Daisypath Anniversary tickers

NUESTRA SEÑORA DE VALME CORONADA. VALEME SEÑORA!!

¡VALME! ¡¡GUAPA!!
¡VALME! ¡¡GUAPA!!
¡¡¡Y BONITA, BONITA,BONITA!!!


No encontraba otra manera más apropiada para hablar de la Virgen que cuida a todos los nazarenos de Dos Hermanas. Y es que entre estos vitores en la calle, vamos creciendo los niños de este pueblo. Hoy mis hijos, antaño los que ahora somos padres y llevamos a los nuestros.
Para hablar de la Virgen y no quedarme solo con su nombre en los labios que me llena la boca y me besa hasta el alma. He optado por documentar los escritos de la web de la hermandad. Este es su enlace: http://www.hermandaddevalme.es
Alli puedes informarte de toda su historia.



La Romería
Con la constitución oficial de la Hermandad en 1888 se inició el período de mayor trascendencia en toda la historia de la Virgen de Valme. Y, durante él, surgió la idea de celebrar anualmente una Romería al Santuario de Cuarto con la imagen de la Santísima Virgen.
Así, en 1893, aparece en la Hermandad una figura insigne y decisiva: el poeta D. José Lamarque de Novoa, que, junto al hermano mayor, D. Juan Sánchez Martín, a D. Francisco ávila Ramos y a D. Jesús de Grimarest, entre otros, impulsan la celebración de la primera Romería de Valme el domingo 28 de octubre de 1894.
Comienza, entonces, la que podríamos calificar "etapa contemporánea" de la Hermandad de Valme. Y, desde ahora, Romería y Hermandad serán una misma cosa.
Se celebra la fiesta romera con esplendor creciente durante los años 1895 a 1899. La Hermandad, para sufragar los cuantiosos gastos que le ocasionaba la salida de la Romería, se veía obligada a rifar y sortear carneros, mantas, botellas de vino, cabras, rosarios, mantas... y, en realidad, todos los objetos que se le pusieran por delante. Hasta que llega el primer año del siglo XX, cuando un temporal de lluvias, que azotó la comarca sevillana en octubre, obligó a aplazar la celebración de la Romería hasta el mes de mayo de 1901. Pero entonces tampoco pudo celebrarse, porque lo avanzado de la temporada agrícola hacía presagiar la asistencia de muy poco público. Además de que la familia Miura, propietaria del Cortijo de Cuarto, había prohibido el paso de la comitiva romera por sus sembrados.
A pesar del esplendor con el que se habían celebrado las primeras Romerías, la situación económica de la Hermandad empezó a empeorar a partir de 1901. Y ello provocó la suspensión total de la fiesta hasta que hubiera fondos suficientes para su celebración.
Desde ese año, pues, y hasta 1916, no salió la Romería. Fue un período decadente y sobrio; la Hermandad se encontraba en un estado de postración tal que, en algunos años, ni se celebraban los cultos del día de San Juan, cuando tenía lugar entonces la fiesta de la Virgen de Valme.
Tal situación se mantuvo hasta el año 1916, cuando un grupo de hermanos propuso que se celebrara de nuevo la Romería. La Junta de Gobierno acogió la propuesta y solicitó del alcalde, D. Juan Antonio Carazo Gómez, una subvención para paliar los cuantiosos gastos que habrían de surgir. El alcalde dio, de su propio presupuesto, la cantidad de cuatrocientas pesetas, para la organización de la Romería y para los premios que deberían otorgarse a los carros mejor engalanados.
Así, después del largo período de decadencia, vuelve a vislumbrarse de nuevo la luz, y se celebra la Romería ininterrumpidamente desde 1916 hasta 1930.




