acerquen a mi.>>
Por que esa parte de mi es la que más se deja amar por Dios. La que a pesar de pasar tiempo en meditación, no se cuestiona, cree y decide dejarse llevar, como el movimiento de las ondas en el agua. Esa parte no pone escusas, no pone barreras.
Esa parte de mi necesita ser saciada y en eso tampoco cambié.
Tal vez por eso Dios no deja de mirarme desde su Santo Templo, allá en compañía de Jesús y un millón de querubines que les alaban. Y mirándose uno a otro se dirán : 
Anda enviemos le al Espíritu, a esta que no cambia, pero aprende a base de caerse.


Comentarios

  1. Lo único que sé es que me encanta leer "tus confesiones" y en ellas puedo sentir a alguien fantástico.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Uhm.Gracias. Acabas de subir mi autoestima, pero no creas.Soy un pobre diablo con esperanzas de ser redimido.
    Un abrazo fuerte para ti y los tuyos.

    ResponderEliminar
  3. Por eso me gusta tanto tu blog,porque eres auténtica y transparente.
    Por un momento,he llegado a sentirme yo misma en la piscina,Mento es que transmites de maravilla.

    Un cordial saludo amiga.

    ResponderEliminar
  4. Me ha dejado una lección de vida. Un saludo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Escribe sin miedos.
Deja escrito lo que piensas.Las palabras liberan a las personas.

Entradas populares