Primer día de baja.DIARIO DE UNA MADRE IMPERFECTA.

   Por si la situación en casa podía empeorarse, y me refiero al tema economico, ayer me dieron la baja laboral. Llevo siete largos años cargando con esta cruz, y doy gracías a Dios por ella. Tengo depresion y amenudo se me complica con cuadros de ansiedad. Con ayuda de los farmacos, el seguimiento del especialista y la aceptación que recibo de la mano del Señor voy llevandola. Mi marido, a pesar de que a veces se ve desbordado por las situaciones que tiene que afrontar con mi enfermedad es mi heroe, mi mayor apoyo. Y aunque me duele por mis hijos que son pequeños y se ven enfrentados a su corta edad al sufrimiento de ver a su madre enferma, descubro en ellos la madurez y el entendimiento que muchos otros no tienen a su edad.
   Hoy a sido un dia rarito, me levanté mareada por el efecto de los sedantes. El medico quiere que me descanse el cerebro y que duerma un poco. Pero despues de dos años cursados por mi hijo pequeño en parvularios, era el primer día que yo estaba en casa para arrerglarlo, todo el esfuerzo mereció la pena por ver su carita mientras lo arreglaba. Normalmente lo hace su padre, que despues de dos años largos sigue en paro, lo mejor de estar parado es que sus hijos pueden disfrutar de él y viceversa. Tambien mi hija estaba encantada de que su madre pudiera peinarla, normalmente va con diadema y la melena cepillada porque a Pepe no se le da bien lo de peluquero. A mi tampoco por la falta de precisión que tenia, pero ella iba encantanda.
   Las personas nos angustiamos a menudo por tantas cosas, que si nos parasemos a pensar detenidamente seguro que podriamos prescindir de bastante de ellas. Una casa más pequeña por tener un hijo más, prescindir del coche y poder estar en casa un miembro paterno en vez de responsabilizar a los abuelos del cuidado de los niños. Porque nada hace más feliz al ser humano que la donación del propio yo. Los padres nos donamos por completo al reproducirnos. Pero los hijos, necesitan disfrutar de sus padres, ellos no entienten de estatus social, ni de tener una vida de mayores comodidades. Mis hijos por ejemplo son los niños más felices del mundo jugando en la calle a la pelota con su padre, porque ahora gracias a la crisis laboral mis hijos tienen a su padre en casa. Y ademas estan aprendiendo a valorar más un yogurt, una chucha,  o cualquier extra que se les ofrece de lo que antes sobraba en casa y lo comian sin más. Y yo hoy, con 20€ en la cartera y sin saber cuando me pagara los meses que me debe mi jefe, de baja, medio colocada por la medicación y con una casa que se me viene abajo por la humedad... SOY LA MADRE Y LA MUJER MAS FELIZ DEL MUNDO. Animo a todos los que pensais que en vuestra vida no hay salida, porque puede ser más grande de lo que esperamos encontrarnos y por eso no alcanzamos a verla. La paz del Señor habite en vuestro corazón, como habita hoy en el mio.

Comentarios

Entradas más vistas del último mes.

Daisypath Anniversary tickers