En estos quince años, la Romería adquiere un auge impresionante, sobre todo a partir de 1919. Acuden a ella romeros, caballistas y carretas engalanadas de Sevilla, Coria, Los Palacios, Alcalá, y de otros muchos pueblos de la provincia... Se instalan servicios de autobuses desde la Puerta Jerez de Sevilla hasta el Santuario de Cuarto para facilitar la asistencia de romeros... Comienzan a celebrarse actos y cultos en los días previos a la Romería... Pronuncian el sermón en Cuarto a la llegada de la Romería los predicadores más afamados del momento... Se mejora el exorno de la carreta de la Virgen... Un período, en fin, esplendoroso, en el que la Romería de Valme se coloca a la cabeza de todas las que se celebraban entonces en la provincia de Sevilla, y en segundo lugar después de la del Rocío. Puede afirmarse, pues, que la década de los veinte es la "época de oro" de la Romería.
Sin embargo, el ambiente de optimismo y euforia que rodeó las Romerías de los años 20 contrasta profundamente con el cambio que se produce a partir de 1931, a raíz de la proclamación de la República. En efecto, de una época esplendorosa y dorada, se pasó a un período crítico, oscuro, en el que la Romería estuvo varios años suspendida. Se celebraron, sí, los cultos tradicionales de octubre (triduo, rosario, besamano), pero las circunstancias del momento imposibilitaron la salida de la Romería entre 1931 y 1933. Son años de una elevada conflictividad social, en la que los desórdenes y los disturbios estaban al orden del día. Para colmo, el Ayuntamiento republicano retiró la subvención que se concedía a las Hermandades y suprimió de las calles todos los símbolos religiosos. Así, en diciembre de 1931, tras un polémico debate, decidió rotular la calle Ntra. Sra. de Valme con el nombre de un célebre anarquista, José Nakens.
Tal situación, lejos de mejorar, empeoró notablemente en los años siguientes. Sólo en 1934 y 1935, y no sin pocos esfuerzos, pudo la Hermandad celebrar la Romería, en un ambiente íntimo y, a la vez, tenso, por las circunstancias que estaba atravesando toda España.
La Guerra Civil, desarrollada entre 1936 y 1939, fue otro período convulso para la historia de nuestro pueblo. Si la situación de la República había sido ya conflictiva, después de julio del 36, Dos Hermanas comenzó a afrontar una época de penuria económica, de la que sólo empezaría a recuperarse en los años 50. La Romería, que es fruto del pueblo, se vio afectada por esta situación, por lo que las de estos años, entre 1939 y 1953, son unas Romerías tranquilas, celebradas con gran recogimiento, devotas y muy fervorosas, en las que escasean las muestras de entusiasmo y felicidad que caracterizaron a las de los años 20. Se trata, en definitiva, de un período de recuperación.

