Daisypath Anniversary tickers

CRISIS ECONOMICAS, ROBOS, PILLAJES, CON EL ENEMIGO EN CASA.


Ilustración de Emilio Urberuaga para "Manolito Gafotas"
Ilustración de Emilio Urberuaga para "Manolito Gafotas"Me crié en casa escuchando a mis abuelos contar historias de otros tiempos. De aquellos que le tocaron vivir a ellos. La guerra civil Española, la posguerra, tiempos de crisis reales, de necesidades, de hambre...
En mi cabeza de niña intentaba procesar todas las historias, poner caras a aquellos personajes que no conocía y a mi propio linaje. Era como montar con todas ellas una película en mi imaginación. Luego fui creciendo, y conociendo la historia en el colegio, en los libros, en los medios... Y fui comprendiendo que mi película tenia los mejores guionistas. No eran cuentos de viejos, ni historietas. Tenia en mi cabeza memorizada la verdadera historia de una etapa de crisis del país en que me había tocado nacer y por supuesto contada de primera linea, por los personajes reales de dicha historia. 
En este blog, nunca hablaré de política. Por ninguna razón especial más allá de que no creo en ella, aunque se que es necesaria para regir los distintos países. Por eso no detallaré acontecimientos que escuché en boca de mis abuelos. De gente que moría por las calles de hambre, de fusilamientos, de abusos de poder, de cosas que aun siendo niña me resultaban tan injustas. Claro que cada familia cuenta su historia desde el lado donde se encontró en la historia de este país. Yo afortunada mente he tenido la oportunidad de escuchar ambas versiones, por que mis abuelos pertenecían a distintos bandos. pero como bien he dicho, no es de política de lo que hablaré. Aunque las crisis económicas en algunos factores también dependen de como administren nuestros políticos.
Miro a mi hijo, está sentado en el suelo del salón, jugando con sus animalitos de plástico e intento imaginar a mi padre con su edad. ¿Qué mentalidad tendrían esos niños, en que se piensa cuando hay tanta necesidad? ¿Y nuestros niños, esa población infantil que existe hoy privada de tantas cosas básicas incluido el derecho de ser niños?
Mi padre con la edad de mi hijo, 4 años, cuidaba un rebaño de ovejas. Y ya robaba por los campos que pasaba. Llevaba una taleguilla de tela y se escondía en los maizales o en los campos de trigo, en lo que los terratenientes tenían sembrado y salia con su taleguilla ya granada para el sustento de su casa.
pastor con perros y ovejas que pastan en el campo de flores al amanecer Foto de archivo - 4309694

Mi hija una vez escuchando las historias que ahora su abuelo le cuenta a ella, le dijo: ¿pero abuelo entonces tú has sido un ladrón? Y mi padre le contestaba que había sido un niño con mucha hambre. Que cuando caía la noche, como vivían en el campo, todo era de él y de sus hermanos. Porque su padre  salia a buscar alimento a los sembrados para subsistir. Y mi hija le insistía: Bueno abuelo, pero aunque fuera para comer y solo le quitarais las cosas a los que tenían mucho sembrado, eso es robar también. Entonces el abuelo se ve pillado y termina por decir: Si mi arma, pero eso eran otros tiempos de crisis y había que hacer eso por que si no, no se comía. Y entonces salta mi Iván, con la inocencia de un niño pequeño que ha tenido la suerte de vivir y comer como un niño de su edad, y le dice al abuelo: Abuelo, po haber ido a comprar comida al Carrefour.
Entonces mi padre y yo nos miramos, sonreímos, y con los ojos nos decimos todas esas cosas que no necesitan palabras y que dos personas tan compenetradas saben decirse.
padre e hija
http://www.artelista.com


Miro el presente de este país hoy, en la época de crisis que me toca vivir.  Necesito tiempo para asimilarlo y procesar en mi cabeza. Me resulta raro, soy una mujer ahora, con más sabiduría que cuando escuchaba aquellas historias de crisis, pero mi cabeza es un caos que no consigo ordenar.
La gente roba por pillaje puro, solo hay que echar un vistazo a que roban. Aprovechan la crisis para robarnos en nuestros propios puestos de trabajo y todo el que tiene un poquito de poder sobre otro, aprovecha en momento de crisis para llenar su bolsillo algo más. Coño, su bolsillo, no su boca.
TENEMOS EL ENEMIGO EN CASA.
Esa es la conclusión a la que llego tras muchas vueltas. Se que hay padres de familia que están parados y lo están pasando mal, porque se ven en la calle sin poder pagar sus hipotecas. Es difícil para mi razonar esto. Por un lado-tantas viviendas vacías que no se venden. Por otro, tan ingenuos que hemos sido, comprado casas sin dinero, pensándonos dueños y poseedores del mañana. Los castillos en el aire solo son para los cuentos de princesas.  El Enemigo nos ha engañado, nos ha dicho que podemos, nos ha enseñado un modo de vida ideal y nos hemos subido al carro. Y ahora...
¿Ahora qué?
© Candidman
http://jspino.wordpress.com
En tiempos de crisis siempre sale el ladrón de profesión, ese pillo innato que sabe ver el objeto y el momento. Que aprovecha la circunstancia para su propio beneficio. 
Crisis para mi no es :
· Tener una casa menos.
· Quedarte sin coche.
· Sin vacaciones.
· Sin trabajo.
· Sin medios económicos para subsistir.
Para mi la verdadera crisis, esa de la que no puedes salir, es creerte solo frente al Enemigo. 
Ese Enemigo que te dice:
Que mal va España, el país esta arruinado, Zapatero se ha cargado la economía, esto no hay quien lo arregle, mañana me echan de casa, no tengo dinero para comprar nada, no se que voy a poner de comer, no tiene solución, no tiene solución...

http://cristinette.blogspot.com
No existen crisis insalvables. Donde menos esperas se abre una puerta. La Esperanza tiene multitud de ellas repartidas por todos sitios. Solo tenemos que ser valientes y atravesarlas. Y si están cerradas, llamar, llamar con todas tus fuerzas porque alguien abrirá a socorrerte. Y si llaman a la tuya ofreciéndote una solución, no podemos ser tan orgullosos como para rechazarla por puro orgullo. Porque entonces si que será verdad que el enemigo esta no en nuestra casa, sino en nosotros mismos.
Sí, hay crisis, es real. Nuestro país la sufre y tardaremos en salir de ella.
Pero si necesitas, pide. Porque aún quedan recursos.
Y si tienes, da. Porque así ayudaras al amigo...
...Y radicaras al enemigo.

Comentarios

Entradas populares