ANCIANOS LA BASE DE NUESTRO PRESENTE.

Algo que personalmente me parece bien, que al menos se les reconozca un día en nuestro calendario, a pesar de que deberían estar reconocidos cada uno de ellos. ¿Porqué, qué hay de nuestros mayores en el día a día?
Entro en internet, pincho en personas mayores, me encuentro un montón de sitios donde hay muchas actividades para ellos, cosa que también me parece bien. Porque están en un momento de vivir su vida desde otra respectiva y tienen todo su derecho, si pueden físicamente de disfrutar del ocio después de una larga vida llena de sacrificio
Sin embargo pincho en ancianos, que es lo mismo, pero ya no salen los mismos resultados, todo lo que veo son direcciones de residencias(me quedo sin comentarios).
Ancianos es como un poco más tabú, mejor mayores, dice la sociedad. Porque los ancianos es como que están ya viejos, que no sirven, pero lo cierto es que es así, que son nuestros mayores ya ancianitos y necesitados. Sobre todo de nuestros cuidados.
¿Qué hacen los políticos hoy por nuestros ancianos? ¿qué hace la sociedad? ¿qué haces tú?
Porque de pronto tus padres esos que han dado la vida por ti, dejan de ser mayores para ser ancianos necesitados de un tiempo extra de nuestras vidas.
TU TIEMPO.
Pero si yo no tengo tiempo ni de cuidar a mis hijos y los tengo en guarderías y con niñeras. El abuel@ estará mejor en un centro de mayores donde lo atenderán de todas sus necesidades(y posiblemente en algunos casos así es).

Pero permite decirte que el anciano donde mejor esta es al calor del hogar con los suyos, viendo las nuevas generaciones crecer.
Yo me crié en casa de mis abuelos paternos. Mi infancia fue como vivir en nunca jamas de Peter Pan pero con historias de la guerra y la posguerra . Donde mis heroínas pasaron a ser aquellas mujeres luchadoras que sin recursos supieron mantenerse en la cresta de las dificultades y sobrevivir. Que supieron sacar adelante a sus hijos. Mis abuelos siempre tenían una historia que contar. Vale, puede que mi infancia no llegó a tener tantas salidas como la de otros niños. Nosotros nunca dejábamos solos en casa a los abuelos. Pero a cambio, viajé por su experiencia a sitios que jamás podría haber visitado por la mía propia.


Mi adolescencia estuvo cargada de momentos duros y difíciles, de sufrimientos profundos. Porque verlos consumirse en la enfermedad es difícil de asimilar. Tener tanta juventud, tanta vida y ver como a ellos se les apaga y dolorosamente se les alarga por ese fin que nunca llega. Es una cruz difícil de sostener.
Ellos, mis ancianos, donde mejor estuvieron fue en casa a nuestro lado. Hubo de todo, momentos buenos y malos, discusiones, diferencias, reconciliaciones, aceptación, comprensión, hubo risas y llantos, celebramos y revivimos recuerdos. Hicimos de la convivencia cada día uno importante hasta llegar junto a ellos a la meta de su vida.
Eso lo viví y lo aprendí junto a mis padres, al cuidado de los suyos, y espero que cuando estos sean ya ancianos, mis hijos hayan logrado alcanzar el mismo grado de experiencia del contacto con sus abuelos.
¿ Y tú qué haces hoy con tus ancianos?

Comentarios

Entradas más vistas en los últimos 30 días.

La anécdota del día.

#VDLN 8: A veces las apariencias engañan.

El fuego es la clave.

TIEMPO MUERTO.

CONGRESISTAS, REFUGIADOS, MICROS ABIERTOS Y LA CASA SIN BARRER.

VEN A CONOCER MI NUEVO BLOG (Clik en la imagen)