En estos años, asisten a la Romería destacadas personalidades, como las infantas Dolores y Esperanza de Borbón. Se consolida el exorno de las carretas, ya muy parecido al actual... Aumentan los actos y cultos en los días previos a la Romería, con la implantación del quinario y de la función... Se reforma la Capilla del Sagrario... Poco a poco, pues, se va produciendo un desarrollo, un engrandecimiento de la Romería y, también, de la Hermandad.
Engrandecimiento que se consolida en las décadas siguientes, sobre todo a partir de finales de los 60, cuando la Hermandad afronta un período de renovación que redunda en una mejora generalizada de todos los aspectos de la Romería. Así, se adopta como modelo de exorno de la carreta el que conocemos actualmente; se editan en color carteles y convocatorias de los cultos y la Romería; se celebran Pregones en honor de la Virgen; aumenta el número de caballistas, carretas y romeros, rondando las cien mil personas; se inicia una campaña de captación de hermanos y de difusión de la Romería... Un período, en fin, de cambio, de renovación, encabezado por una Junta de Gobierno joven y dinámica que consiguió acercar la Hermandad al pueblo nazareno.
La Romería alcanza, pues, elevadas cotas de esplendor durante los años 60 y 70, lo que produjo un aumento importante en la devoción a nuestra Protectora. Este impulso devocional quedó reflejado y ratificado con la Coronación Canónica de la Virgen de Valme, que tuvo lugar el 23 de junio de 1973. Este acto supuso el refrendo oficial a la devoción callada y sincera que, durante tantos siglos, había profesado y mantenido el pueblo de Dos Hermanas a su Celestial Protectora.
En la actualidad, podemos decir que la Romería de Valme sigue siendo la fiesta mayor del pueblo. En las vísperas se congregan miles de reuniones de familiares y amigos, que terminan de arreglar sus carretas, galeras, coches de caballos, etc. y que preparan platos caseros y sencillos (tortillas, filetes, gambas, chacinas, etc.) para la vitualla de la festividad. La Romería se encuentra en un momento de esplendor, que se observa en muchos factores. Así, en primer lugar, en el elevado número de personas y devotos que participan. Tengamos en cuenta que, según los medios de comunicación, son alrededor de 200.000, las personas que se congregan en torno a la ermita de Cuarto el tercer domingo de octubre; resultando de esta afluencia masiva que, en los últimos años, el mayor problema de la Romería ha sido el retraso creciente por el lento caminar.
En segundo lugar, hay que destacar la perfección alcanzada en los diseños y confección de las carretas que acompañan a la Santísima Virgen de Valme. Recordemos, para aquellos ajenos a nuestra fiesta, que dichas carretas, así como la propia carreta de la Virgen, van tiradas por una yunta de bueyes sobre dos ruedas y están realizadas íntegramente a mano, con flores de papel de seda rizado. Recordemos también que, además de las carretas, acompañan a la Virgen de Valme las denominadas "galeras", que se son remolques agrícolas, con ruedas de goma y mayores dimensiones que las carretas; y exornadas con flores de papel rizado, aunque con un grado de complejidad y perfección en su diseño mucho menor que el de las anteriores.
Y en tercer lugar, citamos la elegancia en el atuendo de la mayoría de flamencas, jinetes y amazonas, los que lucen sus mejores galas, yendo de romería tan correctamente vestidos como se iría a la feria.
La mayoría de los fieles peregrina andando cerca de la carreta de la Virgen, a la que le siguen las carretas y galeras ya citadas. La fiesta comienza a las 8 de la mañana, con la salida de la Virgen desde la Parroquia de Santa María Magdalena, y finaliza a últimas horas de la noche, con la entrada en el mismo lugar. El discurrir de la Romería de Valme se sigue realizando por la Carretera Vieja que une Dos Hermanas con la sevillana barriada de Bellavista. Una carretera estrecha y sinuosa que nos regala bellas estampas, como por ejemplo en los parajes de Barranco, al pasar el arco de la Hacienda de Doña María, o en la "Cuestaelinglés", cuando la pendiente del camino, nos asoma a Sevilla en el horizonte. Las horas centrales del día constituyen el momento de convivencia con la llegada de la Virgen a la Ermita. Comiendo o cantando en los predios del Cortijo de Cuarto y también rezando a los pies de Nuestra Señora de Valme, como lo hiciera el rey San Fernando antes de conquistar Sevilla. La vuelta se iniciará a las 6 de la tarde, realizando el mismo camino pero a la inversa y llegando a la plaza del Ayuntamiento sobre las 11 de la noche.




 HOY DIA LA ROMERIA DE VALME:


Entrada en la Ermita de la Virgen de Valme
En la actualidad (2011), la romería se inicia a las seis de la mañana con una misa de romeros , que se celebra en la parroquia de Santa María Magdalena, a las ocho, de la mañana, la imagen gótica del siglo XIII, vinculada a la reconquista de Sevilla, se traslada desde la parte inferior del altar de cultos donde ha estado en besamanos el día anterior a su carreta, para comenzar el camino hacia la ermita del Cortijo del Cuarto, acompañada de una comitiva compuesta por jinetes y amazonas. Delante de la carreta, acompañan a la Señora miles de fieles andando y cierran la comitiva las carretas y galeras, tiradas por bueyes y engalanadas con flores de papel.

La comitiva llega al Cortijo del Cuarto sobre mediodía y los romeros se esparcen por el recinto para pasar al aire libre un día festivo con comidas variadas y cante y baile de sevillanas en muchos grupos de romeros. En la puerta de la ermita se aglomera la gente a honrar a la Señora . Por la tarde, después del rezo del Rosario se inicia a las seis de la tarde el regreso de la Señora a su templo de partida. Las carretas típicas de esta romería se realizan con flores de papel rizadas a mano y colocadas en llamativos dibujos, lo que es una rasgo plenamente diferenciador de carretas de otras romerías andaluzas. La carreta de la Virgen de Valme también se realiza cada año con flores de papel pero sin cambiar el dibujo de la carreta, que suele combinar blanco con celeste, rosa o amarillo.

Excepctionalmenta también se ha combinado el blanco con otros colores como el naranja. La Romería de Valme está considerada una de las más concurridas y populares de Andalucía tras las romerías del Rocío y la de Nuestra Señora de la Cabeza, porque se calcula que cada añoasisten a la romería unas 400.000 personas venidas de todos los lugares de Andalucía, cuenta con el apoyo directo de 1.800 hermanos que se encargan de los preparativos de la celebración anual. Pero la romería es solo el emotivo culmen de una semana y media de actos desde el traslado de la Virgen al altar mayor el viernes de la semana anterior a la de la romería , pasando por el pregón en honor a la Señora, el quinario ,la función las ofrendas de flores y el solemne besamanos del sábado de visperas.


Himno de la Virgen de Valme

Gloria, Gloria a tí Virgen de Valme,
Santa Madre de nuestro Señor,
Dos Hermanas que amante te aclama,
implorando tu fiel protección.



De este pueblo tú la Reina,
por siempre Madre serás,
con tus virginales plantas,
a lucifer vencerás.



Tú eres encanto del cielo,
tú eres templo del Señor,
la flor pura de este suelo,
tu el honor del creador.

Se que es un poquito intensa la entrada, pero merece la pena, sobre todo los vídeos  en los cuales hay muchas imágenes que ayudan a entender nuestro 3er. Domingo de Octubre y nuestra romería; a saber que siente una nazarena cuando al paso de la Virgen en su carreta, se rompe la garganta al decir:
¡VAAAAAAAAAALME! 
Y la gente al unisono responde:
¡¡GUAPA!!
Otra vez una:
¡VAAAAAAAAALME!
Y responden de segunda: 
¡¡GUAPA!!
Y a continuación pisando el 2º guapa gritamos todos:
¡¡¡ Y BONITA, BONITA, BONITA!!!

Comentarios

  1. Mento,acabo de conocer a la Virgen de la Leche en el blog de Angelo y ahora en el tuyo a la Virgen de Valme,gracias por mostrarnos tanta belleza.
    Yo soy muy devota de la Virgen del Carmen,patrona de mi pueblo Santurce,su festividad se celebra el 16 de Julio y en procesión la llevan marineros y sardineras por la ria de Bilbao,emocionada estoy ya esperando ese momento.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  2. Mi abuelo era muy devoto de la Virgen del Carmen Belen. Aqui cerca, en Cadiz la sacan tambien y la pasean, luego la llevan al mar y la pasean tambien por él. Para el sabado que viene voy a intentar buscar en internet que hay y la sacaré en el blog.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Olá , passando para dizer que tem um selinho que vale ouro para você lá no meu blog. Passe lá e confira.
    catequesecasaforte.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. AQUELA ATIVIDADE DE CULINÁRIA É ONDE EU DOU AULA E NÃO NA CATEQUESE.
    http://blogjonathancruz.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Escribe sin miedos.
Deja escrito lo que piensas.Las palabras liberan a las personas.

Entradas populares